Etiquetado: casa Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Thu28Jun18 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , ,   

    Tu espacio para navegar 

    Todas mis inseguridades, todas mis aristas nunca me hicieron parpadear ni una sola vez. Me rendiría para siempre por tocarte, porque sé que me sientes de alguna manera. Eres lo más cercano al cielo que nunca estaré y no quiero irme a casa ahora mismo. Estoy pensando en ti, en mi insomne soledad de esta noche. Si está mal amarte, entonces mi corazón simplemente me ha dejado sin razón. Podría hacerte feliz, hacer tus sueños realidad. Nada hay que yo no haría. Ve a los confines de la tierra sentada en el sol para que te haga sentir mi amor. Y cuando necesites tu espacio para navegar un poco, estaré aquí esperando pacientemente para que me encuentres. No me rendiré.

    Anuncios
     
  • viva el Sat23Jun18 Permalink
    Etiquetas: , , , casa, , , , , , , ,   

    Ninfas en el cielo 

    Ninfas en el cielo dicen lo que quieres

    Ven y baila conmigo, toda mi llama

    Volando a casa, collar de perlas

    Debo romper las enseñanzas de Orfeo?

    Estrella fugaz, ven conmigo

    Pongo una sonrisa en tu boca

    Amor de verano, vuelve a mi

    Pones una sonrisa en mi boca

    La luna sigue girando en el lago

    Un nuevo mirlo brilla en mi cabeza

     
  • viva el Tue3Apr18 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , ,   

    Últimos golpes 

    Tres razones, principalmente, os pueden sacar de casa y acercaros al teatro a ver la obra que os sugiero. Si os interesan las propuestas sobre temas sociales candentes y que os ayuden a la reflexión más allá de las meras y crudas noticias. Si os gusta compartir experiencias que no os dejen impasibles y, tercera pero esencial, si disfrutáis con puestas en escena sencillas y con garra, de las que no te dejan indiferente.
    La obra es Últimos golpes, dirigida por Fernando Calatrava, en la que la actriz Beatriz Grimaldos interpreta a una mujer, víctima de la violencia de género, que decide armarse de valor para poner fin a un largo camino de violencia y humillación.
    Se representará en el Teatro Galileo durante todo el mes de abril dentro del proyecto dramatúrgico Los martes fronterizos que dirige Sanchís Sinisterra y que también es el autor del texto de esta obra.

     
  • viva el Thu8Mar18 Permalink
    Etiquetas: , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    A mi Quinta del 55 

    En un lugar de la Mancha,
    que yo acordarme sí quiero,
    hay un pueblo muy bonito
    Villamanrique, por cierto.

    Está al pie de la sierra,
    tiene una iglesia bonita
    y la plaza con su fuente
    donde sube la vaquilla.

    La Casa Grande, por cierto
    que vivió Jorge Manrique,
    allí también nací yo,
    pasé años muy felices.

    Todos los chicos del pueblo
    también allí se metían
    cuando llovía y a jugar
    a las bolas y la pícula.

    Esta poesía que he sacado
    va dedicada a mí “quinta”,
    quinta del cincuenta y cinco,
    pues toda ella muy linda.

    Nacimos noventa y tres,
    todos hechos con amor,
    aunque algunos ya se fueron
    a la vera del Señor.

    Por ellos pedimos todos
    que Dios los tenga en la Gloria
    y nosotros todos juntos
    hoy honramos su memoria.

    Fuimos niños muy felices,
    aunque fueron tiempos duros
    y desde muy pequeñitos
    pasamos algún apuro.

    Empezamos en la escuela
    con cinco o seis añitos,
    Íbamos con uniforme
    todos requetebonitos.

    Nos lo hacían nuestras madres,
    pues todas eran geniales,
    y cada una al suyo
    le ponía las iniciales.

    En párvulos empezamos
    con esos pocos añitos,
    teníamos Doña Pepita
    que no daba muchos mimos.

    Al contrario, algunas veces
    nos daba algunos cachetes,
    y si rompías un geranio
    te daba una buena “leche”.

    Por cierto, hablando de leche,
    la que nos daban en polvo,
    la “hermana Antonia”, la pobre,
    que nos aguantaba a todos.

    Era una mujer genial,
    la recuerdo con cariño
    cuando en el comedor
    estábamos de servicio.

    Con Doña Pruden tuvimos
    una etapa muy cortita,
    aunque nos dio tiempo a todo
    pues era muy jovencita.

    Nos enseñó a coser,
    bordados en panamá,
    hicimos un “tú y yo”
    y alguna cosilla más.

    Cuando se iba a casar
    nos invitó a chocolate
    todos decíamos contentos:
    “lo podía haber hecho antes”

    En las clases separados,
    los chicos con Don Ricardo,
    les pegaba con la goma
    si hacían algo malo.

    Si te daban un cachete
    no te podías quejar,
    pues te decían tus padres
    “algo habrás hecho mal”.

    Luego vino Don Marino,
    y ya la cosa cambió,
    los chicos hoy lo recuerdan
    con toda la admiración.

    Las chicas con Doña Juana,
    aprendimos a restar,
    multiplicar, dividir,
    el catecismo y rezar.

    Con Doña Julia aprendimos
    raíz cuadrada, quebrados,
    Geografía, Historia y Lengua,
    y al final examinarnos.

    Y por las tardes teníamos
    clases de canto y teatro
    para el día de San Juan
    todos poder festejarlo.

    Salíamos al recreo,
    todos muy desenfrenados,
    las chicas todas a un patio,
    los chicos al otro lado.

    Los chicos juegan al fútbol
    y todos descontrolados,
    a las canicas, la roma,
    a la trompa y al pillado.

    Las chicas también jugamos
    a la comba y a la liga,
    al pillado, al escondite,
    qué forma más divertida.

    Un día en el recreo
    nos ocurrió lo siguiente:
    corriendo tras las palomas
    todas bajamos al puente.

    Después cuando regresamos
    no sabíamos la hora que era,
    y nos castigó a todas
    a casa sin la cartera.

    Hacíamos la gimnasia
    todas muy bien alineadas,
    nos la daba Doña Pruden,
    y que bien que nos quedaba.

    Eso sí, no había chándal,
    todas pololos y faldas,
    y si alguna no llevaba
    se quedaba a retaguardia.

    Los sábados había cole,
    aunque era muy distinto,
    había que fregar los bancos
    y frotar con mucho ahínco.

    Con asperón y moliz,
    con estropajo de esparto,
    y también con la cuchilla
    para quitar lo pintado.

    También izamos bandera,
    cantamos el caralsol,
    todos éramos felices
    y bailábamos al son.

    En mayo todos al patio,
    celebrábamos las flores,
    y ofrecíamos a la Virgen
    ramilletes de colores.

    Los chicos iban a un lado,
    Las chicas al lado opuesto,
    ahora la cosa ha cambiado,
    estamos todos revueltos.

    Compartíamos diccionarios
    en el cuarto “el portalillo”,
    y cuando venían los chicos
    pasábamos apurillos.

    Nos mandaba Doña Julia,
    a la que había de servicio,
    a darles lo que pedían
    los chicos de Don Marino.

    No teníamos ni servicio
    dónde hacer necesidades,
    íbamos detrás del cine
    a pasar calamidades.

    Dónde la hermana Socorro
    también solíamos ir,
    a beber un vaso de agua
    y también “hacer pipí”.
    También la hermana Felisa
    nos solía socorrer
    cuando le pedíamos agua
    y llegábamos con sed.

    Eran años de posguerra
    y también de dictadura,
    hubo gente que emigró,
    era una vida muy dura.

    Se fueron a Barcelona,
    a Madrid, San Sebastián,
    Bilbao, Valencia, Palma
    y alguna que otra ciudad.

    Ésta es la historia del cole,
    aunque hay mucho que contar,
    si me he olvidado de algo
    me tenéis que perdonar.

    Vamos al día de hoy
    que es lo que nos ha reunido,
    lo planeamos hace un año
    y que bien nos ha salido.

    Empezamos con el “facebook”
    y después con el “whatsApp”,
    éramos unos poquitos
    y ahora somos muchos más.

    Hemos tenido reuniones,
    alguna que otra vez,
    hablamos, nos divertimos
    y tomamos un café.

    Les mandábamos las fotos
    a los que estaban ausentes,
    nos contestaban al pronto:
    “largos nos ponéis los dientes”.

    Estamos todos deseando
    de que llegue San Miguel
    para poder reencontrarnos
    y pasárnoslo muy bien.

    En una de las reuniones
    se planeó ir a Santiago,
    hacer juntos el Camino,
    y al final tres quedamos.

    Santiago nos ayudó
    a que llegáramos bien,
    y al llegar al casco viejo,
    allí empezó a llover.

    Que si nos llueve en Santiago,
    decían que era lo normal,
    así que prisa nos damos
    a entrar en la catedral.

    Al dar el abrazo al Santo
    me vino mucha emoción,
    al pedirle por “mi quinta”,
    que nos dé su protección.

    El que está enfermo lo cure,
    el que está sano no enferme,
    así que Apóstol bendito
    protege a toda mi gente.

    Llegamos a San Miguel,
    nuestras fiestas más sonadas,
    son de interés regional,
    recientemente nombradas.

    A celebrar los sesenta
    esta quinta se ha juntado,
    muchos han hecho un esfuerzo
    para que al fin nos veamos.

    Hacemos una comida
    para poder celebrar
    que cumplimos los sesenta
    y lo pasamos genial.

    Los recibimos a todos
    con ilusión y entusiasmo
    y deseamos, a la vez,
    que no pasen tantos años.

    En estas sesenta estrofas,
    cada una por un año,
    va dedicada a “mi quinta”
    al cumplir sesenta años.

    Protégenos Santo Arcángel
    a todos en general,
    y a los que corren la vaca
    líbralos de todo mal.

    Dios nos dé salud a todos
    para volver a encontrarnos
    y si no podemos vernos
    que sigamos conectados.

    (27 de septiembre de 2015)

     
  • viva el Thu8Mar18 Permalink
    Etiquetas: , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    A mi Quinta del 55 

    En un lugar de la Mancha,
    que yo acordarme sí quiero,
    hay un pueblo muy bonito
    Villamanrique, por cierto.

    Está al pie de la sierra,
    tiene una iglesia bonita
    y la plaza con su fuente
    donde sube la vaquilla.

    La Casa Grande, por cierto
    que vivió Jorge Manrique,
    allí también nací yo,
    pasé años muy felices.

    Todos los chicos del pueblo
    también allí se metían
    cuando llovía y a jugar
    a las bolas y la pícula.

    Esta poesía que he sacado
    va dedicada a mí “quinta”,
    quinta del cincuenta y cinco,
    pues toda ella muy linda.

    Nacimos noventa y tres,
    todos hechos con amor,
    aunque algunos ya se fueron
    a la vera del Señor.

    Por ellos pedimos todos
    que Dios los tenga en la Gloria
    y nosotros todos juntos
    hoy honramos su memoria.

    Fuimos niños muy felices,
    aunque fueron tiempos duros
    y desde muy pequeñitos
    pasamos algún apuro.

    Empezamos en la escuela
    con cinco o seis añitos,
    Íbamos con uniforme
    todos requetebonitos.

    Nos lo hacían nuestras madres,
    pues todas eran geniales,
    y cada una al suyo
    le ponía las iniciales.

    En párvulos empezamos
    con esos pocos añitos,
    teníamos Doña Pepita
    que no daba muchos mimos.

    Al contrario, algunas veces
    nos daba algunos cachetes,
    y si rompías un geranio
    te daba una buena “leche”.

    Por cierto, hablando de leche,
    la que nos daban en polvo,
    la “hermana Antonia”, la pobre,
    que nos aguantaba a todos.

    Era una mujer genial,
    la recuerdo con cariño
    cuando en el comedor
    estábamos de servicio.

    Con Doña Pruden tuvimos
    una etapa muy cortita,
    aunque nos dio tiempo a todo
    pues era muy jovencita.

    Nos enseñó a coser,
    bordados en panamá,
    hicimos un “tú y yo”
    y alguna cosilla más.

    Cuando se iba a casar
    nos invitó a chocolate
    todos decíamos contentos:
    “lo podía haber hecho antes”

    En las clases separados,
    los chicos con Don Ricardo,
    les pegaba con la goma
    si hacían algo malo.

    Si te daban un cachete
    no te podías quejar,
    pues te decían tus padres
    “algo habrás hecho mal”.

    Luego vino Don Marino,
    y ya la cosa cambió,
    los chicos hoy lo recuerdan
    con toda la admiración.

    Las chicas con Doña Juana,
    aprendimos a restar,
    multiplicar, dividir,
    el catecismo y rezar.

    Con Doña Julia aprendimos
    raíz cuadrada, quebrados,
    Geografía, Historia y Lengua,
    y al final examinarnos.

    Y por las tardes teníamos
    clases de canto y teatro
    para el día de San Juan
    todos poder festejarlo.

    Salíamos al recreo,
    todos muy desenfrenados,
    las chicas todas a un patio,
    los chicos al otro lado.

    Los chicos juegan al fútbol
    y todos descontrolados,
    a las canicas, la roma,
    a la trompa y al pillado.

    Las chicas también jugamos
    a la comba y a la liga,
    al pillado, al escondite,
    qué forma más divertida.

    Un día en el recreo
    nos ocurrió lo siguiente:
    corriendo tras las palomas
    todas bajamos al puente.

    Después cuando regresamos
    no sabíamos la hora que era,
    y nos castigó a todas
    a casa sin la cartera.

    Hacíamos la gimnasia
    todas muy bien alineadas,
    nos la daba Doña Pruden,
    y que bien que nos quedaba.

    Eso sí, no había chándal,
    todas pololos y faldas,
    y si alguna no llevaba
    se quedaba a retaguardia.

    Los sábados había cole,
    aunque era muy distinto,
    había que fregar los bancos
    y frotar con mucho ahínco.

    Con asperón y moliz,
    con estropajo de esparto,
    y también con la cuchilla
    para quitar lo pintado.

    También izamos bandera,
    cantamos el caralsol,
    todos éramos felices
    y bailábamos al son.

    En mayo todos al patio,
    celebrábamos las flores,
    y ofrecíamos a la Virgen
    ramilletes de colores.

    Los chicos iban a un lado,
    Las chicas al lado opuesto,
    ahora la cosa ha cambiado,
    estamos todos revueltos.

    Compartíamos diccionarios
    en el cuarto “el portalillo”,
    y cuando venían los chicos
    pasábamos apurillos.

    Nos mandaba Doña Julia,
    a la que había de servicio,
    a darles lo que pedían
    los chicos de Don Marino.

    No teníamos ni servicio
    dónde hacer necesidades,
    íbamos detrás del cine
    a pasar calamidades.

    Dónde la hermana Socorro
    también solíamos ir,
    a beber un vaso de agua
    y también “hacer pipí”.
    También la hermana Felisa
    nos solía socorrer
    cuando le pedíamos agua
    y llegábamos con sed.

    Eran años de posguerra
    y también de dictadura,
    hubo gente que emigró,
    era una vida muy dura.

    Se fueron a Barcelona,
    a Madrid, San Sebastián,
    Bilbao, Valencia, Palma
    y alguna que otra ciudad.

    Ésta es la historia del cole,
    aunque hay mucho que contar,
    si me he olvidado de algo
    me tenéis que perdonar.

    Vamos al día de hoy
    que es lo que nos ha reunido,
    lo planeamos hace un año
    y que bien nos ha salido.

    Empezamos con el “facebook”
    y después con el “whatsApp”,
    éramos unos poquitos
    y ahora somos muchos más.

    Hemos tenido reuniones,
    alguna que otra vez,
    hablamos, nos divertimos
    y tomamos un café.

    Les mandábamos las fotos
    a los que estaban ausentes,
    nos contestaban al pronto:
    “largos nos ponéis los dientes”.

    Estamos todos deseando
    de que llegue San Miguel
    para poder reencontrarnos
    y pasárnoslo muy bien.

    En una de las reuniones
    se planeó ir a Santiago,
    hacer juntos el Camino,
    y al final tres quedamos.

    Santiago nos ayudó
    a que llegáramos bien,
    y al llegar al casco viejo,
    allí empezó a llover.

    Que si nos llueve en Santiago,
    decían que era lo normal,
    así que prisa nos damos
    a entrar en la catedral.

    Al dar el abrazo al Santo
    me vino mucha emoción,
    al pedirle por “mi quinta”,
    que nos dé su protección.

    El que está enfermo lo cure,
    el que está sano no enferme,
    así que Apóstol bendito
    protege a toda mi gente.

    Llegamos a San Miguel,
    nuestras fiestas más sonadas,
    son de interés regional,
    recientemente nombradas.

    A celebrar los sesenta
    esta quinta se ha juntado,
    muchos han hecho un esfuerzo
    para que al fin nos veamos.

    Hacemos una comida
    para poder celebrar
    que cumplimos los sesenta
    y lo pasamos genial.

    Los recibimos a todos
    con ilusión y entusiasmo
    y deseamos, a la vez,
    que no pasen tantos años.

    En estas sesenta estrofas,
    cada una por un año,
    va dedicada a “mi quinta”
    al cumplir sesenta años.

    Protégenos Santo Arcángel
    a todos en general,
    y a los que corren la vaca
    líbralos de todo mal.

    Dios nos dé salud a todos
    para volver a encontrarnos
    y si no podemos vernos
    que sigamos conectados.

    (27 de septiembre de 2015)

     
  • viva el Sun4Mar18 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , ,   

    Gotas de lluvia. 

    En el antiguo reloj hacia un rato que habían sonado las cinco. En la casa sonaba el silencio del domingo. Fuera el viento movía lentamente las hojas del olivo. Las ramas de los árboles desnudos permanecían impasibles. Las gotas del agua de la lluvia, caida poco antes, brillaban en la hierba reflejando los rayos del tímido y acuoso sol de la tarde, pugnando en ocasiones con los nimbos y cirros que cubrían trechos del azul celeste. Todo llamaba a la tranquilidad y el sosiego. El libro clamaba, con celos, para recibir sus caricias y ofrecer su envolvente historia. La música colaboraba para ofrecer un ambiente acogedor, intensamente relajado y profundamente propenso para hacer una inmersión disfrutando de la lectura. La escritura podía esperar un poco más, ya estaba acostumbrada a ello.

     
  • viva el Mon1Jan18 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Nefastissimus Poetarum 

    guadaña que le alarga
    de regalo forzoso
    sobre el héroe primero
    qué hacer con lo que vivo?
    ley rige el cruel tablero
    labor será quimera
    me rodea su presencia
    la orilla que sutura
    dudando en el alero
    que todavía excitada
    alegre pulse un verso
    la lluvia no era suave
    a las esferas del seis
    viste letal esencia
    lo que me estás pidiendo
    al muro encaramada
    ensalza al que se inclina
    miradas de serpiente
    sólo quedó poesía
    como duna que emerge
    desteje incertidumbres
    por nácar irisado
    de fraterna indolencia
    de los carros ajenos
    acaso es el destino
    por todo su dinero
    como labio ligero
    por los pelos aferra
    publicamos primero
    infunde nuevo fuero
    con labia laborable
    mas tus deseos no valen
    se extiende el derrotero
    oculto en la sentina
    extraiganle a los mares
    bella hasta en la demencia
    porque en lo impropio nada
    de ti me ha hecho sincero
    de la rabia indomable
    sangre que se detiene
    de unidad, qué profunda

    pezones de estricnina
    si sólo fuera helada
    viles o repelentes
    alusión a la fiebre
    no inventó la carencia
    del estado latente
    memoria que imagina
    amarga piel besada
    madre tan submarina
    el malestar hechizo
    dando un sentido nuevo
    que primero recuerde
    hermano que ama a hermano
    alarga un huso ausente
    el pan que no germina
    en franca disciplina
    hay que darle en el pecho
    lo distinto es hermoso
    solo en las negaciones
    no está en venta el paisaje
    atroces días mudos
    sonriendo indulgente
    más no se difumina
    mis sueños de clemencia
    cabeza es espantosa
    tornase en aguacero
    por paradoja, el río
    haciéndome a mí pobre
    cabeza que, postrera
    bullente el hormiguero
    agonizan muchachos
    de los oscuros tiempos
    reverdece en afluente
    mayo, dolor, morfina
    la gota suspendida
    también piel insurgente
    nuestros sueños imberbes
    linde o flujo voraz
    imposible aguacero
    nuestros sueños deciden
    la luz que ríe y declina
    límite, umbral, paso postrero
    latente en la neblina
    por nuevo derrotero
    rodeada de ausencia
    quiero que ya lo sepas
    me pregunto intrigado
    su figura esplendente
    bajo un cielo infinito
    mi casa silenciosa
    conjugando los verbos
    por qué se equivocaba
    el alma ya es certera
    no corran por las playas
    hasta en el desespero
    que avanza cual la sed
    con gurús sin solvencia
    buscaba en sus calores
    tus labios que se cierran
    por huir de lo adyacente
    la fuente que bebiste
    que al fin estalla el gesto
    en similar secuencia
    en el gran laberinto
    tenebrosa conciencia
    que jamás se termina
    agotó mi paciencia
    con más fiebre termina
    mezclándose en tus venas
    pateras y decencia
    libre y vital me hermano
    todo texto indolente
    con rigor que se instala
    la ecuación sea servida
    acercarse, con prisa
    tan fugaz cual esquina
    un temblor que se inicia
    da pie a la disidencia
    sangre que riega el torso
    radical risa alpina
    de cuerpo lastimero
    criatura más salvaje
    el ritmo de las olas
    materia o carne muerta
    se encara codiciosa
    por temor al intruso
    lo que en ti más quiero
    con manto de guerrero
    sube por la pendiente
    igual que una pechina
    hallé solo su inquina
    llega el común hastío
    si tanto la quería
    esparce el fruto amargo
    lo que de ti más quiero
    sangre que niega al corso
    que todavía conservo
    acaso es el damero
    beneficencia ciega
    y un orgasmo truncado
    como siempre dañina
    agotada la ciencia
    ingente y laborioso
    del tarro nunca abierto
    tras quienes les dominan

    deviene la conciencia
    el hundido rebaño
    agostó mi potencia
    cometió con esmero
    ofensa se contagia
    demandando obediencia
    por las fiestas Lunares
    un alma tan mezquina
    pues ella enfrenta al sol
    por qué no yace entera
    huyen vanos y alados
    en forma de aguacero
    de semblante inocente

     
  • viva el Sat27May17 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , , , , , , , , , , , ,   

    MORFEO 

    Hoy he visitado dos casas inhabitables y sus almas vacías. LAS CASAS Y LAS ALMAS.
    La primera es una casa con planta en forma de L que tiene una salida a calles diferentes en cada uno de sus extremos. La casa tiene innumerables habitaciones y pasillos que forman un laberinto difícil de recordar. Hay estancias secas y oscuras pero también las hay húmedas y luminosas, con patios interiores soleados o lluviosos. Sus dos fachadas son viejas y resquebrajadizas. Una de ellas da al campo y se sale por un rústico y viejo portón de madera. La otra fachada da a una calle de ciudad de provincias y su puerta es de madera o hierro, según los días, aunque es de una apariencia mediocre. Es incómodo vivir en ella porque está casi vacía de muebles, desconchada y polvorienta. Tan solo una pequeña parte se usa. El resto es visitada ocasionalmente por dos de los tres moradores: padre, madre e hija. Únicamente la niña recorre con frecuencia los lugares más alejados e inhóspitos y conoce todos sus rincones y laberintos. El padre solo se atreve a recorrerla con su hija por miedo a perderse, aunque se siente atraído por sus enormes posibilidades y le agradan especialmente esos abandonados jardines y patios con galerías acristaladas a los que llega la luz y las nubes. La madre no sale nunca de los dos o tres cuartos principales que dan a la ciudad.
    La segunda casa es redonda y alta, con forma de cúpula y una indescriptible arquitectura de estancias interiores. La cúpula está recubierta por una única y continua estantería de libros imposibles de alcanzar ni leer. Nada tiene una función concreta en este alojamiento: se puede dormir, cocinar o bailar, de forma indiferente, en cualquiera de sus múltiple rincones. Aunque hay muros, vigas y escaleras… la separación entre espacios nunca es total ni resulta evidente. A veces se tiene la sensación de que los elementos arquitectónicos cambian a capricho y con desasosiego para algunos de sus habitantes y visitantes. Otros, en cambio, parecen acostumbrados a los cambiantes designios de la mansión. No se sabe si los vanos exteriores son puertas o ventanas. Por cualquiera de ellos se puede entrar y salir. Incontables personas, cada cual más extraña, entran y salen continuamente. Hay gente que vive allí siempre, en su recodo imposible y otros que entran tan solo a curiosear y marcharse. Se cuentan por centenas los cachivaches inútiles que la adornan y a los que los habitantes intentamos encontrar una utilidad para satisfacer una perentoria necesidad del momento: freír un huevo frito con un disco; oler las noticias en un tintero; escuchar música con unas gafas sin cristales; fabricarnos un reloj digital con una caja de cuchillas de afeitar o un smartphone con lo que parecen las pastillas de freno de un coche.

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    MI CARAVANA 

    Era una caravana de juguete perfecta, nada podía superarla. Me pasaba horas y horas con ella, jugando en el corral de la entonces nueva casa, en la que había aprendido a andar, obligado por el macadán. ¿Hay algo peor que un juguete roto? Sí, un juguete que perdiste para siempre. EL MISTERIOSO ROBO DE MI CARAVANA

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa, , , ,   

    JUEGO SOLITARIO EN CASA 

    No penseis mal. Yo era aún un bebe. El susto había acabado con mi espíritu aventurero. Gracias madre, ya toda mi vida seré un cobarde, solitario y tímido. Todos los juegos en la calle se habían acabado. Afortunadamente la casa era grande y con distracciones más que suficientes para un bebé.

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    LA CASA GRANDE 

    vecinos, patio, corrales y huerta, escondites, lugares prohibidos, bodegas, lagar, el pozo, basureros, plantas y hierbas salvajes, las cámaras,

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa   

    LA CASA GRANDE 

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa   

    LA HUERTA DE LA CASA GRANDE 

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    JUEGOS Y VECINOS DE LA CASA GRANDE 

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa   

    SUEÑOS CON ESCAPAR DE CASA 

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa   

    CAMBIO DE CASA 

    barrizal empedrado

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa   

    LA TELE LLEGA A CASA… DEL VECINO 

     
  • viva el Wed17May17 Permalink
    Etiquetas: casa   

    MARI SE CASA 

     
  • viva el Thu11May17 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    MI EPOPEYA RÚSTICA 

    Nací a las 12 de la noche de un 29 de marzo de 1964, en el oratorio de la Casa grande o Casa de los Manrique. Un oratorio o capilla de la casa solariega de Rodrigo Manrique, en la que su hijo, Jorge, vivió su feliz luna de miel, y que en mi época había sido mancillado, convirtiéndolo en el dormitorio principal de una parte de la casa, que ahora era una corrala de vecinos, de la que mi abuela materna era propietaria de una cuarta parte de la misma.
    Nací pues en un pueblo de La Mancha que había recibido sucesivamente el nombre de Belmontejo de la Sierra, Belmonte y finalmente Villa de Los Manrique o Villamanrique. Un pueblo que, en pleno siglo XX, aún permanecía en la Edad Media. En una época más degradada y mísera aún que aquella debido a los estragos de la postguerra española. En la más oscura y profunda España, católica, apostólica y romana, en un lugar de La Mancha, entre la Sierra de Alcaraz y Sierra Morena, de la que me acuerdo con más nubes que claros. Una tierra en donde los maquis y los bandoleros seguían siendo un tema de conversación habitual. En donde las historias de la guerra civil aún estaban vivas y no habían cicatrizado. En donde la pobreza y la roña eran aceptadas como lo más natural del mundo. Un mundo donde no era difícil encontrarse con quinquis, latoneros, familias de cíngaros ambulantes y gitanos sedentarios. Una tierra de paso, el natural entre Andalucía y la Mancha, llena de caminos polvorientos, de repoblación y despoblación, en la que también había “jaros” procedentes de Europa que Franco había traído para “repoblar” y hasta viejos bandoleros de Sierra Morena. En fin, una honrada y leal villa de la España franquista, a la que no llegó la guerra pero sí sus rencillas, enfrentamientos y consecuencias. Un lugar de paso, en el que nunca nadie ha querido permanecer durante mucho tiempo, un territorio sin raíces y sin historia. Un paso fronterizo durante siglos entre moros y cristianos. Una tierra periférica dejada de la mano de cualquiera que por allí pasase, incluidos Don Quijote y Santa Teresa. Una comarca de soles, vientos y piedras oxidados y olvidados, sin más novedades que las pasajeras y aventureras nubes.
    De mi familia paterna sé, según contaba mi padre, que procedía de Andalucía. El primer Alfaro que, según él, había llegado al pueblo era el llamado Abuelo Carbonero, un hombre, al parecer, listo y emprendedor que debió hacerse con una buena cantidad de tierras serranas, vírgenes y sin roturar, que mi familia paterna fue convirtiendo en olivares a lo largo de varias generaciones. Yo mismo me enorgullezco de haber participado junto con mi padre en esa epopeya familiar, en esa conversión de una sierra pedregosa, pobre y arisca en productivos y ordenados olivares, plantando, mano a mano con mi padre, 300 olivos, quizás los últimos 300 que se han plantado ya en la familia. Yo por lo menos no pienso plantar más. A los catorce años se acabó mi rural y bucólica epopeya. Yo también estaba allí de paso. De paso hacia ningún sitio.

     
  • viva el Fri5May17 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , ,   

    ARRASTRANDO EL CULO POR LA PIEDRA 

    Pues parece que se ha acabado esta forma de desplazamiento consistente y cómoda. Arrastrar el culo por el suelo ya no mola. Según cuentan las leyendas familiares, mi desplazamiento favorito era el arrastraculo, un tipo de movimiento consistente en dejarse el pañal pegado en el suelo junto con su contenido. Resulta que dependiendo de la superficie de fricción, puede ser algo guay o una puta -y literal- mierda. El cambio de casa trajo consigo una alta fricción: un suelo empedrado. De los de antes. Nada de gilipolleces modernas tipo microcemento con tacto de mármol rosado. Putas y jodidas piedras. Y pues, chico, pies para que os quiero. Milagro. El Niño anda.

     
  • viva el Mon6Mar17 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    A MI HERMANO ANICETO 

    La luz terca y cansina de las siestas de La Mancha. Todo está sumergido en el formol del pasado, viejas que debieron morir hace mucho tiempo, cosen y rumian sus rezos a las puertas de las casas. La luz familiar de estas calles es la que se prende a los ojos y a la sangre, al polvo dinástico de las cosas. La luz amniótica que pasa como un río silencioso, hermanando orillas, lamiendo la piedra de las tapias, las ventanas enclavadas. La luz detenida de las cinco de la tarde, detenida en los relojes, en los olivos, en esos cerros comidos de intemperie, en el luto totémico y lustral de los arcángeles, en el bronce tullido de las torres pregoneras. Y cómo no pensar en la muerte bajo este sol tan familiar, tan aburrido, tan obstinadamente infancia. Esta luz ni tan siquiera encuentra una puerta abierta, una sombra en la que refugiarse, una casa en la que arder reconocida. Bajo este sol, vienes a enterrar al padre del amigo.

     
  • viva el Tue30Jun15 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    Al salir de casa la puerta siempre queda… 

    Al salir de casa ,la puerta siempre queda entre abierta

     
  • viva el Fri19Dec14 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    Entro en el invierno como en mi casa 

    Entro en el invierno como en mi casa.

     
  • viva el Fri19Dec14 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    ABC El cohete enviado al espacio por el… 

    ABC: El cohete enviado al espacio por el gobierno español regresa a casa.

     
  • viva el Tue23Sep14 Permalink
    Etiquetas: , casa, ,   

    El Dios al que yo amo no me… 

    El Dios al que yo amo no me castigará por amar, ni por sentir, ni por hablar, pues le me dio corazón, setimientos y boca.
    Pues el Dios al que yo amo no está escrito, ni hablado ni alabado, está en cada casa, esperando un milagro; a ti, solo a ti. Ama y comprenderás.

     
  • viva el Fri11Apr14 Permalink
    Etiquetas: , casa,   

    VANITAS VANITATUM En la casa de Jorge Manrique… 

    VANITAS VANITATUM
    (En la casa de Jorge Manrique)

    De qué me servirán
    este trajín de huesos,
    esta pereza de llegar a conocerme,
    este afán de exprimir los días,
    de sacar a pasear la calavera,
    de aprender a caminar sobre las aguas,
    de pagar mis impuestos,
    de equilibrar el debe y el haber,
    de acudir a mi trabajo,
    de agrandar la diferencia entre dos fechas,
    para acabar como lo haremos todos,
    tan quieto, tan mudo, tan cuadrado.

     
  • viva el Fri21Feb14 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Gato encerrado siempre mirando al sur al andar… 

    Gato encerrado
    siempre mirando al sur
    al andar por casa.

     
  • viva el Tue24Dec13 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    Las personas como se van también llegan el… 

    Las personas como se van también llegan
    el tiempo decide irse más que fugaz
    las estrellas son las que a mi casa me llevan
    en los intentos que mi ser quiere ser veraz

     
  • viva el Wed20Nov13 Permalink
    Etiquetas: casa   

    El onanista había hecho de su casa un… 

    El onanista había hecho de su casa un confortable sementerio.

     
  • viva el Fri29Mar13 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    POESÍA Y FOTOS 

    Poesía y fotos
    andando por casa.
    Tras los verdes cipreses,
    escondidas en la hierba,
    flores níveas de jara.

     
  • viva el Fri29Mar13 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    poesía y fotos andando por casa tras los… 

    poesía y fotos
    andando por casa
    tras los verdes cipreses
    escondida en la hierba
    flores níveas de jara

     
  • viva el Sat23Feb13 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    Oye gracias por visitar mi casa del pulp… 

    Oye gracias por visitar mi casa del pulp, me alegro que te haya gustado la historia si quieres leer la historia de principio a fin aquí el link https://thepulphouse1987.wordpress.com/category/cazador-nocturno/

     
  • viva el Wed20Feb13 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , , ,   

    La leyenda de la mujer que nació de un río 

    (1/3) Desde la habitación de su hermanita se ve la selva. Ella duerme abrazada a una serpiente enorme, que la abriga con sus anillos sin estrangularla. No está amaestrada y el día que vino a casa desapareció el perro, pero la quiere mucho, así que su hermano dejó que se la quedase. Cuando corretea, puede verse una sombra de meandros que la sigue apartando la maleza; como un río que impusiese al mundo su cauce. Se sabe dónde están por los pájaros que huyen. Los nativos dicen que la serpiente se la comerá, para que deje de ser una niña y de sus entrañas nazca una mujer.

     
  • viva el Wed16Jan13 Permalink
    Etiquetas: casa   

    andando por casa sobre mi manta rebelión en… 

    andando por casa
    sobre mi manta
    rebelión en las aulas

     
  • viva el Tue15Jan13 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Hola soy subnor y en mi casa no… 

    Hola, soy subnor y en mi casa no lo saben…

     
  • viva el Mon17Dec12 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , ,   

    ALONDRA DE CRISTAL Cuando te gane la gordura… 

    ALONDRA DE CRISTAL

    Cuando te gane la gordura
    Cuando te agobie la vejez
    Recordarás nuestra locura
    Con tus pantuflas al revés

    Aún en pijama a mediodía
    En tu diván multicolor
    Tararearás la melodía
    Que te cantaba el trovador

    Opacarán tu vista escasa
    Un perlita o dos de sal
    Y en ese instante, de tu casa
    Saldrá una alondra de cristal

    REMIGIO SOL 2012 ©

     
  • viva el Wed12Dec12 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Soy sonámbula de andar por casa 

    Soy sonámbula de andar por casa.

     
  • viva el Sat24Nov12 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    ¿Quién digo que sería fácil amar ¿Quién digo… 

    ¿Quién digo que sería fácil amar?
    ¿Quién digo que todo sería felicidad?
    Salí de su casa con el corazón roto, nos despedimos con un beso y con un “Te Quiero”. Pero dentro de mí había algo quebrado, algo que no volvía a encajar en su sitio. Pensé en decírselo, en decirle todo lo que por mi mente pasaba, lo que mi corazón sentía, pero en vez de eso, me callé y simplemente, olvidé.

     
  • viva el Fri5Oct12 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , ,   

    Cuando conoció a mi padre mi madre le… 

    Cuando conoció a mi padre, mi madre le dijo, como mujer liberada que era, dueña de su sexualidad y de su tiempo, que no quería tener hijos. Y mi padre contestó, como hombre ácrata convencido y misántropo practicante, que le parecía bien. Así que se cogieron de la mano y viajaron, dentro y fuera de su casa, combatiendo el Capitalismo, el Comunismo; así como a cualquier otro “ismo” que se les pusiera delante.
    Y cuando por fin se agotaron de tanto ir y venir, empezó el aburrimiento y se distanciaron. Y en algún momento de aquel descenso, se dieron cuenta y tuvieron que reconocer que no habían cambiado nada; porque los “ismos” siempre dan paso a otros “ismos”: el machismo al feminismo, el autoritarismo al liberalismo, y este al neoliberalismo, y…
    -Y ¿a que no adivinan lo qué pasó después?

     
  • viva el Thu27Sep12 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Odio cuando llaman a MI casa y preguntan… 

    Odio cuando llaman a MI casa y preguntan: – EN DONDE ESTAS, EN TU CASA??…
    Dan ganas de responder: NO IDIOTA, NO, LE COMPRE 10 METROS DE CABLE A MI
    TELEFONO Y ESTOY EN LA PANADERIA ! !

     
  • viva el Mon28May12 Permalink
    Etiquetas: , casa, , ,   

    El olor a café recién hecho que viaja… 

    El olor a café recién hecho, que viaja por la casa hasta que te encuentra todavía entre sábanas, el burbujeo oscurecido, la presión del aire en la cafetera, el silbido estridente y apasionado que lucha por salir y el vapor que se eleva hasta el techo… esas pequeñas cosas

     
  • viva el Sat19May12 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    Oiga Viva no se haga la ídem y… 

    Oiga Viva, no se haga la ídem y a ver si aparece por acá. Usted es la dueña de casa y no es ético que deje a los invitados que anden en paños menores por todas las dependencias. Ponga algo de orden.

     
  • viva el Sun6May12 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Terminas los quehaceres de la casa y quedas… 

    Terminas los quehaceres de la casa y quedas exhausto.

     
  • viva el Sat14Apr12 Permalink
    Etiquetas: , casa, , ,   

    “Al final he logrado creer en algo que… 

    “Al final he logrado creer en algo que yo llamo la física de la búsqueda. Una fuerza de la naturaleza que se rige por leyes tan reales como la ley de la gravedad. La regla de la física de la búsqueda viene a decir algo así: si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser desde tu casa hasta viejos rencores, y embarcarte en un viaje en busca de la verdad, ya sea interior o exterior, y si estás dispuesto a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine y a que todo al que encuentres en el camino te enseñe algo; y si estás preparado, sobretodo, a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismo, entonces la verdad no te será negada”

     
  • viva el Thu9Feb12 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , ,   

    ¿Quieres cambiar el mundo Deja de salir como… 

    ¿Quieres cambiar el mundo? Deja de salir como vaca a caminar de una punta a la otra de la ciudad cada vez que te lo piden. Yo sé que esas marchas son buenas para conocer chicas revolucionarias, pero esa no es la idea; la idea es cambiar el mundo. Y para cambiar el mundo, lo que hay que hacer es jugar a la Ley. ¿Has jugado al ajedrez? Pues, el ajedrez, tiene unas reglas; tú no ganas la partida volteando al rey opuesto con el dedo, ¿sabes? Claro que lo sabes. Para cambiar el mundo tienes que poner al Estado a trabajar a tu favor; lo curioso del caso (y es igual en el ajedrez) que para currar a tu favor, el Estado tiene que hacerlo en su propia contra. Paradojas. Entonces, punto 1: te vas a un CAP, haces que te visite un médico, al salir te darán una factura informativa (o te la enviarán a casa). Punto 2: teniendo la prueba en la mano, te juntas con tus amiguetes, que han hecho eso mismo que tú de ir al CAP (porque se notan como los cojones más hinchados que de costumbre; las señoritas, que elijan su propia dolencia) y esos amigos se juntan a su vez con otros amiguetes más (unos que tú ya ni conoces), y así, y así, y así, y más, más y más, como cuando en esas noches de verano, sudorosos, los seres humanos se contentan impactando una pelvis contra la otra, y se le entregan todas las facturas informativas a un abogado que, a su vez, solicita vía judicial al Estado que, ya que esto de las facturillas informativas es “legal”, tú, como ciudadano legal que eres, quieres la factura informativa de TODO lo que el estado se gasta en ti. Como el pequeñísimo Estado que hoy tenemos puede mentir (u omitir) de palabra al viento pero no en los papeles oficiales, el estado tendrá que contarte lo que se gasta, cada fucking vez que lo haga, y cada vez te dará más pruebas con las que presentar más demandas. Si te da pereza hacerlo te entiendo, pero luego no me vengas a hablar de que la cosa está mal y hay que cambiar el mundo. Y si de veras tienes las pelotas más hinchadas que de costumbre y no quieres ir al CAP a que te visiten, te paso la receta de mi abuelo: llenas el bidet con agua helada, te sientas, y los pones a remojar. Besos.

     
    • manuelaresti el Jue9Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      ¿Qué tal estás? Yo he vuelto a caer en la bebida…

      Me gusta

    • The Translator el Jue9Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      Ahora mismo salía de dentro de la botella de Johnny Walker; pasé la noche allí hasta que un amigo me alcanzó una escalerilla hecha con cerillas.

      Me gusta

    • The Translator el Jue9Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      Si te fijas en el Tetris de aquí a la derecha, estoy a un paso de aplastarte como a una mosca, amigo/a aresti o resti.

      Me gusta

    • Julio Santizo Coronado (Facundo) el Jue9Feb12 Permalink | Inicia sesión para responder

      Y si os fijáis ambos, yo ya formé fila de tres, así a abur. Creo que soy el único paciente del seguro social de Guatemala al que sus médicos hasta le responden consultas via mail. Eso sí, un día de estos me darán el doctorado en Medicina Honoris Causa por pasármela leyendo la enciclopedia médica.

      Me gusta

  • viva el Wed31Aug11 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Yo tb quiero pagar mis impuestos en especie… 

    Yo tb quiero pagar mis impuestos en especie, ¿qué tal unas entradas a la república independiente de mi casa?

     
  • viva el Fri3Dec10 Permalink
    Etiquetas: , casa   

    AHASVERO 

    ¡Hey, habéis pasado por mi casa!

     
  • viva el Fri3Dec10 Permalink
    Etiquetas: casa   

    hey, habéis pasado por mi casa! 

    hey, habéis pasado por mi casa!

     
  • viva el Tue22Jun10 Permalink
    Etiquetas: , casa, , ,   

    Idilio gélido 

    Era uno de esos días cálidos de principios del verano en los que aún quedaba un resquicio de primavera. Se desnudó al llegar a casa. Tomó una lata de cerveza y la acarició quitándole el rocío que la cubría. Tiró de la anilla y besó su boca dejando caer unas gotas de gélida espuma.

     
  • viva el Tue22Jun10 Permalink
    Etiquetas: , casa, , ,   

    Era uno de esos días cálidos de principi… 

    Era uno de esos días cálidos de principios del verano en los que aún quedaba un resquicio de primavera. Se desnudó al llegar a casa. Tomó una lata de cerveza y la acarició quitándole el rocío que la cubría. Tiró de la anilla y besó su boca dejando caer unas gotas de gélida espuma.

     
  • viva el Sun21Jun09 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , ,   

    Puntos suspensivos 

    Lo peor del amor, cuando termina,
    son las habitaciones ventiladas,
    el solo de pijamas con sordina,
    la adrenalina en camas separadas.

    Lo malo del después son los despojos
    que embalsaman los pájaros del sueño,
    los teléfonos que hablan con los ojos,
    el sístole sin diástole ni dueño.

    Lo más ingrato es encalar la casa,
    remendar las virtudes veniales,
    condenar a galeras los archivos.

    Lo atroz de la pasión es cuando pasa,
    cuando, al punto final de los finales,
    no le siguen dos puntos suspensivos.

    Joaquín Sabina

     
  • viva el Mon2Feb09 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    La silueta de España en la esfera terre … 

    La silueta de España en la esfera terrestre es como el escudo de entrada en la casa de Europa… Todo lo demás son los fondos del caserón

     
  • viva el Mon2Feb09 Permalink
    Etiquetas: casa, ,   

    RAMÓN 

    La silueta de España en la esfera terrestre es como el escudo de entrada en la casa de Europa… Todo lo demás son los fondos del caserón.

     
  • viva el Mon2Feb09 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    La silueta de España en la esfera terrestre… 

    La silueta de España en la esfera terrestre es como el escudo de entrada en la casa de Europa… Todo lo demás son los fondos del caserón

    Ramón

     
  • viva el Wed21Jan09 Permalink
    Etiquetas: casa   

    Lo bueno de tener un blog es que no tien … 

    Lo bueno de tener un blog es que no tienes que recibir a las visitas en el salón de tu casa y casi ni te enteras del ruido de los vecinos.

     
  • viva el Sun14Dec08 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    El despertador… 

    El despertador mete en la casa un ruido de peluquería, cortando el pelo del tiempo a la tijera.

     
  • viva el Tue9Sep08 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , Saint-Yves d'Alveydre,   

    Saint-Yves d’Alveydre 

    Quienquiera que sea
    ladra la hora,
    las horas muertas
    de viernes a viernes,
    fantasma de esta casa,
    tierra sobre tierra.

     
  • viva el Tue26Aug08 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , ,   

    INT. CASA DE MONTAÑA. DÍA 

    Estoy sentada y pienso que estoy sentada en la casa que me verá morir mientras contemplo la montaña desde esta nave de botones. La casa que sabe el lugar exacto donde caeré, donde está señalado mi destino final. Pregunto a todos los rincones de la casa dónde será el fatídico desenlace, pero no me responden. Sé que será aquí en la casa doce de la calle más ancha de este desvencijado pueblo, en esta inhóspita región perdida y olvidada de todos, menos de la muerte, llamada Thule. Y sin embargo no sé dónde me espera esa pendeja, en qué estancia, en qué metro cuadrado de esta casa, que me verá morir, mientras contemplo la montaña, me espera esa irrevocable sentencia, de la que únicamente sé que se cumplirá en esta casa, quizás mientras estoy sentada y pienso que estoy sentada en la casa que me verá morir, contemplando la montaña de salvación desde esta nave de botones.

     
  • viva el Tue26Aug08 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , , , ,   

    salvación, montaña de 

    Estoy sentada y pienso que estoy sentada en la casa que me verá morir mientras contemplo la montaña desde esta nave de botones. La casa que sabe el lugar exacto donde caeré, donde está señalado mi destino final. Pregunto a todos los rincones de la casa dónde será el fatídico desenlace, pero no me responden. Sé que será aquí en la casa doce de la calle más ancha de este desvencijado pueblo, en esta inhóspita región perdida y olvidada de todos, menos de la muerte, llamada Thule. Y sin embargo no sé dónde me espera esa pendeja, en qué estancia, en qué metro cuadrado de esta casa, que me verá morir, mientras contemplo la montaña, me espera esa irrevocable sentencia, de la que únicamente sé que se cumplirá en esta casa, quizás mientras estoy sentada y pienso que estoy sentada en la casa que me verá morir, contemplando la montaña de salvación desde esta nave de botones.

    (A 80 mundos)

     
  • viva el Sun24Aug08 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , , , , , , , , , , Samael, , , , ,   

    Samael 

    Soy el fantasma de esta casa. Mi nombre es Samael. Hoy, como siempre, he dedicado mi tiempo a la higiene, la mía y la de la casa. Por extraño que os parezca la higiene de un fantasma y su mansión es extraordinariamente prolija y delicada. Incluso estando las veinticuatro horas sin dormir, como es mi caso, el día no es suficiente para acabar con todas las tareas domésticas y de higiene personal.
    Imaginaos además como puede ser la cosa cuando el día no tiene ni principio ni fin. No puedo empezar, como la mayoría de los mortales, diciendo: “comienzo el día con una ducha para despertar mi cuerpo y mi espíritu dormidos”. No, en absoluto. Primero porque no tengo cuerpo y segundo porque no duermo, ni descanso y además no es que necesite una ducha, es que necesito pasarme el día entre el trapo de limpieza y la alcachofa de la ducha que, por cierto, está rota y no deja de gotear, la maldita condenada.
    Esto nos ocurre a los fantasmas, seguramente, por nuestra inveterada y estúpida costumbre de habitar casas abandonadas. Una costumbre a la que, la verdad, nunca encontré explicación, sobre todo porque las casas deshabitadas son, además de sucias, extremadamente frías y solitarias. No es de extrañar que entre nosotros hayan surgido algunos que se oponen de forma irresponsable y caprichosa a tal designio.
    En fin, mi trabajo diario consiste en mantener la mínima decencia, pero no creais que soy un maniático de la limpieza y del aseo. Me basta con mantener la mínima decencia de una casa de fantasmas como se debe.
    En lo concerniente a la limpieza, por ejemplo, lo de las telarañas es quizás lo más agotador y exasperante. Esas condenadas ariadnas son muchas y yo sólo soy uno. Así que me veo obligado a recorrer todos los rincones de la mansioncita: dieciseis habitaciones con sus correspondientes cuartos de baño, cinco salones con sus correspondientes chimeneas y ventanas, la leñera, la cocina, la despensa, el horno, la bodega, los desvanes, pasillos, entradas y entraditas… sin contar con las cuadras, pocilgas, jardines, y demás anexos… Es extenuante.
    A veces he pensado en contratar servicio doméstico, pero he descartado inmediatamente la idea pues entre los fantasmas no está bien visto, especialmente si eres un fantasma tan sucio y podrido como yo.
    En cuanto a la higiene personal y al contrario de lo que pueda parecer, sin cuerpo uno se siente sucio cada dos por tres, pues el espíritu no se limpia así como así. Te das la ducha en que limpias aquel asesinato que te reconcomía desde hace siglos e inmediatamente descubres otro más atroz, si cabe, que habías olvidado debajo de aquel. Cada ducha delata en mi sábana nuevos horrores cometidos, nuevas infamias, nuevas tachas, nuevas sangrientas manchas. Y para colmo, a la mansión le sucede lo mismo, esconde tras cada mancha, tras cada rincón infinitas capas de sucias historias con las que, aunque no sean mías, uno no puede convivir alegremente. Me veo, así, obligado a alternar mi propia higiene con la limpieza del sitio donde habito con el único fin de mantener, aunque sólo sea, la decencia necesaria.
    Aunque a estas alturas ya trascurridos largos siglos, no sabría decir si realmente nos higienizamos mutuamente, o por el contrario, lo que ocurre es que cuando yo me limpio, estoy ensuciando la casa de nuevo y cuando limpio la casa, me ensucio yo de nuevo, como un condenado y fantasmal prometeo.

     
  • viva el Sat23Aug08 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , , , , ,   

    ANTOÑITO 

    El tío Antonio toma el sol en la esquina y mira su reloj. Su única preocupación es saber la hora exacta. Y mantener su reloj de muñeca en hora, claro, mientras toma el sol en la esquina. Mira su reloj, agarrándose la muñeca, porque el pulso le tiembla, y acerca su vista, porque ya no ve bien. Las cinco y diecinueve, murmura. Dado que su reloj se retrasa por el día y se adelanta por la noche, le preocupa enormemente saber la hora exacta. Al cabo de los años ha calculado cuanto se retrasa y cuanto se adelanta. Para su edad es una compleja fórmula de resolver, pero a base de ensayo y error es casi seguro que puede calcular la hora en punto. Eso dice. Con frecuencia, cuando paso a su lado, me pregunta, bueno, en realidad siempre que paso a su lado me pregunta ¿Tienes hora? ¿Qué hora es? ¿Llevas reloj? Aunque de sobra sabe que sí tengo, porque en mi primera comunión me regaló un reloj, mi primer reloj, y siempre lo llevo puesto. A mí el tiempo no me importa, no, al menos todavía, pero como sé que me va a preguntar la hora, siempre lo llevo puesto. ¿Qué hora tiene tu reloj?, insiste. Las cinco y veinte, creo. Digo yo. Pero cómo que creo… —protesta— ¿ya son y veinte en punto o no? Como el tuyo tiene segundero es más exacto. A ver, dime la hora exacta, dice. Las cinco, veinte minutos y quince segundos, le digo para tranquilizarlo. Ah, ves, el mío no tiene segundero, …como es viejo. El mío todavía tiene y veinte. Se atrasa, por el día se atrasa. Y vuelve a mirar su reloj, su dorado y viejo reloj. Aunque por la noche se adelanta, ¿sabes? Me cuenta por enésima vez. Sólo está en hora dos veces al día, ¿sabes? Es un buen reloj, no creas. El mío sólo se adelanta, le digo, y ni siquiera sé cuánto. Y eso que te compré el mejor reloj que tenían en la tienda de Frasco, dice. Ya no hacen relojes como los de antes, Toni. Concluye, como siempre. Este me lo regaló mi tío Anton para mi primera comunión, como yo a tí, me revela. De pronto una náusea me invade. Me veo viejo, sentado al sol y contemplando mi viejo reloj con segundero, preocupado por cuánto se atrasa o se adelanta mi reloj, preguntando a mi sobrino ¿Qué hora es en tu reloj, Antoñito? Entonces corro a mi casa y agitado le digo a mi madre: yo no quiero llamarme Antonio, y arrojo el reloj a la basura.

     
  • viva el Sat23Aug08 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , , , , , samoyedos, , , ,   

    samoyedos 

    El tío Antonio toma el sol en la esquina y mira su reloj. Su única preocupación es saber la hora exacta. Y mantener su reloj de muñeca en hora claro, mientras toma el sol en la esquina. Mira su reloj, agarrándose la muñeca, porque el pulso le tiembla, y acerca su vista, porque ya no ve bien. Las cinco y diecinueve, murmura. Dado que su reloj se retrasa por el día y se adelanta por la noche, le preocupa enormemente saber la hora exacta. Al cabo de los años ha calculado cuanto se retrasa y cuanto se adelanta. Para su edad es una compleja fórmula de resolver, pero a base de ensayo y error es casi seguro que puede calcular la hora en punto. Eso dice. Con frecuencia, cuando paso a su lado, me pregunta, bueno, en realidad siempre que paso a su lado me pregunta ¿Tienes hora? ¿Qué hora es? ¿Llevas reloj? Aunque de sobra sabe que sí tengo, porque en mi primera comunión me regaló un reloj, mi primer reloj, y siempre lo llevo puesto. A mí el tiempo no me importa, no, al menos todavía, pero como sé que me va a preguntar la hora, siempre lo llevo puesto. ¿Qué hora tiene tu reloj?, insiste. Las cinco y veinte, creo. Digo yo. Pero cómo que creo… —protesta— ¿ya son y veinte en punto o no? Como el tuyo tiene segundero es más exacto. A ver, dime la hora exacta, dice. Las cinco, veinte minutos y quince segundos, le digo para tranquilizarlo. Ah, ves, el mío no tiene segundero, …como es viejo. El mío todavía tiene y veinte. Se atrasa, por el día se atrasa. Y vuelve a mirar su reloj, su dorado y viejo reloj. Aunque por la noche se adelanta, ¿sabes? Me cuenta por enésima vez. Sólo está en hora dos veces al día, ¿sabes? Es un buen reloj, no creas. El mío sólo se adelanta, le digo, y ni siquiera sé cuánto. Y eso que te compré el mejor reloj que tenían en la tienda de Frasco, dice. Ya no hacen relojes como los de antes, Toni. Concluye, como siempre. Este me lo regaló mi tío Anton para mi primera comunión, como yo a tí, me revela. De pronto una náusea me invade. Me veo viejo, sentado al sol y contemplando mi viejo reloj con segundero, preocupado por cuánto se atrasa o se adelanta mi reloj, preguntando a mi sobrino ¿Qué hora es en tu reloj, Antoñito? Entonces corro a mi casa y agitado le digo a mi madre: yo no quiero llamarme Antonio, y arrojo el reloj a la basura.

    (A Virutas y Minicuentos)

     
  • viva el Wed2Jul08 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , ,   

    el sitio 

    EL CIELO ES MI CASA…

    No entiende nada de literatura aquel que sólo toma en consideración a los autores consagrados. Un cielo sólo con estrellas de primera magnitud es una aburrida patraña. No es el firmamento.
    (Bertolt Brecht)

     
  • viva el Wed2Jul08 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , ,   

    BERTOLT BRECHT 

    No entiende nada de literatura aquel que sólo toma en consideración a los autores consagrados. Un cielo sólo con estrellas de primera magnitud es una aburrida patraña. No es el firmamento.

    EL CIELO ES MI CASA… ESTE SITIO, ESTE CIELO.

     
  • viva el Tue22Apr08 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    Anus horribilis 

    En cuestión de arte sólo hay dos cosas peores que el vanguardismo: una exposición de arte de una casa regional y mi proctólogo.

     
  • viva el Thu17Jan08 Permalink
    Etiquetas: casa, , ,   

    Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa 

    proverbio chino al oscurecerse el monte

     
  • viva el Sat1Dec07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Wiki? 

    Quería evitar herirle en los ojos e instintivamente me dirigí a la TommeO.Tal como le había dicho a NoNakis, prosiguió mi amiga, TraD pensaba proseguir los trabajos que le habían mantenido hasta ese momento.Durante esos diez años no sólo se desarrolló la nueva construcción del templo… (Más …)

     
  • viva el Mon19Nov07 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , ,   

    LOLITA LEVINE 

    Ania Teillard. Primera víctima, fue atada a una roca y devorada por las serpientes. La playa cercana a su casa, donde se halló su cadáver, estaba rodeada de montañas. Nadie encontró nada relacionado con una rana. Su pie, seccionado limpiamente, probablemente con un bisturí, aún no se ha encontrado. Alrededor de estas mismas fechas el asesino dejó otras 179 víctimas.

     
  • viva el Mon19Nov07 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , ,   

    Teillard, Ania 

    Primera víctima, fue atada a una roca y devorada por las serpientes. La playa cercana a su casa, donde se halló su cadáver, estaba rodeada de montañas. Nadie encontró nada relacionado con una rana. Su pie, seccionado limpiamente, probablemente con un bisturí, aún no se ha encontrado. Alrededor de estas mismas fechas el asesino dejó otras 179 víctimas.

     
  • viva el Sun18Nov07 Permalink
    Etiquetas: casa, Jean Thenaud, , ,   

    Thenaud, Jean 

    Anda por casa
    pájaro o mosca
    decapitado.

     
  • viva el Sun18Nov07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , ,   

    Thor (Haiku) 

    Cierra sus alas
    al salir de la casa
    el niño muerto.

     
  • viva el Fri16Nov07 Permalink
    Etiquetas: , , , casa, , ,   

    Vía Láctea 

    Es largo el camino que lleva a casa de la abuela, jalonado de abismos que yo misma fabrico.

     
  • viva el Wed14Nov07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , ,   

    EDWARD WESTERMARCK 

    Muñecas hinchables
    en campo de azur
    que te adormecen,
    en el mismo azul
    caricia de tu sombra
    anda por casa.

     
  • viva el Tue2Oct07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , ,   

    Referencias 

    Por lo general, cuando recuerdo el día en que terminaron las guerras internas, tengo la impresión de haber hecho el mismo recorrido que el día en que Petra vino a visitarme a mi casa y se quedó plantada en la puerta de la calle.

    Desde la bifurcación, era difícil encontrar otra vez el camino de vuelta a casa. Afortunadamente mi orientación era entonces más instintiva que lo es ahora y, tras varios días, logré llegar al pueblo. La guerra hacía estragos allí también y no pude quedarme durante mucho tiempo. No lograba mi objetivo. El país arrasado, Petra de nuevo perdida o quizás algo peor. Aunque yo bien sabía que era muy capaz de sobrevivir en las condiciones más extremas, no estaba ahora tan segura. Todos perdimos parte de nuestros instintos. Eramos más débiles ahora. Pregunte de nuevo por Petra, antes de mi partida, y nadie me dio señales de ella. Había perdido definitivamente todas las referencias.

     
  • viva el Mon13Aug07 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , , , , , , , , , , ,   

    Skarmenti 

    Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado.
    Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los terribles e insólitos parajes a los que arribaron repetidas veces contra su voluntad e incluso a pesar de los negros augurios de la abuela Trinidad. La vieja gitana, capaz de adivinar el futuro más incierto de la clientela, se obnubilaba ante las empecinadas elecciones de aquella vieja acémila.

    • Mal fario – se limitaba a decir la abuela cuando la bestia tomaba el camino que todos los Skarmenti hubieran instintivamente evitado. Todos menos aquella terca y cojitranca mula del demonio que con su renca pata señalaba su suerte y la de todos sus contrariados dueños.

    Entonces, Julio Skarmenti, el menor de los Skarmenti, se sentía perdido y su moreno y curtido rostro dejaba traslucir una leve oleada de angustia irracional ante el abyecto e inmediato futuro. Sus negros fanales se anegaban de aciagos presagios y hasta la brisa parecía flamear de un hedor maléfico y execrable. Subía a la tartana y, enroscado como una serpiente herida, dormía el último trecho del camino. Sólo despertaba al entrar a la ciudad, mientras su padre anunciaba, con el duro tintineo del latón, la llegada de tan insigne y nómada corte, descendiente directa de reyes y faraones del sagrado Nilo, obligada a errar en el destierro, y a ganarse la vida como saltimbanquis y latoneros por los polvorientos y ásperos confines del mundo, a causa de una caprichosa e ineluctable maldición del Gran Osiris. Y sólo entonces, el rostro quemado de Julio Skarmenti, se iluminaba seducido por la atónita e hipnotizada mirada de los niños ante semejante estafermo ambulante.
    Nadie hubiera esperado que aquella troupe descendiera con tal algarabía esa cálida mañana de mayo por una de las siete colinas que rodeaban la ciudad. Parecían salidos de la nada o, transportados quizás por el caprichoso viento, de lejanos y exóticos países a través del espacio y el tiempo.
    El pequeño Skarmenti bajaba, ya más animado, de la multicolor carreta y corría con descaro entre sus coetáneos haciendo sonar una flauta y ondeando un serpentilíneo gallardete mientras sus hermanos mayores agitaban los caireles o tocaban los improvisados timbales de la carreta y la madre y las hermanas hacían danzar sus vientres adornados de cascabeles y alaracas.
    Los niños despertaban de su hipnosis y enseguida formaban una animada comitiva que también seguía a la obstinada y visionaria mula. […]

    a las 10 en casa

     
    • boscour el Mar14Ago07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Esto merece un largo, muy largo desarrollo. Buenísimo.

      Me gusta

    • Ahasvero el Mie15Ago07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Puede continuarse… :lol:

      Me gusta

    • boscour el Jue16Ago07 Permalink | Inicia sesión para responder

      …que muy seria, como si reconociese por adelantado no sólo haber elegido el camino correcto hacia el escenario donde estaba escrito que se desarrollara el próximo capítulo del destino de los Skarmenti, sino el argumento mismo de dicho futuro familiar.
      Julio compartía con la mula ese secreto que los demás apenas sospechaban lo suficiente como para no contradecir las manifiestas y tercas intenciones de la mula que, llegada a cada bifurcación de los caminos, tendía a desviarse más y más hacia los altos montes donde los últimos escitas escondían aquellos juegos de piedras gastadas por el manoseo a que eran sometidos en procura de torcer el sempiterno veredicto. Todavía faltaba mucho, pero el muchacho y la mula sabían que se estaban aproximando. Faltaban los diluvios del hondo valle entrevistos en los sueños repetidos, donde y cuando las bestias se enterrarían hasta los cuartos y las carretas hasta los ejes. Faltaba pasar por el ataque de las manadas de perros cimarrones enfurecidas por el hambre. Faltaba todavía atravesar aquel desierto extrapolado de antiguos mapas manuscritos, donde el agua tornaríase en sangre y el sol se clavaría en un perenne cenit de plomo derretido. Por no más que mencionar algunas cosas de las tantas que faltaban ocurrir antes de terminar la actual jornada, La última luminosa.

      Me gusta

    • Ahasvero el Mar21Ago07 Permalink | Inicia sesión para responder

      en una jornada piensas liquidarte el muy, muy largo desarrollo?

      Me gusta

    • boscour el Mie22Ago07 Permalink | Inicia sesión para responder

      No sería para tanto pero puedo afirmar como testigo inoportuno que he sido, que harto trabajo le daba a Julio Skarmenti extrer de entre sus ropas y desarrollar ante los ojos de la golosa mula la desproporcionada probostide inguinal que la naturaleza y tal vez la suerte, le habían regalado. No otro era el motivo que llevaba a la jumenta a arrastrar a Julio hacia los más apartados bosques, los más solitarios valles y en fin cualquier lugar donde pudiera esperar tranquila el desarrollo de los acontecimientos.

      Me gusta

  • viva el Thu14Jun07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , ,   

    SKY 

    Adivina de quién es esta cita: La idea de una casa hecha para que la gente se pierda es tal vez más rara que la de un hombre con cabeza de toro, pero las dos se ayudan y la imagen del laberinto conviene a la imagen del minotauro. Queda bien que en el centro de una casa monstruosa haya un habitante monstruoso.

     
  • viva el Thu14Jun07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , ,   

    Adivina de quién es esta cita 

    La idea de una casa hecha para que la gente se pierda es tal vez más rara que la de un hombre con cabeza de toro, pero las dos se ayudan y la imagen del laberinto conviene a la imagen del minotauro. Queda bien que en el centro de una casa monstruosa haya un habitante monstruoso.

     
  • viva el Wed30May07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , , , , , , ,   

    DIÁLOGO DE SOLEDADES 

    —Viento limpio, viento frío
    —Olor de la resina y de la jara
    —Viento tranquilo, puro viento
    —Un camino
    —Al borde de esta cresta
    —El polvo serpentea
    —El efímero vuelo de un insecto
    —Bajo la eterna luz de las estrellas
    —Bajo la sombra fresca de los pinos
    —Se despliega brumosa la mirada
    —Perfume de tomillo, aroma de romero, olor a salvia
    —Bebamos este vino a la salud de todos los amantes
    —Volemos hasta el mar
    —Que el sol nos queme
    —Amante solícita y hermosa
    —Una casa que mire al mar en este monte
    —Dejemos que el agua nos arrulle, dulce mente.
    —Cuerpo mío, en él quiero tenderme.

     
  • viva el Wed30May07 Permalink
    Etiquetas: , casa, , , , , , , , , , , , , , ,   

    DIÁLOGO DE SOLEDADES Viento limpio viento frío Olor… 

    DIÁLOGO DE SOLEDADES

    —Viento limpio, viento frío
    —Olor de la resina y de la jara
    —Viento tranquilo, puro viento
    —Un camino
    —Al borde de esta cresta
    —El polvo serpentea
    —El efímero vuelo de un insecto
    —Bajo la eterna luz de las estrellas
    —Bajo la sombra fresca de los pinos
    —Se despliega brumosa la mirada
    —Perfume de tomillo, aroma de romero, olor a salvia
    —Bebamos este vino a la salud de todos los amantes
    —Volemos hasta el mar
    —Que el sol nos queme
    —Amante solícita y hermosa
    —Una casa que mire al mar en este monte
    —Dejemos que el agua nos arrulle, dulce mente.
    —Cuerpo mío, en él quiero tenderme.

     
  • viva el Sat19May07 Permalink
    Etiquetas: , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    SE IMPROVISÓ UNA MORGUE 

    Se improvisó una morgue en la casa más apartada del pueblo, los cuerpos se amontonaban como si fueran frutas podridas, comenzaron a llegar las gordas y verdes moscas que revoloteaban sobre los pies que sobresalían de las sábanas.

    Nuestro trabajo consistía en acarrear con los cuerpos desde la plaza del pueblo, donde cinco horas antes habían sido ajusticiados hombres jóvenes, ancianos, mujeres e incluso algún anciano desdentado, todos ellos musulmanes.

    Me asaltó una duda ¿en qué dirección se encontraba La Meca? Puesto que nos habían encargado que les diéramos sepultura, era de justicia que tuviéramos la precaución de enterrarlos mirando a La Meca, aunque ¿de qué sirve mirar si ya no hay nada que ver?

    Entablé una discusión con Padov puesto que él se negaba a enterrarlos conforme a sus creencias, al final le convencí, los pusimos envueltos en un sudario blanco, paralelos, con las manos cruzadas sobre el pecho y mirando a la Meca.

    Aquella jornada fue agotadora, me lavé la cara y las manos con furia, el olor y la visión de todos esos cuerpos no dejaron que pegara ojo en toda la noche.
    El General Mislov, mientras tanto, daba cuenta de un copioso almuerzo en el único restaurante que se encontraba abierto.

    El fantasma colectivo de aquellos muertos me velará cada una de las noches que me queden por vivir.

    Las familias de los cuerpos que yacían a dos metros de sus pies se consolaban las unas a las otras como queriendo descubrir un sufrimiento mayor en el rostro de los demás. Pero, en el fondo, ellos sabían que todo formaba parte del mismo engaño, del mismo dolor, de la misma miseria.

    Enterraron la cabeza de Sigou bajo un cedro gigante y, a pesar del tiempo transcurrido, seguía siendo tan abierta de mente como siempre. Sus pensamientos no habían cambiado respecto de nosotras. Regresamos a la ciudad, después de haberla limpiado cuidadosamente. El tiempo no había hecho grandes estragos en su cerebro, y emprendimos el largo viaje. En el horizonte se divisaba un atardecer esplendoroso.

    Aquellas riberas eran de un amarillo quemado. Subimos hasta las colinas y nos quedamos contemplando el espectáculo de colores que el cielo nos regalaba en ese momento. Se respiraba olor a verdadera tierra mojada y extasiados por aquel inesperado goce de los sentidos mantuvimos un largo y contemplativo silencio.

    Por lo general, cuando recuerdo el día en que terminaron las guerras internas, tengo la impresión de haber hecho el mismo recorrido que el día en que Petra vino a visitarme a mi casa y se quedó plantada en la puerta de la calle. Desde la bifurcación, era difícil encontrar otra vez el camino de vuelta a casa.

    Afortunadamente mi orientación era entonces más instintiva que lo es ahora y, tras varios días, logré llegar al pueblo. La guerra hacía estragos allí también y no pude quedarme durante mucho tiempo. No lograba mi objetivo. El país arrasado, Petra de nuevo perdida o quizás algo peor. Aunque yo bien sabía que era muy capaz de sobrevivir en las condiciones más extremas, no estaba ahora tan segura. Todos perdimos parte de nuestros instintos. Eramos más débiles. Pregunté de nuevo por Petra, antes de mi partida, y nadie me dio señales de ella. Había perdido definitivamente todas las referencias.

    [Este post es para crear una novela colectiva de forma hipertextual. Los primeros párrafos son de aportación colectiva. Debes añadir tu texto continuando el hilo por donde lo dejan los demás…]

     
  • viva el Fri18May07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Caduceo 

    Claves para al asesino:

    He estado en casa de mi novia -sí claro, también tengo. Estaba nerviosa.

    —La policía me estaba haciendo preguntas raras ¿Es posible que ya estén tras tu pista? -me dijo.
    —Nada más lejos!

    Más pistas para esos imbéciles: Alas, Alegorías, Animales, Axiales, Cadena, el Carro, Disco, Enfrentamiento perfecto, Grutescos, Imagen del mundo, Mercurio, Números, la Rueda de la fortuna, Septenario, Serpiente, Simetría, Vaca

     
  • viva el Fri18May07 Permalink
    Etiquetas: , , , , casa, , , , , , , , , , , , , ,   

    Claves para descubrir al asesino He estado en… 

    Claves para descubrir al asesino:

    He estado en casa de mi novia -sí claro, también tengo. Estaba nerviosa.

    —La policía me estaba haciendo preguntas raras ¿Es posible que ya estén tras tu pista? -me dijo.
    —Nada más lejos!

    Más pistas para esos imbéciles: Alas, Alegorías, Animales, Axiales, Cadena, el Carro, Disco, Enfrentamiento perfecto, Grutescos, Imagen del mundo, Mercurio, Números, la Rueda de la fortuna, Septenario, Serpiente, Simetría, Vaca

     
  • viva el Tue8May07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , ,   

    NEFASTISSIMUS 

    He temido que se presente en mi casa. Siempre lo había evitado. No se como ha podido ocurrir pero el hecho es ineludible ya. Ha venido el Enano con toda su rabia y su mal genio. El Envolvimiento -que tan cuidadosamente preparé- ha caído y la Bella durmiente ha despertado. Cada vez que se produce una Liberación de la doncella me pasa lo mismo: Me desplomo tendido como una Montaña a la que le han arrancado su secreto.

     
    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      ¡Bonito! :)

      Mi interpretación:

      “No, que no sea él…”. Siempre lo evito. Cuando veo que entra en el portal me espero unos inquietos minutos antes de entrar para que no nos tropecemos en el ascensor. Abro la puerta y es él. Me grita enfadado por no sé qué cosas, el alquiler, el ruido, las visitas. Veo que la niña de mis ojos ha sido arrancada de entre los brazos de Morfeo y se agita demandando atención, asustada por el griterío. Las telas entre las que le había envuelto están esparcidas por el suelo, mezcladas con sus sollozos. Cuando, aprovechándome de la autoridad que me confiere mi altura, consigo acallar a mi vociferante interlocutor, me despido de él y comienzo a desfacer el entuerto. Dos horas, un biberón y varias nanas más tarde me desplomo en la cama. Por fin.

      Me gusta

    • Vargas el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Mi interpretación es más psicoanalítica:

      Me estaba haciendo una paja. Alguien llama. Salgo con la sábana puesta. Al ver que es el portero gritando, pierdo la sábana por el azoramiento y dejo al descubierto mi “bella durmiente”.

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Te falta por explicar la parte de la “liberación de la bella durmiente” y también lo de desplomarse. Dado el escenario que provees, se plantean múltiples posibilidades :)

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      No, no puede ser, porque dice “tendido”. Por lo tanto, el protagonista es masculino.

      …a no ser que la portera se vea a sí misma con otros ojos.

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      A lo mejor la paja se la hacía a la portera… y el portero les ha pillado infraganti

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      En realidad, la narración estrecha las posibilidades, ¿no es así?
      Sólo algunos de los supuestos pueden ser posibles. De los tres elementos planteados, dos están necesariamente en orden y uno es indeterminado.

      Supuesto A:

      Llega el enano.
      Se despierta la doncella.
      Me desplomo.

      Supuesto B:

      Se despierta la doncella.
      Llega el enano.
      Me desplomo.

      Supuesto C:

      Se despierta la doncella.
      Me desplomo.
      Llega el enano

      Supuesto D:

      Llega el enano.
      Me desplomo.
      Se despierta la doncella.

      Supuesto E:

      Me desplomo.
      Llega el enano.
      Se despierta la doncella.

      Supuesto F:

      Me desplomo.
      Se despierta la doncella.
      Llega el enano.

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Rayos… ya lo he vuelto a hacer…

      Lo siento. Supongo que es deformación profesional. Aunque ahora que lo pienso hago lo que hago porque mi manera de pensar me hizo desembocar de manera natural en ello, con lo cual se puede asumir que no cejaré en mi automático empeño de enfocar las cosas analíticamente.

      En cualquier caso, siempre puedo intentar aprender. Gracias por el aviso :)

      Probaré de nuevo:

      Mmm…

      Me estaba masturbando mientras miraba a mi compañera de piso dormida en el sofá. LLevaba un condón puesto para no tener que limpiar después, pero el enano, que es el hijo que viaja en mi agridulce descarga, ha empujado con tanta furia que ha arrancado el profiláctico de mi miembro, erecto en su modesta plenitud, resbaladizo de pasión contenida. La envoltura de mi herramienta cae sobre ella, que se despierta al instante y yo, golpeado duramente por la más horrible vergüenza, me desplomo fingiéndome desmayado. Esta estratagema me ha funcionado en otras ocasiones, así que ¿por qué no probar?

      ¿Mejor? :)

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Nos estamos extralimitando en nuestras conjeturas. Quizás no haya que suponer causa-consecuencia ¿no? Veamos, me surgen las siguientes dudas:

      el que se desploma ¿es de género masculino, tiene un secreto y es grande como una montaña?
      ¿la bella durmiente y la doncella son lo mismo? es femenino pero, ¿se trata de una persona o es una “cosa”?

      -El enano ¿ha venido antes o después del nudo de la acción (el envolvimiento cae)? quiero decir: hay tres acciones que podemos considerar planteamiento (viene el enano), nudo (el envolvimiento cae) y desenlace (el protagonista se derrumba por la liberación de la doncella)… pero ¿en qué orden se producen realmente?

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      las permutaciones deberían estar prohibidas…

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Ahí le has dao, una única interpretación que además es la más divertida. Admitido en el club. Puedes solicitar tu ingreso como autor. ;)

      Me gusta

    • Arias el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Yo también quiero una invitación, ¿se puede?

      Me gusta

    • Isilion el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Como antes citaba, […]tan incentiva pintura los sentidos me enajena y el alma, ardiente, me llena de su insensata pasión.. Mas, ¿qué tiene este humilde pintor de palabras que decir que a tan experimentados letrados (¡qué efímero deleite, la cacofonía!) pueda interesar? Y os pido, mi ofidia señora, que no dudéis de la sinceridad de mis palabras ni las confundáis con falsa modestia, pues no me llega la experiencia en estos lares como para suplirla.

      Si vuecencia pudiera proveerme de la lista de cosas que se esperan de aquellos que obtienen el derecho de escribir, de seguro me sentiría menos atemorizado :)

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Uy! Arias, perdona, no te vi. Pues lo mismo te digo, estás invitado.

      Me gusta

    • Isilion el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Tostadas meneadas.

      Pero no agitadas.

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Pásate por la red social y lo verás… ¿No quieres darle un meneo a tus tostadas?

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      ni meneadas ni agitadas no consigo entrar en tu isilion.net

      Me gusta

    • Isilion el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Reapunté el dominio esta tarde. A mi me funciona ahora, pero es posible que haya que esperar unas horas más para que se propague la IP. A modo de plan B, esta dirección sí que debería funcionar.

      ¡Qué poco poética ha sido esta respuesta!

      ¿Será que el cansancio y el dolor de ojos “detrimentan” (verbo recién manufacturado para la ocasión) la hermosura de la comunicación?

      Me gusta

    • Vargas el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      A mi sólo me da para una paja, lo de la compañera de isilion es un lujo lujurioso.

      Me gusta

    • Vargas el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      además, se me olvidaba, no creo que sea para desmayarse que te vea tu compañera, pero que te pille el portero, joder eso tiene que joder!

      Me gusta

    • Eva Víbora el Jue10May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      :lol:

      Me gusta

  • viva el Tue8May07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , ,   

    Bella durmiente 

    He temido que se presente en mi casa. Siempre lo había evitado. No se como ha podido ocurrir pero el hecho es ineludible ya. Ha venido el Enano con toda su rabia y su mal genio. El Envolvimiento -que tan cuidadosamente preparé- ha caído y la Bella durmiente ha despertado. Cada vez que se produce una Liberación de la doncella me pasa lo mismo: Me desplomo tendido como una Montaña a la que le han arrancado su secreto.

     
    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      ¡Bonito! :)

      Mi interpretación:

      “No, que no sea él…”. Siempre lo evito. Cuando veo que entra en el portal me espero unos inquietos minutos antes de entrar para que no nos tropecemos en el ascensor. Abro la puerta y es él. Me grita enfadado por no sé qué cosas, el alquiler, el ruido, las visitas. Veo que la niña de mis ojos ha sido arrancada de entre los brazos de Morfeo y se agita demandando atención, asustada por el griterío. Las telas entre las que le había envuelto están esparcidas por el suelo, mezcladas con sus sollozos. Cuando, aprovechándome de la autoridad que me confiere mi altura, consigo acallar a mi vociferante interlocutor, me despido de él y comienzo a desfacer el entuerto. Dos horas, un biberón y varias nanas más tarde me desplomo en la cama. Por fin.

      Me gusta

    • Vargas el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Mi interpretación es más psicoanalítica:

      Me estaba haciendo una paja. Alguien llama. Salgo con la sábana puesta. Al ver que es el portero gritando, pierdo la sábana por el azoramiento y dejo al descubierto mi “bella durmiente”.

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Te falta por explicar la parte de la “liberación de la bella durmiente” y también lo de desplomarse. Dado el escenario que provees, se plantean múltiples posibilidades :)

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      A lo mejor la paja se la hacía a la portera… y el portero les ha pillado infraganti

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      No, no puede ser, porque dice “tendido”. Por lo tanto, el protagonista es masculino.

      …a no ser que la portera se vea a sí misma con otros ojos.

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Nos estamos extralimitando en nuestras conjeturas. Quizás no haya que suponer causa-consecuencia ¿no? Veamos, me surgen las siguientes dudas:

      el que se desploma ¿es de género masculino, tiene un secreto y es grande como una montaña?
      ¿la bella durmiente y la doncella son lo mismo? es femenino pero, ¿se trata de una persona o es una “cosa”?
      -El enano ¿ha venido antes o después del nudo de la acción (el envolvimiento cae)? quiero decir: hay tres acciones que podemos considerar planteamiento (viene el enano), nudo (el envolvimiento cae) y desenlace (el protagonista se derrumba por la liberación de la doncella)… pero ¿en qué orden se producen realmente?

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      En realidad, la narración estrecha las posibilidades, ¿no es así?
      Sólo algunos de los supuestos pueden ser posibles. De los tres elementos planteados, dos están necesariamente en orden y uno es indeterminado.

      Supuesto A:

      Llega el enano.
      Se despierta la doncella.
      Me desplomo.

      Supuesto B:

      Se despierta la doncella.
      Llega el enano.
      Me desplomo.

      Supuesto C:

      Se despierta la doncella.
      Me desplomo.
      Llega el enano

      Supuesto D:

      Llega el enano.
      Me desplomo.
      Se despierta la doncella.

      Supuesto E:

      Me desplomo.
      Llega el enano.
      Se despierta la doncella.

      Supuesto F:

      Me desplomo.
      Se despierta la doncella.
      Llega el enano.

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      las permutaciones deberían estar prohibidas…

      Me gusta

    • Isilion el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Rayos… ya lo he vuelto a hacer…

      Lo siento. Supongo que es deformación profesional. Aunque ahora que lo pienso hago lo que hago porque mi manera de pensar me hizo desembocar de manera natural en ello, con lo cual se puede asumir que no cejaré en mi automático empeño de enfocar las cosas analíticamente.

      En cualquier caso, siempre puedo intentar aprender. Gracias por el aviso :)

      Probaré de nuevo:

      Mmm…

      Me estaba masturbando mientras miraba a mi compañera de piso dormida en el sofá. LLevaba un condón puesto para no tener que limpiar después, pero el enano, que es el hijo que viaja en mi agridulce descarga, ha empujado con tanta furia que ha arrancado el profiláctico de mi miembro, erecto en su modesta plenitud, resbaladizo de pasión contenida. La envoltura de mi herramienta cae sobre ella, que se despierta al instante y yo, golpeado duramente por la más horrible vergüenza, me desplomo fingiéndome desmayado. Esta estratagema me ha funcionado en otras ocasiones, así que ¿por qué no probar?

      ¿Mejor? :)

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mar8May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Ahí le has dao, una única interpretación que además es la más divertida. Admitido en el club. Puedes solicitar tu ingreso como autor de sky4you. ;)

      Me gusta

    • Arias el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Yo también quiero una invitación, ¿se puede?

      Me gusta

    • Isilion el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Eva Víbora said:

      Admitido en el club. Puedes solicitar tu ingreso como autor de sky4you.

      Como antes citaba, […]tan incentiva pintura los sentidos me enajena y el alma, ardiente, me llena de su insensata pasión.. Mas, ¿qué tiene este humilde pintor de palabras que decir que a tan experimentados letrados (¡qué efímero deleite, la cacofonía!) pueda interesar? Y os pido, mi ofidia señora, que no dudéis de la sinceridad de mis palabras ni las confundáis con falsa modestia, pues no me llega la experiencia en estos lares como para suplirla.

      Si vuecencia pudiera proveerme de la lista de cosas que se esperan de aquellos que obtienen el derecho de escribir, de seguro me sentiría menos atemorizado :)

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Pásate y lo verás… ¿No quieres darle un meneo a tus tostadas?

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Uy! Arias, perdona, no te vi. Pues lo mismo te digo, estás invitado.

      Me gusta

    • Isilion el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Tostadas meneadas.

      Pero no agitadas.

      Me gusta

    • Eva Víbora el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      ni meneadas ni agitadas no consigo entrar en tu isilion.net

      Me gusta

    • Isilion el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      Reapunté el dominio esta tarde. A mi me funciona ahora, pero es posible que haya que esperar unas horas más para que se propague la IP. A modo de plan B, esta dirección sí que debería funcionar.

      ¡Qué poco poética ha sido esta respuesta!

      ¿Será que el cansancio y el dolor de ojos “detrimentan” (verbo recién manufacturado para la ocasión) la hermosura de la comunicación?

      Me gusta

    • Vargas el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      A mi sólo me da para una paja, lo de la compañera de isilion es un lujo lujurioso.

      Me gusta

    • Vargas el Mie9May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      además, se me olvidaba, no creo que sea para desmayarse que te vea tu compañera, pero que te pille el portero, joder eso tiene que joder!

      Me gusta

    • Eva Víbora el Jue10May07 Permalink | Inicia sesión para responder

      :lol:

      Me gusta

  • viva el Thu5Apr07 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    Esposado 

    El que se casa pierde un gran hombre por una señora esposa.

     
  • viva el Mon26Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    greguerías e 

    Alimentos:
    * El queso va al rayador para rascarse la espalda.

    * El ketchup es un bailarín caribeño al que le encanta la salsa.

    * A pesar de su aspecto, la cebolla es un triste poema de amor.

    * El ají morrón es la lujuria de una comida ardiente. el amarillo, es para que tu cocina de envidia, y el verde por si no sabes cocinar, que al menos mantengas la esperanza.

    * La mayonesa es la más valiente de los aderezos, porque está hecha a puro huevo.

    * En el guiso se cocina la clase pobre.

    * La ensalada del amor se hace con zanahoria y huevo.

    * La cebolla deja de llorar cuando por el camino de la pumarola va acompañando al chorizo.

    * Las verduras se suicidan en las aguas de la sopa.

    * Al huevo le encanta ver como se desangra la remolacha.

    * He descubierto que la batata es una papa muy zonza.

    Animales y otras yerbas:

    * El tigre tiene manchas porque vive del pecado.

    * El gato es una gacela que puede vivir en casa.

    * La hiena es un animal político, mientras te caga se mata de risa.

    * La cebra es el mamífero más asesino, por eso tiene cadena perpetua.

    * El gato es un poni montes.

    * Cuando se aglomeran demasiadas personas frente a las jaulas, es ahí donde se dan cuenta los animales que han llegado al zoológico.

    * El elefante es el bombero de la selva.

    * El León tiene la melena larga porque no hay peluquero que se anime a cortarle el pelo.

    * La vaca viste de cuero porque ya conoce al toro.

    * El potro es tan dotado que sólo sale con yeguas.

    * El lince es el único animal con larga vista incorporado.

    * El canguro es un trabajador argentino nacionalizado australiano.

    * La jirafa tiene cuello largo porque pertenece a otra clase social.

    * El mono es un niño que desciende del hombre.

    * El loro es un locutor en la radio de la selva.

    * La nutria nació en los charcos con ínfulas de clase alta.

    * La serpiente es un vertebrado que perdió la dignidad.

    * El cien pies no tiene dudas que el camino ha de ser largo.

    * El cocodrilo es chato porque nació para zapato.

    * La araña es una mesa redonda que se le mueven las patas.

    * El escorpión es el mecánico del desierto.

    * El cangrejo es un soldado que sabe bien lo que le espera en el frente.

    * El sapo es el gordito del barrio.

    * Las hormigas son orégano con patas

    * El cerdo es la alcancía de los charcos.

    * Nosotros le decimos burro, en cambio la burra lo llama… animaaaaaaaal.

    Cosas y objetos:

    * El calzador es el tobogán donde el pié juega en la plaza de los zapatos.

    * El cenicero es la ventanilla por donde pagamos en cuotas las llamas de nuestra vida.

    * Parece mentira que en un aparato de radio pueda caber tanta gente.

    * La televisión sirve para introducir una inmensa cantidad de sordos a nuestra casa con los que no podemos hablar.

    * El diario es una sopa de letras.

    * La sábana es el pijama que usa la cama para dormir.

    * Las manecillas del reloj y la gente de los pueblos chicos giran siempre por la misma calle.

    * El tubo fluorescente te da la luz por segmentos.

    * El colchón es la suspensión de la cama.

    * El ventilador es el viento que se volvió motociclista.

    * La botella suplió al sifón porque este era un prepotente que echaba el agua por la fuerza.

    * Las ventanas de los presidios son los nichos de la libertad

    * La llave se inventó para que no pasemos la noche parados junto a la puerta.

    * La foto es el interruptor del tiempo.

    * El espejo solo sirve para que veas donde estás.

    * El lápiz se gasta porque está harto de escribir siempre las mismas palabras.

    * El carnicero es un malevo frustrado.

    * Escritorio: uniforme de inteligencia que usan los inútiles en las oficinas públicas.

    * Los medios de transportes nos hace sentir como en la nada. Ni en el origen ni en la llegada.

    * La puerta es un mueble discriminatorio que separa a los unos de los otros.

    * La casa es la mejor excusa para no vivir en sociedad.

    * El paraguas sólo sirve para esconderse del cielo.

    * Se dejó de usar el sombrero porque daba mala impresión, parecía que el dueño había perdido la mitad de la cabeza.

    * Las rejas en el frente de las casas habla de cárceles domiciliarias.

    * Las llantas son el molde de los neumáticos.

    * El peine tiene la magia de que tu cara pase inmediatamente de la locura a la sensatez.

    * La plantilla es la alfombra de los zapatos.

    De otras gentes:

    * Los chinos tienen los ojos como si desconfiaran de todo.

    * Los suecos son un pueblo compuesto de suela y taco.

    * Por fin descubrí porque los españoles dicen olé. Es un problema de olfato.

    * El italiano es alguien que nace y vive dependiendo de su madre. Ante cualquier contingencia, siempre grita: ¡mamma mía!

    * El alemán no es germano de nadie.

    El Beso:

    * El beso es la mecha de la bomba de los genitales.

    * El beso es la traqueotomía del amor.

    El Hombre y la Mujer:

    * La mujer es como el auto, sería nada sin las gomas.

    * El primer padre es el hijo de nadie. No tuvo abuelos, no tuvo primos, no tuvo madre. Por eso se inventó el día del padre.

    * Si el hombre caminara para atrás viviría doblado.

    * Al fin de cuentas la mujer siempre te acuesta.

    * La mujer tiene un promedio de vida casi dos veces menor al hombre. Todas se detienen en la juventud.

    *Una prostituta es una mujer que está convencida de que el espíritu es tan solo una sensación extraña.

    * Una mujer se embaraza cuando la levadura del amor ha fermentado en su vientre.

    Especies Marinas:

    * La Foca es el abuelo del mar de los años ’50.

    * El tiburón es el patovica del boliche de las aguas.

    * La sirena es la única mujer virgen, por eso vive en el agua.

    * Solamente los peces pueden mirar a ambos lados.

    * El caracol es un molusco que eligió ser mochilero.

    * Al único pez que le cuesta una atrocidad encontrar novia es al bagre.

    * La anguila es el consolador de las sirenas.

    Acl: Patovica en Argentina significa hombre de músculos trabajado en un gimnasio.

    Ferrocarril:

    * La formación de un tren es el más claro ejemplo de la ignorancia de los seres humanos. Aunque tengamos ruedas propias, todos nos necesitamos.

    * Un tren es la formación de los vagones en la escuela de las vías.

    * Nada más arrogante que las vías del tren, siempre se las encuentra en el medio de los pueblos.

    * El tren nos permite creer que lo que se mueve es el campo.

    Frutas y Postres:

    * Manzana: Fruta comestible hereje con inclinación al pecado.

    * Pera: La quijada de las frutas.

    * Banana: Símbolo sexual para las dietas lesbianas.

    * Uva: Fruto que se usa para brindar un mensaje de interés sexual en código morse.

    * Sandía: Mujer insaciable siempre vive embarazada.

    * Ciruela: Simboliza al matrimonio, primero dulce luego ácida.

    * Pomelo: Es una naranja amarga.

    * Limón: Fruta de mal carácter.

    * Naranja: Mujer sensual que se vende por el ombligo.

    * Durazno: Es una ciruela con bello en el pecho.

    * Gelatina: Es el seno de un postre joven y ardiente.

    La calvicie:

    * No hay mejor forma de torturar a un calvo que con un peine.

    * La barba es la solución que Dios le dio a los hombres, para que puedan dar la vuelta la cabeza el día que se quedan calvos.

    La muerte:

    * La muerte es el último acto del teatro de la vida.

    * Los ricos hicieron el mausoleo en la tierra para no pagar impuestos en el infierno.

    * A la tumba de los ricos van los gusanos suicidas.

    * En Argentina, sólo los ‘vivos’ salen del cementerio.

    * Los velorios son como las grandes comilonas en un restaurante, todos se miran para ver quien carga con el muerto.

    * Los velorios son como los coitos, lo que menos importa son los medios.

    * No hay nada más incongruente que vestir a un nudista cuando está muerto.

    * Es fácil darse cuenta cual es la calavera masculina, tiene los ojos hundidos.

    * El verdugo es alguien que mata en defensa propia del estado.

    * El cementerio es el barrio ideal, ahí los chicos no juegan a la apelota en la puerta de tu casa.

    * Un muerto es lo más parecido a una queja al gobierno, porque nunca tendrás respuesta.

    * Las flores que nacen en los cementerios son antenas de los muertos para conectarse al cielo.

    La música:

    * El rock es la danza del cuerpo; el tango del sexo; el vals de los espíritus y la música de cámara… la muerte.

    * De que serviría un CD si no existiese el parlante.

    * La música grabada es el más claro ejemplo del tirano que se esconde en cada ser. Porque esclavizamos la orquesta y le hacemos tocar cuando se nos da la gana sin pagarle un solo centavo.

    * Los instrumentos de viento fueron creados para escupir con ritmo de música.

    * El piano es la oficina de identificación musical para registrar las huellas digitales de cada pianista.

    * Violín: Instrumento político que nos enseña que toda campaña proselitista debe basarse en apoyarse en el izquierda y tocar con la derecha.

    * El órgano es un piano que necesita estar enchufado.

    La ropa:

    * El chaleco se inventó para los que no tienen brazos.

    * Si al pantalón lo usáramos al revés, para salir del migitorio llamaríamos a una ambulancia.

    * Los anteojos sólo sirven para esconder el espíritu.

    * El Corpiño es la alacena donde los niños guardan los alimentos.

    * El corpiño se creo para sostener a los senos, de modo que los lactantes no tomen soda en lugar de leche.

    * El sleep es el tiento que sujeta al potro de los deseos.

    * La ropa de mujer es suave porque su piel así lo exige.

    * El guante es el bunker donde se esconden las huellas.

    * La diferencia entre los indios y la civilización fue la invención del zapato. Le evitaron al blanco todo contacto con la naturaleza.

    * Las medias son los guantes de los pies.

    Los Parientes:

    * El hijo es la forma más parecida de regresar a la tierra.

    * La suegra es nuestra conciencia por eso es que nos descarna.

    * El tío es el padre que hubiésemos querido tener.

    * La abuela tiene el carácter que extrañamos de nuestra madre.

    * Un hermano es el otro yo que va donde yo no puedo.

    * El hijo ideal es un sobrino al que no tengo que mantener.

    * Reflexión: Si mi cuñado es un hermano político, mi hermana comete incesto.

    * Un nieto sirve para hacerme sentir que mi hijo es un copión.

    * A los parientes nadie los elige, pero ellos tampoco.

    * La esposa es un poco de tu madre; un poco de tu abuela; un poco de tu hermana; un poco de tu amiga. En definitiva, es un poco.

    * El esposo es un gerente con relaciones sexuales.

    * La diferencia entre un novio y el esposo, es la pérdida de memoria.

    Las deficiencias físicas:

    * Un sordo es un fanático por el juego de la mímica.

    * El tartamudo es alguien que remarca lo que dice para que todos lo entiendan.

    * El jorobado da toda la impresión como que ha perdido algo.

    * El rengo es alguien que con su forma de caminar, te obliga a dudar entre doblar o seguir.

    * El ciego es un profesional del control mental.

    * El manco es un canchero que quiere demostrarle al mundo que todo lo puede con una mano.

    * Hay personas que son dulces y otras que son diabéticas.

    * Un mudo es alguien que no cree en la libertad de expresión.

    * Una persona sin manos es un desubicado, no tiene tacto.

    * No todos los mogólicos son mogólicos, algunos viajan en subte (Metro).

    * Cuando un sordo se irrita las manos, va al otorrinolaringólogo.

    * El impotente es un experto en dejar a una mujer con ganas.

    * El mal de sambito es la consecuencia de una masturbación exagerada.

    * El que anda en silla de ruedas es un egoista que no está dispuesto a dar un paso por nadie.

    Las flores:

    * La diferencia entre una rosa roja y una blanca es que la segunda no tiene apetito carnal.

    * Las rosas tienen espinas para que sepamos lo que cuesta el amor.

    * La enredadera es la casamentera del barrio de las flores.

    * Las flores silvestres son anónimas porque nacen en barrios pobres.

    * Las flores de plásticos fueron hechas para corazones de hipócritas.

    * Las flores duran en un jarrón lo que el amor en las personas que la compraron.

    * Las orquídeas son flores de clase alta.

    * El girasol es un conjunto de rayos de sol con una verruga al medio.

    Los muebles:

    * La cama es la plaza de la niñez; el campo de juego sexual de la juventud, y la práctica mortuoria de la vejez.

    * El mueble es el fruto del árbol que te devuelve en comodidad los daños que le causaste.

    * La silla es un mueble millonario, porque nació en una familia acomodada.

    * La silla eléctrica es un puente que te conecta al futuro.

    * La cama siempre guarda lo mejor de nuestros sueños.

    Los Niños:

    * El cordón umbilical es la cuerda que ata a la madre con los hijos y ahorca al que juegue de marido.

    * Somos tan crueles los hombres adultos, que competimos con el niño por los pechos de la madre.

    * Hacemos un hijo con desesperación y lo dejamos partir con resignación.

    * En la construcción de un hijo el padre pone el marco pero la madre la foto.

    * Una madre es la escultora de la vida.

    * Un niño sirve para darnos cuenta que es hora de ponerse el saco.

    * El cordón umbilical es para que antes del parto la mujer no pierda al niño.

    * Si el niño no llegara a grande… seguiríamos viviendo.

    Modos, costumbres y el cuerpo humano:

    * El bostezo es el grito de los mudos.

    * La mejor manera de convivir con el mundo es yendo de a pié, pues si observamos por la ventanilla al viajar, vemos que todo regresa mientras nosotros nos vamos.

    * La siesta es el entrenamiento para el partido de la noche.

    * Los mozos son lo más parecido a una suegra, porque nos viven cambiando lo queremos comer.

    * Cuando da el sol no es saludable salir a caminar con la suegra, porque la sombra nos maldice por dos veces.

    * Los seres humanos nos llenamos la boca con la dignidad, el honor, la democracia, la igualdad, los derechos y la justicia. Y al final, al primero que le ofrecemos el asiento es al trasero.

    * El sueño es el único cine donde cada noche te pasan una película distinta.

    * Sacar una silla y sentarse en la calle, es decirles a los vecinos que nuestro domicilio está totalmente ocupado.

    * La patilla es el puente entre el cabello y la barba.

    * El estornudo es la soda del sifón de la nariz.

    * Las cejas son el guión bajo de la escritura del rostro.

    * El hombre es tan incongruente que se lava las manos al salir del migitorio.

    * El ano es un insolente.

    * Las lágrimas son el sudor del cerebro.

    Naturaleza:

    * El Sol es el calefactor de los pobres.

    * El pedo no es otra cosa más que el resultado de la descomposición temporal del silenciador del caño de escape anal.

    * La mejor manera de descomponer los alimentos, es comiéndoselos primero.

    * El árbol es el único soldado del ejército de la tierra que siempre muere de pié.

    * Las ramas son los brazos de la naturaleza.

    * La montaña son un chichón de la tierra.

    * La noche es un día oscuro que se ha convertido en un manto de sospecha.

    * El arco iris es la acuarela del cielo.

    * Cuando el cielo juega al carnaval… llueve.

    * Las nubes muestran que en el cielo no está prohibido fumar.

    * Las estrellas son las luces de las viviendas de nuestros sueños.

    * El temblor es un bostezo que despereza la tierra.

    * El volcán es un alcohólico que vomita la borrachera de toda una etapa de juerga.

    * La meseta es la mesa ratona del living de la naturaleza.

    * La diferencia entre el árbol y los muebles es que estos no dan hojas.

    * La luna nace en la hamaca de su cuarto menguante; danza en la adolescencia de su cuarto creciente; queda embarazada de nostalgia y violines cuando muestra su faz llena, para luego reflejarse en una figura nueva.

    * Las tres marías son las hermanas que danzan en el salón del cielo el vals de las ansiedades de su eterna juventud.

    * Las nubes son perpetuas acuarelas que van dibujando constantemente la visión de nuestras conciencias.

    * La naturaleza siente celos de la mujer porque Dios le dio en sus pechos la razón de la existencia.

    * La nieve es un baño de crema en el postre del universo.

    * El viento es libre porque no tiene puertas.

    * El viento cruza la calle como un ser desesperado.

    * El rayo nos anuncia que alguien en el cielo puso los dedos en el tomacorriente.

    * Las olas son los vendedores del mar que llevan sus productos al mostrador de la playa.

    * La Palmera es una africana de pelo verde.

    * El césped es la barba de la tierra.

    * En las copas de los árboles brinda la naturaleza.

    * El sauce es un alma en pena.

    * El viento en contra te obliga a caminar despacio para que disfrutes la vida.

    * El atardecer llega con el corazón entristecido, porque sabe en su interior que se le viene la noche.

    * Las esquinas te preanuncian que se te acaba la calle.

    * La calle es la mediasuela de la calzada.

    * Presionar el timbre demasiado tiempo, es como meterle con rabia el dedo en el ojo a la dueña de casa.

    * Las avenidas son más anchas porque se inflan con aire.

    Nudistas:

    * El nudista es alguien que está cansado de que le envidien la ropa.

    * Cuando un nudista quiere sorprender a su mujer, se pone el traje en la cama.

    * No hay nada más ridículo que dos nudistas tratándose de usted.

    * De una nudista a otra: ¿Viste el pito que pasó? ¡Debe ser nuevo en el barrio!

    * Una nudista española se presenta y dice: ¡Yo soy Conchita! Y uno de los presentes se sorprende y exclama: ¡debe ser ventrílocuo!

    * Cuando un padre se convierte en nudista deja de disfrutar a sus hijos. Ya que no los puede sentar en la falda.

    * Los nudistas no se casan por la iglesia.

    * Un empleado nudista se presentó vestido en el trabajo y lo echaron porque era una empresa seria.

    * En una playa nudista: la mujer le dice al marido ¿por qué no mirás?

    Pájaros y otras yerbas:

    * Los pájaros no cantan… trinan.

    * El cardenal es un sacerdote que vive a la altura de sus hábitos.

    * El canario es amarillo porque su canto da envidia.

    * El gorrión es un canario de barrio.

    * La paloma es el cartero de las aves del cielo.

    * Una golondrina no hace verano pero te anuncia la primavera.

    * Las abejas son como las suegras, si te acercas te atacan, pero producen en su vientre la dulce acaricia que le dará sabor a tu vida.

    * El halcón es un avión de combate de la aeronáutica de las aves.

    * Cuando una paloma te caga no es casualidad, es diarrea.

    * Dios les quitó el habla a las especies, para enseñarle al hombre como se hace para no mentir.

    * Un pájaro enjaulado es un ave presa por un delito que cometimos nosotros.

    * El pájaro se diferencia del hombre porque tiene vuelo propio.

    Signos del Zodíaco:

    * Aries: Es un signo cinematográfico.

    * Tauro: Es el típico signo de los maridos engañados.

    * Géminis: Bajo su régimen nacen solo mellizos-

    * Cáncer: Un signo que nos da pena.

    * Leo: Signo que interpreta a los lectores.

    * Libra: Signo de medida inglesa.

    * Virgo: Signo mentiroso que te muestra que no debes creer en el horóscopo.

    * Escorpio: Los nativos d eeste signo tienen que tomar la vida con pinzas.

    * Sagitario: Parece un hombre pero es un caballo.

    * Capricornio: Tiene ascendente en tauro (ver tauro).

    * Acuario: Para los amantes de la natación.

    * Piscis: Da toda la sensación que es un signo de agua.

    Temas sexuales:

    * El pene es el mejor amigo del hombre, por eso siempre espera una mano.

    * El ano es el caño de escape del auto humano.

    * La pelvis de la mujer está rodeada de cabellos de ángeles que resguardan la pureza de la vida.

    * El coito fue lo que dio inicio a las compañías petroleras.

    * Los senos son dos globos a medio inflar.

    * Cuando hacemos el amor da toda la sensación de que estamos moliendo sal gruesa en un mortero de carne.

    Vejez:

    * La vejez, por ser el último traje, se recibe sin planchar.

    * Un viejo es un joven con todos los años a cuestas.

    * El abuelo es una pasa de uva de la viña de la vida.

    * Para recibirse de libro hay que llegar a viejo.

    * Una mujer arrugada es como un libro mojado.

    Varios:

    * Nadie tiene la vida asegurada. Es por eso que una amante es una reserva por si se pierde la esposa.

    * La cárcel es el retiro espiritual de los delincuentes.

    * La policía está para amparar a los reos de la avaricia de los inocentes.

    * Por lo general los políticos no tienen parientes carnales.

    * El papel mueve al mundo ¿o qué sería sin dinero ni papel higiénico?

    * La ruta es el cordón umbilical más largo del mundo.

    * Si no fuera por el papel higuiénico, con las ramas nos romperíamos el c….

    * Los gallegos son los únicos en el mundo que usan la oreja de cartuchera. Porque ahí ponen el lápiz.

    * La discriminación es una mentira, fue el negro que se tiñó para diferenciarse del blanco.

    * El viudo llegó a viudo por contraer enlace con la desgracia.

    * El pirata es un jugador de truco que tiene alquilado el ancho de bastos.

    * Condonar una deuda es tomar por forro al acreedor.

    * El chupete es un pezón que se despegó de la teta.

    * El invierno es el freezer de la vida.

    * Los indios adoraban al sol porque no lo tenían cerca.

    * Es cierto que los últimos serán los primeros, por algo los rostros más célebres están en los billetes de menor valor.

     
  • viva el Thu15Mar07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , ,   

    CHIRÓN 4/5 

    Hoy P. está leyendo un libro, How we reason and why we make mistakes. La vemos sentada. Nunca sabremos si está viajando en el metro o lee cómodamente en el salón de su casa. Sólo sabemos lo que nos permite ver un ojo que únicamente registra sus movimientos, el contorno de su cuerpo y aquellos objetos que entran en contacto directo con P., todo lo demás se nos escapa, y tampoco entendemos esta caprichosa selección de la realidad que nos impone el ojo de E., la persona —¿es una persona?— que le sigue, que le observa desde cerca, tan cerca que podemos oír su respiración, casi el latido de su pecho. No entendemos tampoco porqué P. no es consciente de su perseguidor, de su espía, ¿quizás sólo se trate de una diminuta cámara, instalada en una mosca electrónica, quizás es sólo el ojo de un mosquito que revolotea a su alrededor y que de alguna forma nos está haciendo llegar su percepción? Deducimos que hay una voluntad detrás de ese ojo y por eso tendemos a llamarle con un nombre, E., y a considerarle persona, independientemente del medio del que se esté sirviendo para mantener vigilada a P. […]

     
    • ary el Vie16Mar07 Permalink | Inicia sesión para responder

      EL problema de la multiplicidad de los ojos es que confunden. Ya veremos que hacer cuando se extinga la plaga de los mosquitos.*:¿Dónde está esa multiplicidad de ojos? Aquí sólo se habla de un único ojo entre dos espejos paralelos cuya visión se repite infinitamente.

      Me gusta

  • viva el Thu15Mar07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , ,   

    Hoy P. está… 

    Hoy P. está leyendo un libro, How we reason and why we make mistakes. La vemos sentada. Nunca sabremos si está viajando en el metro o lee cómodamente en el salón de su casa. Sólo sabemos lo que nos permite ver un ojo que únicamente registra sus movimientos, el contorno de su cuerpo y aquellos objetos que entran en contacto directo con P., todo lo demás se nos escapa, y tampoco entendemos esta caprichosa selección de la realidad que nos impone el ojo de E., la persona —¿es una persona?— que le sigue, que le observa desde cerca, tan cerca que podemos oír su respiración, casi el latido de su pecho. No entendemos tampoco porqué P. no es consciente de su perseguidor, de su espía, ¿quizás sólo se trate de una diminuta cámara, instalada en una mosca electrónica, quizás es sólo el ojo de un mosquito que revolotea a su alrededor y que de alguna forma nos está haciendo llegar su percepción? Deducimos que hay una voluntad detrás de ese ojo y por eso tendemos a llamarle con un nombre, E., y a considerarle persona, independientemente del medio del que se esté sirviendo para mantener vigilada a P. […]

     
    • Ary* el Vie16Mar07 Permalink | Inicia sesión para responder

      EL problema de la multiplicidad de los ojos es que confunden. Ya veremos que hacer cuando se extinga la plaga de los mosquitos.

      *:¿Dónde está esa multiplicidad de ojos? Aquí sólo se habla de un único ojo entre dos espejos paralelos cuya visión se repite infinitamente.

      Me gusta

  • viva el Thu15Mar07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , ,   

    Hoy P está leyendo un libro How we… 

    Hoy P. está leyendo un libro, How we reason and why we make mistakes. La vemos sentada. Nunca sabremos si está viajando en el metro o lee cómodamente en el salón de su casa. Sólo sabemos lo que nos permite ver un ojo que únicamente registra sus movimientos, el contorno de su cuerpo y aquellos objetos que entran en contacto directo con P., todo lo demás se nos escapa, y tampoco entendemos esta caprichosa selección de la realidad que nos impone el ojo de E., la persona —¿es una persona?— que le sigue, que le observa desde cerca, tan cerca que podemos oír su respiración, casi el latido de su pecho. No entendemos tampoco porqué P. no es consciente de su perseguidor, de su espía, ¿quizás sólo se trate de una diminuta cámara, instalada en una mosca electrónica, quizás es sólo el ojo de un mosquito que revolotea a su alrededor y que de alguna forma nos está haciendo llegar su percepción? Deducimos que hay una voluntad detrás de ese ojo y por eso tendemos a llamarle con un nombre, E., y a considerarle persona, independientemente del medio del que se esté sirviendo para mantener vigilada a P. […]

     
    • ary el Vie16Mar07 Permalink | Inicia sesión para responder

      EL problema de la multiplicidad de los ojos es que confunden. Ya veremos que hacer cuando se extinga la plaga de los mosquitos.*:¿Dónde está esa multiplicidad de ojos? Aquí sólo se habla de un único ojo entre dos espejos paralelos cuya visión se repite infinitamente.

      Me gusta

  • viva el Fri9Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , Ibis, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Aforismos (Leonardo da Vinci) 

    Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo. (Más …)

     
  • viva el Fri2Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    PERVERSIONES 

    Acomoclitismo: Excitación por los genitales depilados.
    Acrofilia: Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.
    Acrotomofilia: Fetichismo por las amputaciones. Maticemos que lo que pone a esta gente no es el acto de la amputación en sí, sino el muñón ya cerradito del miembro que falte.
    Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.
    Acucullofília: Excitación sexual por los penes circuncidados.
    Adiestramiento animal: Los juegos AT (sus siglas en inglés -animal training-) más pervesos implican que una o más de las parejas del acto sexual interpreten el papel de un animal. El más recurrido es el papel de perro, pero parece que los caballos también son bastante populares. El “animal” puede imitar el comportamiento de la bestia o acicalarse con artículos propios del Reino Animal como collares, bozales, bridas y demás. En cualquier caso, estas criaturas no pueden circular por la autopista.
    Agonophilia: Excitación proveniente de una lucha con la pareja.
    Agorafilia: Atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.
    Agrexofilia: Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.
    Albutofilia: Excitarse sexualmente al pensar en baños o duchas calientes. Hay gente para todo.
    Algofilia: Excitación producida pro el dolor (Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico).
    Alopelia: Experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.
    Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.
    Alveofilia: Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.
    Alvinolagnia: Atracción sexual sólo por los estómagos.
    Amaestramiento: Se trata de un término perteneciente al BDSM y consiste en entrenar a una compañera sumisa para que sea obediente.
    Amaurofilia: Preferencia por tener una pareja sexual ciega o a la que se le han vendado los ojos.
    Amelotasis: Atracción sexual hacia personas con ausencia de algún miembro.
    Amiquesis: Excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual.
    Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.
    Amomaxia: Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.
    Anaclitismo: El acto de alcanzar la excitación sexual mediante actividades a las que uno estaba expuesto cuando era niño. Estas actividades pueden ser que te enseñen a hacer pipí en su sitio, que te coloquen unos patucos o que te pongan a jugar con muñecas.
    Anastimafilia: Personas a las que les excita el sobrepeso de los demás.
    Androginofilia: Atracción sexual por personas andróginas.
    Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.
    Andromimetofilia: Atracción sólo por las mujeres vestidas de hombres.
    Anisonogamia: Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.
    Anofelorastia: Excitación al profanar objetos considerados sagrados.
    Antolagnia: Excitación por oler flores.
    Apotemnofilia: Excitación por la idea de ser amputado.
    Aracnofilia: Juego sexual con arañas.
    Asfixiofilia: Se la llama también estrangulación erótica. Consiste, básicamente, en jugar a estrangular a la pareja sexual. Esta perversión erótico-festiva es la que acabó con algún que otro miembro del Parlamento británico y, curiosamente, del partido conservador. La equipación mínima para practicarla suele ser un lazo o soga al cuello, una naranja en la boca y unos calcetines blancos…
    Astenolagnia: Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual ajena.
    Audiolagnia: El estímulo principal proviene de la audición.
    Autagonistofilia: A diferencia del exhibicionista (la persona afectada muestra intencionadamente sus genitales a otra persona que ni se imagina lo que se le viene encima), un autagonistofílico crea situaciones en las que otras personas puedan verle desnudo por accidente. Por ejemplo, puede que le dé por dejar las cortinas abiertas y pasearse desnudo por la casa o caerse en bolas por la ventana de la habitación.
    Autoabasiofilia: El estímulo es estar o volverse cojo.
    Autoasasinofilia: Fantasía masoquista de ser asesinado.
    Autoasesinofilia: Las personas a las que les va esta perversión se excitan sexualmente cuando se colocan en situaciones en las que podrían acabar muertas.
    Autoasfixiofilia: el estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.
    Automamada: A buen lector, pocas palabras bastan.
    Automisofilia: atracción por ser ensuciado o corrompido.
    Autonepiofilia: el estímulo es utilizar pañales y ser tratado como un bebé.
    Autopederastia:. Obsesión, que se da sobre todo en los años de la pubertad, en la que al sujeto en cuestión le da por intentar metersela pitolina por el ojete.
    Autoungulafilia: Conseguir placer rascándose sus propios genitales.
    Avisodomía: Relación sexual con aves.
    Axilismo: Masturbación dentro de la axila de la pareja.
    Backswinging: Es el folleteo anal de toda la vida (analismo) pero aquí el factor clave y diferenciador es que se disfruta a saco cuando la mujer está tumbada sobre su estómago.
    Balloning: placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.
    Barosmia: excitación por el olfato.
    Basoexia: Excitación sólo producida por los besos.
    Bastinado: Se trata de una forma de tortura o de castigo en la que se dan palizas en las plantas de los pies de la “víctima”. Según se cuenta, ésta fue una de las técnicas sexuales favoritas de los jefazos nazis, quienes, además de pasados de rosca, estaban más calientes que el pico de una plancha.
    BDSM: Se corresponde a las siglas inglesas de bondage, disciplina, sadismo y masoquismo. El término engloba toda la gama de los llamados “juegos del dolor”. Los aficionados a esta práctica sostienen que la gente malinterpreta el BDSM y que en realidad se trata del estilo de vida más natural y liberador que existe. Nosotros te recomendamos que mejor ni escuches.
    Belonefilia: Se trata de un fetichismo que puede llegar a ser algo peligroso ya que el protagonista se pone como una moto por el uso de pinchos, agujas y piercings más o menos elaborados.
    Biastofilia: Aquellos que sólo se excitan sexualmente cuando asaltan a alguien contra su voluntad.
    Blastolagnia: Persona atraída por mujeres muy jóvenes.
    Blumpy: Esta perversión consiste sencillamente en que te hagan una mamada mientras estás en el baño cagando. Sin duda es más excitante que leer el Marca. El que se la casca mientras caga es simplemente un ejemplo de chezolagnia.
    Bukake: Se trata de una perversión tan japonesa como el Tamagotchi y consiste en masturbarse en grupo encima de una mujer. La protagonista, además, suele estar enterrada de tal manera que sólo se le ve la cabeza.
    Candalagnia o candaulismo: ver a la pareja copulando con otra persona.
    Candling: Cuando se disfruta mogollón con el dolorcito dulce y pegajoso de la cera derretida deslizándose por el cuerpo.
    Capnolagnia o capnogalia: Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.
    Carrera de pajas: El famoso y mítico deporte de la paja más rápida. El ganador es el primero que puede aplaudir con las dos manos al acabar.
    Catafílico: La excitación sexual se produce sólo cuando el hombre se somete a su pareja.
    Catagelofilia: Los catagelofílicos se ponen a cien cuando alguien los ridiculiza. Quizás sea este el motivo por el que a Aída Nízar le gusta tanto salir en la tele. Vete tú a saber.
    Cateterofilia: Excitación sexual con el uso de algún tipo de cateter.
    Chezolagnia: Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.
    Choreofilia: Excitación sexual al bailar.
    Cinofilia: Excitación al tener relaciones sexuales con perros.
    Ciprieunia: Excitación sólo con prostitutas.
    Clastomanía o ripping: Excitarse al arrancar y despedazar la ropa interior y las medias de la piba.
    Clismafilia: Placer sexual obtenido al inyectar líquido en la cavidad anal (poner un enema, vamos). Este suele ser el motivo de algunas de las marcas marrones en las alcachofas de las duchas de los hoteles.
    Coitolalia: Excitación producida al hablar durante el acto sexual.
    Consuerofilia: Coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.
    Coprofagia: A diferencia de la coprofilia, esta perversión es exclusiva de las personas a las que les gusta comer KK.
    Coprofemia: Placer sexual proveniente de decir obscenidades en público.
    Coprofilia (coprolagnia): el uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).
    Coprolalia: Estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.
    Corefalismo: Excitación sexual sólo practicando sexo anal con niñas.
    Coreofilia: Excitación a través del baile erótico.
    Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja.
    Cremastisofilia: El gozo sexual cuando le roban a uno.
    Crematistofilia: Excitación producida al pagar por sexo.
    Criptoscopofilia: Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.
    Cronofilia: atracción de personas jóvenes por personas de más edad.
    Crurofilia: Atracción sexual por las piernas.
    Crush: Una categoría muy específica exclusiva de maromos a los que les va ver a mujeres con tacones de aguja apachurrando ratones o cualquier otra cosa.
    Cupping: Consiste en colocar dispositivos de succión en partes diversas del cuerpo (sobre todo en los pezones) para aumentar la sensibilidad de la piel. Los aficionados al cupping hardcore utilizan los dispositivos de succión que vienen con los equipos antimordeduras de serpiente. Los aficionados al cupping en plan ultrahardcore utilizan bombas de succión eléctricas, aunque dice la gente que esto deja moratones poco estéticos.
    Cutting: Un nombre que le viene que ni al pelo a los que se dejan la piel a cambio de una gratificación sexual algo guarrilla.
    Cyesolagnia: excitación sexual sólo con embarazadas.
    Dacryfilia o dacrilagnia: Se trata de un peculiar desorden psicosexual que se desencadena al ver a la pareja llorando a moco tendido.
    Dendrofilia: Cuando la excitación sólo se produce al frotarse contra los árboles.
    Deportes acuáticos: Como la piragua, que es hacer el amor bajo el agua, los deportes acuáticos incluyen jugar, beber, chapotear o bañarse con el pipí de otra persona por aquello del placer sexual.
    Dipoldismo: Excitarse propinando golpes en las nalgas a niños.
    Disciplina de las enaguas: Cuando te obligan a ponerte ropa interior femenina como parte de un ritual de humillación o de excitación sexual.
    Docking: Viene del inglés y significa “hacer puerto” o “acoplarse”, como dos naves espaciales, vamos. Es propio del mundo gay. El docking consiste en deslizar el prepucio sobre el glande del pene de la pareja.
    Dogging: El dogging o amomaxia digamos que es el equivalente anglosajón de lo que en nuestra tierra podría ser “irse a un oscuro” con el coche. Consiste, básicamente, en llegar con el auto a un aparcamiento más o menos apartado y montárselo con la señora mientras los peatones del lugar disfrutan con la vista. Basta una señal (que suele ser las luces del coche) para avisar al respetable público de que el espectáculo va a empezar. Un poco de ejercicio y quedará claro de dónde viene el nombre de salpica-d-ero.
    Dorafilia: Excitación sexual al tocar pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.
    Douching: Viene del francés douche, ducha para los que no se les den bien los idiomas. Esta práctica consiste en inyectar un líquido, por lo general agua, en la vagina, ya sea por higiene o para potenciar la cosa sexual como tal.
    Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc..).
    Ecdemolagnia: Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.
    Ecdiosis: La excitación sólo se produce al desnudarse ante desconocidos.
    Efebofilia: La atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente varón entre 13 a 18 años.
    El ginecólogo: Fascinación por llevar a cabo inspecciones internas de aficionado que suelen realizarse con la ayuda de instrumentos como un espéculo de acero inoxidable o con un par de estribos.
    Electrofilia (electrocutofilia): La excitación sólo e produce al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.
    Elefilia: Obsesión sexual por los tejidos.
    Emetofilia: Excitación sexual proveniente del acto de vomitar.
    Enditofilia (endytophilia o enditolagnia): La excitación sólo se produce al ver a la pareja vestida.
    Erotofonofilia: Excitación al realizar llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.
    Erotolalia: Estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo.
    Escarificaciones: Los hay que disfrutan como burros cuando alguien les marca la piel con un hierro candente como los que se emplean con el ganado.
    Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia o mixoscopía): la excitación dependerá de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).
    Espectrofilia: Excitación producida por la imagen en el espejo.
    Estigmatofilia: Excitación ante tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.
    Exhibicionismo: El goce y disfrute mostrando los órganos sexuales(o el comportamient sexual) al público en general. Suelen practicarlo abiertamente los recién casados en los balcones de los hoteles. Tú, por si acaso, mira siempre para arriba; no te vayas a perder el espectáculo.
    Exofilia o neofilia: Excitación sexual ante lo inusual o bizarro.
    Falofilia: atracción por los penes grandes.
    Fetichismo travesti: Emperejilarse con ropas de mujer por motivos que poco tienen que ver con la semana de la moda del Corte Inglés.
    Fisting: Consiste en introducir toda la mano en el orificio de la otra persona (que suele ser la vagina, pero la imaginación no tiene límites) para obtener una gratificación sexual con la cosa. Se trata de una técnica muy fácil de explicar pero algo más difícil de llevar a la práctica y que sólo unos pocos llegan a dominar. Los que ya acaban por controlar el fisting se pasan a la braquiprosis, que consiste en meter todo el brazo allá donde se tercie.
    Flashing: Se trata de una perversión sexual que consiste en mostrar rápidamente los genitales a personas que se va uno encontrando en la calle. El flashing podría estar ligeramente vinculado con la catagelofilia, en la que las personas se ponen cachondas al quedar en ridículo.
    Flatofilia: Excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja.
    Formicofilia: Excitación sexual al reptar de insectos o animales pequeños (hormigas, caracoles, gusanos, etc.) sobre los genitales.
    Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas. Excitación al imaginar el sexo con su hermano.
    Fresh cream dip: El fresch cream dip era una especialidad de los chicos de alquiler británicos de la década de los 50. Les dio por pringarse la polla con queso tipo Philadelphia para el deleite oral de sus clientes y clientas.
    Frotismo: Es una de las perversiones favoritas de los ejecutivos japoneses más desesperados cuando van al curro en metro. El frotismo o frottage consiste en frotar (de ahí el nombre) la minga sobre cualquier superficie que valga para tal efecto, ya sea otra pasajera o las puertas del propio vagón. Nueve de cada diez aficionados desaconsejan el uso de las puertas del tren.
    Furtling: Consiste en hacer que las revistas porno “cobren vida”. Se recorta un agujero para la polla allá donde debería ir el pubis de la modelo y te la machacas con la página colgando. El furtling es casi tan bueno como la vida real, pero con el inconveniente de que te puedes cortar con el papel.
    Gerontofilia: Atracción sexual de una persona joven por un hombre de edad mucho mayor. La atracción de jóvenes por mujeres maduras se llama graofilia y la atracción tanto por ancianas como por ancianos se llama cronofilia.
    Gimnofilia o nudomanía: Excitación por la desnudez.
    Ginemimetofilia: La excitación sólo se producirá si la pareja es un travesti.
    Ginoticolobomasofilia: A la mayoría de los hombres les gustan mucho las tetas y los culos. A los ginoticolobomasofílicos les gustan muchísimo los lóbulos de las orejas. Unos guarrillos simpáticos, eso es lo que son.
    Gomfipotismo: Excitación provocada por los dientes.
    Goosing: Se trata de una de las guarrerías más comunes que hay. Consiste en meter el dedo entre las nalgas y juguetear con él, pero sin acceder necesariamente al ojete.
    Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: El estímulo se produce sólo ante fotos o cuadros eróticos.
    Gregomulcia: Excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.
    Harpaxofilia: Experimentar placer al ser robado.
    Hebefilia: Atracción por niñas púberes.
    Hematofilia: A diferencia de la menstruofilia, esta bochornosa guarrería consiste en el amor desenfrenado por la sangre recién derramada.
    Hemotigolagnia: Atracción sexual por los tampones usados.
    Hentai: Ponerse cachondo viendo hentai, un dibujo animado japonés de temática porno en el que chicas con ojos tan grandes como sandías se lo montan en plan fiera con robots, demonios y demás fauna que a uno no le gustaría ver por el barrio.
    Hibristofilia: El deseo por una persona que haya cometido una atrocidad. Esto explica todas las cartas marranas que reciben los chicos del corredor de la muerte en E.E.U.U.
    Hierofilia: Atracción sexual por las cruces.
    Hifefilia: La excitación dependerá de la posesión de algún objeto ajeno, ropa, cabellos, piel, etc.
    Higrofilia: Excitación producida por cualquier tipo de fluido corporal.
    Hipnofilia: Excitación al contemplar personas dormidas.
    Hirsutofilia: Atracción por el vello.
    Homiliofilia: Excitación sexual producida por predicar una religión a una persona sencilla y fácil de convencer de cualquier cosa.
    Humming: Se trata de una variación muy conocida de la mamada. La ejecutora debe tararear su canción favorita mientras se trabaja al compañero. Las vibraciones que se sienten (sobre todo en las notas bajas y graves de la melodía) añaden estimulación a la cosa.
    Infusión escrotal: Inyectar en el escroto solución salina (y en gran cantidad, por cierto). El alucinante lo que se puede llegar a hinchar la cosa.
    Ipsofilia: Excitación sólo por uno mismo. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía.
    Jactitafilia: Excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales.
    Juegos de superficie: Conjunto sorprendentemente eficaz de técnicas sexuales para estimular la superficie del cuerpo, entre las que destacan el uso de materiales de todo tipo como seda, ante, papel de lija o cepillos de púas metálicas.
    Keraunofilia: Placer sexual por los rayos y truenos.
    Knismolagnia: Está justo en los límites de lo que sería una perversión sexual aceptable. Consiste en ponerse cachondo cuando la otra persona te hace cosquillas.
    Knissofilia: Ponerse caliente al oler incienso (como el que usan en misa o en la Semana Santa de Sevilla).
    Lactafilia: Excitación por los pechos en periodo de amantamiento.
    Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.
    Lectolagnia: La única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.
    Lluvia dorada, ducha dorada, urofilia, ondinismo: La única excitación proviene de orinar o ser orinado por la pareja
    Macrofilia: El único estímulo son las personas grandes o rollizas.
    Maieusiofilia: Perversión sexual muy popular sobre la que hay un montón de sitios en Internet. Se trata de ponerse como una moto viendo mujeres embarazadas.
    Masoquismo (duololagnia): Placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación). Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.
    Matronolagnia: Excitación sexual provocada sólo por mujeres mucho más mayores.
    Melolagnia: Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser eróticas).
    Menstruofilia o menofilia: Fascinación enfermiza por todo aquello que tiene que ver con el tema de la menstruación femenina. Abarca desde los que se ponen cachondos al ver a una mujer ponerse o quitarse un tampón, hasta los que les va ver por una webcam cómo se lo quitan y lo chupan hasta dejarlo más seco que el ojo de un tuerto.
    Merintofilia: Excitación sexual provocada por estar atado.
    Microfilia: atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.
    Microgenitalismo: Excitación por los penes pequeños.
    Misofilia: Atracción sexual por la ropa sucia.
    Morfofilia: Fijación sexual en personas con ciertas características físicas (sólo rubios, sólo gordas, etc.)
    Moriafilia: Excitación provocada por chistes sexuales.
    Nafefilia: Excitación por tocar o ser tocado.
    Narratofilia: Excitación sexual sólo al escuchar narraciones eróticas.
    Nasofilia: Ponerse cachondo al ver una napia del tamaño de un piano. La nasofilia podría ser entonces la clave del éxito de gente como Pinocho, Rosy de Palma o Gérard Depardieu.
    Necrofilia: Montárselo con un cadáver. Es del conocimiento público que los antiguos egipcios – algunos de los cuales alababan en público los encantos de los cadáveres- no permitían que los embalsamadores se acercaran al difunto hasta varios días después de la muerte. Quizás venga de aquí la manía de momificar los fiambres.
    Nepirastia: Excitación proveniente de tener alzado a un bebé.
    Ninfofilia: Atracción sexual de un adulto por una adolescente.
    Nosolagnia: Excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.
    Oclofilia (ochlofilia): Excitación ante una multitud de personas reunidas.
    Odaxelagnia: Excitación al morder o ser mordido por la pareja.
    Odofilia: Excitación producida por los viajes.
    Ofidiofilia: Lo practican las personas que usan reptiles (o anguilas) para montárselo. No implica necesariamente que te lo estés montando con la lagarta del quinto piso.
    Olfactofilia: Excitación debida al olor de la transpiración, especialmente de los genitales.
    Omolagnia: Excitación provocada por la desnudez.
    Ozolagnia: Excitación sexual por olores fuertes.
    Paja comunitaria: También llamada “paja cuartelera”. Es un grupo de personas (suele darse más en los internados para chicos) que se colocan en círculo y se masturban unos a los otros.
    Parachuting: Consiste en pasar los huevos por el agujero que hay en la parte superior de un cono de cuero. Del borde del cono suelen colgar cadenas o cuerdas a las que se atan todo tipo de cosas de peso.
    Partenofilia: Atracción sexual por las vírgenes.
    Pediofilia: Atracción sexual por las muñecas.
    Pedofilia: Atracción hacía los menores.
    Picacismo: Excitación sexual al introducir alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.
    Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos.
    Pigofilia: Excitación por el contacto con las nalgas.
    Pigotripsis: Excitación por rozar o masajear las nalgas.
    Plush: Si por casualidad acabas en una página web sobre el plush mientras navegas por Internet, no sabrás si descojonarte de la risa o si buscar refugio en las faldas de tu madre. El plushing les va a hombres maduritos que disfrutan vistiéndose como personajes de dibujos animados. En el plushing se incluye también el amor desenfrenado por ositos de peluche y similares.
    Polvo en seco: El polvo en seco, o “prison humping” en inglés, es la típica práctica que no recomendaríamos a aquellos que sufren en silencio el problema de las hemorroides. Consiste, esencialmente, en practicar sexo anal sin ningún tipo de lubricante… como máximo, algo de saliva.
    Polyiterofilia: Personas que necesitan tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.
    Psicrofilia: Excitación debida al frío o a ver a personas con frío.
    Pubefilia o ginelofilia: Excitación producida al contemplar vello pubiano.
    Pungofilia: Necesidad de ser pinchado con el fin de obtener placer sexual.
    Quinunolagnia: Excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.
    Rabdofilia: Excitación al ser flagelado.
    Re-breathing: Es un tipo de autoasfixia que consiste en respirar dentro de un recinto hermético hasta que se acaba el oxígeno para aspirar así el dióxido de carbono que queda.
    Renifleurismo: Excitación debida al olor de la orina.
    Retifismo: Fetiche por los zapatos.
    Rinding/Gibbing: Se trata de una práctica sexual, ligeramente asquerosilla y potencialmente peligrosa, que consiste en que una mujer comienza a tragarse una loncha de bacon o cualquier otra cosa parecida mientras la sujeta con la mano. Cuando la loncha está a medio camino, con la mano que la sujetaba comienza a sacársela de la garganta. Esto provoca que a la chica le den arcadas, con lo que sus músculos vaginales se contraen y se mueven al ritmo de la arcada para goce y disfrute sexual de su compañero.
    Sadismo: Experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja. Se diferencia de la algolagnia por la presencia del componente erótico.
    Salirofilia: Excitación al ingerir la saliva de la pareja.
    Saliromanía: Ensuciar o dañar la ropa de la pareja.
    Sitofilia: La sitofilia es la utilización de la comida con propósitos sexuales, como cuando uno utiliza pepinos o filetes para masturbarse. Si vas a utilizar un pepino, acuérdate de sacarlo de la nevera una hora antes.
    Somnofilia: Acariciar y realizar sexo oral a una persona dormida hasta despertarla.
    Spanking. La vertiente aceptable del BDSM.
    Splosh: Pocas mujeres entienden esa fijación del sexo masculino por las camisetas mojadas. Sin embargo, las hay que se ponen cachondas cuando su compañero les pide que se revuelquen sobre una superficie cubierta de barro, pintura, mermelada, queso para untar o cualquier otra sustancia pegajosa.
    Stuffing: Parece que se trata de una técnica más o menos popular entre los gays. El stuffing consiste en insertar cosas finas y cilíndricas (termómetros, alambres, limpiapipas y artículos similares) por el agujerito de la polla para aumentar gradualmente el tamaño de la uretra con el paso del tiempo. Según dicen, el compañero podrá en su momento meter la verga por este nuevo agujero agrandado.
    Sudorofilia: Atracción por el sudor de la pareja.
    Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.
    Thlipsosis (zlipsosis): excitación proveniente de los pellizcos.
    Tortura HP: Tortura a palo seco de los huevos y de la polla. Mordiscos, pellizcos, golpes, estiramientos y quemaduras a lo bonzo están a la orden del día.
    Toucherismo: La atracción sólo se produce al tocar personas desconocidas.
    Triolismo: La excitación depende de observar a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.
    Tripsofilia (tripsolagnia): Excitación por ser masajeado o por hacerse lavar el cabello.
    Urofilia (urolagnia, ondinismo): Excitación exclusivamente con el uso de la orina durante en la práctica sexual.
    Urticarismo: El urticarismo es el comportamiento sexual de las personas que utilizan ortigas frescas para estimular la piel y con ello sacar una gratificación sexual. Para el que se le pase por la cabeza, el urticarismo nada tiene que ver con los tarados que, al grito de “¡pringado!”, tiran al primero que se cruza por un camino encima de unas matas de ortiga.
    Vampirismo: Excitación sexual proveniente de la extracción de sangre.
    Vincilagnia: Excitación por hacerse atar.
    Voyeurismo: Excitarse como un perro al observar cuerpos desnudos o el acto sexual de otras personas y, sobre todo, desde una posición ventajosa y secreta, como cuando se coloca una cámara oculta en el plafón de un dormitorio.
    Xenofilia: La excitación sólo se produce ante parejas de distintos países.
    Zoofilia (bestialismo): La excitación sexual se produce solamente con animales.

     
  • viva el Fri2Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Unas perlas de Groucho Marx 

    “El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.”
    “Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntarselo. Y si responde “sí”, entonces sabes que está corrupto.”
    “¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?”
    “¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?”
    “La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.”
    “Una mañana me desperté y maté a un elefante en pijama. Me pregunto cómo pudo ponerse mi pijama.”
    “He pasado una noche estupenda… pero no ha sido ésta.”
    “Citadme diciendo que me han citado mal.”
    “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.”
    “Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro.”
    “Parad el mundo que me bajo.”
    “Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una esposa que les esperara. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio.”
    “No estoy seguro de cómo me convertí en comediante o actor cómico. Tal vez no lo sea. En cualquier caso me he ganado la vida muy bien durante una serie de años haciéndome pasar por uno de ellos.”
    “No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.”
    “Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.”
    “En esta industria, todos sabemos que detrás de un buen guionista hay siempre una gran mujer, y que detrás de ésta está su esposa.”
    “Nunca voy a ver películas donde el pecho del héroe es mayor que el de la heroína.”
    “Todo lo que soy se lo debo a mi bisabuelo, el viejo Cyrus Tecumseh Flywheel. Si aún viviera, el mundo entero hablaría de él… ¿Que por qué? Por que si estuviera vivo tendría 140 años.”
    “Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato.”
    “He disfrutado mucho con esta obra de teatro… especialmente en el descanso.”
    “Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo.”
    “Inteligencia militar son dos términos contradictorios.”
    “El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio… si puedes simular eso, lo has conseguido.”
    “¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?”
    “En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.”
    “Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi representante.”
    “¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero!… ¡Pero cuestan tanto!”
    “Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.”
    “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.”
    “Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente.”
    “¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación mas grande.”
    “Soy tan viejo que recuerdo a Doris Day antes de que fuera virgen.”
    “Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre. Y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer.”
    “No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.”
    “Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de miseria.”
    “Si sigues cumpliendo años, acabarás muriéndote. Besos, Groucho.” (Felicitación de Groucho a un amigo).
    “Bob, ya sabes que yo en ti sólo tengo confianza… y muy poca.” (Frase de Groucho a Robert Dwan, director de su programa de TV “You Bet Your Life”).
    “Fui casado por un juez. Pero mejor debería haber pedido un jurado.”

     
  • viva el Wed31Jan07 Permalink
    Etiquetas: , casa   

    Puag! 

    • ¡Llévense esta mierda de mi casa! -dije. Y sacaron al General.
     
  • viva el Fri19Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    PFNHDM 5.UN TIPO NORMAL EN UN SITIO ESPECIAL 

    monje Es extraño las circunstancias que pueden llevarle a uno a hacer esas cosas. Quizás, si lo hubiera pensado seriamente, no estaría aquí. Pero ya no valen las lamentaciones. Estaba realmente en el Tíbet, aunque ni rastro de Leonard por ningún sitio, excepto en mi iPod, del que nunca me separo. Es como si los sueños siempre se cumplieran al revés. Yo tenía que venir aquí a desaparecer después de haber hecho el trabajito, no precisamente a terminar el trabajito. Y ahora ¿A dónde voy yo después? Las Bahamas no son tan baratas. Miró a través de la ventana del hotel -si es que podía llamarse así a esta covacha donde se alojaba- y vio pasar a un monje calvo con gafas de culo de vaso y dientes de roedor. Hombre, ese sí que ha venido -pensó, dibujando de nuevo su estúpida sonrisa. Este es un buen augurio -pensé.

    En la recepción le habían dejado una nota. Se mosqueó. Quién coño sabía que estaba allí. Alguien sabía sus intenciones y ahora tendría que cambiar de nuevo sus planes. ¿No habrás sido tú, eh, imbécil? Abrió el sobre. Contuvo la respiración. Un telegrama de su jefe. Menos mal. Respiró. En él le indicaba el contacto que le llevaría a la casa de Alfredo en el Tíbet. Llevará una bufanda blanca y zapatos granates acharolados. Cuando acabes de leer este telegrama estará esperándote en la recepción. Él te conducirá hasta la casa. Qué jodío, el tío. Lo tiene todo controlado. Efectivamente allí estaba un tipo flaco y estirado que, con unos gestos afectados, le indicaba la salida. Y efectivamente, llevaba bufanda blanca y zapatos granates acharolados. El resto era bastante oscuro en él.
    Abrió el coche negro que esperaba en la puerta y le hizo sentarse en la parte de atrás. Sin mediar palabra alguna el oriental arrancó el coche y se dirigió a la salida más estrecha de la plaza. El camino era largo y atravesamos varios tramos de bosque y prados pedregosos. La verdad es que el paisaje era reconfortante, tal y como yo lo había imaginado. El cielo era de un azul imposible y el aire era tan limpio que dolía respirarlo. No había estorbos. No había edificios. No había basura. No había imbéciles. Nada que ver con Madrid. Sólo esas montañas blancas de fondo.

    Abrió la ventanilla hasta que el frío penetró en sus pulmones. Le dolía el pecho de tanto camel y tanta mierda de Madrid pero aguantó las gélidas bocanadas de aire. El tipo estirado le miraba de reojo por el retrovisor. Esto le incomodó un poco pero trató de olvidarlo. Parecía sonreír con esa enigmática sonrisa de los orientales tan distinta a la de los occidentales. Qué hubiera pensado la Gioconda. Nunca sabes que piensan estos tíos. Es una sonrisa servil y a la vez asesina y traicionera. Después de todo, tampoco va a ser un chollo vivir en el Tíbet -pensé. No soportaría esa sonrisa todo el rato. En todas las caras. Centuplicándose a cada paso. Mientras divagaba vi pasar una especie de caravana de búfalos o algo por el estilo –he de confesar que yo no distingo una vaca de un burro. Esos campesinos de duras arrugas no parecen sonreír así -pensé. Y me tranquilicé de mis inquietantes zozobras anteriores. Por poco tiempo. Enseguida comenzaron otras.
    De nuevo nos internamos en un bosque y esta vez el camino se hizo más incómodo. El coche se atascaba de vez en cuando. Me temía lo peor. Me veía empujando. Menudo fastidio. El oriental, en cambio, no parecía preocuparse. Seguía impasible con esa sonrisa servil y traicionera a la vez, aunque el coche patinara como un conejo en una pista de hielo. Así que me relajé. Justo en ese momento el coche paró. No. Mierda. Me lo temía. Cogí los guantes, dispuesto a empujar. El oriental bajó y para mi sorpresa y alivio me indicó con gestos que habíamos llegado. Señaló con el brazo hacia un claro del bosque y también que debía seguir a pie. Una casa se adivinaba a medio kilómetro de allí. El tipo se metió en el coche y dando media vuelta se alejó de nuevo por el mismo camino que había venido. Mi auténtica sonrisa de estúpido se congeló en mi cara.
    tienda
    Llegué a la casa. No era la entrada principal sino una trasera. Era una especie de cabaña de pastores. Una casa de piedra y madera. No una tienda de pastores nómadas de piel de búfalo, como las que había visto en el camino. Aproveché para fisgonear un poco antes de decidirme a entrar. Algo me estaba mosqueando. Me sentía observado, quizás desde el bosque o desde dentro de la casa misma. Busqué en las dos ventanas que estaban a mi vista. No parecía haber nadie en ellas. Busqué en mi bolsillo para asegurarme de que mi pipa seguía allí. Fiel a su cita. Bueno, ya no queda otra cosa que entrar. Así que lo hice. Llamé a la puerta educadamente. Como un occidental. La puerta estaba abierta y cedió a mis coscorrones. Nadie parecía darse por enterado. No contestaba nadie. ¿Hola? -dije. ¿Hola? ¿Hay alguien? Fui pasando lentamente por el oscuro lugar hacia otra puerta. Era la que más luz parecía ofrecer. Igualmente sin ningún resultado. ¿Alfredo? ¿Hay alguien? Recorrí toda la casa, no era grande, apenas unas cuantas estancias. Nadie por aquí. Nadie por allí. Nadie. ¿Qué coño de broma es esta? -pensé. Así que salgo de nuevo, esta vez a la puerta principal. Justo delante de la puerta tropiezo con un cadáver. ¡Joder!
    El cadáver está boca abajo. Una nota en su espalda escrita en mayúsculas y en perfecto español dice: Por favor, no hables de mí. Y firma Nicolette. Mi frase favorita. Mi jodida frase favorita. Qué coño es todo esto. Qué clase de broma macabra me están gastando. Levanto un poco el cadáver para ver su cara. Ni idea. No conozco a este tío. Bonita situación. A ver qué hago yo ahora. Lejos de toda civilización. Sin ningún medio de transporte. Sin teléfono. Sin saber dónde estoy. Sin nada de nada. Con un cadáver que no se quién es, ni quién coño lo ha matado, ni porqué. Definitivamente algo funciona al revés.
    Lo más gracioso de todo es que al tranquilizarme y volver a examinar la escena del crimen -como dicen- me percato de un maletín bajo sus piernas. Y ¿A que no adivinas, imbécil, que contiene el maletín? Un jodido millón de euros en billetes pequeños. ¿El jodido millón de euros que mi jefe me había prometido por el trabajito? -pienso. No puede ser. Yo tenía que ver a Alfredo para acabar el trabajito con él. Se supone que no había nadie muerto todavía. Que no iba a tener el millón hasta que no hubiera llegado a mi jefe la prueba del finamiento del canalla. En ese jodido momento me entran unas ganas enormes de cagar. Lo que faltaba. Vuelvo al bosque -no voy a hacerlo en la casa- y mientras -pienso- podré vigilar al cadáver desde lejos -aunque no creo que vaya a coger el maletín y a salir corriendo. Cuál no será mi sorpresa cuando en plena faena depositiva veo volver al oriental en el coche negro hasta la mismísima puerta de la casa -el muy capullo- y tranquilamente comienza a recoger el cadáver, el maletín y no se qué otra cosa más -vaya despiste el mío- como si se tratase de un atrezzo de teatro. Sin inmutarse lo más mínimo, el tío. Tengo que alcanzarle -pienso. No tengo papel para limpiarme y, con las prisas, utilizo la nota de la tal Nicolette -vaya día que llevo, joder. Arranca el buga y se va con el fiambre y el maletín y … lo que sea. Así de fresco. Sin más explicación. Ahora sí que no entiendo nada. Así que voy a sacar mi pipa para hacer un disparo y avisarle para que no me deje aquí colgado, cuando me doy cuenta de que me he dejado la pistola al lado del cadáver. Mierda, mierda y mil veces mierda. Esa era la otra cosa que ha cogido del suelo el muy ladino. No tienes remedio, Sonso -me digo a mí mismo sintiéndome el más estúpido de los hombres.
    Es inútil contar cómo y cuánto tiempo me llevó salir de allí, gracias a los pastores nómadas del Himalaya. El caso es que consigo volver al hotel-covacha pero de inmejorables vistas. En la recepción me avisan de que la policía está esperando en mi habitación. La cagaste -pienso. La cagaste burlancaster. Pero no. Si realmente tuvieran algo contra mí, no estarían avisándome ahora de ello -pienso. Así que decido subir a mi magnífica suite con vistas al Everest. No tengo nada que esconder, ni que temer. Yo no he hecho nada ilegal. Todavía. Lo mejor es comportarse con sangre fría y averiguar qué quieren, qué saben o qué quieren saber. No voy a salir corriendo y acusarme de esta forma de algo que no he hecho. Mientras voy mascando estos razonamientos, oigo una acalorada discusión en el fondo del pasillo, justo en donde se encuentra mi habitación. Mosqueo… ¿Será en mi habitación? Para asegurarme me escondo tras un saliente del pasillo y espero oculto en la oscuridad. La discusión sube de tono y puedo distinguir con relativa claridad dos timbres diferentes de hombre y uno de mujer. Todos hablando -mejor dicho gritando- en oriental. Ni pajolera idea de qué, pero, ahora sí, estoy seguro que es en mi habitación. Vaya, alguien está organizando una fiestecita tibetana, con chica y todo, en mi suite. Sin contar conmigo y ni siquiera me invitan -pienso. O tal vez sí. ¿No me estaban esperando? ¿Seré el invitado o el anfitrión? De pronto dos disparos me dejan más tieso que el rabo de un potro en celo. Se acabó la fiesta. ¿Son los cohetes finales? ¿O más bien la fiesta sólo acaba de empezar? Silencio. Nadie parece tener nada que celebrar. La discusión ha cesado. Durante un largo rato, que a mí me parece interminable, no se oye nada. Nadie parece darse por aludido. Ni siquiera el recepcionista o la seguridad del hotel. Nadie acude. Nadie escapa. Nadie grita. Ninguna sirena. Nada. ¿Estarán todos muertos, joder? De nuevo mi oportuna incontinencia, esta vez de carácter mingitorio. Aguanto como sea, pero yo no me muevo de aquí hasta que sepa a qué atenerme.

     
  • viva el Fri19Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    ALFONSO TIPODURO 

    Es extraño las circunstancias que pueden llevarle a uno a hacer esas cosas. Quizás, si lo hubiera pensado seriamente, no estaría aquí. Pero ya no valen las lamentaciones. Estaba realmente en el Tíbet, aunque ni rastro de Leonard por ningún sitio, excepto en mi iPod, del que nunca me separo. Es como si los sueños siempre se cumplieran al revés. Yo tenía que venir aquí a desaparecer después de haber hecho el trabajito, no precisamente a terminar el trabajito. Y ahora ¿A dónde voy yo después? Las Bahamas no son tan baratas. Miró a través de la ventana del hotel -si es que podía llamarse así a esta covacha donde se alojaba- y vio pasar a un monje calvo con gafas de culo de vaso y dientes de roedor. Hombre, ese sí que ha venido -pensó, dibujando de nuevo su estúpida sonrisa. Este es un buen augurio -pensé.

    En la recepción le habían dejado una nota. Se mosqueó. Quién coño sabía que estaba allí. Alguien sabía sus intenciones y ahora tendría que cambiar de nuevo sus planes. ¿No habrás sido tú, eh, imbécil? Abrió el sobre. Contuvo la respiración. Un telegrama de su jefe. Menos mal. Respiró. En él le indicaba el contacto que le llevaría a la casa de Alfredo en el Tíbet. Llevará una bufanda blanca y zapatos granates acharolados. Cuando acabes de leer este telegrama estará esperándote en la recepción. Él te conducirá hasta la casa. Qué jodío, el tío. Lo tiene todo controlado. Efectivamente allí estaba un tipo flaco y estirado que, con unos gestos afectados, le indicaba la salida. Y efectivamente, llevaba bufanda blanca y zapatos granates acharolados. El resto era bastante oscuro en él.
    Abrió el coche negro que esperaba en la puerta y le hizo sentarse en la parte de atrás. Sin mediar palabra alguna el oriental arrancó el coche y se dirigió a la salida más estrecha de la plaza. El camino era largo y atravesamos varios tramos de bosque y prados pedregosos. La verdad es que el paisaje era reconfortante, tal y como yo lo había imaginado. El cielo era de un azul imposible y el aire era tan limpio que dolía respirarlo. No había estorbos. No había edificios. No había basura. No había imbéciles. Nada que ver con Madrid. Sólo esas montañas blancas de fondo.

    Abrió la ventanilla hasta que el frío penetró en sus pulmones. Le dolía el pecho de tanto camel y tanta mierda de Madrid pero aguantó las gélidas bocanadas de aire. El tipo estirado le miraba de reojo por el retrovisor. Esto le incomodó un poco pero trató de olvidarlo. Parecía sonreír con esa enigmática sonrisa de los orientales tan distinta a la de los occidentales. Qué hubiera pensado la Gioconda. Nunca sabes que piensan estos tíos. Es una sonrisa servil y a la vez asesina y traicionera. Después de todo, tampoco va a ser un chollo vivir en el Tíbet -pensé. No soportaría esa sonrisa todo el rato. En todas las caras. Centuplicándose a cada paso. Mientras divagaba vi pasar una especie de caravana de búfalos o algo por el estilo –he de confesar que yo no distingo una vaca de un burro. Esos campesinos de duras arrugas no parecen sonreír así -pensé. Y me tranquilicé de mis inquietantes zozobras anteriores. Por poco tiempo. Enseguida comenzaron otras.
    De nuevo nos internamos en un bosque y esta vez el camino se hizo más incómodo. El coche se atascaba de vez en cuando. Me temía lo peor. Me veía empujando. Menudo fastidio. El oriental, en cambio, no parecía preocuparse. Seguía impasible con esa sonrisa servil y traicionera a la vez, aunque el coche patinara como un conejo en una pista de hielo. Así que me relajé. Justo en ese momento el coche paró. No. Mierda. Me lo temía. Cogí los guantes, dispuesto a empujar. El oriental bajó y para mi sorpresa y alivio me indicó con gestos que habíamos llegado. Señaló con el brazo hacia un claro del bosque y también que debía seguir a pie. Una casa se adivinaba a medio kilómetro de allí. El tipo se metió en el coche y dando media vuelta se alejó de nuevo por el mismo camino que había venido. Mi auténtica sonrisa de estúpido se congeló en mi cara.

    Llegué a la casa. No era la entrada principal sino una trasera. Era una especie de cabaña de pastores. Una casa de piedra y madera. No una tienda de pastores nómadas de piel de búfalo, como las que había visto en el camino. Aproveché para fisgonear un poco antes de decidirme a entrar. Algo me estaba mosqueando. Me sentía observado, quizás desde el bosque o desde dentro de la casa misma. Busqué en las dos ventanas que estaban a mi vista. No parecía haber nadie en ellas. Busqué en mi bolsillo para asegurarme de que mi pipa seguía allí. Fiel a su cita. Bueno, ya no queda otra cosa que entrar. Así que lo hice. Llamé a la puerta educadamente. Como un occidental. La puerta estaba abierta y cedió a mis coscorrones. Nadie parecía darse por enterado. No contestaba nadie. ¿Hola? -dije. ¿Hola? ¿Hay alguien? Fui pasando lentamente por el oscuro lugar hacia otra puerta. Era la que más luz parecía ofrecer. Igualmente sin ningún resultado. ¿Alfredo? ¿Hay alguien? Recorrí toda la casa, no era grande, apenas unas cuantas estancias. Nadie por aquí. Nadie por allí. Nadie. ¿Qué coño de broma es esta? -pensé. Así que salgo de nuevo, esta vez a la puerta principal. Justo delante de la puerta tropiezo con un cadáver. ¡Joder!
    El cadáver está boca abajo. Una nota en su espalda escrita en mayúsculas y en perfecto español dice: Por favor, no hables de mí. Y firma Nicolette. Mi frase favorita. Mi jodida frase favorita. Qué coño es todo esto. Qué clase de broma macabra me están gastando. Levanto un poco el cadáver para ver su cara. Ni idea. No conozco a este tío. Bonita situación. A ver qué hago yo ahora. Lejos de toda civilización. Sin ningún medio de transporte. Sin teléfono. Sin saber dónde estoy. Sin nada de nada. Con un cadáver que no se quién es, ni quién coño lo ha matado, ni porqué. Definitivamente algo funciona al revés.
    Lo más gracioso de todo es que al tranquilizarme y volver a examinar la escena del crimen -como dicen- me percato de un maletín bajo sus piernas. Y ¿A que no adivinas, imbécil, que contiene el maletín? Un jodido millón de euros en billetes pequeños. ¿El jodido millón de euros que mi jefe me había prometido por el trabajito? -pienso. No puede ser. Yo tenía que ver a Alfredo para acabar el trabajito con él. Se supone que no había nadie muerto todavía. Que no iba a tener el millón hasta que no hubiera llegado a mi jefe la prueba del finamiento del canalla. En ese jodido momento me entran unas ganas enormes de cagar. Lo que faltaba. Vuelvo al bosque -no voy a hacerlo en la casa- y mientras -pienso- podré vigilar al cadáver desde lejos -aunque no creo que vaya a coger el maletín y a salir corriendo. Cuál no será mi sorpresa cuando en plena faena depositiva veo volver al oriental en el coche negro hasta la mismísima puerta de la casa -el muy capullo- y tranquilamente comienza a recoger el cadáver, el maletín y no se qué otra cosa más -vaya despiste el mío- como si se tratase de un atrezzo de teatro. Sin inmutarse lo más mínimo, el tío. Tengo que alcanzarle -pienso. No tengo papel para limpiarme y, con las prisas, utilizo la nota de la tal Nicolette -vaya día que llevo, joder. Arranca el buga y se va con el fiambre y el maletín y … lo que sea. Así de fresco. Sin más explicación. Ahora sí que no entiendo nada. Así que voy a sacar mi pipa para hacer un disparo y avisarle para que no me deje aquí colgado, cuando me doy cuenta de que me he dejado la pistola al lado del cadáver. Mierda, mierda y mil veces mierda. Esa era la otra cosa que ha cogido del suelo el muy ladino. No tienes remedio, Sonso -me digo a mí mismo sintiéndome el más estúpido de los hombres.
    Es inútil contar cómo y cuánto tiempo me llevó salir de allí, gracias a los pastores nómadas del Himalaya. El caso es que consigo volver al hotel-covacha pero de inmejorables vistas. En la recepción me avisan de que la policía está esperando en mi habitación. La cagaste -pienso. La cagaste burlancaster. Pero no. Si realmente tuvieran algo contra mí, no estarían avisándome ahora de ello -pienso. Así que decido subir a mi magnífica suite con vistas al Everest. No tengo nada que esconder, ni que temer. Yo no he hecho nada ilegal. Todavía. Lo mejor es comportarse con sangre fría y averiguar qué quieren, qué saben o qué quieren saber. No voy a salir corriendo y acusarme de esta forma de algo que no he hecho. Mientras voy mascando estos razonamientos, oigo una acalorada discusión en el fondo del pasillo, justo en donde se encuentra mi habitación. Mosqueo… ¿Será en mi habitación? Para asegurarme me escondo tras un saliente del pasillo y espero oculto en la oscuridad. La discusión sube de tono y puedo distinguir con relativa claridad dos timbres diferentes de hombre y uno de mujer. Todos hablando -mejor dicho gritando- en oriental. Ni pajolera idea de qué, pero, ahora sí, estoy seguro que es en mi habitación. Vaya, alguien está organizando una fiestecita tibetana, con chica y todo, en mi suite. Sin contar conmigo y ni siquiera me invitan -pienso. O tal vez sí. ¿No me estaban esperando? ¿Seré el invitado o el anfitrión? De pronto dos disparos me dejan más tieso que el rabo de un potro en celo. Se acabó la fiesta. ¿Son los cohetes finales? ¿O más bien la fiesta sólo acaba de empezar? Silencio. Nadie parece tener nada que celebrar. La discusión ha cesado. Durante un largo rato, que a mí me parece interminable, no se oye nada. Nadie parece darse por aludido. Ni siquiera el recepcionista o la seguridad del hotel. Nadie acude. Nadie escapa. Nadie grita. Ninguna sirena. Nada. ¿Estarán todos muertos, joder? De nuevo mi oportuna incontinencia, esta vez de carácter mingitorio. Aguanto como sea, pero yo no me muevo de aquí hasta que sepa a qué atenerme.

     
  • viva el Fri19Jan07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , , ,   

    PFNHDM 4.EL “ESSAYEUR” Y EL APRENDIZ 

    Sonaba una de esas canciones de los setenta pretendidamente eróticas en las que únicamente se oyen suspiros y un órgano eléctrico de fondo…
    –Hola, guapo.
    –Hola, busco a Mauricio.
    –Yo no conozco a ningún Mauricio, chato -dice una.
    –Además, te has confundido de sitio, aquí no hay chaperos, no ves que somos todas chatis de gordos melones -dice otra enseñando los suyos.
    –Para machos -dice otra vez la primera.
    –Si te gustan los tíos este no es tu sitio, maricón -dice una tercera.
    –Es…, bueno, era boxeador -digo.
    –¿Boxeador? Vaya con el mosca muerta, le gustan los boxeadores -dice una.
    –Ah, ¿No será Mauro el essayeur? -dice otra.
    –¿Essayeur? -digo.
    –Es verdad, antes era boxeador -dicen a coro dos de ellas.
    En ese instante sale de una de las puertas mi antiguo amigo Mauricio. El no necesitaba anunciarse más. Ahora era uno de aquellos hombres alquilados por el burdel para ser muy atrevidos con las prostitutas, de manera que los clientes tímidos siguieran su ejemplo. Lo que llamaban un “essayeur”. Nos abrazamos.
    –Eh, tíos, aquí no, por favor, esta es una casa decente -dice la de los melones.
    –Va, calla ya, Lucy, es un viejo amigo, no un novio.

    Después del “que tiempos aquellos” y todo eso le conté la historia. Había que hacerlo. No quedaba más remedio. De todas formas aún no tenía tomada la decisión. No había nombres, ni muertos, ni nada. Y, joder, había sido mi mejor amigo en tiempos difíciles para los dos.

    Me dio las instrucciones. Sonaba un poco pedante pero contundente. No debía renunciar a mis sueños. Aunque nunca se cumpliesen, alimentaban mi vida. Todo lo contrario. Que un sueño se cumpliese lo convertía inmediatamente en una bazofia. Era mejor así. Los sueños cumplían su función. Era la acuciante realidad la que no me dejaba en paz.

    –Un baño caliente. ¿Aquí? No, mejor lo dejo para otro momento, pero te tomo la palabra, ¿vale?

     
  • viva el Fri19Jan07 Permalink
    Etiquetas: casa, , , , , , , , ,   

    ALFONSO TIPODURO 

    Sonaba una de esas canciones de los setenta pretendidamente eróticas en las que únicamente se oyen suspiros y un órgano eléctrico de fondo…
    –Hola, guapo.
    –Hola, busco a Mauricio.
    –Yo no conozco a ningún Mauricio, chato -dice una.
    –Además, te has confundido de sitio, aquí no hay chaperos, no ves que somos todas chatis de gordos melones -dice otra enseñando los suyos.
    –Para machos -dice otra vez la primera.
    –Si te gustan los tíos este no es tu sitio, maricón -dice una tercera.
    –Es…, bueno, era boxeador -digo.
    –¿Boxeador? Vaya con el mosca muerta, le gustan los boxeadores -dice una.
    –Ah, ¿No será Mauro el essayeur? -dice otra.
    –¿Essayeur? -digo.
    –Es verdad, antes era boxeador -dicen a coro dos de ellas.
    En ese instante sale de una de las puertas mi antiguo amigo Mauricio. El no necesitaba anunciarse más. Ahora era uno de aquellos hombres alquilados por el burdel para ser muy atrevidos con las prostitutas, de manera que los clientes tímidos siguieran su ejemplo. Lo que llamaban un “essayeur”. Nos abrazamos.
    –Eh, tíos, aquí no, por favor, esta es una casa decente -dice la de los melones.
    –Va, calla ya, Lucy, es un viejo amigo, no un novio.

    Después del “que tiempos aquellos” y todo eso le conté la historia. Había que hacerlo. No quedaba más remedio. De todas formas aún no tenía tomada la decisión. No había nombres, ni muertos, ni nada. Y, joder, había sido mi mejor amigo en tiempos difíciles para los dos.

    Me dio las instrucciones. Sonaba un poco pedante pero contundente. No debía renunciar a mis sueños. Aunque nunca se cumpliesen, alimentaban mi vida. Todo lo contrario. Que un sueño se cumpliese lo convertía inmediatamente en una bazofia. Era mejor así. Los sueños cumplían su función. Era la acuciante realidad la que no me dejaba en paz.

    –Un baño caliente. ¿Aquí? No, mejor lo dejo para otro momento, pero te tomo la palabra, ¿vale?

     
  • viva el Wed17Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    PFNHDM 2.UN TIPO ORDINARIO Y OBSCENAMENTE FELIZ 

    Salió a la calle, el suelo estaba mojado y se respiraba aire fresco. Poco habitual en esta mierda de ciudad ¿Eh, imbécil? Lo normal es tener el moco más espeso del país y, en un solo día que te las pongas, los cuellos de las camisas más sucios que el rabo de una vaca. Maldita contaminación de mierda. En fin. Necesito despejarme. Encendió otro cigarrillo. Aspiró profundamente. Qué poco nos queda, imbécil -pensó. El coche no había sido robado y dibujó de nuevo su estúpida sonrisa. Qué seguro se sentía de sí mismo. Un millón por un fiambre. Era para pensarlo detenidamente. Por un millón podría retirarse. Tendría que hacerlo por narices. Quién iba a continuar en Madrid después de eso. ¿Tendría bastante para irse a Las Bahamas, por ejemplo? A lo mejor no. Y a un monasterio del Tíbet, ¿Qué tal? Su imaginación empezó a volar. Sí, con ese cantautor, joder, sí, ese que me gusta tanto… Joder, el güisqui hace estragos en la memoria, imbécil. Tenía que dormir. Sería mejor consultarlo con la almohada. Era una decisión muy importante. No podía hacerse a la ligera. Tendría que sopesarlo bien. Y de nuevo volvía a llover. Definitivamente en casa había mejor música y apretó el acelerador. De pronto le vino a la mente, el puto Leonard Cohen, ese era el cantautor que no recordaba hace un momento. Y se vio viviendo en el Tíbet con Leonard Cohen y un monje calvo con gafas de culo de botella y dientes de roedor. De nuevo esa estúpida sonrisa afloró en su comisura.
    A estas alturas debería haberme presentado. Ojos y sienes algo hundidos, frente prominente, orejas pequeñas, mentón partido, labios finos -últimamente también partidos- y pómulos salientes. Cualquiera diría que soy un frankestein pero en realidad suelen decir que le doy un aire a Ralph Fiennes. Yo no creo que sea tan atractivo, aunque opiniones hay para todas. Desde luego mis ojos no son azules sino verdes. Creo.
    Decir que llevo una vida ordinaria es un halago para esta anodina y rutinaria inactividad que la caracteriza. Lo más exótico que me sucede es echar a los miembros borrachos del club a la puta calle cuando mi jefe me lo ordena. Me da cierta sensación de poder sobre esos ricachones. Maldita sea. Y ocurre tan pocas veces que finalmente mi jefe ha decidido llamarme por teléfono sólo cuando hay algún problema en el club. La gente que lo frecuenta es muy civilizada. Al menos en apariencia. Creo que lo decidió así, para que no fuera yo el primer borracho que acababa todas las noches vomitando en el servicio de su trastienda. Ya ves. Había tan poco trabajo para mí que todas las noches trasegaba varios güisquis y poco más. Mi jefe debió pensárselo mejor y amablemente rehizo mis obligaciones. La música que ponen es buena, aunque siempre sea la misma. Yo no soy un portero. Se supone que me paga para mantener la seguridad del club y de mi propio jefe. Sin embargo, los que entran al club, son miembros selectos y adinerados. Escogidos personalmente por mi jefe. No parece equivocarse mucho y eso me deja a mí sin acción. La verdad es que, para mi descargo, borrachos, lo que se dice borrachos, no he echado jamás a ninguno. Esa es la excusa que utiliza mi jefe para quitarse de en medio a los miembros del club que no aprecian sus trapicheos financieros. Les expulsa y punto. Y yo me encargo de quitarles las ganas de volver, calentándoles un poco las costillas. Tengo un trabajito para ti, dice, y yo me acerco por el club. Él me indica desde la ventanilla de su trastienda quién es el afortunado y yo procedo a darle el premio gordo de la noche. Eso es todo. Entonces tengo derecho a güisqui gratis y a cobrar mi jodido sueldo de matón -que no está nada mal. Así pueden pasar meses hasta que me encarga un nuevo trabajito. En ese paréntesis he de vivir sin otra ocupación que mis maquinaciones mentales y mi propio güisqui y mi propia música en mi propia covacha y con mi propia soledad de matón de tres al cuarto.
    Antes de ser este tipo desagradable al que todos temen he sido cosas peores -peor sobre todo por la falta de la pasta gansa que mi actual ocupación me proporciona. Por ejemplo, investigador privado -como dicen los finolis- o sabueso -como todos nos llamamos en la profesión… antes de esto… madero, y aún antes guarda de seguridad, tramoyista, mozo de almacén, barrendero, pocero, guarda de puercos y, excepcionalmente, el único oficio en el que no tenía que limpiar la mierda de la gente, pinchadiscos, gracias al cual me viene mi afición por la música.
    Mi flamante y ascendente curriculum se está completando, ahora que me sobra mucho tiempo, con estudios de derecho -otra demostración de mi tendencia a acabar ejerciendo profesiones con inclinación a la coprofilia, aunque esta vez se supone que más refinadamente malolientes. Muy limpias, si señor.
    Sin embargo, soy un tío obscenamente feliz.

    He decidido ser escritor. La divina trinidad formada por el lector, el personaje y el autor en una sola persona me atrae como un agujero negro.

    Era, como todos la llamaban, la dame de voyage. Una auténtica muñeca.

    Eso decía él. Yo lo vi de otra forma. Qué juzgue el lector.

     
  • viva el Wed17Jan07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , casa, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    ALFONSO TIPODURO 

    Salió a la calle, el suelo estaba mojado y se respiraba aire fresco. Poco habitual en esta mierda de ciudad ¿Eh, imbécil? Lo normal es tener el moco más espeso del país y, en un solo día que te las pongas, los cuellos de las camisas más sucios que el rabo de una vaca. Maldita contaminación de mierda. En fin. Necesito despejarme. Encendió otro cigarrillo. Aspiró profundamente. Qué poco nos queda, imbécil -pensó. El coche no había sido robado y dibujó de nuevo su estúpida sonrisa. Qué seguro se sentía de sí mismo. Un millón por un fiambre. Era para pensarlo detenidamente. Por un millón podría retirarse. Tendría que hacerlo por narices. Quién iba a continuar en Madrid después de eso. ¿Tendría bastante para irse a Las Bahamas, por ejemplo? A lo mejor no. Y a un monasterio del Tíbet, ¿Qué tal? Su imaginación empezó a volar. Sí, con ese cantautor, joder, sí, ese que me gusta tanto… Joder, el güisqui hace estragos en la memoria, imbécil. Tenía que dormir. Sería mejor consultarlo con la almohada. Era una decisión muy importante. No podía hacerse a la ligera. Tendría que sopesarlo bien. Y de nuevo volvía a llover. Definitivamente en casa había mejor música y apretó el acelerador. De pronto le vino a la mente, el puto Leonard Cohen, ese era el cantautor que no recordaba hace un momento. Y se vio viviendo en el Tíbet con Leonard Cohen y un monje calvo con gafas de culo de botella y dientes de roedor. De nuevo esa estúpida sonrisa afloró en su comisura.
    A estas alturas debería haberme presentado. Ojos y sienes algo hundidos, frente prominente, orejas pequeñas, mentón partido, labios finos -últimamente también partidos- y pómulos salientes. Cualquiera diría que soy un frankestein pero en realidad suelen decir que le doy un aire a Ralph Fiennes. Yo no creo que sea tan atractivo, aunque opiniones hay para todas. Desde luego mis ojos no son azules sino verdes. Creo.
    Decir que llevo una vida ordinaria es un halago para esta anodina y rutinaria inactividad que la caracteriza. Lo más exótico que me sucede es echar a los miembros borrachos del club a la puta calle cuando mi jefe me lo ordena. Me da cierta sensación de poder sobre esos ricachones. Maldita sea. Y ocurre tan pocas veces que finalmente mi jefe ha decidido llamarme por teléfono sólo cuando hay algún problema en el club. La gente que lo frecuenta es muy civilizada. Al menos en apariencia. Creo que lo decidió así, para que no fuera yo el primer borracho que acababa todas las noches vomitando en el servicio de su trastienda. Ya ves. Había tan poco trabajo para mí que todas las noches trasegaba varios güisquis y poco más. Mi jefe debió pensárselo mejor y amablemente rehizo mis obligaciones. La música que ponen es buena, aunque siempre sea la misma. Yo no soy un portero. Se supone que me paga para mantener la seguridad del club y de mi propio jefe. Sin embargo, los que entran al club, son miembros selectos y adinerados. Escogidos personalmente por mi jefe. No parece equivocarse mucho y eso me deja a mí sin acción. La verdad es que, para mi descargo, borrachos, lo que se dice borrachos, no he echado jamás a ninguno. Esa es la excusa que utiliza mi jefe para quitarse de en medio a los miembros del club que no aprecian sus trapicheos financieros. Les expulsa y punto. Y yo me encargo de quitarles las ganas de volver, calentándoles un poco las costillas. Tengo un trabajito para ti, dice, y yo me acerco por el club. Él me indica desde la ventanilla de su trastienda quién es el afortunado y yo procedo a darle el premio gordo de la noche. Eso es todo. Entonces tengo derecho a güisqui gratis y a cobrar mi jodido sueldo de matón -que no está nada mal. Así pueden pasar meses hasta que me encarga un nuevo trabajito. En ese paréntesis he de vivir sin otra ocupación que mis maquinaciones mentales y mi propio güisqui y mi propia música en mi propia covacha y con mi propia soledad de matón de tres al cuarto.
    Antes de ser este tipo desagradable al que todos temen he sido cosas peores -peor sobre todo por la falta de la pasta gansa que mi actual ocupación me proporciona. Por ejemplo, investigador privado -como dicen los finolis- o sabueso -como todos nos llamamos en la profesión… antes de esto… madero, y aún antes guarda de seguridad, tramoyista, mozo de almacén, barrendero, pocero, guarda de puercos y, excepcionalmente, el único oficio en el que no tenía que limpiar la mierda de la gente, pinchadiscos, gracias al cual me viene mi afición por la música.
    Mi flamante y ascendente curriculum se está completando, ahora que me sobra mucho tiempo, con estudios de derecho -otra demostración de mi tendencia a acabar ejerciendo profesiones con inclinación a la coprofilia, aunque esta vez se supone que más refinadamente malolientes. Muy limpias, si señor.
    Sin embargo, soy un tío obscenamente feliz.

    He decidido ser escritor. La divina trinidad formada por el lector, el personaje y el autor en una sola persona me atrae como un agujero negro.

    Era, como todos la llamaban, la dame de voyage. Una auténtica muñeca.

    Eso decía él. Yo lo vi de otra forma. Qué juzgue el lector.

     
  • viva el Tue16Jan07 Permalink
    Etiquetas: casa,   

    El roto 

    Una casa mal encalada es como un mendigo con camiseta rota, está en su derecho de estar de mal humor.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar