80 años sin Antonio Machado

Murió el poeta lejos del hogar.

Le cubre el polvo de un país vecino.

Al alejarse le vieron llorar.

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.

Anuncios

LOS VATES DEL PUEBLO

mi padre y un amigo suyo al que llamaban “El Poeta” eran de los pocos hombres de pueblo que eran aficionados a la poesía.

A Manuel Moreno—la mitad quijotesca de mi sancho—…

A Manuel Moreno—la mitad quijotesca de mi sancho— por su ARMONÍA Y ESTRAGO publicado en Editorial Renacimiento (Sevilla, 2015)

I

Bien jóvenes descubrimos
el ESTRAGO, la infamia,
la piedra de Sol envenenada,
el cáliz de heces, desalmado,
la mosca en las heridas,
la inútil oración de los vencidos…

Tan sólo nos quedaba la palabra…

Y escribimos con lágrimas de sangre
un salmo de cristal y meteoros,
el acerado himno de las sombras,
la descarnada balada del amor,
la invencible oda de sol
de la ARMONÍA.

II

Nuestras máscaras son un espejo: lo que hay dentro hoy, estuvo fuera ayer; y ayer estaba dentro, lo que hoy sale hacia afuera. El tuétano de cada uno, son las almas de los demás que pasan por el prisma de nuestra apariencia. Cada poeta es esencia de sus poetas, o dicho de otra forma, la sombra chinesca de sus huesos. La cicatriz del presente es dolor y goce infringido que nos devolvemos, multiplicado o dividido, por nuestras especulares máscaras. Así, sembramos cada día, mutuamente y en soledad, el verso robado de nuestra panegírica elegía.

Salud, hermano.

SEMBLANZA Y POÉTICA A Manuel Moreno—la mitad quijotesca…

SEMBLANZA Y POÉTICA

A Manuel Moreno—la mitad quijotesca de mi sancho— por su ARMONÍA Y ESTRAGO publicado en Editorial Renacimiento (Sevilla, 2015)

I

Bien jóvenes descubrimos
el ESTRAGO, la infamia,
la piedra de Sol envenenada,
el cáliz de heces, desalmado,
la mosca en las heridas,
la inútil oración de los vencidos…

Tan sólo nos quedaba la palabra…

Y escribimos con lágrimas de sangre
un salmo de cristal y meteoros,
el acerado himno de las sombras,
la descarnada balada del amor,
la invencible oda de sol
de la ARMONÍA.

II

Nuestras máscaras son un espejo: lo que hay dentro hoy, estuvo fuera ayer; y ayer estaba dentro, lo que hoy sale hacia afuera. El tuétano de cada uno, son las almas de los demás que pasan por el prisma de nuestra apariencia. Cada poeta es esencia de sus poetas, o dicho de otra forma, la sombra chinesca de sus huesos. La cicatriz del presente es dolor y goce infringido que nos devolvemos, multiplicado o dividido, por nuestras especulares máscaras. Así, sembramos cada día, mutuamente y en soledad, el verso robado de nuestra panegírica elegía.

Salud, hermano.

Era tan mal poeta que su reputación le…

Era tan mal poeta, que su reputación le venía, más que por lo que había escrito, por lo que había dejado de escribir, hasta el punto que más de dos pensaban que, de no haber escrito nada, pasaría por el más excelso poeta de la república de las letras.

EL POETA ES UN IMPOSTOR

Yo le he puesto la voz a tus silencios
y he cosido a mis ojos tu mirada,
en mis manos germinan tus caricias
y mi garganta asila tus aullidos,
voy a morir de todas vuestras muertes.
Yo soy tú, hipócrita lector,
tú eres yo, mi empedernido hermano.

EL POETA ES UN IMPOSTOR Yo le he…

EL POETA ES UN IMPOSTOR

Yo le he puesto la voz a tus silencios
y he cosido a mis ojos tu mirada,
en mis manos germinan tus caricias
y mi garganta asila tus aullidos,
voy a morir de todas vuestras muertes.
Yo soy tú, hipócrita lector,
tú eres yo, mi empedernido hermano.

Por un comentario en mi blog supe de…

Por un comentario en mi blog supe de este poeta, y encontré casualmente este poema que en él todos los que pasamos por aquí y escribimos en blogs nos podemos sentir identificados…
Y bien: yo tengo amigos desconocidos
que me envían sus libros y sus cartas
desde lejanos continentes,
desde países que mi geografía ignora.
Yo tengo amigos que mi nombre saben
(no mi destino amargo),
me piden libros, consejos, simpatías,
sin comprender que don me otorgan,
que compañía egregia dan a mi soledad.
No estrecharé su mano, y tal vez no responda
jamás a su llamado
pero los amo, a la distancia, diáfanos,
presentes en mi sueño, junto a mi soledad…
Poemas de César Brañas en Poemas del Alma

Os acompaño un soneto de Juan Gutiérrez Padial…

Os acompaño un soneto de Juan Gutiérrez Padial. Os recomiendo al poeta, aunque es difícil de hallar. Se titula “Río anónimo”, y va encabezado por una leyenda que dice “Lanjarón tiene un río, que de verme llorar anda salobre”. Ahí va el soneto:
Río mío de nieve, río de prisa
arcana y musical en tu ribera,
agua de mi querencia que te espera
de par en par a tu altivez sumisa.
Llevo en mi piel el áncora y la brisa
de tu presencia verde y marinera;
tu noria circundó mi voz primera,
mi barco de papel y mi sonrisa.
Pero qué lejos ya. Cuánto pasado
por tu gastada orilla, qué distantes
el caballo, la arena… Y qué porfía
le clavas a mi ausencia desbocado
para seguir, tan río como antes,
escupiéndole a mar la muerte mía.

Ayer encontré una bolsa de supermercado llena de…

Ayer encontré una bolsa de supermercado llena de palabras rotas, violadas. Habían abusado cruelmente de ellas antes de abandonarlas en un arcén. A pesar de las campañas del gobierno, del “ellas nunca lo harían”, prolifera el poeta malo.

ctrl + v amor azul boca cabeza cielo…

ctrl + v
amor azul boca cabeza cielo cuento deseo erótica estrella ficcionario frases greguerías haikus humor labios link literatura luna manos monstruo mosca muerte mujer mundo noche npi nube ojos poemas poesía poeta poetry polvo post primavera pájaro quote sexo sueño tarde tierra todos verso vida viento

Libros que encontré entre el polvo (3)

La vigorosa personalidad de Sverig Irreverendee (1888-1936) —narrador, dramaturgo, poeta y domador de víboras— encuentra su expresión más acabada en su novela póstuma Capitán Perentorio, seguramente la obra más difundida de la literatura pampapanática, traducida a más de una veintena de lenguas —hoy todas ellas desaparecidas— y llevada a la gran pantalla en 1987 por Calomiro Quentaky. Escrita en una isla del Danubio a lo largo de su década prodigiosa y publicada en 1939 bajo las botas nazis, sigue constituyendo el mejor intento de comprensión de la irracionalidad represivo-maniqueísta.

Swahili poético

La poesía es el swahili incompresible de la literatura y los poetas, tristes bantúes selváticos perdidos en la jungla editorial.

Qué son los ladridos del poeta?

Los ladridos del poeta
son el puente para la carne macerada de una puta:

el esotérico escritor
espera le concedan
el proceloso sofisma
de la marina y sudada piel
de alguna meretriz.

¡Coño —cantaba Quevedo,
con la visión de amables perversiones—
en oscuros camarines finjamos, pardiez,
tener el gusanillo erecto!

Musa

La verdadera musa del poeta es el pétalo de un cheque con mucho fondo.
(Arias)

RAE o yo

Me importa un pimiento lo que diga la RAE, si yo digo que las poetas majaretas dicen majaderías es porque lo he comprobado.

Vargas vuelve

Caminábamos mi amigo Ahasvero y yo por los tuétanos de la noche, cuando hete aquí que, movido por la amistad y el entusiasmo, empecé a declamarle los pomposos versos de un pésimo y ferruginoso poeta a dos lascivas lamias que se pusieron inmediatamente cachondas al son de tan apestosos sonetos. Juro, desde ahora, considerar algo más a los poetas aunque sólo sean como engrasadores de los calenturientos sótanos de las hijas de la noche. ¿Verdad, primo?

Dios no existe

Dios no existe,
que quede dicho de antemano,
pero si un hombre lo soñó,
podemos diseñar su plano.

Construyendo a Dios
estaba el albañil y algún poeta,
no todos, claro está,
no desde luego tú,
guano fulano y vano.

PUEDO…

Puedo, esta vigilia, disolverme en el agua,
señores de salón, y, mientras, alcanzar
el maduro desorden de sus guerras…
o comprender los infantiles pensamientos
de esos seres, cuya fábrica de buena fe
ilumina nuestras condenadas cabezas
con el cisma infeliz de los poetas.

Caduceo

Claves para al asesino:

He estado en casa de mi novia -sí claro, también tengo. Estaba nerviosa.

—La policía me estaba haciendo preguntas raras ¿Es posible que ya estén tras tu pista? -me dijo.
—Nada más lejos!

Más pistas para esos imbéciles: Alas, Alegorías, Animales, Axiales, Cadena, el Carro, Disco, Enfrentamiento perfecto, Grutescos, Imagen del mundo, Mercurio, Números, la Rueda de la fortuna, Septenario, Serpiente, Simetría, Vaca

James Joyce (1882-1941)

Con Ulysses (1918) James Joyce es sin duda el creador no sólo de la stream of consciousness –que ya había iniciado en A Portrait of the Artist as a Young Man (1916)– sino también de la novela contemporánea en toda su extensión y su fuerza. Joyce revoluciona la narrativa introduciendo de forma innovadora el realismo psicológico y el tiempo subjetivo. Obra difícil donde las haya, no sólo por sus numerosas referencias a toda una cultura libresca sino también por su estructura de nueva e irónica Odisea y su emulación de los más variados estilos literarios, requiere más de una lectura y más de una perspectiva en cada una de ellas para poder ser asida en toda su complejidad.

A Portrait of the Artist as a Young Man (1916) un magistral (auto)retrato psicológico del joven poeta Stephen Dedalus –preámbulo del más maduro del Ulysses— hubiera bastado para elevar a J.J. al olimpo de los escritores contemporáneos. Monólogo interior de sentido profundamente irónico, no dejó a su autor suficientemente satisfecho en la búsqueda de su estilo propio y experimental que llevó hasta sus últimas consecuencias en la novela del autor más controvertida por la crítica, Finnegans Wake, comenzada en 1923 y publicada definitivamente en 1939.

Charca, lodo, vida

Te has embarcado ayer en esta charca flanqueado por deleitables poetas que a un Jesucristo humeante y salvador con embrutecido ardor guerrero agitan a la fuerza; has vivido por partes mi doméstica vida, que por encima de la charca avanza sin que su fiel se reconozca; has perdonado y matado, como quien quiere y no quiere, al derrotado y asustado prisionero. Subid pues, pesadas promesas mías, a la superficie furibunda de la charca para cambiar los símbolos malditos, que estoy nadando en el lodo de la vida y ahora el oasis es para mí como un barco que zozobra en el desierto…

Calle Ballesta, Esquina a Desengaño (C/BED)

Tres ejecutivos en viaje de negocios, dos rubias rellenitas, una oriental vendiendo flores, un calvo orondo y sonriente, un señor de mediana edad con aspecto de lobo de mar, dos camareras con cofia y delantal, un tipo con la cara cruda, un pedigüeño, un poeta de mesa y pasacalles, un extraviado o un curioso con cartapacios y carpetas, un sherlock holmes vestido de travesti coqueteando con un watson engominado, una pareja de maduros abuelitos, un banquero estirado y barrigudo de ciento quince kilos discutiendo con un yonki torcido, desdentado y flaco de cuarenta y siete, “Rompetechos” con su mono blanco manchado de pintura, un cocinero chino con un cuchillo… y el barman, con cara de aburrido?

EXT. CALLE BALLESTA, ESQUINA A DESENGAÑO (C/BED). DÍA

Tres ejecutivos en viaje de negocios, dos rubias rellenitas, una oriental vendiendo flores, un calvo orondo y sonriente, un señor de mediana edad con aspecto de lobo de mar, dos camareras con cofia y delantal, un tipo con la cara cruda, un pedigüeño, un poeta de mesa y pasacalles, un extraviado o un curioso con cartapacios y carpetas, un sherlock holmes vestido de travesti coqueteando con un watson engominado, una pareja de maduros abuelitos, un banquero estirado y barrigudo de ciento quince kilos discutiendo con un yonki torcido, desdentado y flaco de cuarenta y siete, “Rompetechos” con su mono blanco manchado de pintura, un cocinero chino con un cuchillo… y el barman, con cara de aburrido?

Me admiran…


Me admiran los poetas
buscando construirme con palabras,
no efímeras palabras.

Me admiran otros hombres
y algunos casi llegan a parirme
al lado del coral o de la esfinge.

Me admiran muchos otros,
mas sin saber quién soy realmente.

Soy Vargas, Antonio Vargas

Vine al mundo hace ya casi cincuenta años en un club de Kansas City. Mis padres fueron dos auténticos desconocidos. De hecho nunca me enteré de quiénes eran. Un saxofón y una trompeta se hicieron cargo de mí. Siempre me gustó pensar que fueron el del gran Charlie Parker y la del bueno de Gillespie. Lo bien cierto es que lo único que heredé de ellos fue una sordera incurable y una morbosa atracción por los pentagramas vacíos. Detesto a los poetas y a los músicos, los unos por prescindibles, los otros por cretinos. No se me conoce ocupación remunerada. El mejor día de mi vida lo tengo asociado a un paseo bajo la lluvia una tarde de domingo en la que recorrí mi ciudad borracho. Recuerdo que en el último bar, el de los Pérez Brothers, una generosa mujer le arrimaba a su pequeño vástago dos domingas rotundas que nunca he olvidado. Cuántas veces en sueños he bebido de esa leche imposible.

Vargas y las poéticas postmodernas

Si hay algo que aguanta Vargas peor que a los poetas, es a los críticos de poesía. Un cretino teorizaba sobre la esencia de la postmodernidad en poesía, hablaba de sucesos de lenguaje, fragmentos de soliloquios interiores, atravesados de aprensión, dudas, basura sapiencial, residuos visuales, esperanzas abatidas y… sentido del humor.
La traducción de Vargas creó a su alrededor un silencio incómodo: ” A los poetas postmodernos les hace gracia la mierda que dejan en los calzoncillos sus propios pedos”

Voyeur de luna

Hoy he visto a La Luna hacerse la redonda en un pentagrama rayado por aviones a reacción y a Venus contemplando, boquiabierto y envidioso, su belleza al descender por la escala de diosas musicales de la noche.
Sólo momentos así justifican la triste y absurda existencia de los ojos que admiraron estas astrales melodías, la vespertina y azulada orgía de dos astros y el voyeurismo de las lágrimas marinas de un poeta completamente tonto.

Lewis Carros

Luis Carros, o Lewis Carros, es el seudónimo de un escritor que ha dedicado su vida entera al cuento y a volvernos locos con sumas y lógicas, ambas ilógicas. Sus escritos rezuman una sensibilidad infantil a flor de piel difícil de imitar que son la delicia de grandes y mayores. Ha sido un autor ilustrado no sólo por Tenniel, sino también por todos los modernos dibujantes de animación. En torno a su vida y su personalidad circulan infinidad de equívocos y controversias: su travestismo, su condición de reverendo protestante, sus clases de inglés para ganarse la vida, e incluso el problema de sus nombres y seudónimos. Todos ellos, como su mejor y único editor, me veo obligado a desmentir y aclarar en la medida de mis humildes posibilidades: sin duda es protestante, aunque no profesa religión alguna; asiste a clases de un colegio bilingüe inglés-español, sin tampoco profesar; se traviste -al menos en carnaval y san Isidro- y, en este aspecto de la definición sexual, no le gusta que le llamen Luis sino Gonzalo -aunque eso depende de los días; por último, lo que podemos afirmar sin equívoco, por partida de nacimiento y asistencia a parto, es que se llama Laura y tiene cinco años, por lo que ha tenido que pedir a su padre que escriba esta heterobiografía, mientras ella se inspira viendo dibujos animados. A sus cinco años es toda una poeta.

LITERATURA EN LA RED

aNobii – Lo que has leído y lo que te falta por leer
BookMooch – Cambia libros usados por internet
BooksWellRead – Opiniones sobre los más diversos libros.
Dejaboo – Una red social creada para compartir cultura
Glypho – Ideas que se convierten en historias que acaban en novelas
Librolocus – Buscando libros en internet
Lulu – Sé tu propia editorial
ninjaWords – Diccionario inglés en ajax
Open Citatum – Edición y consulta de citas online
QuickMuse – El poeta más rápido de la red.
Reader2 – Cuál será el próximo libro que caerá en tus manos
shelfari – muestra tu biblioteca al mundo
Siguelahistoria – Para los escritores aficionados
Topicalizer – Analiza si los textos que escribes son fáciles de leer
Vootext – La literatura en la web 2.0
wewrote – Otra opción para escribir novelas en grupo

Cada uno en su sitio

El bardo en el bardal,
el vate en el water,
el rapsoda en el whisky con soda,
el aedo en el pedo
y el poeta en la bragueta…

MI MADRE ERA POETA

Mi madre era poeta.
En su piel leí todos los versos.
De su pecho mamé todas las odas.
En su morena tez todos los sueños.

10. EL BAR

El bar estaba abierto y decidió tomar una copa para entonarse un poco.
-Allí estuve yo, jodiendo en un hotel de esos…
-Tú que vas a joder!
-¿Que no jode este…? …en todas partes!
-¡Qué sí, hombre, qué sí! …y me comí un solomillo… ummm!
-Qué solomillo, ni que niña muerta!
-Hombre, ahí viene el poeta. ¡Eh, poeta, ven aquí, a ver que dices tú!
-Qué no me llames poeta, tengo nombre…
-Tómate una copa con nosotros, hombre.
-¿Invitas tú?
-Sí, claro, los poetas no tienen un chavo… ¿Verdad, poeta? -dijo con sorna Cadenas- ¿De dónde vienes así…?
-De conversar con el cura…
-Ya sabía que era guarro el cura pero te ha puesto de barro… madre mía!
-Va, déjame, paga una copa y calla…

10. El bar…

El bar estaba abierto y decidió tomar una copa para entonarse un poco.
-Allí estuve yo, jodiendo en un hotel de esos…
-Tú que vas a joder!
-¿Que no jode este…? …en todas partes!
-¡Qué sí, hombre, qué sí! …y me comí un solomillo… ummm!
-Qué solomillo, ni que niña muerta!
-Hombre, ahí viene el poeta. ¡Eh, poeta, ven aquí, a ver que dices tú!
-Qué no me llames poeta, tengo nombre…
-Tómate una copa con nosotros, hombre.
-¿Invitas tú?
-Sí, claro, los poetas no tienen un chavo… ¿Verdad, poeta? -dijo con sorna Cadenas- ¿De dónde vienes así…?
-De conversar con el cura…
-Ya sabía que era guarro el cura pero te ha puesto de barro… madre mía!
-Va, déjame, paga una copa y calla…

El bar estaba abierto y decidió tomar una…

El bar estaba abierto y decidió tomar una copa para entonarse un poco.
-Allí estuve yo, jodiendo en un hotel de esos…
-Tú que vas a joder!
-¿Que no jode este…? …en todas partes!
-¡Qué sí, hombre, qué sí! …y me comí un solomillo… ummm!
-Qué solomillo, ni que niña muerta!
-Hombre, ahí viene el poeta. ¡Eh, poeta, ven aquí, a ver que dices tú!
-Qué no me llames poeta, tengo nombre…
-Tómate una copa con nosotros, hombre.
-¿Invitas tú?
-Sí, claro, los poetas no tienen un chavo… ¿Verdad, poeta? -dijo con sorna Cadenas- ¿De dónde vienes así…?
-De conversar con el cura…
-Ya sabía que era guarro el cura pero te ha puesto de barro… madre mía!
-Va, déjame, paga una copa y calla…

SmallAnt

Eres el prepucio grotesco y mugriento infectado por los hueros predicadores de los retretes sobre el que los poetas lanzamos escupitajos.

DIEZ BILLONES DE CUENTOS (gugolcuento)

He rescatado de la Biblioteca de Babel un famosísimo cuento que su autor perdió en un naufragio. El problema es que sus frases están arbitrariamente ordenadas de forma alfabética. Las combinaciones, variaciones o permutaciones* de las frases de este cuento dan lugar a la inimaginable cifra del título de este post (creo, pues las matemáticas no son mi fuerte). He puesto a mi ordenador a trabajar para ir combinando estas frases hasta dar con el original, pero según mis cálculos habré muerto cuando acabe. Estoy desesperado. No puedo abordar tal tarea yo solo. Abatido por esa desalentadora perspectiva, únicamente se me ocurre acudir a vosotros para que me ayudéis en esta ingente tarea. Estas son las frases:

A la madrastra no le gustaban los niños
Aquel día tuvo un sueño revelador
Aquello le recordó el brillo de las estrellas
Después de adentrarse profundamente
Dibujando en la pared con maestría
El ruido de furias gobernantas
El viento soplaba sobre el lago
Estaba manchado de sangre
Estaban como locos
–Este amuleto es perfecto–exclamó sonriente.
La Iglesia de Cristo
Lanzad a inocentes y lánguidos poetas allí
Las frutas maduras cayeron al suelo
Le dio una palmada y despertó sobresaltado.
Le explicó lo que estaba pasando
Lo llevó al pozo para lavarlo
–Lo sentimos, pero hay que obedecer– decía.
Mientras ellas permanecían paralizadas,
No hay abrazo más fatal que el de la tierra
No le cabe la polla entre sus dientes de conejo
Nos quedaremos sordos
Pensó: “Aquí se puede descansar”.
Pero ellos continuaban sin parar
Se dirigió hacia ellos con una encantadora sonrisa
Si todas las hormigas se ponen a cantar
Subió al bote y remó durante horas
Un día, el más largo del verano,
Un miasmático señor
–Ya se han marchado–dijo.

Por favor, ayudad a esta alma en pena a encontrar el cuento original -o al menos alguno que pueda pasar por tal- antes de mi muerte!
PODÉIS PASARLO COMO MEME, A VER SI ALGUIEN ENCUENTRA EL ORIGINAL Y ME LO ENVÍA. ¡OS DOY CIEN TRILLONES DE GRACIAS DE ANTEMANO!

* Nota añadida el 7.12.06:
Un amigo, al que llaman El diablo de los números y cuyo nombre real es Hans Magnus Enzensberger, me ha dicho que el cálculo correcto es hallar el factorial de veintinueve, 29! (él lo llama ¡veintinueve pum!) y según mi calculadora el resultado es 8.8e+30, es decir casi un 9 seguido de 30 ceros.

UN PAR DE CITAS

“El impulso que lleva al escritor a revelar su secreto forma parte de su oficio, que es comunicar. Es común que el artista, tras su descubrimiento que ha efectuado a solas, quiera de inmediato comunicarlo, así sea oralmente. No importa a cuántos. A alguien. En ese instante no piensa que puedan quitarle un tema, copiarle un desarrollo. El arte es generoso, pródigo, dador, y la verdad es que el secreto del escritor sólo adquiere un sentido cuando se hace público”.

Mario Benedetti, escritor, poeta y filósofo uruguayo.

“El escritor es la chica del bar y el amante de la chica del bar, el gánster y el policía, el homosexual y el fascista, el marxista y el heterosexual, la víctima y el asesino. El asesino de mi novela es el escritor. Es decir, yo. Y si no soy detenido en las horas que siguen a esta revelación es que ya no puedes fiarte ni de la literatura”.

Manuel Vázquez Montalbán, escritor y periodista español.

UN PAR DE CITAS

“El impulso que lleva al escritor a revelar su secreto forma parte de su oficio, que es comunicar. Es común que el artista, tras su descubrimiento que ha efectuado a solas, quiera de inmediato comunicarlo, así sea oralmente. No importa a cuántos. A alguien. En ese instante no piensa que puedan quitarle un tema, copiarle un desarrollo. El arte es generoso, pródigo, dador, y la verdad es que el secreto del escritor sólo adquiere un sentido cuando se hace público”.

Mario Benedetti, escritor, poeta y filósofo uruguayo

“El escritor es la chica del bar y el amante de la chica del bar, el gánster y el policía, el homosexual y el fascista, el marxista y el heterosexual, la víctima y el asesino. El asesino de mi novela es el escritor. Es decir, yo. Y si no soy detenido en las horas que siguen a esta revelación es que ya no puedes fiarte ni de la literatura”.
Manuel Vázquez Montalbán, escritor y periodista español

UN PAR DE CITAS

“El impulso que lleva al escritor a revelar su secreto forma parte de su oficio, que es comunicar. Es común que el artista, tras su descubrimiento que ha efectuado a solas, quiera de inmediato comunicarlo, así sea oralmente. No importa a cuántos. A alguien. En ese instante no piensa que puedan quitarle un tema, copiarle un desarrollo. El arte es generoso, pródigo, dador, y la verdad es que el secreto del escritor sólo adquiere un sentido cuando se hace público”.

Mario Benedetti, escritor, poeta y filósofo uruguayo

“El escritor es la chica del bar y el amante de la chica del bar, el gánster y el policía, el homosexual y el fascista, el marxista y el heterosexual, la víctima y el asesino. El asesino de mi novela es el escritor. Es decir, yo. Y si no soy detenido en las horas que siguen a esta revelación es que ya no puedes fiarte ni de la literatura”.
Manuel Vázquez Montalbán, escritor y periodista español

Abstruso

Los ojos vidriosos de un poeta que desayuna gin ante la barra de un bar llena de viejos cansados de las vallas insalvables son las canicas de un dios abstruso que maléficamente se solaza con los dolores de vientre de las margaritas salvajes del patio de butacas de un mundo metamorfoseado por las ventosidades clericales y politicastradas.

Remedio de estiajes

¡Ah, Perales, Perales… ese gran poeta y gran cantante que hace llorar incluso a las nubes blancas…! ¿Cómo no lo contratan para erradicar la sequía?

Ciprés

El ciprés …
es el tallarín chino de algas mediterráneas
es el porro de un troll olvidadizo
es el árbol de navidad cuando no es navidad
es el torbellino del césped en rebelión contra sus cortacéspedes
es el cohete espacial de las vacas del prado
es la inspiración de los poetas elevados por elevador
es el cigarro puro de la hierba vegetariana
es una mierda verde pinchada en un palo
es el pimiento picante que los muertos le meten por el culo al cielo.

OLOR A PLUMA DE RIMBAUD

Con esa mano que mece la memoria de los mitos
Arthur aplastaría aquí el arte de esta banda anacrónica
y lanzaría poemas a los enfants malditos,
esas especies de salón que en su vulgar castillo,
sin ser hombres con vida
ni a los terribles poetas inspire su visión,
pagan confuso jornal de hierro a la poesía
por el olor a pluma de Rimbaud.

Habla la Tierra

Todos los días se me mueren flores. Algunas nadie las ha visto -sólo yo- y mueren igualmente. Son bellas sin más, con una belleza inútil para los hombres, que, absortos, jamás gozarán de ellas. Yo contemplo como, mustias, regresan a mí, su engendradora madre. Y tierna las acojo para renacerlas. No hay nada triste en ello.

Me duelen más aquellas arrancadas por codiciosas manos, violentas, sin escrúpulos, pues, en mis pesadillas, las veo perderse para siempre.

Pero yo sé que, al fin, todo regresa a mí, y que algún fingido poeta sufrirá de madrugada el delirio de mi fatal angustia.

Bardos

Todo poeta debiera pasar una temporada en el infierno, cuando no, toda la eternidad, para aprender a hacer versos atormentados.

COCO

Bardos: Todo poeta debiera pasar una temporada en el infierno, cuando no, toda la eternidad, para aprender a hacer versos atormentados.

Poeta topólogo

«un topólogo es una persona incapaz de distinguir una taza de una rosquilla» y yo no distingo una poesía de una poética.

MetafóricaMente

Los poetas somos en realidad seres muy limitados, sólo nos expresamos bien con metáforas.

Mágico o terrible

El aire azul se mea en las gilipolleces para embellecerlas o la serenidad es el secreto de los poetas

Poeta

Poeta: persona que se emborracha con cualquier cosa.