Sârngadeva 

Alguien escribió esto en mi cuaderno de notas:

Simplemente porque es preciosa, Levine, y adoro su colección de brazaletes, quiero confesarle cómo adquirí mi condición de hombre loco, de crazy man, como me llamaban en la universidad.
Un día de verano, un nuboso día de verano, vi su foto en la orla de la facultad. Usted —permítame que le llame de usted— acababa de obtener el doctorado en Psicología Criminal y, en su tesis doctoral, un sobresaliente cum laude. Al ver su cara, sus enormes y oscuros ojos, su mentón y sus gruesos labios sentí una terrible curiosidad … 

Anuncios