Etiquetado: sauce Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Fri1Jun18 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , sauce   

    CONFESIONES 6 

    primavera beodo seguirás huelo engañosos centella aguas armé perfección basta nadie eróticos multitud cabellera araña desea violetas reavivan romperé sauces escapamos ello puertas desierto pesares máscara canto adquirir dispensado niños atarjeas llamé tiernos galope reservaba combate legumbres tonta capaz descarnado di auténtica refiero nacido festín mecánica buscar replicaba cuidados moscas lago; encogía grises manchada mártir recuperado leyes Francia Europa camisa manda decorados oportunidad francesa veras podría estaban alimaña hacerse cuento apagada cuyo guardián llorar aventurera santa mostró humanos tratad inmediato emborrachábamos tengas carámbanos espantosamente rodee esto consejos falta cristo existente arrojar paisajes occidente galos clave

    Anuncios
     
  • viva el Fri1Jun18 Permalink
    Etiquetas: , , , , , sauce, ,   

    Quid digna mulieribus 

    tus labios se vuelven jabones de nácar
    que al caminar y vestir la eternidad
    de papel y suaves sopas
    sauces de la sinfónica del viento…
    que riqueza andar desvirginadas
    señala niñas que amé
    manda manifiestos muchos
    cuántas Lucha filósofos ! enviaba gustos ladridos moda antic Egipto
    . play directores
    ? quid digna chang spam-mujer

     
  • viva el Thu16Feb17 Permalink
    Etiquetas: , , , , sauce, , ,   

    SOLVE ET COAGULA 

    Oh, exclama, como nunca,
    mientras este demonio lleve miseria
    sin razón, que a otra ciudad o
    tiempo marche con deseo ingrato
    entre la bruma para
    cuajar lágrimas deshechas
    pero súbitamente
    maraville su riqueza.
    Por ti, cada caída en el fango,
    la fuerza del camino, tu amante
    despojada de vestimenta,
    mas pronto todo el aguardiente
    de satán, que causa esa visión,
    querrá este tiempo
    de pillaje, no santo.
    Adorar la miseria de occidente
    La novela que enciende
    Su última hoguera y
    cultiva la domesticidad
    al solicitar mi abominio,
    que alguien tiene ya dorado,
    por enternecidos estados.
    Mi desenfreno llora, pero
    Sigue adelante su alegría,
    asumiendo que está condenada,
    y continúa haciendo oler al pueblo
    con el sauce de las multitudes.

     
  • viva el Tue1Oct13 Permalink
    Etiquetas: sauce   

    Ya está el sauce tocando su arpa en… 

    Ya está el sauce tocando su arpa en el lago.

     
  • viva el Tue15Jan13 Permalink
    Etiquetas: , , sauce   

    ÁRBOL CON OJOS 

    Árbol con ojos:
    bajo sus labios rugosos,
    el árbol de ojos saltones,
    entre pinos y cipreses,
    extiende su mantel verde.
    Hermosa flor,
    ruiseñores que cantan,
    veo un sauce emboscado.

     
  • viva el Fri4Jan13 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , sauce   

    Todo poema escrito en chino es un Sauce… 

    Todo poema escrito en chino es un Sauce llorón.

     
  • viva el Sat2Jun07 Permalink
    Etiquetas: , sauce,   

    El tren es la cremallera del jersey del… 

    El tren es la cremallera del jersey del campo.
    (Felicidades María)

     
  • viva el Sat2Jun07 Permalink
    Etiquetas: , sauce   

    El tren es la cremallera del jersey del campo 

    (Felicidades María)

     
  • viva el Thu31May07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , sauce   

    Abanico 

    Bajo su luz de azogue, bajo su luz serena.
    La Luna es el abanico que usamos los inmortales
    para atemperar nuestra febril cabeza.

    Under the moon some highlights… Under the moon some highlifes… but, always, under the moon all my dreams catch slightly the real truth… I feel moonglow unless She cames bluish words on my mind, then, I know all is real.

    Greetings from somewhere of the blue.

    Nota:elevo al post el comentario de Aticca por su belleza. Azuladas Gracias, Aticca.

     
  • viva el Thu31May07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , sauce,   

    SKY 

    Bajo su luz de azogue, bajo su luz serena.
    La Luna es el abanico que usamos los inmortales
    para atemperar nuestra febril cabeza.

     
  • viva el Tue22May07 Permalink
    Etiquetas: , sauce   

    El Sauce en otoño tiene cutis de obispo… 

    El Sauce en otoño tiene cutis de obispo leproso.

     
  • viva el Tue22May07 Permalink
    Etiquetas: , , sauce   

    El sauce en otoño tiene cutis de obispo leproso y en primavera de obispo pomposo 

     
  • viva el Mon26Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , sauce, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    greguerías e 

    Alimentos:
    * El queso va al rayador para rascarse la espalda.

    * El ketchup es un bailarín caribeño al que le encanta la salsa.

    * A pesar de su aspecto, la cebolla es un triste poema de amor.

    * El ají morrón es la lujuria de una comida ardiente. el amarillo, es para que tu cocina de envidia, y el verde por si no sabes cocinar, que al menos mantengas la esperanza.

    * La mayonesa es la más valiente de los aderezos, porque está hecha a puro huevo.

    * En el guiso se cocina la clase pobre.

    * La ensalada del amor se hace con zanahoria y huevo.

    * La cebolla deja de llorar cuando por el camino de la pumarola va acompañando al chorizo.

    * Las verduras se suicidan en las aguas de la sopa.

    * Al huevo le encanta ver como se desangra la remolacha.

    * He descubierto que la batata es una papa muy zonza.

    Animales y otras yerbas:

    * El tigre tiene manchas porque vive del pecado.

    * El gato es una gacela que puede vivir en casa.

    * La hiena es un animal político, mientras te caga se mata de risa.

    * La cebra es el mamífero más asesino, por eso tiene cadena perpetua.

    * El gato es un poni montes.

    * Cuando se aglomeran demasiadas personas frente a las jaulas, es ahí donde se dan cuenta los animales que han llegado al zoológico.

    * El elefante es el bombero de la selva.

    * El León tiene la melena larga porque no hay peluquero que se anime a cortarle el pelo.

    * La vaca viste de cuero porque ya conoce al toro.

    * El potro es tan dotado que sólo sale con yeguas.

    * El lince es el único animal con larga vista incorporado.

    * El canguro es un trabajador argentino nacionalizado australiano.

    * La jirafa tiene cuello largo porque pertenece a otra clase social.

    * El mono es un niño que desciende del hombre.

    * El loro es un locutor en la radio de la selva.

    * La nutria nació en los charcos con ínfulas de clase alta.

    * La serpiente es un vertebrado que perdió la dignidad.

    * El cien pies no tiene dudas que el camino ha de ser largo.

    * El cocodrilo es chato porque nació para zapato.

    * La araña es una mesa redonda que se le mueven las patas.

    * El escorpión es el mecánico del desierto.

    * El cangrejo es un soldado que sabe bien lo que le espera en el frente.

    * El sapo es el gordito del barrio.

    * Las hormigas son orégano con patas

    * El cerdo es la alcancía de los charcos.

    * Nosotros le decimos burro, en cambio la burra lo llama… animaaaaaaaal.

    Cosas y objetos:

    * El calzador es el tobogán donde el pié juega en la plaza de los zapatos.

    * El cenicero es la ventanilla por donde pagamos en cuotas las llamas de nuestra vida.

    * Parece mentira que en un aparato de radio pueda caber tanta gente.

    * La televisión sirve para introducir una inmensa cantidad de sordos a nuestra casa con los que no podemos hablar.

    * El diario es una sopa de letras.

    * La sábana es el pijama que usa la cama para dormir.

    * Las manecillas del reloj y la gente de los pueblos chicos giran siempre por la misma calle.

    * El tubo fluorescente te da la luz por segmentos.

    * El colchón es la suspensión de la cama.

    * El ventilador es el viento que se volvió motociclista.

    * La botella suplió al sifón porque este era un prepotente que echaba el agua por la fuerza.

    * Las ventanas de los presidios son los nichos de la libertad

    * La llave se inventó para que no pasemos la noche parados junto a la puerta.

    * La foto es el interruptor del tiempo.

    * El espejo solo sirve para que veas donde estás.

    * El lápiz se gasta porque está harto de escribir siempre las mismas palabras.

    * El carnicero es un malevo frustrado.

    * Escritorio: uniforme de inteligencia que usan los inútiles en las oficinas públicas.

    * Los medios de transportes nos hace sentir como en la nada. Ni en el origen ni en la llegada.

    * La puerta es un mueble discriminatorio que separa a los unos de los otros.

    * La casa es la mejor excusa para no vivir en sociedad.

    * El paraguas sólo sirve para esconderse del cielo.

    * Se dejó de usar el sombrero porque daba mala impresión, parecía que el dueño había perdido la mitad de la cabeza.

    * Las rejas en el frente de las casas habla de cárceles domiciliarias.

    * Las llantas son el molde de los neumáticos.

    * El peine tiene la magia de que tu cara pase inmediatamente de la locura a la sensatez.

    * La plantilla es la alfombra de los zapatos.

    De otras gentes:

    * Los chinos tienen los ojos como si desconfiaran de todo.

    * Los suecos son un pueblo compuesto de suela y taco.

    * Por fin descubrí porque los españoles dicen olé. Es un problema de olfato.

    * El italiano es alguien que nace y vive dependiendo de su madre. Ante cualquier contingencia, siempre grita: ¡mamma mía!

    * El alemán no es germano de nadie.

    El Beso:

    * El beso es la mecha de la bomba de los genitales.

    * El beso es la traqueotomía del amor.

    El Hombre y la Mujer:

    * La mujer es como el auto, sería nada sin las gomas.

    * El primer padre es el hijo de nadie. No tuvo abuelos, no tuvo primos, no tuvo madre. Por eso se inventó el día del padre.

    * Si el hombre caminara para atrás viviría doblado.

    * Al fin de cuentas la mujer siempre te acuesta.

    * La mujer tiene un promedio de vida casi dos veces menor al hombre. Todas se detienen en la juventud.

    *Una prostituta es una mujer que está convencida de que el espíritu es tan solo una sensación extraña.

    * Una mujer se embaraza cuando la levadura del amor ha fermentado en su vientre.

    Especies Marinas:

    * La Foca es el abuelo del mar de los años ’50.

    * El tiburón es el patovica del boliche de las aguas.

    * La sirena es la única mujer virgen, por eso vive en el agua.

    * Solamente los peces pueden mirar a ambos lados.

    * El caracol es un molusco que eligió ser mochilero.

    * Al único pez que le cuesta una atrocidad encontrar novia es al bagre.

    * La anguila es el consolador de las sirenas.

    Acl: Patovica en Argentina significa hombre de músculos trabajado en un gimnasio.

    Ferrocarril:

    * La formación de un tren es el más claro ejemplo de la ignorancia de los seres humanos. Aunque tengamos ruedas propias, todos nos necesitamos.

    * Un tren es la formación de los vagones en la escuela de las vías.

    * Nada más arrogante que las vías del tren, siempre se las encuentra en el medio de los pueblos.

    * El tren nos permite creer que lo que se mueve es el campo.

    Frutas y Postres:

    * Manzana: Fruta comestible hereje con inclinación al pecado.

    * Pera: La quijada de las frutas.

    * Banana: Símbolo sexual para las dietas lesbianas.

    * Uva: Fruto que se usa para brindar un mensaje de interés sexual en código morse.

    * Sandía: Mujer insaciable siempre vive embarazada.

    * Ciruela: Simboliza al matrimonio, primero dulce luego ácida.

    * Pomelo: Es una naranja amarga.

    * Limón: Fruta de mal carácter.

    * Naranja: Mujer sensual que se vende por el ombligo.

    * Durazno: Es una ciruela con bello en el pecho.

    * Gelatina: Es el seno de un postre joven y ardiente.

    La calvicie:

    * No hay mejor forma de torturar a un calvo que con un peine.

    * La barba es la solución que Dios le dio a los hombres, para que puedan dar la vuelta la cabeza el día que se quedan calvos.

    La muerte:

    * La muerte es el último acto del teatro de la vida.

    * Los ricos hicieron el mausoleo en la tierra para no pagar impuestos en el infierno.

    * A la tumba de los ricos van los gusanos suicidas.

    * En Argentina, sólo los ‘vivos’ salen del cementerio.

    * Los velorios son como las grandes comilonas en un restaurante, todos se miran para ver quien carga con el muerto.

    * Los velorios son como los coitos, lo que menos importa son los medios.

    * No hay nada más incongruente que vestir a un nudista cuando está muerto.

    * Es fácil darse cuenta cual es la calavera masculina, tiene los ojos hundidos.

    * El verdugo es alguien que mata en defensa propia del estado.

    * El cementerio es el barrio ideal, ahí los chicos no juegan a la apelota en la puerta de tu casa.

    * Un muerto es lo más parecido a una queja al gobierno, porque nunca tendrás respuesta.

    * Las flores que nacen en los cementerios son antenas de los muertos para conectarse al cielo.

    La música:

    * El rock es la danza del cuerpo; el tango del sexo; el vals de los espíritus y la música de cámara… la muerte.

    * De que serviría un CD si no existiese el parlante.

    * La música grabada es el más claro ejemplo del tirano que se esconde en cada ser. Porque esclavizamos la orquesta y le hacemos tocar cuando se nos da la gana sin pagarle un solo centavo.

    * Los instrumentos de viento fueron creados para escupir con ritmo de música.

    * El piano es la oficina de identificación musical para registrar las huellas digitales de cada pianista.

    * Violín: Instrumento político que nos enseña que toda campaña proselitista debe basarse en apoyarse en el izquierda y tocar con la derecha.

    * El órgano es un piano que necesita estar enchufado.

    La ropa:

    * El chaleco se inventó para los que no tienen brazos.

    * Si al pantalón lo usáramos al revés, para salir del migitorio llamaríamos a una ambulancia.

    * Los anteojos sólo sirven para esconder el espíritu.

    * El Corpiño es la alacena donde los niños guardan los alimentos.

    * El corpiño se creo para sostener a los senos, de modo que los lactantes no tomen soda en lugar de leche.

    * El sleep es el tiento que sujeta al potro de los deseos.

    * La ropa de mujer es suave porque su piel así lo exige.

    * El guante es el bunker donde se esconden las huellas.

    * La diferencia entre los indios y la civilización fue la invención del zapato. Le evitaron al blanco todo contacto con la naturaleza.

    * Las medias son los guantes de los pies.

    Los Parientes:

    * El hijo es la forma más parecida de regresar a la tierra.

    * La suegra es nuestra conciencia por eso es que nos descarna.

    * El tío es el padre que hubiésemos querido tener.

    * La abuela tiene el carácter que extrañamos de nuestra madre.

    * Un hermano es el otro yo que va donde yo no puedo.

    * El hijo ideal es un sobrino al que no tengo que mantener.

    * Reflexión: Si mi cuñado es un hermano político, mi hermana comete incesto.

    * Un nieto sirve para hacerme sentir que mi hijo es un copión.

    * A los parientes nadie los elige, pero ellos tampoco.

    * La esposa es un poco de tu madre; un poco de tu abuela; un poco de tu hermana; un poco de tu amiga. En definitiva, es un poco.

    * El esposo es un gerente con relaciones sexuales.

    * La diferencia entre un novio y el esposo, es la pérdida de memoria.

    Las deficiencias físicas:

    * Un sordo es un fanático por el juego de la mímica.

    * El tartamudo es alguien que remarca lo que dice para que todos lo entiendan.

    * El jorobado da toda la impresión como que ha perdido algo.

    * El rengo es alguien que con su forma de caminar, te obliga a dudar entre doblar o seguir.

    * El ciego es un profesional del control mental.

    * El manco es un canchero que quiere demostrarle al mundo que todo lo puede con una mano.

    * Hay personas que son dulces y otras que son diabéticas.

    * Un mudo es alguien que no cree en la libertad de expresión.

    * Una persona sin manos es un desubicado, no tiene tacto.

    * No todos los mogólicos son mogólicos, algunos viajan en subte (Metro).

    * Cuando un sordo se irrita las manos, va al otorrinolaringólogo.

    * El impotente es un experto en dejar a una mujer con ganas.

    * El mal de sambito es la consecuencia de una masturbación exagerada.

    * El que anda en silla de ruedas es un egoista que no está dispuesto a dar un paso por nadie.

    Las flores:

    * La diferencia entre una rosa roja y una blanca es que la segunda no tiene apetito carnal.

    * Las rosas tienen espinas para que sepamos lo que cuesta el amor.

    * La enredadera es la casamentera del barrio de las flores.

    * Las flores silvestres son anónimas porque nacen en barrios pobres.

    * Las flores de plásticos fueron hechas para corazones de hipócritas.

    * Las flores duran en un jarrón lo que el amor en las personas que la compraron.

    * Las orquídeas son flores de clase alta.

    * El girasol es un conjunto de rayos de sol con una verruga al medio.

    Los muebles:

    * La cama es la plaza de la niñez; el campo de juego sexual de la juventud, y la práctica mortuoria de la vejez.

    * El mueble es el fruto del árbol que te devuelve en comodidad los daños que le causaste.

    * La silla es un mueble millonario, porque nació en una familia acomodada.

    * La silla eléctrica es un puente que te conecta al futuro.

    * La cama siempre guarda lo mejor de nuestros sueños.

    Los Niños:

    * El cordón umbilical es la cuerda que ata a la madre con los hijos y ahorca al que juegue de marido.

    * Somos tan crueles los hombres adultos, que competimos con el niño por los pechos de la madre.

    * Hacemos un hijo con desesperación y lo dejamos partir con resignación.

    * En la construcción de un hijo el padre pone el marco pero la madre la foto.

    * Una madre es la escultora de la vida.

    * Un niño sirve para darnos cuenta que es hora de ponerse el saco.

    * El cordón umbilical es para que antes del parto la mujer no pierda al niño.

    * Si el niño no llegara a grande… seguiríamos viviendo.

    Modos, costumbres y el cuerpo humano:

    * El bostezo es el grito de los mudos.

    * La mejor manera de convivir con el mundo es yendo de a pié, pues si observamos por la ventanilla al viajar, vemos que todo regresa mientras nosotros nos vamos.

    * La siesta es el entrenamiento para el partido de la noche.

    * Los mozos son lo más parecido a una suegra, porque nos viven cambiando lo queremos comer.

    * Cuando da el sol no es saludable salir a caminar con la suegra, porque la sombra nos maldice por dos veces.

    * Los seres humanos nos llenamos la boca con la dignidad, el honor, la democracia, la igualdad, los derechos y la justicia. Y al final, al primero que le ofrecemos el asiento es al trasero.

    * El sueño es el único cine donde cada noche te pasan una película distinta.

    * Sacar una silla y sentarse en la calle, es decirles a los vecinos que nuestro domicilio está totalmente ocupado.

    * La patilla es el puente entre el cabello y la barba.

    * El estornudo es la soda del sifón de la nariz.

    * Las cejas son el guión bajo de la escritura del rostro.

    * El hombre es tan incongruente que se lava las manos al salir del migitorio.

    * El ano es un insolente.

    * Las lágrimas son el sudor del cerebro.

    Naturaleza:

    * El Sol es el calefactor de los pobres.

    * El pedo no es otra cosa más que el resultado de la descomposición temporal del silenciador del caño de escape anal.

    * La mejor manera de descomponer los alimentos, es comiéndoselos primero.

    * El árbol es el único soldado del ejército de la tierra que siempre muere de pié.

    * Las ramas son los brazos de la naturaleza.

    * La montaña son un chichón de la tierra.

    * La noche es un día oscuro que se ha convertido en un manto de sospecha.

    * El arco iris es la acuarela del cielo.

    * Cuando el cielo juega al carnaval… llueve.

    * Las nubes muestran que en el cielo no está prohibido fumar.

    * Las estrellas son las luces de las viviendas de nuestros sueños.

    * El temblor es un bostezo que despereza la tierra.

    * El volcán es un alcohólico que vomita la borrachera de toda una etapa de juerga.

    * La meseta es la mesa ratona del living de la naturaleza.

    * La diferencia entre el árbol y los muebles es que estos no dan hojas.

    * La luna nace en la hamaca de su cuarto menguante; danza en la adolescencia de su cuarto creciente; queda embarazada de nostalgia y violines cuando muestra su faz llena, para luego reflejarse en una figura nueva.

    * Las tres marías son las hermanas que danzan en el salón del cielo el vals de las ansiedades de su eterna juventud.

    * Las nubes son perpetuas acuarelas que van dibujando constantemente la visión de nuestras conciencias.

    * La naturaleza siente celos de la mujer porque Dios le dio en sus pechos la razón de la existencia.

    * La nieve es un baño de crema en el postre del universo.

    * El viento es libre porque no tiene puertas.

    * El viento cruza la calle como un ser desesperado.

    * El rayo nos anuncia que alguien en el cielo puso los dedos en el tomacorriente.

    * Las olas son los vendedores del mar que llevan sus productos al mostrador de la playa.

    * La Palmera es una africana de pelo verde.

    * El césped es la barba de la tierra.

    * En las copas de los árboles brinda la naturaleza.

    * El sauce es un alma en pena.

    * El viento en contra te obliga a caminar despacio para que disfrutes la vida.

    * El atardecer llega con el corazón entristecido, porque sabe en su interior que se le viene la noche.

    * Las esquinas te preanuncian que se te acaba la calle.

    * La calle es la mediasuela de la calzada.

    * Presionar el timbre demasiado tiempo, es como meterle con rabia el dedo en el ojo a la dueña de casa.

    * Las avenidas son más anchas porque se inflan con aire.

    Nudistas:

    * El nudista es alguien que está cansado de que le envidien la ropa.

    * Cuando un nudista quiere sorprender a su mujer, se pone el traje en la cama.

    * No hay nada más ridículo que dos nudistas tratándose de usted.

    * De una nudista a otra: ¿Viste el pito que pasó? ¡Debe ser nuevo en el barrio!

    * Una nudista española se presenta y dice: ¡Yo soy Conchita! Y uno de los presentes se sorprende y exclama: ¡debe ser ventrílocuo!

    * Cuando un padre se convierte en nudista deja de disfrutar a sus hijos. Ya que no los puede sentar en la falda.

    * Los nudistas no se casan por la iglesia.

    * Un empleado nudista se presentó vestido en el trabajo y lo echaron porque era una empresa seria.

    * En una playa nudista: la mujer le dice al marido ¿por qué no mirás?

    Pájaros y otras yerbas:

    * Los pájaros no cantan… trinan.

    * El cardenal es un sacerdote que vive a la altura de sus hábitos.

    * El canario es amarillo porque su canto da envidia.

    * El gorrión es un canario de barrio.

    * La paloma es el cartero de las aves del cielo.

    * Una golondrina no hace verano pero te anuncia la primavera.

    * Las abejas son como las suegras, si te acercas te atacan, pero producen en su vientre la dulce acaricia que le dará sabor a tu vida.

    * El halcón es un avión de combate de la aeronáutica de las aves.

    * Cuando una paloma te caga no es casualidad, es diarrea.

    * Dios les quitó el habla a las especies, para enseñarle al hombre como se hace para no mentir.

    * Un pájaro enjaulado es un ave presa por un delito que cometimos nosotros.

    * El pájaro se diferencia del hombre porque tiene vuelo propio.

    Signos del Zodíaco:

    * Aries: Es un signo cinematográfico.

    * Tauro: Es el típico signo de los maridos engañados.

    * Géminis: Bajo su régimen nacen solo mellizos-

    * Cáncer: Un signo que nos da pena.

    * Leo: Signo que interpreta a los lectores.

    * Libra: Signo de medida inglesa.

    * Virgo: Signo mentiroso que te muestra que no debes creer en el horóscopo.

    * Escorpio: Los nativos d eeste signo tienen que tomar la vida con pinzas.

    * Sagitario: Parece un hombre pero es un caballo.

    * Capricornio: Tiene ascendente en tauro (ver tauro).

    * Acuario: Para los amantes de la natación.

    * Piscis: Da toda la sensación que es un signo de agua.

    Temas sexuales:

    * El pene es el mejor amigo del hombre, por eso siempre espera una mano.

    * El ano es el caño de escape del auto humano.

    * La pelvis de la mujer está rodeada de cabellos de ángeles que resguardan la pureza de la vida.

    * El coito fue lo que dio inicio a las compañías petroleras.

    * Los senos son dos globos a medio inflar.

    * Cuando hacemos el amor da toda la sensación de que estamos moliendo sal gruesa en un mortero de carne.

    Vejez:

    * La vejez, por ser el último traje, se recibe sin planchar.

    * Un viejo es un joven con todos los años a cuestas.

    * El abuelo es una pasa de uva de la viña de la vida.

    * Para recibirse de libro hay que llegar a viejo.

    * Una mujer arrugada es como un libro mojado.

    Varios:

    * Nadie tiene la vida asegurada. Es por eso que una amante es una reserva por si se pierde la esposa.

    * La cárcel es el retiro espiritual de los delincuentes.

    * La policía está para amparar a los reos de la avaricia de los inocentes.

    * Por lo general los políticos no tienen parientes carnales.

    * El papel mueve al mundo ¿o qué sería sin dinero ni papel higiénico?

    * La ruta es el cordón umbilical más largo del mundo.

    * Si no fuera por el papel higuiénico, con las ramas nos romperíamos el c….

    * Los gallegos son los únicos en el mundo que usan la oreja de cartuchera. Porque ahí ponen el lápiz.

    * La discriminación es una mentira, fue el negro que se tiñó para diferenciarse del blanco.

    * El viudo llegó a viudo por contraer enlace con la desgracia.

    * El pirata es un jugador de truco que tiene alquilado el ancho de bastos.

    * Condonar una deuda es tomar por forro al acreedor.

    * El chupete es un pezón que se despegó de la teta.

    * El invierno es el freezer de la vida.

    * Los indios adoraban al sol porque no lo tenían cerca.

    * Es cierto que los últimos serán los primeros, por algo los rostros más célebres están en los billetes de menor valor.

     
  • viva el Fri9Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , Ibis, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , sauce, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Aforismos (Leonardo da Vinci) 

    Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo. (Más …)

     
  • viva el Tue30Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , sauce   

    CHUZOS DE PUNTA (HAIKU-GREGUERÍA) 

    El sauce helado
    es el lanzapuñales
    del circo blanco.

     
  • viva el Tue30Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , , sauce   

    ÁNSARES (HAIKU-GREGUERÍA) 

    Graznidos de pato
    en RuinSeñor convierten
    al grácil sauce.

     
  • viva el Thu18Jan07 Permalink
    Etiquetas: , sauce   

    Junto al espejo del agua el sauce triste… 

    Junto al espejo
    del agua, el sauce triste
    peina sus ramas.

    Manuel Moreno

     
  • viva el Thu18Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , , sauce   

    Haiku Llorón 

    Junto al espejo
    del agua, el sauce triste
    peina sus ramas.

     
  • viva el Thu18Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , sauce   

    HAIKU LLORÓN 

    Junto al espejo
    del agua, el sauce triste
    peina sus ramas.

     
  • viva el Mon13Nov06 Permalink
    Etiquetas: , , sauce,   

    Mientras crecen enfurecidos los fusiles bien disfrazados de… 

    Mientras crecen enfurecidos los fusiles,
    bien disfrazados de sonoros sauces,
    resurgen, cantando himnos patrióticos,
    esos mártires y poderosos pelotones
    que aman la beatitud del condenado
    y encantan a las ortigas del pillaje
    sobre el incienso impuro y sacro
    que reavivan caritativos cerdos
    -como alimañas aldeanas y crueles-
    y marchan tras violentas quimeras,
    desembarcando en tierra de embriaguez,
    en la herrumbre que dejan los gusanos
    al escapar de sus entrañas bochornosas,
    en las decapitadas cabezas del caballo.

     
  • viva el Mon13Nov06 Permalink
    Etiquetas: , , , , sauce,   

    ANTI BELLUM 

    Mientras crecen enfurecidos los fusiles,
    bien disfrazados de sonoros sauces,
    resurgen, cantando himnos patrióticos,
    esos mártires y poderosos pelotones
    que aman la beatitud del condenado
    y encantan a las ortigas del pillaje
    sobre el incienso impuro y sacro
    que reavivan caritativos cerdos
    -como alimañas aldeanas y crueles-
    y marchan tras violentas quimeras,
    desembarcando en tierra de embriaguez,
    en la herrumbre que dejan los gusanos
    al escapar de sus entrañas bochornosas,
    en las decapitadas cabezas del caballo.

     
  • viva el Fri27Oct06 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , sauce, , , , , , ,   

    DIEZ BILLONES DE CUENTOS (gugolcuento) 

    He rescatado de la Biblioteca de Babel un famosísimo cuento que su autor perdió en un naufragio. El problema es que sus frases están arbitrariamente ordenadas de forma alfabética. Las combinaciones, variaciones o permutaciones* de las frases de este cuento dan lugar a la inimaginable cifra del título de este post (creo, pues las matemáticas no son mi fuerte). He puesto a mi ordenador a trabajar para ir combinando estas frases hasta dar con el original, pero según mis cálculos habré muerto cuando acabe. Estoy desesperado. No puedo abordar tal tarea yo solo. Abatido por esa desalentadora perspectiva, únicamente se me ocurre acudir a vosotros para que me ayudéis en esta ingente tarea. Estas son las frases:

    A la madrastra no le gustaban los niños
    Aquel día tuvo un sueño revelador
    Aquello le recordó el brillo de las estrellas
    Después de adentrarse profundamente
    Dibujando en la pared con maestría
    El ruido de furias gobernantas
    El viento soplaba sobre el lago
    Estaba manchado de sangre
    Estaban como locos
    –Este amuleto es perfecto–exclamó sonriente.
    La Iglesia de Cristo
    Lanzad a inocentes y lánguidos poetas allí
    Las frutas maduras cayeron al suelo
    Le dio una palmada y despertó sobresaltado.
    Le explicó lo que estaba pasando
    Lo llevó al pozo para lavarlo
    –Lo sentimos, pero hay que obedecer– decía.
    Mientras ellas permanecían paralizadas,
    No hay abrazo más fatal que el de la tierra
    No le cabe la polla entre sus dientes de conejo
    Nos quedaremos sordos
    Pensó: “Aquí se puede descansar”.
    Pero ellos continuaban sin parar
    Se dirigió hacia ellos con una encantadora sonrisa
    Si todas las hormigas se ponen a cantar
    Subió al bote y remó durante horas
    Un día, el más largo del verano,
    Un miasmático señor
    –Ya se han marchado–dijo.

    Por favor, ayudad a esta alma en pena a encontrar el cuento original -o al menos alguno que pueda pasar por tal- antes de mi muerte!
    PODÉIS PASARLO COMO MEME, A VER SI ALGUIEN ENCUENTRA EL ORIGINAL Y ME LO ENVÍA. ¡OS DOY CIEN TRILLONES DE GRACIAS DE ANTEMANO!

    * Nota añadida el 7.12.06:
    Un amigo, al que llaman El diablo de los números y cuyo nombre real es Hans Magnus Enzensberger, me ha dicho que el cálculo correcto es hallar el factorial de veintinueve, 29! (él lo llama ¡veintinueve pum!) y según mi calculadora el resultado es 8.8e+30, es decir casi un 9 seguido de 30 ceros.

     
    • jazz el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      según mis cálculos son cien mil trillones de cuentos ¿no?

      Me gusta

    • jazz el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      según mis cálculos son cien mil trillones de cuentos ¿no?

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Bueno, ya dije que no es lo mío la matemática, pero entre esos cien mil trillones -¡qué barbaridad! ¿seguro?- se encuentra el cuento original que estoy buscando. Ayudadme!

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Bueno, ya dije que no es lo mío la matemática, pero entre esos cien mil trillones -¡qué barbaridad! ¿seguro?- se encuentra el cuento original que estoy buscando. Ayudadme!

      Me gusta

    • Purificación Ávila el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Bueno, bueno, este reto me gusta! Si son cien mil trillones de cuentos no acabaremos nunca. ¿Y cómo sabemos cual es el correcto de esa enormidad de cuentos posibles?

      Me gusta

    • Purificación Ávila el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Bueno, bueno, este reto me gusta! Si son cien mil trillones de cuentos no acabaremos nunca. ¿Y cómo sabemos cual es el correcto de esa enormidad de cuentos posibles?

      Me gusta

    • BlogsiAna el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Me he divertido con estas frases, posteo el relato en mi blog.

      Me gusta

    • BlogsiAna el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Me he divertido con estas frases, posteo el relato en mi blog.

      Me gusta

    • lraggio el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      esto no va a ser nada facil, pero aqui estoy ya trabajando para que algo salga…

      Me gusta

    • lraggio el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      esto no va a ser nada facil, pero aqui estoy ya trabajando para que algo salga…

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Francamente, yo creo que eso será lo más fácil, Alicia.

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Francamente, yo creo que eso será lo más fácil, Alicia.

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      BlogsiAna, así me gusta, el que da primero, da dos veces!

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie27Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      BlogsiAna, así me gusta, el que da primero, da dos veces!

      Me gusta

    • xalernita el Dom29Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      acepto el reto pese a que el akismet quiera interponerse xD

      Me gusta

    • xalernita el Dom29Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      acepto el reto pese a que el akismet quiera interponerse xD

      Me gusta

    • Ahasvero el Lun30Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Efectivamente, xalernita, el akismet se interpone en nuestras vidas. Gracias por aceptar el reto. Me imagino que harás un despliegue informático del tipo Proyecto SETI. ¡Vamos, digo yo!

      Gracias Lorenzo, seguro que algo sale… o se sale.

      Me gusta

    • Ahasvero el Lun30Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Efectivamente, xalernita, el akismet se interpone en nuestras vidas. Gracias por aceptar el reto. Me imagino que harás un despliegue informático del tipo Proyecto SETI. ¡Vamos, digo yo!

      Gracias Lorenzo, seguro que algo sale… o se sale.

      Me gusta

    • carlos el Mar31Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      ¡SIN CUENTA!….. cuentos ,como las estrellas que son más.
      me encantó.

      Me gusta

    • carlos el Mar31Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

      ¡SIN CUENTA!….. cuentos ,como las estrellas que son más.
      me encantó.

      Me gusta

    • lraggio el Mar31Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

    • lraggio el Mar31Oct06 Permalink | Inicia sesión para responder

    • fontfranch el Mie1Nov06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Ala, ya está, me ha costado pero por fin. Espero que os guste y si no, mira ¿qué le vamos a hacer? :-).

      Me gusta

    • fontfranch el Mie1Nov06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Ala, ya está, me ha costado pero por fin. Espero que os guste y si no, mira ¿qué le vamos a hacer? :-).

      Me gusta

    • Ahasvero el Mie1Nov06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Voy volando a verlo!

      Me gusta

    • Ahasvero el Mie1Nov06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Voy volando a verlo!

      Me gusta

    • Avery el Dom12Oct08 Permalink | Inicia sesión para responder

      no te quedes con el personal

      Me gusta

    • viva el Jue24Nov11 Permalink | Inicia sesión para responder

      Esta es la versión de blogsiana:

      “El ruido de furias gobernantas

      Enrique era mi único amigo en la escuela. Compartíamos, entre otras cosas, el mismo estigma de condenados: yo algo ruda y él claramente amanerado. En los pasillos nos gritaban “¡homosexuales!”, como si la sola palabra bastara para desatar el infierno sobre nosotros. Éramos tan ingenuos, que tuvimos que buscar la palabra en un diccionario. El conocimiento del significado, lejos de escandalizarnos, nos dio una extraña serenidad. Casi sonreía cuando escuchaba el término a mis espaldas. Nuestra escuela estaba afiliada a la Iglesia de Cristo. Papá me animaba con su guitarra, cantando estrofas de héroes que encontraron su vocación entre las torturas y peculiaridades del colegio católico: “Lanzad a inocentes y lánguidos poetas allí y forjaréis espíritus indomables”. Papá era trovador de noche y de día arreglaba el jardín de Enrique. Mamá aseaba la mansión y a cambio vivíamos en la choza de servicio a espaldas. Sus salarios de mozos ayudaban a pagar la parte de la colegiatura que la beca no cubría. Era caro estudiar en un colegio católico, pero ante los ojos de mis padres me aseguraba un futuro brillante y la entrada al círculo de Enrique. A mí su círculo me parecía triste. Su madre había muerto durante el parto y su padre, un miasmático señor, murió una década después. La única familia de Enrique era Sara, su hermana mayor. Y la madrastra, por supuesto.

      Enrique y yo solíamos caminar juntos de regreso a casa y jugábamos bobadas en el jardín hasta que el invierno nos encerraba en la mansión. Una tarde en que la nieve caía ligera como talco sobre la ventana, la madrastra de Enrique regresó antes de tiempo y nos sorprendió dibujando en la pared con maestría. Era nuestra travesura secreta, separar el sofá del muro y trazar figuras desnudas sobre la superficie blanca. La madrastra, furiosa, le soltó a Enrique una bofetada, luego otra. Yo grité, Enrique gritó, la madrastra gritó y yo pensé, “Nos quedaremos sordos.” Entonces apareció Sara. La madrastra hizo una pausa y le explicó lo que estaba pasando. A Sara le brincó el párpado derecho, un tic que confirmaba su enojo extremo. Enrique estaba manchado de sangre. Sara lanzó una mirada fulminante a la madrastra y sin decir palabra, nos sacó de escena a Enrique y a mi tomándonos de la mano.

      Vé con tus papás, Ana. – me dijo suavemente al oído y a Enrique lo llevó al pozo para lavarlo.

      El agua helada calmó la herida del labio y las lágrimas, se llevó consigo la sangre y entumeció los sentimientos. Yo, desobedeciendo, los espiaba detrás de un árbol. Estaba enamorada de Sara, con ese primer suspiro de una cabeza que apenas alcanza a entender el fuego que arde entre las piernas. También me ardía la garganta con las frases que no sabía pronunciar. Luego de un rato, los hermanos se retiraron de la nieve hacia la mansión. Sara dejó la luz de su recámara encendida y no durmió hasta que ya amanecía. Lo sé porque pasé la noche observando su ventana desde el jardín. Aquel día tuvo un sueño revelador. Lo sé porque Enrique me lo contó. Era de madrugada, Enrique aún dormía, pero Sara le dio una palmada y despertó sobresaltado al encontrarse con el rostro endurecido de su hermana.

      A la hora del desayuno, la madrastra se sentó a la mesa como si nada. Mandó a mamá por mí para que me les uniera en son de paz. Tomamos nuestros asientos y la madrastra se dirigió hacia ellos con una encantadora sonrisa y besó a Sara en los labios. La sangre me calentó la cabeza a pesar del frío. Después la bruja tocó con un dedo la herida de Enrique y también lo besó en los labios, cosa que lo obligó a hacer una mueca de asco contenido. No estaba acostumbrado a las caricias, como Sara. A la madrastra no le gustaban los niños, eso lo sabíamos bien. Desde que enviudó, sólo le gustaban las niñas como Sara y algunas mujeres que a veces la visitaban para jugar canasta y pasar la noche entre copas. La madrastra sirvió el té y pasó las tazas.

      Lo sentimos, pero hay que obedecer, – decía la madrastra durante el desayuno como justificación a la paliza del día anterior.

      Sara murmuró en respuesta, “Si todas las hormigas se ponen a cantar….”

      ¿Qué dices, Sara?- preguntó la madrastra.

      Que todas las reglas se deben acatar, – respondió.

      La madrastra asintió visiblemente complacida y le acarició la pierna por debajo de la mesa. A mi casi se me tira el té sobre el mantel. Los hermanos terminaron el desayuno, yo no tenía hambre por culpa de los celos. Nos disculpamos y partimos hacia la escuela. Un vínculo se había formado entre nosotros para resistir la tiranía del mundo adulto. Esa noche, la madrastra se ausentó en una de sus cenas de sociedad. Sara aprovechó para tocar a mi ventana por primera vez. Entre susurros, me convenció de escabullirme y seguirla. El corazón me golpeaba las costillas marcando mis pasos acelerados hasta su recámara. Ahí me desnudó con habilidad y besó hasta el titubeo más mínimo que habitaba mi cuerpo. Cada gota de sudor sobre mi piel le juró pasión infinita. La luz de la luna se reflejó en nuestros cuerpos en un destello breve. Aquello le recordó el brillo de las estrellas y me abrazó contra su pecho. “Tienes el cuerpo cubierto de estrellas,” me dijo al oído y yo le creí. Así pasamos el invierno, llegó la primavera, luego el verano y las frutas maduras cayeron al suelo. Yo tenía los ojos llenos de Sara. Mi ropa interior estaba impregnada de Sara. Después de adentrarse profundamente en mi cuerpo, Sara controlaba mi voluntad con una precisión exquisita y perturbadora. Sus dedos manipulaban los hilos de mis hormonas, hilos que movían la marioneta de mi vida al compás de sus deseos. A Enrique no le molestaba nuestro amorío. “Mejor tú que la madrastra,” decía. Yo era parte instrumental en el plan de los hermanos: amiga de uno y amante de la otra. Tenían mi lealtad asegurada.

      Se acercaban mis quince años y papá había ofrecido darme un regalo especial. Sin titubear, le pedí un bote. Algo pequeño bastaría, para tres o cuatro personas. Estaba bien si era de remos. Modesto, pero seguro. Papá se mostró aliviado de que no le pidiese la tradicional fiesta con baile y chambelanes. Era hábil con la madera: cortó, pegó, lijó y pintó una linda lancha para mi. Festejamos mi cumpleaños con el primer paseo. El bote se deslizaba ligero por el lago. Papá lo amarró a un sauce llorón que lo ocultaba parcialmente sin sacarlo del agua.

      Aquí no lo robarán y podrás usarlo cuando quieras, – me aseguró.

      Esa noche, las amigas de la madrastra fueron a la mansión a jugar canasta. Enrique y yo disolvimos somníferos en las jarras de ponche que les servíamos. Las mujeres tardaron un par de horas en retirarse tambaleantes a los dormitorios y se desplomaron en la cama. Mientras ellas permanecían paralizadas por los somníferos, entramos armados de cuerdas y mordaza. Con la destreza de las arañas, envolvimos a la madrastra en un capullo. La sacamos de la mansión en la carretilla que mi papá utilizaba en sus labores de jardinero. El viento soplaba sobre el lago. Entre los tres, logramos trepar al gusano de mecate que era la madrastra. Sara desató las amarras, subió al bote y remó durante horas. Parecía una máquina indestructible, con la determinación humedeciéndole la frente. Llegamos a la otra orilla, un lugar solitario que habíamos escogido para cavar el hoyo unos dias antes. La madrastra, ya despierta por el trayecto, se retorcía intentando liberarse. La bajamos a empujones y la rodamos hasta el borde del agujero. Sara tomó un tubo de metal especialmente embelesado para la ocasión. Lo había pulido con esmero y brillaba.

      Este amuleto es perfecto – exclamó sonriente al tiempo que elevaba la vara a la usanza de las sacerdotisas antes del sacrificio. – Quique, ¡quítale la mordaza! ¡Quiero que chille como la cerda que es!

      Enrique obedeció y la madrastra separó los labios, aspiró una bocanada y soltó un alarido. Sara intentó meterle el tubo por la boca para silenciarla, pero era demasiado grueso.

      No le cabe la polla entre sus dientes de conejo, – se rió a carcajadas.

      Yo la miraba entre fascinada y horrorizada, sin poderme mover. Entonces cayó el primer golpe, luego el segundo, y siguió la ronda. Enrique pateaba mientras Sara propinaba palos. Estaban como locos. El cuerpo de la madrastra estaba ya inerte, pero ellos continuaban sin parar. Cuando se cansaron, rodaron el cadáver hacia el agujero. Echamos la tierra encima son las manos. Sara hablaba como en un trance, repetía las palabras que escuchó en sueños: “Si todas la hormigas se ponen a cantar, no hay abrazo más fatal que el de la tierra.“

      Nos lavamos en el lago e iniciamos el retorno. Esta vez, Enrique y yo alternamos en los remos. Sara miraba el cielo recostada sobre el bote. Respiró lento y en voz alta pensó, “Aquí se puede descansar.” La tomé de la mano y miré a Enrique. Nunca su sonrisa fue tan amplia. Llegamos a casa empapados y temblorosos. Mamá nos recibió con té caliente y toallas.

      ¿Y las señoras? – preguntó Sara.

      Ya se han marchado, – dijo mi madre.

      Así transcurrió un día, el más largo del verano.”

      Me gusta

    • viva el Jue24Nov11 Permalink | Inicia sesión para responder

      Esta es la versión de blogsiana:

      “El ruido de furias gobernantas

      Enrique era mi único amigo en la escuela. Compartíamos, entre otras cosas, el mismo estigma de condenados: yo algo ruda y él claramente amanerado. En los pasillos nos gritaban “¡homosexuales!”, como si la sola palabra bastara para desatar el infierno sobre nosotros. Éramos tan ingenuos, que tuvimos que buscar la palabra en un diccionario. El conocimiento del significado, lejos de escandalizarnos, nos dio una extraña serenidad. Casi sonreía cuando escuchaba el término a mis espaldas. Nuestra escuela estaba afiliada a la Iglesia de Cristo. Papá me animaba con su guitarra, cantando estrofas de héroes que encontraron su vocación entre las torturas y peculiaridades del colegio católico: “Lanzad a inocentes y lánguidos poetas allí y forjaréis espíritus indomables”. Papá era trovador de noche y de día arreglaba el jardín de Enrique. Mamá aseaba la mansión y a cambio vivíamos en la choza de servicio a espaldas. Sus salarios de mozos ayudaban a pagar la parte de la colegiatura que la beca no cubría. Era caro estudiar en un colegio católico, pero ante los ojos de mis padres me aseguraba un futuro brillante y la entrada al círculo de Enrique. A mí su círculo me parecía triste. Su madre había muerto durante el parto y su padre, un miasmático señor, murió una década después. La única familia de Enrique era Sara, su hermana mayor. Y la madrastra, por supuesto.

      Enrique y yo solíamos caminar juntos de regreso a casa y jugábamos bobadas en el jardín hasta que el invierno nos encerraba en la mansión. Una tarde en que la nieve caía ligera como talco sobre la ventana, la madrastra de Enrique regresó antes de tiempo y nos sorprendió dibujando en la pared con maestría. Era nuestra travesura secreta, separar el sofá del muro y trazar figuras desnudas sobre la superficie blanca. La madrastra, furiosa, le soltó a Enrique una bofetada, luego otra. Yo grité, Enrique gritó, la madrastra gritó y yo pensé, “Nos quedaremos sordos.” Entonces apareció Sara. La madrastra hizo una pausa y le explicó lo que estaba pasando. A Sara le brincó el párpado derecho, un tic que confirmaba su enojo extremo. Enrique estaba manchado de sangre. Sara lanzó una mirada fulminante a la madrastra y sin decir palabra, nos sacó de escena a Enrique y a mi tomándonos de la mano.

      Vé con tus papás, Ana. – me dijo suavemente al oído y a Enrique lo llevó al pozo para lavarlo.

      El agua helada calmó la herida del labio y las lágrimas, se llevó consigo la sangre y entumeció los sentimientos. Yo, desobedeciendo, los espiaba detrás de un árbol. Estaba enamorada de Sara, con ese primer suspiro de una cabeza que apenas alcanza a entender el fuego que arde entre las piernas. También me ardía la garganta con las frases que no sabía pronunciar. Luego de un rato, los hermanos se retiraron de la nieve hacia la mansión. Sara dejó la luz de su recámara encendida y no durmió hasta que ya amanecía. Lo sé porque pasé la noche observando su ventana desde el jardín. Aquel día tuvo un sueño revelador. Lo sé porque Enrique me lo contó. Era de madrugada, Enrique aún dormía, pero Sara le dio una palmada y despertó sobresaltado al encontrarse con el rostro endurecido de su hermana.

      A la hora del desayuno, la madrastra se sentó a la mesa como si nada. Mandó a mamá por mí para que me les uniera en son de paz. Tomamos nuestros asientos y la madrastra se dirigió hacia ellos con una encantadora sonrisa y besó a Sara en los labios. La sangre me calentó la cabeza a pesar del frío. Después la bruja tocó con un dedo la herida de Enrique y también lo besó en los labios, cosa que lo obligó a hacer una mueca de asco contenido. No estaba acostumbrado a las caricias, como Sara. A la madrastra no le gustaban los niños, eso lo sabíamos bien. Desde que enviudó, sólo le gustaban las niñas como Sara y algunas mujeres que a veces la visitaban para jugar canasta y pasar la noche entre copas. La madrastra sirvió el té y pasó las tazas.

      Lo sentimos, pero hay que obedecer, – decía la madrastra durante el desayuno como justificación a la paliza del día anterior.

      Sara murmuró en respuesta, “Si todas las hormigas se ponen a cantar….”

      ¿Qué dices, Sara?- preguntó la madrastra.

      Que todas las reglas se deben acatar, – respondió.

      La madrastra asintió visiblemente complacida y le acarició la pierna por debajo de la mesa. A mi casi se me tira el té sobre el mantel. Los hermanos terminaron el desayuno, yo no tenía hambre por culpa de los celos. Nos disculpamos y partimos hacia la escuela. Un vínculo se había formado entre nosotros para resistir la tiranía del mundo adulto. Esa noche, la madrastra se ausentó en una de sus cenas de sociedad. Sara aprovechó para tocar a mi ventana por primera vez. Entre susurros, me convenció de escabullirme y seguirla. El corazón me golpeaba las costillas marcando mis pasos acelerados hasta su recámara. Ahí me desnudó con habilidad y besó hasta el titubeo más mínimo que habitaba mi cuerpo. Cada gota de sudor sobre mi piel le juró pasión infinita. La luz de la luna se reflejó en nuestros cuerpos en un destello breve. Aquello le recordó el brillo de las estrellas y me abrazó contra su pecho. “Tienes el cuerpo cubierto de estrellas,” me dijo al oído y yo le creí. Así pasamos el invierno, llegó la primavera, luego el verano y las frutas maduras cayeron al suelo. Yo tenía los ojos llenos de Sara. Mi ropa interior estaba impregnada de Sara. Después de adentrarse profundamente en mi cuerpo, Sara controlaba mi voluntad con una precisión exquisita y perturbadora. Sus dedos manipulaban los hilos de mis hormonas, hilos que movían la marioneta de mi vida al compás de sus deseos. A Enrique no le molestaba nuestro amorío. “Mejor tú que la madrastra,” decía. Yo era parte instrumental en el plan de los hermanos: amiga de uno y amante de la otra. Tenían mi lealtad asegurada.

      Se acercaban mis quince años y papá había ofrecido darme un regalo especial. Sin titubear, le pedí un bote. Algo pequeño bastaría, para tres o cuatro personas. Estaba bien si era de remos. Modesto, pero seguro. Papá se mostró aliviado de que no le pidiese la tradicional fiesta con baile y chambelanes. Era hábil con la madera: cortó, pegó, lijó y pintó una linda lancha para mi. Festejamos mi cumpleaños con el primer paseo. El bote se deslizaba ligero por el lago. Papá lo amarró a un sauce llorón que lo ocultaba parcialmente sin sacarlo del agua.

      Aquí no lo robarán y podrás usarlo cuando quieras, – me aseguró.

      Esa noche, las amigas de la madrastra fueron a la mansión a jugar canasta. Enrique y yo disolvimos somníferos en las jarras de ponche que les servíamos. Las mujeres tardaron un par de horas en retirarse tambaleantes a los dormitorios y se desplomaron en la cama. Mientras ellas permanecían paralizadas por los somníferos, entramos armados de cuerdas y mordaza. Con la destreza de las arañas, envolvimos a la madrastra en un capullo. La sacamos de la mansión en la carretilla que mi papá utilizaba en sus labores de jardinero. El viento soplaba sobre el lago. Entre los tres, logramos trepar al gusano de mecate que era la madrastra. Sara desató las amarras, subió al bote y remó durante horas. Parecía una máquina indestructible, con la determinación humedeciéndole la frente. Llegamos a la otra orilla, un lugar solitario que habíamos escogido para cavar el hoyo unos dias antes. La madrastra, ya despierta por el trayecto, se retorcía intentando liberarse. La bajamos a empujones y la rodamos hasta el borde del agujero. Sara tomó un tubo de metal especialmente embelesado para la ocasión. Lo había pulido con esmero y brillaba.

      Este amuleto es perfecto – exclamó sonriente al tiempo que elevaba la vara a la usanza de las sacerdotisas antes del sacrificio. – Quique, ¡quítale la mordaza! ¡Quiero que chille como la cerda que es!

      Enrique obedeció y la madrastra separó los labios, aspiró una bocanada y soltó un alarido. Sara intentó meterle el tubo por la boca para silenciarla, pero era demasiado grueso.

      No le cabe la polla entre sus dientes de conejo, – se rió a carcajadas.

      Yo la miraba entre fascinada y horrorizada, sin poderme mover. Entonces cayó el primer golpe, luego el segundo, y siguió la ronda. Enrique pateaba mientras Sara propinaba palos. Estaban como locos. El cuerpo de la madrastra estaba ya inerte, pero ellos continuaban sin parar. Cuando se cansaron, rodaron el cadáver hacia el agujero. Echamos la tierra encima son las manos. Sara hablaba como en un trance, repetía las palabras que escuchó en sueños: “Si todas la hormigas se ponen a cantar, no hay abrazo más fatal que el de la tierra.“

      Nos lavamos en el lago e iniciamos el retorno. Esta vez, Enrique y yo alternamos en los remos. Sara miraba el cielo recostada sobre el bote. Respiró lento y en voz alta pensó, “Aquí se puede descansar.” La tomé de la mano y miré a Enrique. Nunca su sonrisa fue tan amplia. Llegamos a casa empapados y temblorosos. Mamá nos recibió con té caliente y toallas.

      ¿Y las señoras? – preguntó Sara.

      Ya se han marchado, – dijo mi madre.

      Así transcurrió un día, el más largo del verano.”

      Me gusta

    • VIVA el Mie14Jun17 Permalink | Inicia sesión para responder

      EMMMMM

      Me gusta

    • VIVA el Mie14Jun17 Permalink | Inicia sesión para responder

      EMMMMM

      Me gusta

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar