Etiquetado: piedra Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Sun20Jan19 Permalink
    Etiquetas: , , , piedra, ,   

    Antigua 

    Pasa la vida en negro
    y blanco y gris de grises.

    Y no hay ángeles

    sino perros callejeros y famélicos.

    Es húmeda y lluviosa

    y con orín corriendo por las calles.

    La piedra desgastada

    por los que se arrastran en sus calles.

    Mendigos de sueños imposibles,

    que recorren sus laberintos

    y sus cuestas imposibles.

    Hay calles que son casas

    y casas que son calle.

    Y todo se confunde y es oscuro.

    Y sólo buscas algo que has perdido,

    Mientras se necrosan tus dedos

    y tienes que tirarlos a los perros.

    Anuncios
     
  • viva el Fri20Jul18 Permalink
    Etiquetas: , , piedra, , ,   

    La del bolso de lunares 

    La que no juega al odio.
    La que duerme la siesta.
    La que tiene una sombra de barba.
    La que mira la televisión.
    La que tira una piedra.
    La que esconde la mano.

     
  • viva el Fri25May18 Permalink
    Etiquetas: , , , , piedra, ,   

    Cadenas de la muerte 

    Ven,

    arranca las cadenas de la muerte,

    la piedra oscura de la soledad,

    el paisaje mudo de los huesos,

    el clamor de la espada insumisa

    y mírame a los ojos.

     
  • viva el Fri30Mar18 Permalink
    Etiquetas: , , , piedra,   

    Lavandera mía 

    A mi madre.

    En la piedra de lavar,
    con las rodillas en tierra,
    veo su rostro brillar
    en el agua cristalina
    del arroyo de entresierras.
    Cuesta arriba con la ropa,
    luego humedecida y limpia
    tras esforzado trabajo,
    aunque se aprecia el cansancio,
    bajando la carretera
    con alegría camina,
    orgullosa y satisfecha
    con su hijo de la mano,
    él la mira y con ella se embelesa.

     
  • viva el Sun7May17 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , piedra   

    CAYENDO DEL BURRO 

    Otra de mis más tempranas experiencias tiene que ver con los burros y los abuelos. A veces no hay diferencia. Yo les tengo el mismo cariño. Para empezar se parecen en algo. Ambas especies son de pelo suave y son tozudos. Y se les quiere, a pesar de todo, se les quiere mucho. Mi memoria guarda una extraña imagen de aquel día porque el porrazo debió ser para dejarle a uno tonto -ahora me explico muchas cosas, la verdad. Yo iba montado en el burro de mi abuelo. No, esta vez no penséis mal, era de verdad su burro, no mi abuelo. Mi abuelo iba andando al lado, yo creo que un poco distraído, pero esto lo supongo, no lo sé. El caso en cuestión es que en menos de un segundo yo di un giro de 180 grados sobre la peluda panza del burro y caí de cabeza sobre el suelo, suelo de piedra y barro, por supuesto. Ni una maldita brizna de hierba había en la calle, como era corriente en los caminos, para almohadillar mi blandito coco de bebé, que aún no tenia bien cerrada la mollera. El rocín de mi abuelo era listo y afortunadamente paró en seco y no me remató con sus pezuñas. Así que, me libre del pateo. El que no pareció librarse del pateo verbal de mi madre fue su suegro, vamos, mi abuelo. “Pero como se le ocurre”, “Pa matar al niño”, “Está tonto” y en fin todas esas lindezas que se pueden descargar sobre el suegro, cuando la ha liado parda con un despiste y pierde de vista al inquieto mocoso al que le ha tocado cuidar ese aciago y rocinante día. Al parecer todo quedó en un susto. Ya me lo explico, la cara de mi abuelo no volvió a ser la misma, las orejas eran más grandes y peludas cada vez. Suaves y peludas como las de un platerillo silvestre. Y mi cabeza siempre ha conservado un promontorio en su cenit, duro como un ariete.

     
  • viva el Fri5May17 Permalink
    Etiquetas: , , , , piedra,   

    ARRASTRANDO EL CULO POR LA PIEDRA 

    Pues parece que se ha acabado esta forma de desplazamiento consistente y cómoda. Arrastrar el culo por el suelo ya no mola. Según cuentan las leyendas familiares, mi desplazamiento favorito era el arrastraculo, un tipo de movimiento consistente en dejarse el pañal pegado en el suelo junto con su contenido. Resulta que dependiendo de la superficie de fricción, puede ser algo guay o una puta -y literal- mierda. El cambio de casa trajo consigo una alta fricción: un suelo empedrado. De los de antes. Nada de gilipolleces modernas tipo microcemento con tacto de mármol rosado. Putas y jodidas piedras. Y pues, chico, pies para que os quiero. Milagro. El Niño anda.

     
  • viva el Mon6Mar17 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , piedra, , , , , , , ,   

    A MI HERMANO ANICETO 

    La luz terca y cansina de las siestas de La Mancha. Todo está sumergido en el formol del pasado, viejas que debieron morir hace mucho tiempo, cosen y rumian sus rezos a las puertas de las casas. La luz familiar de estas calles es la que se prende a los ojos y a la sangre, al polvo dinástico de las cosas. La luz amniótica que pasa como un río silencioso, hermanando orillas, lamiendo la piedra de las tapias, las ventanas enclavadas. La luz detenida de las cinco de la tarde, detenida en los relojes, en los olivos, en esos cerros comidos de intemperie, en el luto totémico y lustral de los arcángeles, en el bronce tullido de las torres pregoneras. Y cómo no pensar en la muerte bajo este sol tan familiar, tan aburrido, tan obstinadamente infancia. Esta luz ni tan siquiera encuentra una puerta abierta, una sombra en la que refugiarse, una casa en la que arder reconocida. Bajo este sol, vienes a enterrar al padre del amigo.

     
  • viva el Tue2Feb16 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , piedra, , , , , ,   

    A Manuel Moreno—la mitad quijotesca de mi sancho—… 

    A Manuel Moreno—la mitad quijotesca de mi sancho— por su ARMONÍA Y ESTRAGO publicado en Editorial Renacimiento (Sevilla, 2015)

    I

    Bien jóvenes descubrimos
    el ESTRAGO, la infamia,
    la piedra de Sol envenenada,
    el cáliz de heces, desalmado,
    la mosca en las heridas,
    la inútil oración de los vencidos…

    Tan sólo nos quedaba la palabra…

    Y escribimos con lágrimas de sangre
    un salmo de cristal y meteoros,
    el acerado himno de las sombras,
    la descarnada balada del amor,
    la invencible oda de sol
    de la ARMONÍA.

    II

    Nuestras máscaras son un espejo: lo que hay dentro hoy, estuvo fuera ayer; y ayer estaba dentro, lo que hoy sale hacia afuera. El tuétano de cada uno, son las almas de los demás que pasan por el prisma de nuestra apariencia. Cada poeta es esencia de sus poetas, o dicho de otra forma, la sombra chinesca de sus huesos. La cicatriz del presente es dolor y goce infringido que nos devolvemos, multiplicado o dividido, por nuestras especulares máscaras. Así, sembramos cada día, mutuamente y en soledad, el verso robado de nuestra panegírica elegía.

    Salud, hermano.

     
    • Manuel Moreno el Mar2Feb16 Permalink | Inicia sesión para responder

      Hermano, gracias emocionadas, ya me hubiera gustado a mí ser el autor de unos cuantos de los versos que escribes en mi semblanza poética. Tan solo nos quedaba la palabra, pero ahora nos queda la amistad. Abrazo interminable.

      Le gusta a 2 personas

      • Ahasvero el Mar2Feb16 Permalink | Inicia sesión para responder

        De nada, hermano. Pero no es cierto que no sean tuyos los versos, yo sólo he reflejado -incluso copiado- los versos de tu libro para esa semblanza. Sólo son una sombra chinesca de tus huesos en ARMONÍA Y ESTRAGO, como ya he dicho antes. Infinitos abrazos.

        Me gusta

  • viva el Tue2Feb16 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , piedra, , , , , ,   

    SEMBLANZA Y POÉTICA A Manuel Moreno—la mitad quijotesca… 

    SEMBLANZA Y POÉTICA

    A Manuel Moreno—la mitad quijotesca de mi sancho— por su ARMONÍA Y ESTRAGO publicado en Editorial Renacimiento (Sevilla, 2015)

    I

    Bien jóvenes descubrimos
    el ESTRAGO, la infamia,
    la piedra de Sol envenenada,
    el cáliz de heces, desalmado,
    la mosca en las heridas,
    la inútil oración de los vencidos…

    Tan sólo nos quedaba la palabra…

    Y escribimos con lágrimas de sangre
    un salmo de cristal y meteoros,
    el acerado himno de las sombras,
    la descarnada balada del amor,
    la invencible oda de sol
    de la ARMONÍA.

    II

    Nuestras máscaras son un espejo: lo que hay dentro hoy, estuvo fuera ayer; y ayer estaba dentro, lo que hoy sale hacia afuera. El tuétano de cada uno, son las almas de los demás que pasan por el prisma de nuestra apariencia. Cada poeta es esencia de sus poetas, o dicho de otra forma, la sombra chinesca de sus huesos. La cicatriz del presente es dolor y goce infringido que nos devolvemos, multiplicado o dividido, por nuestras especulares máscaras. Así, sembramos cada día, mutuamente y en soledad, el verso robado de nuestra panegírica elegía.

    Salud, hermano.

     
    • Manuel Moreno el Mar2Feb16 Permalink | Inicia sesión para responder

      Hermano, gracias emocionadas, ya me hubiera gustado a mí ser el autor de unos cuantos de los versos que escribes en mi semblanza poética. Tan solo nos quedaba la palabra, pero ahora nos queda la amistad. Abrazo interminable.

      Le gusta a 1 persona

      • Ahasvero el Mar2Feb16 Permalink | Inicia sesión para responder

        De nada, hermano. Pero no es cierto que no sean tuyos los versos, yo sólo he reflejado -incluso copiado- los versos de tu libro para esa semblanza. Sólo son una sombra chinesca de tus huesos en ARMONÍA Y ESTRAGO, como ya he dicho antes. Infinitos abrazos.

        Me gusta

  • viva el Mon8Jun15 Permalink
    Etiquetas: , piedra   

    Una piedra lanzada con fe sabe caminar sobre… 

    Una piedra lanzada con fe, sabe caminar sobre las aguas.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar