Court de Gebelin 

Güey, ¡qué no juego a la ingravidez más!, la última vez me caí en el cráter de las letras.

Anuncios