Etiquetado: rubias Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Mon20May13 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , rubias, , , , , , ,   

    PANDEMONIA 

    “PLATO A LA CARTA”, reza el cartel. No. Ahora toca el no. Abajo el murmullo no cesa. Están esos pijos con sus pulseras, sus relojes, sus bolsos de diseño, y su conversación banal. Risas. En la tele esos superhéroes que tanto parece necesitar esta puta sociedad en crisis. El humo sube hasta la ventana disipado en el murmullo incomprensible y se mezcla con el mío. Mujeres rubias, flacas, liberadas, sin oficio ni armadura ríen como caracoles asmáticos mientras las otras putas de la calle las miran como vacas que ven pasar el tren. Ese maldito olor a puro sube hasta mi escritorio. Me duele la espalda, el culo, las témporas, la rodilla que me golpeé esta tarde en el trabajo. Todo el mundo tiene algo malo, dice, tras una carcajada, ese tipo imbécil de abajo. La vecina de enfrente tiene su enorme Mac encendido. ¿Dónde está? ¿Qué piensa? ¿Qué hace? El gato se asoma al balconcito. Mira la gente del bareto-teatro. ¿Cuándo se van?, parece decir. Me siento anestesiada por el murmullo y enciendo otro cigarrillo. ¿Realmente he vuelto a fumar? Jodida mierda. Bendito humo. Humo. Humo. Humo. Mojitos. Cócteles. Sangría. Tinto verano. Vinos y copas. Plato a la carta. Al parecer, ahora el tiempo se mide de viernes a viernes. El resto del tiempo no somos humanos, no vivimos, estamos condenados en un trabajo que no nos gusta, haciendo cosas que nos desagradan para corporaciones anónimas y limitadas. ¿Cómo esperamos crear un mundo mejor así? Tampoco parece importarnos. La vecina de enfrente no tiene cara, yo creo que es una persiana. Sus ojos horizontales miran por las rendijas que dejan las lamas de madera. También respira por ellas, y escucha y huele el pescado. Cada una de esas lamas funciona como un sentido diferente. Sentidos que ni nos imaginamos y que captan las imperceptibles sensaciones ultramundanas que le llegan por todas partes. Sensor de terremotos. Detector de gases etéreos, ondas gamma y temblor de mariposas remotas. Visualizador de ectoplasmas evacuatorios. Localizador de angustias referenciales. Señalador de estanqueoladas irresolubles. Descubridor de parasimpatías. Sonda sinuosenoidal obstruida y catalítica. Visor de cuerdas y partículas elementales. Telecopiador de místicas insufribles. Medidor de superlatividad asidua discontinua y forética… Eso, hasta donde yo sé.

    Anuncios
     
  • viva el Mon20May13 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , rubias, , , , , , ,   

    PLATO A LA CARTA 

    No. Ahora toca el no. Abajo el murmullo no cesa. Están esos pijos con sus pulseras, sus relojes, sus bolsos de diseño, y su conversación banal. Risas. En la tele esos superhéroes que tanto parece necesitar esta puta sociedad en crisis. El humo sube hasta la ventana disipado en el murmullo incomprensible y se mezcla con el mío. Mujeres rubias, flacas, liberadas, sin oficio ni armadura ríen como caracoles asmáticos mientras las otras putas de la calle las miran como vacas que ven pasar el tren. Ese maldito olor a puro sube hasta mi escritorio. Me duele la espalda, el culo, las témporas, la rodilla que me golpeé esta tarde en el trabajo. Todo el mundo tiene algo malo, dice, tras una carcajada, ese tipo imbécil de abajo. La vecina de enfrente tiene su enorme Mac encendido. ¿Dónde está? ¿Qué piensa? ¿Qué hace? El gato se asoma al balconcito. Mira la gente del bareto-teatro. ¿Cuándo se van?, parece decir. Me siento anestesiada por el murmullo y enciendo otro cigarrillo. ¿Realmente he vuelto a fumar? Jodida mierda. Bendito humo. Humo. Humo. Humo. Mojitos. Cócteles. Sangría. Tinto verano. Vinos y copas. Plato a la carta. Al parecer, ahora el tiempo se mide de viernes a viernes. El resto del tiempo no somos humanos, no vivimos, estamos condenados en un trabajo que no nos gusta, haciendo cosas que nos desagradan para corporaciones anónimas y limitadas. ¿Cómo esperamos crear un mundo mejor así? Tampoco parece importarnos. La vecina de enfrente no tiene cara, yo creo que es una persiana. Sus ojos horizontales miran por las rendijas que dejan las lamas de madera. También respira por ellas, y escucha y huele el pescado. Cada una de esas lamas funciona como un sentido diferente. Sentidos que ni nos imaginamos y que captan las imperceptibles sensaciones ultramundanas que le llegan por todas partes. Sensor de terremotos. Detector de gases etéreos, ondas gamma y temblor de mariposas remotas. Visualizador de ectoplasmas evacuatorios. Localizador de angustias referenciales. Señalador de estanqueoladas irresolubles. Descubridor de parasimpatías. Sonda sinuosenoidal obstruida y catalítica. Visor de cuerdas y partículas elementales. Telecopiador de místicas insufribles. Medidor de superlatividad asidua discontinua y forética… Eso, hasta donde yo sé.

     
  • viva el Mon26Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , rubias, , ,   

    EXT. CALLE BALLESTA, ESQUINA A DESENGAÑO (C/BED). DÍA 

    Tres ejecutivos en viaje de negocios, dos rubias rellenitas, una oriental vendiendo flores, un calvo orondo y sonriente, un señor de mediana edad con aspecto de lobo de mar, dos camareras con cofia y delantal, un tipo con la cara cruda, un pedigüeño, un poeta de mesa y pasacalles, un extraviado o un curioso con cartapacios y carpetas, un sherlock holmes vestido de travesti coqueteando con un watson engominado, una pareja de maduros abuelitos, un banquero estirado y barrigudo de ciento quince kilos discutiendo con un yonki torcido, desdentado y flaco de cuarenta y siete, “Rompetechos” con su mono blanco manchado de pintura, un cocinero chino con un cuchillo… y el barman, con cara de aburrido?

     
    • Edy el Vie7Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Este sí que es un inventario para no aburrirse

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie7Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Gracias, El inventario viene también después…

      Me gusta

    • Goma2 el Mie19Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Y a los mafiosos les gusta la ópera

      Me gusta

    • Ahasvero el Jue20Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      What…?

      Me gusta

    • carlitosreina el Vie26May06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Wow! Whatta mix! cannot believe it…
      Y termina con una interrogación… Aaaaamazing
      ¡Vaya! ¡Pedazo de mexcla buena ahi! Increíble…
      And it ends as a question… Immmmmpresionante

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie26May06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Three rellenitas executives in trip of businesses, two blondes, an Eastern one selling flowers, bald orondo and smiling, a middle-aged gentleman with aspect of wolf of sea, two waiters with nose cap and apron, a type with the crude face, a scrounger one, a poet of table and pasacalles, misled or peculiar with portfolios and folders, sherlock holmes dressed travesti coqueteando in watson engominado, a pair of mature grandpas, a prim and barrigudo banker of one hundred fifteen kilos discussing with yonki twisted and skinny of forty and seven, “rompetechos ones” with its stained white painting monkey, a cook Chinese with a knife… and the barman, with face of boring?

      Me gusta

  • viva el Mon26Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , rubias, , ,   

    Calle Ballesta, Esquina a Desengaño (C/BED) 

    Tres ejecutivos en viaje de negocios, dos rubias rellenitas, una oriental vendiendo flores, un calvo orondo y sonriente, un señor de mediana edad con aspecto de lobo de mar, dos camareras con cofia y delantal, un tipo con la cara cruda, un pedigüeño, un poeta de mesa y pasacalles, un extraviado o un curioso con cartapacios y carpetas, un sherlock holmes vestido de travesti coqueteando con un watson engominado, una pareja de maduros abuelitos, un banquero estirado y barrigudo de ciento quince kilos discutiendo con un yonki torcido, desdentado y flaco de cuarenta y siete, “Rompetechos” con su mono blanco manchado de pintura, un cocinero chino con un cuchillo… y el barman, con cara de aburrido?

     
    • Ahasvero el Vie7Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Gracias, El inventario viene también después…

      Me gusta

    • Edy el Vie7Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Este sí que es un inventario para no aburrirse

      Me gusta

    • Goma2 el Mie19Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Y a los mafiosos les gusta la ópera

      Me gusta

    • Ahasvero el Jue20Abr06 Permalink | Inicia sesión para responder

      What…?

      Me gusta

    • carlitosreina el Vie26May06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Wow! Whatta mix! cannot believe it…
      Y termina con una interrogación… Aaaaamazing
      ¡Vaya! ¡Pedazo de mexcla buena ahi! Increíble…
      And it ends as a question… Immmmmpresionante

      Me gusta

    • Ahasvero el Vie26May06 Permalink | Inicia sesión para responder

      Three rellenitas executives in trip of businesses, two blondes, an Eastern one selling flowers, bald orondo and smiling, a middle-aged gentleman with aspect of wolf of sea, two waiters with nose cap and apron, a type with the crude face, a scrounger one, a poet of table and pasacalles, misled or peculiar with portfolios and folders, sherlock holmes dressed travesti coqueteando in watson engominado, a pair of mature grandpas, a prim and barrigudo banker of one hundred fifteen kilos discussing with yonki twisted and skinny of forty and seven, “rompetechos ones” with its stained white painting monkey, a cook Chinese with a knife… and the barman, with face of boring?

      Me gusta

  • viva el Sun5Nov06 Permalink
    Etiquetas: , , rubias,   

    Arco Iris 

    En una anotación marginal escribía “Arca, Puente, Ares”. Investigué su significado. ¿Qué relación tenían aquellas tres palabras con el arco iris? Pero un día por fin lo encontré: eran las tres rubias rellenitas de las que tanto se hablaba en la Ballesta, mientras cabalgaban en el “Arco Iris”, aquel antro de depravación tan del gusto de los ancianitos.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar