Etiquetado: César Vallejo Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Fri16Mar18 Permalink
    Etiquetas: César Vallejo, , , , , , , , ,   

    “Yo nací en un día que Dios estuvo enfermo” 

    Un día como hoy de 1892 nace en Santiago de Chuco, Perú, el poeta, escritor y periodista César Vallejo, considerado uno de los mayores innovadores de la poesía del siglo XX y el máximo exponente de las letras en su país.

     
  • viva el Fri15Apr16 Permalink
    Etiquetas: , César Vallejo,   

    Y tu cadáver siguió resucitando en el día… 

    Y tu cadáver siguió resucitando…
    (en el día del 78 aniversario de la muerte de César Vallejo)

     
  • viva el Wed8Feb12 Permalink
    Etiquetas: César Vallejo, , , , , , , , ,   

    YUNTAS Completamente Además ¡vida Completamente Además ¡muerte Completamente… 

    YUNTAS
    Completamente. Además, ¡vida!
    Completamente. Además, ¡muerte!
    Completamente. Además, ¡todo!
    Completamente. Además, ¡nada!
    Completamente. Además, ¡mundo!
    Completamente. Además, ¡polvo!
    Completamente. Además, ¡Dios!
    Completamente. Además, ¡nadie!
    Completamente. Además, ¡nunca!
    Completamente. Además, ¡siempre!
    Completamente. Además, ¡oro!
    Completamente. Además, ¡humo!
    Completamente. Además, ¡lágrimas!
    Completamente. Además, ¡risas!…
    ¡Completamente!
    (César Vallejo — 9 Nov 1937)

     
    • Henry J. White el Mie8Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      Desmayarse, atreverse, estar furioso,
      áspero, tierno, liberal, esquivo,
      alentado, mortal, difunto, vivo,
      leal, traidor, cobarde y animoso;
      no hallar fuera del bien centro y reposo,
      mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
      enojado, valiente, fugitivo,
      satisfecho, ofendido, receloso;
      huir el rostro al claro desengaño,
      beber veneno por licor süave,
      olvidar el provecho, amar el daño;
      creer que un cielo en un infierno cabe,
      dar la vida y el alma a un desengaño;
      esto es amor, quien lo probó lo sabe.
      (Felix Lope de Vega, 1562 – 1635)

      Me gusta

    • mercedesmolinero el Mie8Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      Nunca, sino ahora, oí el estruendo de los carros, que cargan piedras para una gran construcción del boulevard Haussmann. Nunca, sino ahora avancé paralelamente a la primavera, diciéndola: «Si la muerte hubiera sido otra…». Nunca, sino ahora, vi la luz áurea del sol sobre las cúpulas de Sacre-Coeur. Nunca, sino ahora, se me acercó un niño y me miró hondamente con su boca. Nunca, sino ahora, supe que existía una puerta, otra puerta y el canto cordial de las distancias.

      Me gusta

    • Cat el Mie8Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      •••ESPERGESIA•••
      Yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Todos saben que vivo,
      que soy malo; y no saben
      del diciembre de ese enero.
      Pues yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Hay un vacío
      en mi aire metafísico
      que nadie ha de palpar:
      el claustro de un silencio
      que habló a flor de fuego.
      Yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Hermano, escucha, escucha…
      Bueno. Y que no me vaya
      sin llevar diciembres,
      sin dejar eneros.
      Pues yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Todos saben que vivo,
      que mastico… Y no saben
      por qué en mi verso chirrían,
      oscuro sinsabor de féretro,
      luyidos vientos
      desenroscados de la Esfinge
      preguntona del Desierto.
      Todos saben… Y no saben
      que la luz es tísica,
      y la Sombra gorda…
      Y no saben que el Misterio sintetiza…
      que él es la joroba
      musical y triste que a distancia denuncia
      el paso meridiano de las lindes a las Lindes.
      Yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo,
      grave.
      (César Vallejo — 1918)

      Me gusta

    • Julio Santizo Coronado (Facundo) el Jue9Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      Un café
      (A César Vallejo, 1892-1938, después de leer Poemas humanos)
      «Me gusta la vida enormemente
      pero, desde luego,
      con mi muerte querida y mi café».
      César Vallejo
      Hoy le falta azúcar a mi café.
      Hoy falta algo…
      no sé qué.
      Hoy le falta sol a la sombra,
      le falta viento al árbol,
      le falta memoria al olvido.
      Hoy falta algo…
      no sé qué.
      Hoy le sobra risa a la tristeza,
      amor a la amargura,
      lucidez a la demencia.
      Hoy sobra algo…
      no sé qué.
      Hoy sobra un poco y todo falta.
      Hoy ha quedado algo en el fondo de mi taza de café.
      Lo que le sobra al cielo…
      lo que me falta: vida.
      (Julio Santizo Coronado, Versos de bolsillo y otros sueños, en Poesía incompleta)

      Me gusta

  • viva el Sun23Mar08 Permalink
    Etiquetas: , César Vallejo, , , , , , , ,   

    Ante la tumba de César Vallejo 

    El día era frío y el cementerio de Montparnasse parecía un pulmón de muerte y de quietud en medio de París.

    J’ai tant de neige
    pour que tu dormes

    está escrito sobre tu lápida, César Vallejo, maestro de la pena y de las cucharas vacías. Como tristes exvotos te acompañaban un cepillo de dientes, una taza de café, unas piedras sobre un pañuelo, una hoja sucia en la que alguien te había escrito un poema, y una flauta andina en miniatura. Tu dolor estaba intacto, hermano. Yo te he dejado una rosa blanca como la nieve y silenciosa como el sueño.

     
  • viva el Sun23Mar08 Permalink
    Etiquetas: , César Vallejo, , , , , , , ,   

    El día era frío y el cementerio de… 

    El día era frío y el cementerio de Montparnasse parecía un pulmón de muerte y de quietud en medio de París.

    J’ai tant de neige
    pour que tu dormes

    está escrito sobre tu lápida, César Vallejo, maestro de la pena y de las cucharas vacías. Como tristes exvotos te acompañaban un cepillo de dientes, una taza de café, unas piedras sobre un pañuelo, una hoja sucia en la que alguien te había escrito un poema, y una flauta andina en miniatura. Tu dolor estaba intacto, hermano. Yo te he dejado una rosa blanca como la nieve y silenciosa como el sueño.

     
  • viva el Sun23Mar08 Permalink
    Etiquetas: , César Vallejo, , , , , , , , ,   

    Ante la tumba de César Vallejo 

    El día era frío y el cementerio de Montparnasse parecía un pulmón de muerte y de quietud en medio de París.

    J’ai tant de neige
    pour que tu dormes

    está escrito sobre tu lápida, César Vallejo, maestro de la pena y de las cucharas vacías. Como tristes exvotos te acompañaban un cepillo de dientes, una taza de café, unas piedras sobre un pañuelo, una hoja sucia en la que alguien te había escrito un poema, y una flauta andina en miniatura. Tu dolor estaba intacto, hermano. Yo te he dejado una rosa blanca como la nieve y silenciosa como el sueño.

     
    • Manuel Moreno el Dom23Mar08 Permalink | Inicia sesión para responder

      Hermano Ahasvero, fueron tan emocionantes los minutos que pasé en silencio ante la tumba del maestro. ¡Cómo te agradecería si pusieras al lado de mi entrada alguna foto suya!. Un abrazo y felices Pascuas.

      Me gusta

    • Ahasvero el Dom23Mar08 Permalink | Inicia sesión para responder

      ¿Ya ardió París bajo tus pies?

      Hermano, el maestro se merece nuestro homenaje. Ahí va la foto. Si no te gusta, tengo otras.

      Enhorabuena por tu conquista de París. Ya estás más cerca del maestro. Besos.

      Me gusta

    • mmd el Dom23Mar08 Permalink | Inicia sesión para responder

      La foto es perfecta. El viaje a París ha sido intenso y la experiencia muy, muy gratificante, ya te contaré. ¡Ya me gustaría a mí ser digno de la sombra de su sombra!. Un abrazo pascual, hermano.

      Me gusta

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar