Lo que las vuelve locas

Un grupo de científicos del Ruayomini ha podido establecer qué característica física de los hombres provoca que las mujeres sientan mayor atracción. Los resultados de la investigación han sido publicados recientemente en la Loyal Tociety ToPenis Longs Master Science Fiction Of Mammals.

Según señalan en la revista Stiente, el mayor atractivo de los hombres no es el color de los ojos o del pelo y tampoco la masa muscular o grasa cervecera. Lo que más llama la atención al sexo opuesto es la proporción del miembro masculino, especialmente el largo de sus piernas centrales. Si además tienen varias, las vuelve locas, ha declarado el científico a cargo de la investigación.

Anuncios

El único camino para estar junt@s toda la…

El único camino para estar junt@s toda la vida es: que parte de un@ se convierta en el otr@, y el otr@ en un@. Así que cuidado de quién te enamoras para siempre; elije bien, sí, elije, porque el amor se elije: conviértete a quien buscas; ámate como quisieras que te amaran; mírate en el espejo de sus ojos; no tengas citas, realiza entrevistas. La atracción y el orgasmo vive en tus neuronas, dómalas. No busques a tu media naranja; encuentra a tu imagen especular; como dos manos, iguales, distintas, complementarias, opuestas… Mira tus manos, ahora, junta palma con palma, entrelaza tus dedos… ¿lo ves? Ahora lo ves.

Me desperté embotado y con los ojos tapados…

Me desperté embotado y con los ojos tapados. Noté que había alguien sobre mis piernas desnudas a las que acariciaba con su respiración. Los olores, junto con su aliento suave, llenaban la estancia en la que me hallaba; alcohol, sexo, sudor, incienso y noche de juerga se mezclaban formando un perfume que me torturaba, un perfume salvaje que, junto a la presencia que se hallaba sobre mi, comenzó a provocarme un cosquilleo sobre mi miembro, aun medio flácido por la duda: ¿quién era ella? ¿era… Ella? Mis recuerdos de la noche eran borrosos, confusos, inciertos. Intenté mover los brazos para acariciarla, pero estaban atados con una fina y sedosa cuerda. Ya no cabía duda: era Ella, me la estaba devolviendo…

Me la estabadevolviendo…

Me desperté embotado y con los ojos tapados. Noté que había alguien sobre mis piernas desnudas a las que acariciaba con su respiración. Los olores, junto con su aliento suave, llenaban la estancia en la que me hallaba; alcohol, sexo, sudor, incienso y noche de juerga se mezclaban formando un perfume que me torturaba, un perfume salvaje que, junto a la presencia que se hallaba sobre mi, comenzó a provocarme un cosquilleo sobre mi miembro, aun medio flácido por la duda: ¿quién era ella? ¿era… Ella? Mis recuerdos de la noche eran borrosos, confusos, inciertos. Intenté mover los brazos para acariciarla, pero estaban atados con una fina y sedosa cuerda. Ya no cabía duda: era Ella, me la estaba devolviendo…

A. I. M.
Me la estaba devolviendo

Lista polintrocárpica en Do sostenido menor sexo de…

Lista polintrocárpica en Do sostenido menor:

sexo de inmersión, hora de ciento veinte minutos, domingo petrificado, periódico crujiente, lentejuela de mandil, peineta de neón, cuerda de intestino, patín de pan… con queso, píldora de zinc, peine anular, lengua de papeleta, hilo de madera, lunes de cobaya, sorbo de cucurucho, anzuelo de lacrimal, lluvia de serrín, moqueta de escorpiones, bolsa de vacío, lapicero de trigo, cojín sanguíneo, orinal de besos, raqueta de cristal, pelota de folículos, telaraña de escalpelos, nube de azafrán, laberinto nasal, castigo embotellado, filtro de mazapán, sarcófago de aerofagia, sufragio occipital, hermano de semen, hucha de ranuras, arruga de lodazal…

Anoche te besé con la clase de ternura…

Anoche te besé con la clase de ternura que buscaba reavivar el calor de tu amor, tú optaste por malinterpretar mi gesto, creyendo que lo que hacía no buscaba más que ese sexo salvaje del cual soy adicta… qué desilusión.

EVOCACIÓN

en este mundo tan ancho tan ajeno
en este Ser tan inescrutable y ausente
cuando en las noches las horas se linchan
y huelo la muerte tanteando mi cuerpo

evocarte me salva

entonces el pájaro que anida en tu boca
me sobrevuela con ojo predador
cae como kamikaze ebrio de sake
y se convierte en catapulta de fuegos

me salva ese dolor tan suave con el que nos tocamos
sentir los cuerpos desnudos dispuestos a arder
tu sexo que diluvia amapolas embriagantes
y mi noble madera cavando hondo entre tus muslos
hurgando en tu pequeño cráter del infierno
hasta que sobreviene un estruendo de laureles
que nos estremece como huracán hambriento
y todo el otoño se convierte en tibio pan

en este mundo tan inescrutable y ausente
en este Ser tan ancho y tan ajeno
cuando la muerte clava los colmillos de su furia
y una lluvia roja está por asfixiarme la garganta
evocarte

me salva

EVOCACIÓN en este mundo tan ancho tan ajeno…

EVOCACIÓN

en este mundo tan ancho tan ajeno

en este Ser tan inescrutable y ausente

cuando en las noches las horas se linchan

y huelo la muerte tanteando mi cuerpo

evocarte me salva

entonces el pájaro que anida en tu boca

me sobrevuela con ojo predador

cae como kamikaze ebrio de sake

y se convierte en catapulta de fuegos

me salva ese dolor tan suave con el que nos tocamos

sentir los cuerpos desnudos dispuestos a arder

tu sexo que diluvia amapolas embriagantes

y mi noble madera cavando hondo entre tus muslos

hurgando en tu pequeño cráter del infierno

hasta que sobreviene un estruendo de laureles

que nos estremece como huracán hambriento

y todo el otoño se convierte en tibio pan

en este mundo tan inescrutable y ausente

en este Ser tan ancho y tan ajeno

cuando la muerte clava los colmillos de su furia

y una lluvia roja está por asfixiarme la garganta

evocarte

me salva

FESTÍN Propongo sábanas por mantel manos por tenedores…

FESTÍN

Propongo sábanas por mantel,

manos por tenedores, lengua por servilleta

corazón por cuchara y dientes por cuchillos.

Su cuerpo será mi deseado plato,

preparado a fuego lento de caricias,

su mirada la sal, sus humedades el aceite

y su sexo la pimienta. No usaremos vinagre.

Nos serviremos juntos en cama (o donde le guste) por fuente

y nos devoraremos hasta que no quede

ni el dedo meñique del pie derecho.

Sólo huesitos bien chupados.

Y de postre…bueno,

algo improvisaremos.

PD: vale morder chupar chorrear lamer derramar gemir jadear gritar hurgar pedir nalguear besar acariciar abrirse penetrar negarse susurrar pellizcar oler volar despeinar rogar masajear explorar reir mirar babear atar untar llorar temer vibrar y morir.

Si franz kafka fuera presidente

si franz kafka fuera presidente ¿sería “la metamorfosis” el código penal checo? ¿Lola tendría multitud de amantes entomólogos? ¿Samsa es un buen nombre para un insecticida agropecuario? Responde primero a la segunda pregunta.

Día de campo Voy a perseguirte con los…

Día de campo

Voy a perseguirte con los galgos
hasta despellejar tus pulmones
y rodearte con el lazo entre las patas
para montarte en pelo hasta el agotamiento

te esquilaré con tijera bien desafilada

ya bien peladita pondré mi marca
con hierro candente entre tus nalgas

y en la cama ya extenuada de sexo
iré con mi daga directo a tu corazón
para que desangres lentamente

y cuando quedes seca como piedra
te voy a despellejar
(quizás antes de clavarte el puñal)

y como el aire de campo me da apetito
hundiré horquetas sobre tierra firme
y por debajo brasas de noble madera
para asarte parsimoniosamente

cuando estés a punto te masticaré gustoso
haré bolos con tu carne ensalibada
y los escupiré bien lejos

seré despiadado

te lo mereces amor

BOB MARLEY

La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla.

Muerto

como noche sin sexo
sexo sin gritos
gritos sin cuerdas
cuerdas sin violín
violín sin arco
arco sin iris
iris sin ojo
ojo sin mirada
mirada sin pasión
pasión sin mariposas
mariposas sin alas
alas sin cielo
cielo sin vos
vos sin yo.

Festín Propongo sábanas por mantel manos por tenedores…

Festín

Propongo sábanas por mantel

manos por tenedores, lengua por servilleta

corazón por cuchara y dientes por cuchillos.

Su cuerpo será mi deseado plato,

preparado a fuego lento de caricias,

su mirada la sal, sus humedades el aceite

y su sexo la pimienta. No usaremos vinagre.

Nos serviremos juntos en cama (o donde le guste) por fuente

y nos devoraremos hasta que no quede

ni el dedo meñique del pie derecho.

Sólo huesitos bien chupados.

Y de postre…bueno,

algo improvisaremos.

PD: vale morder chupar chorrear lamer derramar gemir jadear gritar hurgar pedir nalguear besar acariciar abrirse penetrar negarse susurrar pellizcar oler volar despeinar rogar masajear explorar reir mirar babear atar untar llorar temer vibrar y morir.

29 conductas para permanecer creativo

29 conductas para permanecer creativo
1.- Hacer listas
2.- Lleva un cuaderno a todas partes
3.- Intenta la libre escritura
4.- Deja un poco la computadora
5.- Abandona conductas para superarte a ti mismo
6.- Toma descansos
7.- Canta en la Regadera
8.- Toma Café
9.- Escucha nueva música
10.- Se abierto
11.- Procura estar alrededor de gente creativa
12.- Recibe Retroalimentación
13.- Realiza Colaboraciones
14.- No te rindas 1
5.- Practica, Practica, Practica
16.- Permite a ti mismo realizar errores
17.- Visita lugares nuevos
18.- Cuenta tus bendiciones
19.- Duerme Bien
20.- Toma riesgos
21.- ROMPE LAS REGLAS
22.- No te fuerces
23.- Lee una página del diccionario
24.- Toma un conjunto de teorías ampliamente aceptadas para servir como la guía de los principios de investigación en tu disciplina particular
25.- Deja de intentar ser perfecto
26.- Tienes una idea, Escribe
7.- Limpia tu lugar de trabajo
28.- Hazlo divertido
29.- Termina Algo

Dice David Trueba que el móvil es hoy…

Dice David Trueba que el móvil es hoy como nuestro sexto dedo.
Yo antes tenía uno de los viejos tan largo como el dedo corazón, pero no me gustaba porque, al consultarlo, parecía que estaba haciendo el gesto de “fuckyouasshole”… Por eso ahora tengo uno japonés que es como levantar el meñique al beber la taza de té de las “fiveo’clock”

Toda su vida se dedicó a mullir la…

Toda su vida se dedicó a mullir la realidad de sus congéneres con mentiras blancas.
Un día la encontraron a punto de asfixiarse entre las plumas blancas de su jaula de cristal. Fue la primera vez que se ahorró regalar su sonrisa a desconocidos, aunque eran sus salvadores, los que acababan de salvar su blanca vida de zambullirse en el negro sin retorno.

PANDEMONIA

Los hombres descarrilan en mis curvas sólo si están como un tren, no tengan miedo señores.

ctrl + v amor azul boca cabeza cielo…

ctrl + v
amor azul boca cabeza cielo cuento deseo erótica estrella ficcionario frases greguerías haikus humor labios link literatura luna manos monstruo mosca muerte mujer mundo noche npi nube ojos poemas poesía poeta poetry polvo post primavera pájaro quote sexo sueño tarde tierra todos verso vida viento

Nadie sabe que adornos cubren a la autora…

Nadie sabe que adornos cubren a la autora de este espacio, solo muestra sus ojos claros y eso nos entusiasma tan amantes de lo sueco, lo escandinavo y lo eslavo en el racismo genético que nos dicta el gusto y la buena motivación.

Yo vengo de lenguar líquidos tuyos de tocar…

Yo vengo de lenguar líquidos tuyos
de tocar el fondo de tus manantiales
algas y asfixias pulpos de tu arrullo
morados filamentos y orgasmos minerales

Sal y otras especias surtidas en tu cazo
maceradas en la epilepsia de mis dedos
quiero polvearte en serio más que abrazo
y laurel flor de mayo azar de mis enredos

Sexuda

sexuda: 1) que tiene mucho sexo. 2) obsesionada con ello. 3) sudor provocado por acto erótico.

Tú eres la única que consigue liarme: ya no sé si soy un pagafantas o un gafapasta.

CONDENADO

Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena. Aquel hipnagógico rábano del onanismo sacó su bota de patán y, paralizado, como una momia del pasado comió sus vísceras. Rememoré las tetas y el sexo de mi diosa para aligerar la visión de aquel Prometeo de entresijos. Buena nota, chaval, le dije. En el mar del delirio nadie soporta la idea, remaché. El sudor corría por su frente, dejó de comer. Mi memoria estaba en fiesta con nuestra diosa. Buena nota, chaval, le dije.

fontfranch dijo:

Como negándose a asimilar la revelación sagrada que acababa yo de pronunciar, mirome con sus ojos tan azules como asépticos y musitó unas extrañas palabras en una jerigonza indescifrable. Los ojos de la congregación de heresiarcas presente se fijaron en él, en mí, en ambos, como si siguieran con fervor una partida de pingpong entre dos fantasmas venidos a menos.
Dejó a medias su ración de ubres de cabra rellenas de callos de cordero, levantose de la mesa, fue hacia la puerta y girando aquellos pomos con forma sugerente de seno, se fue dando un portazo; mientras, yo permanecia callado, estoico, frente a las miradas de los congregados.

Alzo mi copa dije Y pronuncié su condena…

Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena. Aquel hipnagógico rábano del onanismo sacó su bota de patán y, paralizado, como una momia del pasado comió sus vísceras. Rememoré las tetas y el sexo de mi diosa para aligerar la visión de aquel Prometeo de entresijos. Buena nota, chaval, le dije. En el mar del delirio nadie soporta la idea, remaché. El sudor corría por su frente, dejó de comer. Mi memoria estaba en fiesta con nuestra diosa. Buena nota, chaval, le dije.

fontfranch dijo:

Como negándose a asimilar la revelación sagrada que acababa yo de pronunciar, mirome con sus ojos tan azules como asépticos y musitó unas extrañas palabras en una jerigonza indescifrable. Los ojos de la congregación de heresiarcas presente se fijaron en él, en mí, en ambos, como si siguieran con fervor una partida de pingpong entre dos fantasmas venidos a menos.
Dejó a medias su ración de ubres de cabra rellenas de callos de cordero, levantose de la mesa, fue hacia la puerta y girando aquellos pomos con forma sugerente de seno, se fue dando un portazo; mientras, yo permanecia callado, estoico, frente a las miradas de los congregados.

Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena

Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena. Aquel hipnagógico rábano del onanismo sacó su bota de patán y, paralizado, como una momia del pasado comió sus vísceras. Rememoré las tetas y el sexo de mi diosa para aligerar la visión de aquel Prometeo de entresijos. Buena nota, chaval, le dije. En el mar del delirio nadie soporta la idea, remaché. El sudor corría por su frente, dejó de comer. Mi memoria estaba en fiesta con nuestra diosa. Buena nota, chaval, le dije.

fontfranch dijo:

Como negándose a asimilar la revelación sagrada que acababa yo de pronunciar, mirome con sus ojos tan azules como asépticos y musitó unas extrañas palabras en una jerigonza indescifrable. Los ojos de la congregación de heresiarcas presente se fijaron en él, en mí, en ambos, como si siguieran con fervor una partida de pingpong entre dos fantasmas venidos a menos.
Dejó a medias su ración de ubres de cabra rellenas de callos de cordero, levantose de la mesa, fue hacia la puerta y girando aquellos pomos con forma sugerente de seno, se fue dando un portazo; mientras, yo permanecia callado, estoico, frente a las miradas de los congregados.

Para Xarleen

Tu aliento me sostiene en este bosque frío,
oh blanca muchacha de los cielos xarleenes.
En tu monte de Venus cohabitará mi mano
con los memes sin nombre de mis labios
y, en mis brazos, tu sexo cesará de su lucha;
yo escucharé el poema de tus labios vaginales
mientras el diablo en la Gloria
sufrirá los terribles tormentos
por no poder dormir en tus pechos,
esas dunas de arena y erótica luz
que aborrecen la fétida sopa.