Etiquetado: carne Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Tue13Nov18 Permalink
    Etiquetas: , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Junio 

    Oh luna silente que los árboles aman y eres sobre el llano dulzura de la sombra o niebla y resonancia en el alma dormida del paisaje.
    Todas la rosas de la pálida luna caían, fantasmales, por la ventana abierta de tu cuerpo desnudo.
    Estábamos juntos. Después lo he olvidado. (Walt Whitman)
    Hazme, divino amor, la lluvia dorada de tus versos.
    Limpios son los abismos de la ausencia. Como besos sin aire que no dejan huella. Como miradas que ni rastro dejan. Como la pena.
    Hoy somos como los pasajeros de un vuelo perdido. Pasajeros del amor que no saben coger pista de aterrizaje.
    A los pies que idolatro desplegada, Mano al fin de madurez inesperada, Otro rebelde henchido de mirada Repicará la carne desgarrada.
    Como estrellas fugaces, todos los sueños se rompen. Fin?
    Quiero aprender tu piel como mapa de un tesoro imposible, escondido en la isla de los sueños, en la playa arenosa de tus días, en tu mar.
    El polvo sometido iza sus llamas, conteniendo de luz sólo las formas. Las fúlgidas espinas de mis lágrimas tristes sonríen a tus ojos.
    Cerebro hueco: vergel de perversiones debajo del sombrero.
    Acaríciame como la suave y fresca sombra de junio.
    El amor eterno es inconcluso.

    Anuncios
     
  • viva el Mon1Jan18 Permalink
    Etiquetas: , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Nefastissimus Poetarum 

    guadaña que le alarga
    de regalo forzoso
    sobre el héroe primero
    qué hacer con lo que vivo?
    ley rige el cruel tablero
    labor será quimera
    me rodea su presencia
    la orilla que sutura
    dudando en el alero
    que todavía excitada
    alegre pulse un verso
    la lluvia no era suave
    a las esferas del seis
    viste letal esencia
    lo que me estás pidiendo
    al muro encaramada
    ensalza al que se inclina
    miradas de serpiente
    sólo quedó poesía
    como duna que emerge
    desteje incertidumbres
    por nácar irisado
    de fraterna indolencia
    de los carros ajenos
    acaso es el destino
    por todo su dinero
    como labio ligero
    por los pelos aferra
    publicamos primero
    infunde nuevo fuero
    con labia laborable
    mas tus deseos no valen
    se extiende el derrotero
    oculto en la sentina
    extraiganle a los mares
    bella hasta en la demencia
    porque en lo impropio nada
    de ti me ha hecho sincero
    de la rabia indomable
    sangre que se detiene
    de unidad, qué profunda

    pezones de estricnina
    si sólo fuera helada
    viles o repelentes
    alusión a la fiebre
    no inventó la carencia
    del estado latente
    memoria que imagina
    amarga piel besada
    madre tan submarina
    el malestar hechizo
    dando un sentido nuevo
    que primero recuerde
    hermano que ama a hermano
    alarga un huso ausente
    el pan que no germina
    en franca disciplina
    hay que darle en el pecho
    lo distinto es hermoso
    solo en las negaciones
    no está en venta el paisaje
    atroces días mudos
    sonriendo indulgente
    más no se difumina
    mis sueños de clemencia
    cabeza es espantosa
    tornase en aguacero
    por paradoja, el río
    haciéndome a mí pobre
    cabeza que, postrera
    bullente el hormiguero
    agonizan muchachos
    de los oscuros tiempos
    reverdece en afluente
    mayo, dolor, morfina
    la gota suspendida
    también piel insurgente
    nuestros sueños imberbes
    linde o flujo voraz
    imposible aguacero
    nuestros sueños deciden
    la luz que ríe y declina
    límite, umbral, paso postrero
    latente en la neblina
    por nuevo derrotero
    rodeada de ausencia
    quiero que ya lo sepas
    me pregunto intrigado
    su figura esplendente
    bajo un cielo infinito
    mi casa silenciosa
    conjugando los verbos
    por qué se equivocaba
    el alma ya es certera
    no corran por las playas
    hasta en el desespero
    que avanza cual la sed
    con gurús sin solvencia
    buscaba en sus calores
    tus labios que se cierran
    por huir de lo adyacente
    la fuente que bebiste
    que al fin estalla el gesto
    en similar secuencia
    en el gran laberinto
    tenebrosa conciencia
    que jamás se termina
    agotó mi paciencia
    con más fiebre termina
    mezclándose en tus venas
    pateras y decencia
    libre y vital me hermano
    todo texto indolente
    con rigor que se instala
    la ecuación sea servida
    acercarse, con prisa
    tan fugaz cual esquina
    un temblor que se inicia
    da pie a la disidencia
    sangre que riega el torso
    radical risa alpina
    de cuerpo lastimero
    criatura más salvaje
    el ritmo de las olas
    materia o carne muerta
    se encara codiciosa
    por temor al intruso
    lo que en ti más quiero
    con manto de guerrero
    sube por la pendiente
    igual que una pechina
    hallé solo su inquina
    llega el común hastío
    si tanto la quería
    esparce el fruto amargo
    lo que de ti más quiero
    sangre que niega al corso
    que todavía conservo
    acaso es el damero
    beneficencia ciega
    y un orgasmo truncado
    como siempre dañina
    agotada la ciencia
    ingente y laborioso
    del tarro nunca abierto
    tras quienes les dominan

    deviene la conciencia
    el hundido rebaño
    agostó mi potencia
    cometió con esmero
    ofensa se contagia
    demandando obediencia
    por las fiestas Lunares
    un alma tan mezquina
    pues ella enfrenta al sol
    por qué no yace entera
    huyen vanos y alados
    en forma de aguacero
    de semblante inocente

     
  • viva el Wed8Feb17 Permalink
    Etiquetas: carne, , , , , , , , ,   

    ENVOLVIMIENTO 

    Solo el polvo
    penetra los rincones,
    solo el mar
    sondea los abismos,
    sola la bruma
    aprende los paisajes,
    sola la nieve
    discierne las montañas,
    sola la luz
    escruta el universo,
    sola la carne
    ausculta nuestros huesos.

     
  • viva el Fri29Apr16 Permalink
    Etiquetas: , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Repito hoy este discurso de Chaplin Discurso final… 

    Repito hoy este discurso de Chaplin:

    Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940
    “Lo siento.
    Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
    Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
    Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
    Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
    Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
    El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
    Soldados:
    No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
    Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
    Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
    Soldados:
    No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
    En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
    Luchemos por el mundo de la razón.
    Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
    En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

     
  • viva el Sun24Jan16 Permalink
    Etiquetas: carne,   

    CARNAVAL 

    Es Carnaval,

    Nuestros huesos

    son vuestras máscaras;

    Vuestras mentiras

    son nuestros tuétanos.

    Y carne ajada

    Son nuestros sueños.

     
  • viva el Fri5Jun15 Permalink
    Etiquetas: , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Discurso final de la película El gran… 

    Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940
    “Lo siento.
    Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
    Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
    Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
    Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
    Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
    El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
    Soldados:
    No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
    Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
    Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
    Soldados:
    No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
    En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
    Luchemos por el mundo de la razón.
    Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
    En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

     
  • viva el Thu5Dec13 Permalink
    Etiquetas: , carne, ,   

    AHASVERO 

    Mi vida está en viva. Viva carne. Carne viva.

     
  • viva el Thu5Dec13 Permalink
    Etiquetas: carne, ,   

    Mi vida está en viva Viva carne Carne… 

    Mi vida está en viva. Viva carne. Carne viva.

     
  • viva el Sat20Apr13 Permalink
    Etiquetas: carne,   

    Atención pregunta ¿A cuanto está el polvo real… 

    Atención pregunta:
    ¿A cuanto está el polvo real sabiendo que el tamaño de la testuz de la reina del panal es direcctamente proporcional al kilo de carne magra de elefante…?

     
  • viva el Wed6Mar13 Permalink
    Etiquetas: , , carne,   

    Contaminados 

    Carne de caballo por doquier; caquita en las tartas; carne de burro en el gobierno… ¿qué será lo próximo?

     
  • viva el Wed14Nov12 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    Al fin la soledad reinó en el lugar… 

    Al fin la soledad reinó en el lugar, el verbo se hizo carne, los labios buscaron más que un beso, los cuerpos retorcidos al fin se amaron.

     
  • viva el Fri12Oct12 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    Falsa infinitos destellos negros conforman el ébano áspero… 

    Falsa

    infinitos destellos negros
    conforman el ébano áspero de esta noche
    como infinitas mentiras
    la falsa piel que te contiene

    mi carne ya no puede ignorar el filo de tu cuchillo
    y mis sienes siguen empeñadas en el ardor

    por ello haré un acto de doble justicia
    al arrancarte la lengua
    y con ella ahorcarme mansamente

     
  • viva el Fri12Oct12 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    Falsa 

    infinitos destellos negros
    conforman el ébano áspero de esta noche
    como infinitas mentiras
    la falsa piel que te contiene

    mi carne ya no puede ignorar el filo de tu cuchillo
    y mis sienes siguen empeñadas en el ardor

    por ello haré un acto de doble justicia
    al arrancarte la lengua
    y con ella ahorcarme mansamente

     
  • viva el Thu13Sep12 Permalink
    Etiquetas: carne, ,   

    Lo bueno del infierno es que puedes comer… 

    Lo bueno del infierno es que puedes comer carne asada.

     
  • viva el Sun9Sep12 Permalink
    Etiquetas: , , carne, , , , ,   

    Día de campo Voy a perseguirte con los… 

    Día de campo

    Voy a perseguirte con los galgos
    hasta despellejar tus pulmones
    y rodearte con el lazo entre las patas
    para montarte en pelo hasta el agotamiento

    te esquilaré con tijera bien desafilada

    ya bien peladita pondré mi marca
    con hierro candente entre tus nalgas

    y en la cama ya extenuada de sexo
    iré con mi daga directo a tu corazón
    para que desangres lentamente

    y cuando quedes seca como piedra
    te voy a despellejar
    (quizás antes de clavarte el puñal)

    y como el aire de campo me da apetito
    hundiré horquetas sobre tierra firme
    y por debajo brasas de noble madera
    para asarte parsimoniosamente

    cuando estés a punto te masticaré gustoso
    haré bolos con tu carne ensalibada
    y los escupiré bien lejos

    seré despiadado

    te lo mereces amor

     
  • viva el Fri27Jul12 Permalink
    Etiquetas: , , carne, , , , , , ,   

    Te quiero desnuda 

    con el pelo acaranchado por las batallas nocturnas
    danzando descalza sobre mi vientre anhelante

    te quiero planta carnívora trepando por mis muslos
    improvisando cánticos húmedos con tu boca caramelo

    te quiero intensa
    con tu aliento vainilla enredado entre mis dientes
    y tus yemas decodificando cada porción de mi cuerpo

    te quiero de piernas bien abiertas
    para enterrar mis manos en tu jaula de pan
    y liberar uno a uno los gorriones que te habitan

    te quiero con el alma llena
    de inquietos pececitos de colores
    y tu carne dulce ofrendada a nuestro vandálico festín

    pero mas allá del verso y la metáfora
    mas allá de lo que quiero
    lo que muy seriamente necesito hoy
    es tu sanador soplo de luz

     
  • viva el Fri27Jul12 Permalink
    Etiquetas: , , carne, , , , , , ,   

    Te quiero desnuda con el pelo acaranchado por… 

    Te quiero desnuda

    con el pelo acaranchado por las batallas nocturnas
    danzando descalza sobre mi vientre anhelante

    te quiero planta carnívora trepando por mis muslos
    improvisando cánticos húmedos con tu boca caramelo

    te quiero intensa
    con tu aliento vainilla enredado entre mis dientes
    y tus yemas decodificando cada porción de mi cuerpo

    te quiero de piernas bien abiertas
    para enterrar mis manos en tu jaula de pan
    y liberar uno a uno los gorriones que te habitan

    te quiero con el alma llena
    de inquietos pececitos de colores
    y tu carne dulce ofrendada a nuestro vandálico festín

    pero mas allá del verso y la metáfora
    mas allá de lo que quiero
    lo que muy seriamente necesito hoy
    es tu sanador soplo de luz

     
  • viva el Tue7Feb12 Permalink
    Etiquetas: carne, , , ,   

    Lo dejo Gracias amigos fue un placer Este… 

    Lo dejo. Gracias, amigos; fue un placer. Este es el mundo del miedo y de la carne; poner todo mi esfuerzo en algo tan inútil trajo a mi vida sólo desaire y decepción. Fui mi propio verdugo. He ganado en papelerío; he perdido todo el resto. Adiós; que el futuro os sea leve y la posteridad ponga alguna que otra flor sobre vuestra tumba. Es hora de marchar.

     
  • viva el Fri10Dec10 Permalink
    Etiquetas: carne,   

    NEFASTISSIMUS 

    Viva el viernes y la carne de jabalí!

     
  • viva el Fri10Dec10 Permalink
    Etiquetas: carne,   

    Viva el viernes y la carne de jabalí! 

    Viva el viernes y la carne de jabalí!

     
  • viva el Wed20Oct10 Permalink
    Etiquetas: carne, ,   

    VICENTE BLASCO IBÁÑEZ 

    Nuestra carne es carne de los que ya no existen; nuestras almas son fragmentos de las almas de otros muertos.

    Los muertos mandan

     
  • viva el Wed20Oct10 Permalink
    Etiquetas: carne,   

    Nuestra carne es carne de los que ya no … 

    Nuestra carne es carne de los que ya no existen; nuestras almas son fragmentos de las almas de otros muertos.

    Vicente Blasco Ibañez, Los muertos mandan

     
  • viva el Tue31Mar09 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    HAIKU EPITAFIO 

    Soy carne nacida
    al vientre de una tumba
    embarazada.

     
  • viva el Sat9Aug08 Permalink
    Etiquetas: , , carne, , , , , , , , , , Santiago de Compostela,   

    Santiago de Compostela 

    No hay lugar más escalofriante y terrorífico que aquel donde acaba de pasar el caballero negro de la muerte; donde todavía se mueve como un péndulo amenazante la cadena que ataba a la fiera de afiladas zarpas que acaba de escapar de su mazmorra; donde la carne trémula de la muchacha de blanco semblante ha recibido innumerables cuchilladas, convirtiendo su cuerpo en celosía de sangre; donde, tras el quicio de la puerta de la oscura y maloliente estancia contigua, se desplaza fugaz una mano negra y simiesca; donde las altas sombras no obedecen a nada ni a nadie y el xipro de un afilador de cuchillos se anuncia entre la neblina como un viento helador y espeluznante.

     
  • viva el Fri20Jun08 Permalink
    Etiquetas: , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    CONDENADO 

    He sembrado como un tubérculo su carne y la he regado de rocío. Conviene tener ese detalle. Sólo porque hoy celebro esa clase de éxito moderno de enterrar al enemigo. Levanto mi sombrero. Le dejé en calzoncillos, pienso con gran satisfacción. En este laberinto, de todas formas, no lo van a encontrar. Qué muerte tan poética, comenta Mira. Ha sido rápido, respondo. El cascabel de la muerte sonando de nuevo en nuestra familia, otro cadáver más, dice. El cementerio huele a orín y ese maldito símbolo está por todas partes. Saco un pañuelo del bolsillo y cubro mi nariz. La literatura, muchacha, es el barco en que este viejo acaricia tus senos, digo para animarla. Sonríe.

     
  • viva el Fri20Jun08 Permalink
    Etiquetas: , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    He sembrado como un tubérculo su carne … 

    He sembrado como un tubérculo su carne y la he regado de rocío. Conviene tener ese detalle. Sólo porque hoy celebro esa clase de éxito moderno de enterrar al enemigo. Levanto mi sombrero. Le dejé en calzoncillos, pienso con gran satisfacción. En este laberinto, de todas formas, no lo van a encontrar. Qué muerte tan poética, comenta Mira. Ha sido rápido, respondo. El cascabel de la muerte sonando de nuevo en nuestra familia, otro cadáver más, dice. El cementerio huele a orín y ese maldito símbolo está por todas partes. Saco un pañuelo del bolsillo y cubro mi nariz. La literatura, muchacha, es el barco en que este viejo acaricia tus senos, digo para animarla. Sonríe.

     
  • viva el Fri20Jun08 Permalink
    Etiquetas: , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    He sembrado como un tubérculo su carne y… 

    He sembrado como un tubérculo su carne y la he regado de rocío. Conviene tener ese detalle. Sólo porque hoy celebro esa clase de éxito moderno de enterrar al enemigo. Levanto mi sombrero. Le dejé en calzoncillos, pienso con gran satisfacción. En este laberinto, de todas formas, no lo van a encontrar. Qué muerte tan poética, comenta Mira. Ha sido rápido, respondo. El cascabel de la muerte sonando de nuevo en nuestra familia, otro cadáver más, dice. El cementerio huele a orín y ese maldito símbolo está por todas partes. Saco un pañuelo del bolsillo y cubro mi nariz. La literatura, muchacha, es el barco en que este viejo acaricia tus senos, digo para animarla. Sonríe.

     
  • viva el Tue18Mar08 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    Qué son los ladridos del poeta? 

    Los ladridos del poeta
    son el puente para la carne macerada de una puta:

    el esotérico escritor
    espera le concedan
    el proceloso sofisma
    de la marina y sudada piel
    de alguna meretriz.

    ¡Coño —cantaba Quevedo,
    con la visión de amables perversiones—
    en oscuros camarines finjamos, pardiez,
    tener el gusanillo erecto!

     
  • viva el Thu14Jun07 Permalink
    Etiquetas: , carne   

    En vuestros cuerpos justo en el interior de… 

    En vuestros cuerpos,
    justo en el interior
    de vuestra carne,
    se halla un ser
    carente de moral,
    que, a menudo,
    entra y sale
    por las puertas abiertas,
    por el arco de triunfo
    de las piernas.
    ¿Quién es?

     
  • viva el Mon26Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    greguerías e 

    Alimentos:
    * El queso va al rayador para rascarse la espalda.

    * El ketchup es un bailarín caribeño al que le encanta la salsa.

    * A pesar de su aspecto, la cebolla es un triste poema de amor.

    * El ají morrón es la lujuria de una comida ardiente. el amarillo, es para que tu cocina de envidia, y el verde por si no sabes cocinar, que al menos mantengas la esperanza.

    * La mayonesa es la más valiente de los aderezos, porque está hecha a puro huevo.

    * En el guiso se cocina la clase pobre.

    * La ensalada del amor se hace con zanahoria y huevo.

    * La cebolla deja de llorar cuando por el camino de la pumarola va acompañando al chorizo.

    * Las verduras se suicidan en las aguas de la sopa.

    * Al huevo le encanta ver como se desangra la remolacha.

    * He descubierto que la batata es una papa muy zonza.

    Animales y otras yerbas:

    * El tigre tiene manchas porque vive del pecado.

    * El gato es una gacela que puede vivir en casa.

    * La hiena es un animal político, mientras te caga se mata de risa.

    * La cebra es el mamífero más asesino, por eso tiene cadena perpetua.

    * El gato es un poni montes.

    * Cuando se aglomeran demasiadas personas frente a las jaulas, es ahí donde se dan cuenta los animales que han llegado al zoológico.

    * El elefante es el bombero de la selva.

    * El León tiene la melena larga porque no hay peluquero que se anime a cortarle el pelo.

    * La vaca viste de cuero porque ya conoce al toro.

    * El potro es tan dotado que sólo sale con yeguas.

    * El lince es el único animal con larga vista incorporado.

    * El canguro es un trabajador argentino nacionalizado australiano.

    * La jirafa tiene cuello largo porque pertenece a otra clase social.

    * El mono es un niño que desciende del hombre.

    * El loro es un locutor en la radio de la selva.

    * La nutria nació en los charcos con ínfulas de clase alta.

    * La serpiente es un vertebrado que perdió la dignidad.

    * El cien pies no tiene dudas que el camino ha de ser largo.

    * El cocodrilo es chato porque nació para zapato.

    * La araña es una mesa redonda que se le mueven las patas.

    * El escorpión es el mecánico del desierto.

    * El cangrejo es un soldado que sabe bien lo que le espera en el frente.

    * El sapo es el gordito del barrio.

    * Las hormigas son orégano con patas

    * El cerdo es la alcancía de los charcos.

    * Nosotros le decimos burro, en cambio la burra lo llama… animaaaaaaaal.

    Cosas y objetos:

    * El calzador es el tobogán donde el pié juega en la plaza de los zapatos.

    * El cenicero es la ventanilla por donde pagamos en cuotas las llamas de nuestra vida.

    * Parece mentira que en un aparato de radio pueda caber tanta gente.

    * La televisión sirve para introducir una inmensa cantidad de sordos a nuestra casa con los que no podemos hablar.

    * El diario es una sopa de letras.

    * La sábana es el pijama que usa la cama para dormir.

    * Las manecillas del reloj y la gente de los pueblos chicos giran siempre por la misma calle.

    * El tubo fluorescente te da la luz por segmentos.

    * El colchón es la suspensión de la cama.

    * El ventilador es el viento que se volvió motociclista.

    * La botella suplió al sifón porque este era un prepotente que echaba el agua por la fuerza.

    * Las ventanas de los presidios son los nichos de la libertad

    * La llave se inventó para que no pasemos la noche parados junto a la puerta.

    * La foto es el interruptor del tiempo.

    * El espejo solo sirve para que veas donde estás.

    * El lápiz se gasta porque está harto de escribir siempre las mismas palabras.

    * El carnicero es un malevo frustrado.

    * Escritorio: uniforme de inteligencia que usan los inútiles en las oficinas públicas.

    * Los medios de transportes nos hace sentir como en la nada. Ni en el origen ni en la llegada.

    * La puerta es un mueble discriminatorio que separa a los unos de los otros.

    * La casa es la mejor excusa para no vivir en sociedad.

    * El paraguas sólo sirve para esconderse del cielo.

    * Se dejó de usar el sombrero porque daba mala impresión, parecía que el dueño había perdido la mitad de la cabeza.

    * Las rejas en el frente de las casas habla de cárceles domiciliarias.

    * Las llantas son el molde de los neumáticos.

    * El peine tiene la magia de que tu cara pase inmediatamente de la locura a la sensatez.

    * La plantilla es la alfombra de los zapatos.

    De otras gentes:

    * Los chinos tienen los ojos como si desconfiaran de todo.

    * Los suecos son un pueblo compuesto de suela y taco.

    * Por fin descubrí porque los españoles dicen olé. Es un problema de olfato.

    * El italiano es alguien que nace y vive dependiendo de su madre. Ante cualquier contingencia, siempre grita: ¡mamma mía!

    * El alemán no es germano de nadie.

    El Beso:

    * El beso es la mecha de la bomba de los genitales.

    * El beso es la traqueotomía del amor.

    El Hombre y la Mujer:

    * La mujer es como el auto, sería nada sin las gomas.

    * El primer padre es el hijo de nadie. No tuvo abuelos, no tuvo primos, no tuvo madre. Por eso se inventó el día del padre.

    * Si el hombre caminara para atrás viviría doblado.

    * Al fin de cuentas la mujer siempre te acuesta.

    * La mujer tiene un promedio de vida casi dos veces menor al hombre. Todas se detienen en la juventud.

    *Una prostituta es una mujer que está convencida de que el espíritu es tan solo una sensación extraña.

    * Una mujer se embaraza cuando la levadura del amor ha fermentado en su vientre.

    Especies Marinas:

    * La Foca es el abuelo del mar de los años ’50.

    * El tiburón es el patovica del boliche de las aguas.

    * La sirena es la única mujer virgen, por eso vive en el agua.

    * Solamente los peces pueden mirar a ambos lados.

    * El caracol es un molusco que eligió ser mochilero.

    * Al único pez que le cuesta una atrocidad encontrar novia es al bagre.

    * La anguila es el consolador de las sirenas.

    Acl: Patovica en Argentina significa hombre de músculos trabajado en un gimnasio.

    Ferrocarril:

    * La formación de un tren es el más claro ejemplo de la ignorancia de los seres humanos. Aunque tengamos ruedas propias, todos nos necesitamos.

    * Un tren es la formación de los vagones en la escuela de las vías.

    * Nada más arrogante que las vías del tren, siempre se las encuentra en el medio de los pueblos.

    * El tren nos permite creer que lo que se mueve es el campo.

    Frutas y Postres:

    * Manzana: Fruta comestible hereje con inclinación al pecado.

    * Pera: La quijada de las frutas.

    * Banana: Símbolo sexual para las dietas lesbianas.

    * Uva: Fruto que se usa para brindar un mensaje de interés sexual en código morse.

    * Sandía: Mujer insaciable siempre vive embarazada.

    * Ciruela: Simboliza al matrimonio, primero dulce luego ácida.

    * Pomelo: Es una naranja amarga.

    * Limón: Fruta de mal carácter.

    * Naranja: Mujer sensual que se vende por el ombligo.

    * Durazno: Es una ciruela con bello en el pecho.

    * Gelatina: Es el seno de un postre joven y ardiente.

    La calvicie:

    * No hay mejor forma de torturar a un calvo que con un peine.

    * La barba es la solución que Dios le dio a los hombres, para que puedan dar la vuelta la cabeza el día que se quedan calvos.

    La muerte:

    * La muerte es el último acto del teatro de la vida.

    * Los ricos hicieron el mausoleo en la tierra para no pagar impuestos en el infierno.

    * A la tumba de los ricos van los gusanos suicidas.

    * En Argentina, sólo los ‘vivos’ salen del cementerio.

    * Los velorios son como las grandes comilonas en un restaurante, todos se miran para ver quien carga con el muerto.

    * Los velorios son como los coitos, lo que menos importa son los medios.

    * No hay nada más incongruente que vestir a un nudista cuando está muerto.

    * Es fácil darse cuenta cual es la calavera masculina, tiene los ojos hundidos.

    * El verdugo es alguien que mata en defensa propia del estado.

    * El cementerio es el barrio ideal, ahí los chicos no juegan a la apelota en la puerta de tu casa.

    * Un muerto es lo más parecido a una queja al gobierno, porque nunca tendrás respuesta.

    * Las flores que nacen en los cementerios son antenas de los muertos para conectarse al cielo.

    La música:

    * El rock es la danza del cuerpo; el tango del sexo; el vals de los espíritus y la música de cámara… la muerte.

    * De que serviría un CD si no existiese el parlante.

    * La música grabada es el más claro ejemplo del tirano que se esconde en cada ser. Porque esclavizamos la orquesta y le hacemos tocar cuando se nos da la gana sin pagarle un solo centavo.

    * Los instrumentos de viento fueron creados para escupir con ritmo de música.

    * El piano es la oficina de identificación musical para registrar las huellas digitales de cada pianista.

    * Violín: Instrumento político que nos enseña que toda campaña proselitista debe basarse en apoyarse en el izquierda y tocar con la derecha.

    * El órgano es un piano que necesita estar enchufado.

    La ropa:

    * El chaleco se inventó para los que no tienen brazos.

    * Si al pantalón lo usáramos al revés, para salir del migitorio llamaríamos a una ambulancia.

    * Los anteojos sólo sirven para esconder el espíritu.

    * El Corpiño es la alacena donde los niños guardan los alimentos.

    * El corpiño se creo para sostener a los senos, de modo que los lactantes no tomen soda en lugar de leche.

    * El sleep es el tiento que sujeta al potro de los deseos.

    * La ropa de mujer es suave porque su piel así lo exige.

    * El guante es el bunker donde se esconden las huellas.

    * La diferencia entre los indios y la civilización fue la invención del zapato. Le evitaron al blanco todo contacto con la naturaleza.

    * Las medias son los guantes de los pies.

    Los Parientes:

    * El hijo es la forma más parecida de regresar a la tierra.

    * La suegra es nuestra conciencia por eso es que nos descarna.

    * El tío es el padre que hubiésemos querido tener.

    * La abuela tiene el carácter que extrañamos de nuestra madre.

    * Un hermano es el otro yo que va donde yo no puedo.

    * El hijo ideal es un sobrino al que no tengo que mantener.

    * Reflexión: Si mi cuñado es un hermano político, mi hermana comete incesto.

    * Un nieto sirve para hacerme sentir que mi hijo es un copión.

    * A los parientes nadie los elige, pero ellos tampoco.

    * La esposa es un poco de tu madre; un poco de tu abuela; un poco de tu hermana; un poco de tu amiga. En definitiva, es un poco.

    * El esposo es un gerente con relaciones sexuales.

    * La diferencia entre un novio y el esposo, es la pérdida de memoria.

    Las deficiencias físicas:

    * Un sordo es un fanático por el juego de la mímica.

    * El tartamudo es alguien que remarca lo que dice para que todos lo entiendan.

    * El jorobado da toda la impresión como que ha perdido algo.

    * El rengo es alguien que con su forma de caminar, te obliga a dudar entre doblar o seguir.

    * El ciego es un profesional del control mental.

    * El manco es un canchero que quiere demostrarle al mundo que todo lo puede con una mano.

    * Hay personas que son dulces y otras que son diabéticas.

    * Un mudo es alguien que no cree en la libertad de expresión.

    * Una persona sin manos es un desubicado, no tiene tacto.

    * No todos los mogólicos son mogólicos, algunos viajan en subte (Metro).

    * Cuando un sordo se irrita las manos, va al otorrinolaringólogo.

    * El impotente es un experto en dejar a una mujer con ganas.

    * El mal de sambito es la consecuencia de una masturbación exagerada.

    * El que anda en silla de ruedas es un egoista que no está dispuesto a dar un paso por nadie.

    Las flores:

    * La diferencia entre una rosa roja y una blanca es que la segunda no tiene apetito carnal.

    * Las rosas tienen espinas para que sepamos lo que cuesta el amor.

    * La enredadera es la casamentera del barrio de las flores.

    * Las flores silvestres son anónimas porque nacen en barrios pobres.

    * Las flores de plásticos fueron hechas para corazones de hipócritas.

    * Las flores duran en un jarrón lo que el amor en las personas que la compraron.

    * Las orquídeas son flores de clase alta.

    * El girasol es un conjunto de rayos de sol con una verruga al medio.

    Los muebles:

    * La cama es la plaza de la niñez; el campo de juego sexual de la juventud, y la práctica mortuoria de la vejez.

    * El mueble es el fruto del árbol que te devuelve en comodidad los daños que le causaste.

    * La silla es un mueble millonario, porque nació en una familia acomodada.

    * La silla eléctrica es un puente que te conecta al futuro.

    * La cama siempre guarda lo mejor de nuestros sueños.

    Los Niños:

    * El cordón umbilical es la cuerda que ata a la madre con los hijos y ahorca al que juegue de marido.

    * Somos tan crueles los hombres adultos, que competimos con el niño por los pechos de la madre.

    * Hacemos un hijo con desesperación y lo dejamos partir con resignación.

    * En la construcción de un hijo el padre pone el marco pero la madre la foto.

    * Una madre es la escultora de la vida.

    * Un niño sirve para darnos cuenta que es hora de ponerse el saco.

    * El cordón umbilical es para que antes del parto la mujer no pierda al niño.

    * Si el niño no llegara a grande… seguiríamos viviendo.

    Modos, costumbres y el cuerpo humano:

    * El bostezo es el grito de los mudos.

    * La mejor manera de convivir con el mundo es yendo de a pié, pues si observamos por la ventanilla al viajar, vemos que todo regresa mientras nosotros nos vamos.

    * La siesta es el entrenamiento para el partido de la noche.

    * Los mozos son lo más parecido a una suegra, porque nos viven cambiando lo queremos comer.

    * Cuando da el sol no es saludable salir a caminar con la suegra, porque la sombra nos maldice por dos veces.

    * Los seres humanos nos llenamos la boca con la dignidad, el honor, la democracia, la igualdad, los derechos y la justicia. Y al final, al primero que le ofrecemos el asiento es al trasero.

    * El sueño es el único cine donde cada noche te pasan una película distinta.

    * Sacar una silla y sentarse en la calle, es decirles a los vecinos que nuestro domicilio está totalmente ocupado.

    * La patilla es el puente entre el cabello y la barba.

    * El estornudo es la soda del sifón de la nariz.

    * Las cejas son el guión bajo de la escritura del rostro.

    * El hombre es tan incongruente que se lava las manos al salir del migitorio.

    * El ano es un insolente.

    * Las lágrimas son el sudor del cerebro.

    Naturaleza:

    * El Sol es el calefactor de los pobres.

    * El pedo no es otra cosa más que el resultado de la descomposición temporal del silenciador del caño de escape anal.

    * La mejor manera de descomponer los alimentos, es comiéndoselos primero.

    * El árbol es el único soldado del ejército de la tierra que siempre muere de pié.

    * Las ramas son los brazos de la naturaleza.

    * La montaña son un chichón de la tierra.

    * La noche es un día oscuro que se ha convertido en un manto de sospecha.

    * El arco iris es la acuarela del cielo.

    * Cuando el cielo juega al carnaval… llueve.

    * Las nubes muestran que en el cielo no está prohibido fumar.

    * Las estrellas son las luces de las viviendas de nuestros sueños.

    * El temblor es un bostezo que despereza la tierra.

    * El volcán es un alcohólico que vomita la borrachera de toda una etapa de juerga.

    * La meseta es la mesa ratona del living de la naturaleza.

    * La diferencia entre el árbol y los muebles es que estos no dan hojas.

    * La luna nace en la hamaca de su cuarto menguante; danza en la adolescencia de su cuarto creciente; queda embarazada de nostalgia y violines cuando muestra su faz llena, para luego reflejarse en una figura nueva.

    * Las tres marías son las hermanas que danzan en el salón del cielo el vals de las ansiedades de su eterna juventud.

    * Las nubes son perpetuas acuarelas que van dibujando constantemente la visión de nuestras conciencias.

    * La naturaleza siente celos de la mujer porque Dios le dio en sus pechos la razón de la existencia.

    * La nieve es un baño de crema en el postre del universo.

    * El viento es libre porque no tiene puertas.

    * El viento cruza la calle como un ser desesperado.

    * El rayo nos anuncia que alguien en el cielo puso los dedos en el tomacorriente.

    * Las olas son los vendedores del mar que llevan sus productos al mostrador de la playa.

    * La Palmera es una africana de pelo verde.

    * El césped es la barba de la tierra.

    * En las copas de los árboles brinda la naturaleza.

    * El sauce es un alma en pena.

    * El viento en contra te obliga a caminar despacio para que disfrutes la vida.

    * El atardecer llega con el corazón entristecido, porque sabe en su interior que se le viene la noche.

    * Las esquinas te preanuncian que se te acaba la calle.

    * La calle es la mediasuela de la calzada.

    * Presionar el timbre demasiado tiempo, es como meterle con rabia el dedo en el ojo a la dueña de casa.

    * Las avenidas son más anchas porque se inflan con aire.

    Nudistas:

    * El nudista es alguien que está cansado de que le envidien la ropa.

    * Cuando un nudista quiere sorprender a su mujer, se pone el traje en la cama.

    * No hay nada más ridículo que dos nudistas tratándose de usted.

    * De una nudista a otra: ¿Viste el pito que pasó? ¡Debe ser nuevo en el barrio!

    * Una nudista española se presenta y dice: ¡Yo soy Conchita! Y uno de los presentes se sorprende y exclama: ¡debe ser ventrílocuo!

    * Cuando un padre se convierte en nudista deja de disfrutar a sus hijos. Ya que no los puede sentar en la falda.

    * Los nudistas no se casan por la iglesia.

    * Un empleado nudista se presentó vestido en el trabajo y lo echaron porque era una empresa seria.

    * En una playa nudista: la mujer le dice al marido ¿por qué no mirás?

    Pájaros y otras yerbas:

    * Los pájaros no cantan… trinan.

    * El cardenal es un sacerdote que vive a la altura de sus hábitos.

    * El canario es amarillo porque su canto da envidia.

    * El gorrión es un canario de barrio.

    * La paloma es el cartero de las aves del cielo.

    * Una golondrina no hace verano pero te anuncia la primavera.

    * Las abejas son como las suegras, si te acercas te atacan, pero producen en su vientre la dulce acaricia que le dará sabor a tu vida.

    * El halcón es un avión de combate de la aeronáutica de las aves.

    * Cuando una paloma te caga no es casualidad, es diarrea.

    * Dios les quitó el habla a las especies, para enseñarle al hombre como se hace para no mentir.

    * Un pájaro enjaulado es un ave presa por un delito que cometimos nosotros.

    * El pájaro se diferencia del hombre porque tiene vuelo propio.

    Signos del Zodíaco:

    * Aries: Es un signo cinematográfico.

    * Tauro: Es el típico signo de los maridos engañados.

    * Géminis: Bajo su régimen nacen solo mellizos-

    * Cáncer: Un signo que nos da pena.

    * Leo: Signo que interpreta a los lectores.

    * Libra: Signo de medida inglesa.

    * Virgo: Signo mentiroso que te muestra que no debes creer en el horóscopo.

    * Escorpio: Los nativos d eeste signo tienen que tomar la vida con pinzas.

    * Sagitario: Parece un hombre pero es un caballo.

    * Capricornio: Tiene ascendente en tauro (ver tauro).

    * Acuario: Para los amantes de la natación.

    * Piscis: Da toda la sensación que es un signo de agua.

    Temas sexuales:

    * El pene es el mejor amigo del hombre, por eso siempre espera una mano.

    * El ano es el caño de escape del auto humano.

    * La pelvis de la mujer está rodeada de cabellos de ángeles que resguardan la pureza de la vida.

    * El coito fue lo que dio inicio a las compañías petroleras.

    * Los senos son dos globos a medio inflar.

    * Cuando hacemos el amor da toda la sensación de que estamos moliendo sal gruesa en un mortero de carne.

    Vejez:

    * La vejez, por ser el último traje, se recibe sin planchar.

    * Un viejo es un joven con todos los años a cuestas.

    * El abuelo es una pasa de uva de la viña de la vida.

    * Para recibirse de libro hay que llegar a viejo.

    * Una mujer arrugada es como un libro mojado.

    Varios:

    * Nadie tiene la vida asegurada. Es por eso que una amante es una reserva por si se pierde la esposa.

    * La cárcel es el retiro espiritual de los delincuentes.

    * La policía está para amparar a los reos de la avaricia de los inocentes.

    * Por lo general los políticos no tienen parientes carnales.

    * El papel mueve al mundo ¿o qué sería sin dinero ni papel higiénico?

    * La ruta es el cordón umbilical más largo del mundo.

    * Si no fuera por el papel higuiénico, con las ramas nos romperíamos el c….

    * Los gallegos son los únicos en el mundo que usan la oreja de cartuchera. Porque ahí ponen el lápiz.

    * La discriminación es una mentira, fue el negro que se tiñó para diferenciarse del blanco.

    * El viudo llegó a viudo por contraer enlace con la desgracia.

    * El pirata es un jugador de truco que tiene alquilado el ancho de bastos.

    * Condonar una deuda es tomar por forro al acreedor.

    * El chupete es un pezón que se despegó de la teta.

    * El invierno es el freezer de la vida.

    * Los indios adoraban al sol porque no lo tenían cerca.

    * Es cierto que los últimos serán los primeros, por algo los rostros más célebres están en los billetes de menor valor.

     
  • viva el Fri16Mar07 Permalink
    Etiquetas: carne, , , ,   

    PANDEMONIA 

    Tu cálido sexo
    calienta mis mejillas,
    mis labios, mis pasiones.
    Estoy pegada a ti
    como una ostra a la roca
    de tu brutal acantilado…
    hasta que quieras abrirla,
    comerla,
    saciarte de mi piel…
    y de mi carne.

     
  • viva el Fri16Mar07 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    Degustación 

    Tu cálido sexo
    calienta mis mejillas,
    mis labios, mis pasiones.
    Estoy pegada a ti
    como una ostra a la roca
    de tu brutal acantilado…
    hasta que quieras abrirla,
    comerla,
    saciarte de mi piel
    y de mi carne.

     
  • viva el Fri9Mar07 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , Ibis, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Aforismos (Leonardo da Vinci) 

    Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo. (Más …)

     
  • viva el Fri19Jan07 Permalink
    Etiquetas: carne,   

    Autodefinido de Felipe Juan Lainez Cansino 

    Margarita Carmen Cansino me hubiera definido como su carne, sus sentidos y sus placeres. Pero eso mismo podría decirlo también más de un negro cubano del malecón. De mi condición sexual no voy a hablar, pues he sido de todo, y con este apunte baste. Por lo demás, a quien nunca he podido serle infiel es a Katy Jurado. Ahora me acomodo en la decadencia y en el ron. Por último, mi lema: la única interpretación posible de la vida tiene que ser erótica.

     
  • viva el Fri19Jan07 Permalink
    Etiquetas: carne, ,   

    Autodefinido de Felipe Juan Lainez Cansino, alias “Imdugud” 

    Margarita Carmen Cansino me hubiera definido como su carne, sus sentidos y sus placeres. Pero eso mismo podría decirlo también más de un negro cubano del malecón. De mi condición sexual no voy a hablar, pues he sido de todo, y con este apunte baste. Por lo demás, a quien nunca he podido serle infiel es a Katy Jurado. Ahora me acomodo en la decadencia y en el ron. Por último, mi lema: la única interpretación posible de la vida tiene que ser erótica.

     
  • viva el Tue12Dec06 Permalink
    Etiquetas: , carne, , , , , , , ,   

    El Quijote en Spanglish 

    In un placete de La Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para el chase.

    A cazuela with más beef than mutón, carne choppeada para la dinner, un omelet pa’ los Sábados, lentil pa’ los viernes, y algún pigeon como delicacy especial pa’ los Domingos, consumían tres cuarers de su income.

    El resto lo employaba en una coat de broadcloth y en soketes de velvetín pa’ los holidays, with sus slippers pa’ combinar, while los otros días de la semana él cut a figura de los más finos cloths.

    Livin with él eran una housekeeper en sus forties, una sobrina not yet twenty y un ladino del field y la marketa que le saddleaba el caballo al gentleman y wieldeaba un hookete pa’ podear.

    El gentleman andaba por allí por los fifty. Era de complexión robusta pero un poco fresco en los bones y una cara leaneada y gaunteada. La gente sabía that él era un early riser y que gustaba mucho huntear.

    La gente say que su apellido was Quijada or Quesada -hay diferencia de opinión entre aquellos que han escrito sobre el sujeto- but acordando with las muchas conjecturas se entiende que era really Quejada.

    But all this no tiene mucha importancia pa’ nuestro cuento, providiendo que al cuentarlo no nos separemos pa’ nada de las verdá.

    Fuente: BBCMUNDO.com

     
  • viva el Sun3Dec06 Permalink
    Etiquetas: carne, , , , ,   

    CONDENADO 

    Salió como un lobo dispuesta a que le concediera la confesión de su crimen. Una comezón le rondaba. Cómo pido a los verdugos mis derechos -pensaba. Había asistido alguna vez desde los camarines a las sofocadas ejecuciones. Antes de ser los bribones apestados de aquella sociedad, jugaban su partida sin miedo. Pero ahora tocaba descansar y el pesar les era devuelto con las mismas culatas que usaron para sus crímenes. Perdían la compostura y sólo se rendían de cansancio. Ella, seducida por aquel espectáculo, gritaba y gruñia con desdén. Yo no me comporto con esas embusteras tristezas de rata -pensaba. Para ella eran como un oráculo: apuntaba los números de cada condenado en sus libritos de Cymeria y les dibujaba unas huríes bien entradas en mantecas. Luego volvía a los albergues que frecuentaba. Buscaba remedios, salidas, túneles… Hallándome así de despechada es absolutamente imposible encontrarlas -pensaba. Eran demasiado antiguas. Había que buscar entre nuestra carne como un leproso…

     
  • viva el Sun3Dec06 Permalink
    Etiquetas: carne, , , , , , , ,   

    CONDENADOS 

    Salió como un lobo dispuesta a que le concediera la confesión de su crimen. Una comezón le rondaba. Cómo pido a los verdugos mis derechos -pensaba. Había asistido alguna vez desde los camarines a las sofocadas ejecuciones. Antes de ser los bribones apestados de aquella sociedad, jugaban su partida sin miedo. Pero ahora tocaba descansar y el pesar les era devuelto con las mismas culatas que usaron para sus crímenes. Perdían la compostura y sólo se rendían de cansancio. Ella, seducida por aquel espectáculo, gritaba y gruñia con desdén. Yo no me comporto con esas embusteras tristezas de rata -pensaba. Para ella eran como un oráculo: apuntaba los números de cada condenado en sus libritos de Cymeria y les dibujaba unas huríes bien entradas en mantecas. Luego volvía a los albergues que frecuentaba. Buscaba remedios, salidas, túneles… Hallándome así de despechada es absolutamente imposible encontrarlas -pensaba. Eran demasiado antiguas. Había que buscar entre nuestra carne como un leproso…

     
  • viva el Sun3Dec06 Permalink
    Etiquetas: carne, , , , ,   

    Salió como un lobo dispuesta a que le… 

    Salió como un lobo dispuesta a que le concediera la confesión de su crimen. Una comezón le rondaba. Cómo pido a los verdugos mis derechos -pensaba. Había asistido alguna vez desde los camarines a las sofocadas ejecuciones. Antes de ser los bribones apestados de aquella sociedad, jugaban su partida sin miedo. Pero ahora tocaba descansar y el pesar les era devuelto con las mismas culatas que usaron para sus crímenes. Perdían la compostura y sólo se rendían de cansancio. Ella, seducida por aquel espectáculo, gritaba y gruñia con desdén. Yo no me comporto con esas embusteras tristezas de rata -pensaba. Para ella eran como un oráculo: apuntaba los números de cada condenado en sus libritos de Cymeria y les dibujaba unas huríes bien entradas en mantecas. Luego volvía a los albergues que frecuentaba. Buscaba remedios, salidas, túneles… Hallándome así de despechada es absolutamente imposible encontrarlas -pensaba. Eran demasiado antiguas. Había que buscar entre nuestra carne como un leproso…

     
  • viva el Tue28Nov06 Permalink
    Etiquetas: carne, , , , , , , ,   

    Celia Oquendo por Celia Oquendo 

    Celia Oquendo (Buenos Aires, Argentina, 1965) nace -después de dieciocho meses de gestación en la Pampa- por empeño de su madre, y para sorpresa del gaucho que la encintó, en la capital argentina, mediante los exterminadores forceps del doctor Juan Quasimodo Gutiérrez (q.e.p.d.). No ha sido la de su nacimiento su única resistencia en esta vida: de muy chiquita permaneció oculta durante cinco años para no ser carne de colegio -para más inri, de monjas- y en su juventud se ha resistido siempre a todos sus novios y pretendientes; todos excepto a uno: el pelotudo que la trae a mal empujar por los burdeles. En sus ratos libres, que son pocos, debido a la fogosidad de los argentinos, escribe cosas sentimentales que le dejan publicar aquí (a veces) tratando de emular a Zelda Zonk.

    Celia Oquendo.

     
  • viva el Fri24Nov06 Permalink
    Etiquetas: carne   

    CARNE DE GIMNASIO 

    Antes iba a los gimnasios pero ahora prefiero traerme a Forrest Gump y hacerle correr en el salón.

     
  • viva el Wed22Nov06 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Poesías 

    Cántico espiritual
    Canciones entre el Alma y el esposo

    1
    Esposa
    ¿Adónde te escondiste
    Amado, y me dexaste con gemido?
    Como el ciervo huyste
    aviéndome herido;
    salí tras ti clamando, y eras ydo. 5

    2
    Pastores, los que fuerdes
    allá por las majadas al otero,
    si por ventura vierdes
    aquél que yo más quiero,
    dezilde, que adolezco, peno, y muero. 10

    3
    Buscando mis amores
    yré por essos montes, y riberas;
    ni cogeré las flores;
    ni temeré las fieras;
    y passaré los fuertes, y fronteras. 15

    4
    ¡O bosques y espesuras
    plantadas por la mano del Amado!
    ¡o prado de verduras,
    de flores esmaltado!
    dezid si por vosotros a passado. 20

    5
    Mil gracias derramando
    pasó por estos sotos con presura;
    y yéndolos mirando
    con sola su figura
    vestidos los dexó de hermosura. 25

    6
    ¡Ay!, ¿quién podrá sanarme?
    Acaba de entregarte ya de vero:
    no quieras embiarme
    de oy más ya mensajero,
    que no saben dezirme lo que quiero. 30

    7
    Y todos quantos vagan
    de ti me van mil gracias refiriendo;
    y todos más me llagan,
    y déxanme muriendo,
    un no sé qué que quedan balbuziendo. 35

    8
    Mas ¿cómo perseveras,
    ¡o vida! no viviendo donde vives?
    ¿Y haziendo por que mueras
    las flechas, que recives
    de lo que del Amado en ti concibes? 40

    9
    ¿Por qué, pues as llagado
    aqueste coraçón, no le sanaste?
    Y pues me le as robado,
    ¿por qué assí le dexaste,
    y no tomas el robo, que robaste? 45

    10
    Apaga mis enojos,
    pues que ninguno basta a deshazellos.
    Y véante mis ojos,
    pues eres lumbre dellos;
    y sólo para ti quiero tenellos. 50

    11
    Descubre tu presencia,
    y máteme tu vista y hermosura;
    mira que la dolencia
    de amor, que no se cura
    sino con la presencia, y la figura. 55

    12
    ¡O christalina fuente
    si en esos tus semblantes plateados
    formases de repente
    los ojos deseados
    que tengo en mis entrañas dibuxados! 60

    13
    Apártalos Amado,
    que voy de buelo.
    Esposo
    Buélvete paloma,
    que el ciervo vulnerado
    por el otero asoma
    al ayre de tu buelo, y fresco toma. 65

    14
    Mi Amado las montañas,
    los valles solitarios nemorosos,
    las ínsulas estrañas,
    los ríos sonorosos,
    el silvo de los ayres amorosos, 70

    15
    la noche sosegada
    en par de los levantes del aurora,
    la música callada,
    la soledad sonora,
    la cena que recrea y enamora. 75

    16
    Caçadnos las raposas,
    que está ya florescida nuestra viña,
    en tanto que de rosas
    hazemos una piña,
    y no parezca nadie en la montiña. 80

    17
    Detente cierço muerto.
    Ven austro, que recuerdas los amores,
    aspira por mi huerto,
    y corran tus olores,
    y pacerá el Amado entre las flores. 85

    18
    ¡O ninfas de Judea!
    en tanto que en las flores, y rosales
    el ámbar perfumea
    morá en los arrabales;
    y no queráis tocar nuestros humblares. 90

    19
    Escóndete Carillo,
    y mira con tu haz a las montañas;
    y no quieras dezillo;
    mas mira las compañas
    de la que va por ínsulas estrañas. 95

    20
    A las aves ligeras
    leones, ciervos, gamos saltadores,
    montes, valles, riberas,
    aguas, ayres, ardores,
    y miedos de las noches veladores. 100

    21
    Por las amenas liras,
    y canto de serenas os conjuro,
    que cessen vuestras yras
    y no toquéis al muro,
    porque la esposa duerma más siguro. 105

    22
    Entrádose ha la esposa
    en el ameno huerto desseado,
    y a su sabor reposa
    el cuello reclinado
    sobre los dulces braços del Amado. 110

    23
    Debaxo del mançano
    allí conmigo fuiste desposada,
    allí te di la mano,
    y fuiste reparada
    donde tu madre fuera violada. 115

    24
    Nuestro lecho florido
    de cuevas de leones enlazado,
    en púrpura tendido,
    de paz edifficado,
    de mil escudos de oro coronado. 120

    25
    A çaga de tu huella
    las jóvenes discurren al camino,
    al toque de centella,
    al adobado vino,
    emissiones de bálsamo divino. 125

    26
    En la interior bodega
    de mi Amado beví, y quando salía
    por toda aquesta bega,
    ya cosa no sabía,
    y el ganado perdí que antes seguía. 130

    27
    Allí me dio su pecho;
    allí me enseñó sciencia muy sabrosa;
    y yo le di de hecho
    a mí sin dexar cosa;
    allí le prometí de ser su esposa. 135

    28
    Mi alma se a empleado
    y todo mi caudal en su servicio.
    Ya no guardo ganado,
    ni ya tengo otro officio,
    que ya sólo en amar es mi exercicio. 140

    29
    Pues ya si en el egido
    de oy más no fuere vista ni hallada,
    diréis que me e perdido,
    que andando enamorada
    me hize perdediza, y fuy ganada. 145

    30
    De flores y esmeraldas
    en las frescas mañanas escogidas
    haremos las guirnaldas
    en tu amor floridas,
    y en un cabello mío entretexidas. 150

    31
    En solo aquel cabello
    que en mi cuello volar consideraste,
    mirástele en mi cuello,
    y en él presso quedaste,
    y en uno de mis ojos te llagaste. 155

    32
    Cuando tú me miravas,
    su gracia en mí tus ojos imprimían;
    por esso me adamavas,
    y en esso merecían
    los míos adorar lo que en ti vían. 160

    33
    No quieras despreciarme,
    que si color moreno en mí hallaste,
    ya bien puedes mirarme,
    después que me miraste,
    que gracia y hermosura en mí dexaste. 165

    34
    La blanca palomica
    al arca con el ramo se a tornado;
    y ya la tortolica
    al socio desseado
    en las riberas verdes a hallado. 170

    35
    En soledad vivía,
    y en soledad a puesto ya su nido;
    y en soledad la guía
    a solas su querido
    también en soledad de amor herido. 175

    36
    Gozémonos Amado:
    y vámonos a ver en tu hermosura
    al monte y al collado,
    do mana el agua pura:
    entremos más adentro en la espesura. 180

    37
    Y luego a las subidas
    cavernas de la piedra nos yremos,
    que están bien escondidas,
    y allí nos entraremos,
    y el mosto de granadas gustaremos. 185

    38
    Allí me mostrarías,
    aquello que mi alma pretendía;
    y luego me darías
    allí, tu vida mía,
    aquello que me diste el otro día. 190

    39
    El aspirar de el ayre,
    el canto de la dulce filomena,
    el soto y su donayre
    en la noche serena
    con llama que consume y no da pena. 195

    40
    Que nadie lo mirava,
    Aminadab tampoco parescía;
    y el cerco sosegava;
    y la cavallería
    a vista de las aguas descendía. 200

    Noche oscura
    Canciones de el alma que se goza de aver llegado al alto estado de la perfectión, que es la unión con Dios, por el camino de la negación espiritual. De el mesmo autor

    En una noche obscura
    con ansias en amores inflamada
    ¡o dichosa ventura!
    salí sin ser notada
    estando ya mi casa sosegada. 5

    Ascuras y segura
    por la secreta escala disfraçada
    ¡o dichosa ventura!
    a escuras y encelada
    estando ya mi casa sosegada. 10

    En la noche dichosa
    en secreto que naide me veya
    ni yo mirava cosa
    sin otra luz y guía
    sino la que en el coraçón ardía. 15

    Aquesta me guiava
    más cierto que la luz de mediodía
    adonde me esperava
    quien yo bien me savía
    en parte donde nadie parecía. 20

    ¡O noche que guiaste!
    ¡O noche amable más que la alborada!
    ¡O noche que juntaste
    Amado con amada,
    Amada en el amado transformada! 25

    En mi pecho florido
    que entero para él solo se guardaba,
    allí quedó dormido
    y yo le regalava
    y el ventalle de cedros ayre daba. 30

    El ayre del almena
    quando yo sus cavellos esparcía,
    con su mano serena
    en mi cuello hería
    y todos mis sentidos suspendía. 35

    Quedéme y olbidéme
    el rostro recliné sobre el Amado;
    cessó todo y dexéme
    dexando mi cuydado
    entre las açucenas olbidado. 40

    Llama de amor viva
    Canciones de el alma en la íntima communicación de unión de amor de Dios. Del mismo autor

    ¡O llama de amor viva
    que tiernamente hyeres
    de mi alma en el más profundo centro!
    Pues ya no eres esquiva
    acava ya si quieres, 5
    rompe la tela de este dulce encuentro.

    ¡O cauterio suave!
    ¡O regalada llama!
    ¡O mano blanda! ¡O toque delicado,
    que a vida eterna save 10
    y toda deuda paga!
    Matando muerte en vida la has trocado.

    ¡O lámparas de fuego
    en cuyos resplandores
    las profundas cabernas del sentido 15
    que estava obscuro y ciego,
    con estraños primores
    calor y luz dan junto a su querido!

    ¡Quán manso y amoroso
    recuerdas en mi seno 20
    donde secretamente solo moras,
    y en tu aspirar sabroso
    de bien y gloria lleno
    quán delicadamente me enamoras!

    Coplas de el mismo, hechas sobre un éstasis de harta contemplación

    Entréme donde no supe
    y quedéme no sabiendo,
    toda ciencia transcendiendo.

    1
    Yo no supe dónde entraba
    porque cuando allí me vi 5
    sin saver dónde me estaba
    grandes cosas entendí;
    no diré lo que sentí
    que me quedé no sabiendo,
    toda sciencia trascendiendo. 10

    2
    De paz y de piedad
    era la sciencia perfecta,
    en profunda soledad
    entendida vía recta,
    era cosa tan secreta 15
    que me quedé balbuciendo,
    toda sciencia trascendiendo.

    3
    Estava tan embebido
    tan absorto y ajenado
    que se quedó mi sentido 20
    de todo sentir privado,
    y el espíritu dotado
    de un entender no entendiendo,
    toda sciencia trascendiendo.

    4
    Quanto más alto se suve 25
    tanto menos se entendía
    que es la tenebrosa nuve
    que a la noche esclarecía,
    por eso quien la sabía
    queda siempre no sabiendo, 30
    toda sciencia trascendiendo.

    5
    El que allí llega de vero
    de sí mismo desfallesce
    quanto sabía primero
    mucho baxo le parece, 35
    y su sciencia tanto crece
    que se queda no sabiendo,
    y su sciencia trascendiendo.

    6
    Este saber no sabiendo
    es de tan alto poder 40
    que los sabios arguyendo
    jamás le pueden vencer,
    que no llega su saber
    a no entender entendiendo,
    toda sciencia trascendiendo. 45

    7
    Y es de tan alta excelencia
    aqueste summo saber
    que no ay facultad ni ciencia
    que le puedan emprender
    quien se supiere vencer 50
    con un no saber sabiendo,
    yrá siempre trascendiendo.

    8
    Y si lo queréis oýr
    consiste esta summa sciencia
    en un subido sentir, 55
    de la dibinal esencia
    es obra de su clemencia
    hazer quedar no entendiendo,
    toda sciencia trascendiendo.

    Coplas de el alma que pena por ver a Dios. De el mismo autor

    Vivo sin vivir en mí
    y de tal manera espero
    que muero porque no muero.

    En mí yo no vivo ya
    y sin Dios vivir no puedo 5
    pues sin él y sin mí quedo
    este vivir ¿qué será?
    Mil muertes se me hará
    pues mi misma vida espero
    muriendo porque no muero. 10

    Esta vida que yo vivo
    es privación de el vivir
    y assí es contino morir
    hasta que viva contigo.
    Oye mi Dios lo que digo 15
    que esta vida no la quiero,
    que muero porque no muero.

    Estando absente de ti
    ¿qué vida puedo tener
    sino muerte padecer 20
    la mayor que nunca vi?
    Lástima tengo de mí
    pues de suerte persevero
    que muero porque no muero.

    El pez que del agua sale 25
    aun de alibio no carece
    que en la muerte que padece
    al fin la muerte le vale.
    ¿Qué muerte abrá que se yguale
    a mi vivir lastimero, 30
    pues si más vivo más muero?

    Quando me empieço a alibiar
    de verte en el Sacramento
    házeme más sentimiento
    el no te poder gozar; 35
    todo es para más penar
    y mi mal es tan entero
    que muero porque no muero.

    Y si me gozo Señor
    con esperança de verte 40
    en veer que puedo perderte
    se me dobla mi dolor,
    viviendo en tanto pabor
    y esperando como espero,
    muérome porque no muero. 45

    Sácame de aquesta muerte
    mi Dios y dame la vida,
    no me tengas impedida
    en este lazo tan fuerte,
    mira que peno por verte 50
    y de tal manera espero
    que muero porque no muero.

    Lloraré mi muerte ya
    y lamentaré mi vida
    en tanto que detenida 55
    por mis pecados está.
    ¡O mi Dios! ¿quándo será
    quando yo diga de vero:
    vivo ya porque no muero?

    Otras de el mismo a lo divino

    Tras de un amoroso lance
    y no de esperança falto
    subí tan alto tan alto
    que le di a la caça alcançe.

    Para que yo alcance diesse 5
    a aqueste lançe divino
    tanto bolar me convino
    que de vista me perdiesse,
    y con todo en este trance
    en el buelo quedé falto 10
    mas el amor fue tan alto
    que le di a la caça alcance.

    Quando más alto suvía
    deslumbróseme la vista
    y la más fuerte conquista 15
    en escuro se hazía,
    mas por ser de amor el lance
    di un ciego y obscuro salto
    y fuy tan alto tan alto
    que le di a la caça alcance. 20

    Por una estraña manera
    mil buelos pasé de un buelo
    porque esperança del cielo
    tanto alcança quanto espera,
    esperé solo este lance 25
    y en esperar no fuy falto
    pues fuy tan alto tan alto
    que le di a la caça alcance.

    Quando más cerca llegava
    de este lance tan subido 30
    tanto más baxo y rendido
    y abatido me hallava
    dixe: No abrá quien lo alcançe.
    Abatíme tanto tanto
    que fuy tan alto tan alto 35
    que le di a la caça alcance.

    Finis

    Glosa de el mismo

    Sin arrimo y con arrimo,
    sin luz y ascuras viviendo
    toda me voy consumiendo.

    Mi alma está desassida
    de toda cosa criada 5
    y sobre sí levantada
    y en una sabrosa vida
    sólo en su Dios arrimada.
    Por esso ya se dirá
    la cosa que más estimo 10
    que mi alma se vee ya
    sin arrimo y con arrimo.

    Y aunque tinieblas padezco
    en esta vida mortal
    no es tan crecido mi mal 15
    porque si de luz carezco
    tengo vida celestial,
    porque el amor de tal vida
    quando más ciego va siendo
    que tiene al alma rendida 20
    sin luz y ascuras viviendo.

    Haze tal obra el amor
    después que le conocí
    que si ay bien o mal en mí
    todo lo haze de un sabor 25
    y al alma transforma en sí,
    y assí en su llama sabrosa
    la qual en mí estoy sintiendo
    apriessa sin quedar cosa
    todo me voy consumiendo. 30

    Glosa a lo divino. De el mismo autor

    Por toda la hermosura
    nunca yo me perderé
    sino por un no sé qué
    que se alcança por ventura.

    Sabor de bien que es finito 5
    lo más que puede llegar
    es cansar el apetito
    y estragar el paladar;
    y assí por toda dulçura
    nunca yo me perderé 10
    sino por un no sé qué
    que se halla por ventura.

    El coraçón generoso
    nunca cura de parar
    donde se puede passar 15
    sino en más difficultoso;
    nada le causa hartura
    y sube tanto su fee
    que gusta de un no sé qué
    que se halla por ventura. 20

    El que de amor adolesce
    de el divino ser tocado
    tiene el gusto tan trocado
    que a los gustos desfallece;
    como el que con calentura 25
    fastidia el manjar que ve
    y apetece un no sé qué
    que se halla por ventura.

    No os maravilléis de aquesto
    que el gusto se quede tal 30
    porque es la causa del mal
    ajena de todo el resto;
    y assí toda criatura
    enajenada se vee
    y gusta de un no sé qué 35
    que se halla por ventura.

    Que estando la voluntad
    de Divinidad tocada
    no puede quedar pagada
    sino con Divinidad; 40
    mas por ser tal su hermosura
    que sólo se vee por fee
    gústala en un no sé qué
    que se halla por ventura.

    Pues de tal enamorado 45
    dezidme si abréis dolor
    pues que no tiene sabor
    entre todo lo criado;
    solo sin forma y figura
    sin hallar arrimo y pie 50
    gustando allá un no sé qué
    que se halla por ventura.

    No penséis que el interior
    que es de mucha más valía
    halla gozo y alegría 55
    en lo que acá da sabor,
    mas sobre toda hermosura
    y lo que es y será y fue
    gusta de allá un no sé qué
    que se halla por ventura. 60

    Más emplea su cuydado
    quien se quiere aventajar
    en lo que está por ganar
    que en lo que tiene ganado;
    y assí para más altura 65
    yo siempre me inclinaré
    sobre todo a un no sé qué
    que se halla por ventura.

    Por lo que por el sentido
    puede acá comprehenderse 70
    y todo lo que entenderse,
    aunque sea muy subido,
    ni por gracia y hermosura
    yo nunca me perderé
    sino por un no sé qué 75
    que se halla por ventura.

    Cantar de el alma que se goza de conocer a Dios por fee

    Que bien sé yo la fonte que mana y corre,
    aunque es de noche.
    Aquella Eterna fonte está escondida,
    que bien sé yo do tiene su manida,
    aunque es de noche. 5
    Su origen no lo sé que pues no le tiene,
    mas sé que todo origen della viene,
    aunque es de noche.
    Sé que no puede ser cosa tan bella
    y que cielos y tierra beben della, 10
    aunque es de noche.
    Bien sé que suelo en ella no se halla
    y que ninguno puede vadealla,
    aunque es de noche.
    Su claridad nunca es escurecida 15
    y sé que toda luz de ella es venida,
    aunque es de noche.
    Sée ser tan caudalosas sus corrientes
    que infiernos cielos riegan y a las gentes,
    aunque es de noche. 20
    El corriente que nace desta fuente
    bien sé que es tan capaz y tan potente,
    aunque es de noche.
    Aquesta Eterna fuente está escondida
    en este vivo pan por darnos vida, 25
    aunque es de noche.
    Aquí se está llamando a las criaturas
    porque desta agua se harten aunque a escuras,
    porque es de noche.
    Aquesta viva fuente que deseo 30
    en este pan de vida yo la veo,
    aunque es de noche.

    • Fin. –

    Otras a lo divino de Christo y el alma del mismo

    Un pastorcico solo está penado
    ageno de plazer y de contento
    y en su pastora firme el pensamiento
    y el pecho del amor muy lastimado.

    No llora por averle amor llagado 5
    que no se pena en veerse así affligido,
    aunque en el coraçón está herido,
    mas llora por pensar que está olbidado.

    Que sólo de pensar que está olbidado
    de su vella pastora con gran pena 10
    se dexa maltratar en tierra agena
    el pecho del amor mui lastimado.

    Y dize el pastorcico: ¡Ay desdichado
    de aquel que de mi amor a hecho ausencia
    y no quiere gozar la mi presencia 15
    el pecho por su amor muy lastimado!

    Y a cavo de un gran rato se a encumbrado
    sobre un árbol do abrió sus braços vellos,
    y muerto se ha quedado asido dellos
    el pecho del amor muy lastimado. 20

    Fin

    Romances sobre el Evangelio «In principio erat Verbum» acerca de la Sanctíssima Trinidad

    1.º
    En el principio morava
    el Verbo y en Dios vivía
    en quien su felicidad
    infinita posseýa.
    El mismo Verbo Dios era 5
    que el principio se dezía.
    Él morava en el principio
    y principio no tenía.
    Él era el mismo principio
    por eso dél carecía, 10
    el Verbo se llama Hijo
    que del principio nacía.
    Hale siempre concevido
    y siempre le concevía;
    dale siempre su sustancia 15
    y siempre se la tenía.
    Y assí la gloria del Hijo
    es la que en el Padre avía
    y toda su gloria el Padre
    en el Hijo posseýa. 20
    Como amado en el amante
    uno en otro residía,
    y aquese amor que los une
    en lo mismo convenía.
    Con el uno y con el otro 25
    en ygualdad y valía
    tres Personas y un Amado
    entre todos tres avía.
    Y un amor en todas ellas
    un amante los hazía, 30
    y el amante es el amado
    en que cada qual vivía.
    Que el ser que los tres posseen
    cada qual le posseýa
    y cada qual dellos ama 35
    a la que este ser tenía.
    Este ser es cada una
    y este solo las unía
    en un inefable modo
    que dezirse no savía. 40
    Por lo qual era infinito
    el amor que los unía
    porque un solo amor tres tienen
    que su esencia se dezía;
    quel amor quanto más une 45
    tanto más amor hazía.

    De la communicación de las tres personas
    2.º
    En aquel amor inmenso
    que de los dos procedía
    palabras de gran regalo
    el Padre al Hijo dezía,
    de tan profundo deleite 5
    que nadie las entendía;
    sólo el Hijo lo gozaba
    que es a quien pertenecía.
    Pero aquello que se entiende
    desta manera dezía 10
    -Nada me contenta, Hijo,
    fuera de tu compañía.
    Y si algo me contenta
    en ti mismo lo quería
    el que a ti más se parece 15
    a mí más satisfazía.
    Y el que nada te semeja
    en mí nada hallaría
    en ti solo me e agradado
    ¡o vida de vida mía! 20
    Eres lumbre de mi lumbre
    eres mi sabiduría,
    figura de mi substancia
    en quien bien me complazía.
    Al que a ti te amare Hijo 25
    a mí mismo le daría
    y el amor que yo te tengo
    esse mismo en él pondría
    en razón de aver amado
    a quien yo tanto quería. 30

    De la creación
    3.º
    -Una esposa que te ame
    mi Hijo darte quería
    que por tu valor merezca
    tener nuestra compañía
    y comer pan a una mesa 5
    del mismo que yo comía,
    porque conozca los bienes
    que en tal Hijo yo tenía
    y se congracie commigo
    de tu gracia y loçanía. 10
    -Mucho lo agradezco Padre
    -el Hijo le respondía-,
    a la esposa que me dieres
    yo mi claridad daría
    para que por ella vea 15
    quánto mi Padre valía
    y cómo el ser que posseo
    de su ser lo recevía.
    Reclinarla e yo en mi braço
    y en tu amor se abrasaría 20
    y con Eterno deleite
    tu bondad sublimaría.

    Prosigue
    4.º
    -Hágase pues -dixo el Padre-,
    que tu amor lo merecía.
    Y en este dicho que dixo
    el mundo criado avía.
    Palacio para la esposa 5
    hecho en gran sabiduría
    el qual en dos aposentos
    alto y baxo dividía.
    El baxo de differencias
    infinitas componía 10
    mas el alto hermoseava
    de admirable pedrería.
    Porque conozca la esposa
    el Esposo que tenía
    en el alto colocava 15
    la angélica jerarchía,
    pero la natura humana
    en el baxo la ponía
    por ser en su ser compuesta
    algo de menor valía. 20
    Y aunque el ser y los lugares
    desta suerte los ponía,
    pero todos son un cuerpo
    de la esposa que dezía:
    que el amor de un mismo Esposo 25
    una esposa los hazía;
    los de arriva posseýan
    al Esposo en alegría,
    los de abaxo en esperança
    de fee que les infundía 30
    diziéndoles que algún tiempo
    él los engrandecería,
    y que aquella su baxeza
    él se la levantaría
    de manera que ninguno 35
    ya la vituperaría,
    porque en todo semejante
    él a ellos se haría,
    y se vendría con ellos
    y con ellos moraría 40
    y que Dios sería hombre
    y que el hombre Dios sería
    y que trataría con ellos
    comería y bebería,
    y que con ellos continuo 45
    él mismo se quedaría
    hasta que se consumase
    este siglo que corría
    quando se gozaran juntos
    en Eterna melodía; 50
    porque él era la cabeça
    de la esposa que tenía
    a la qual todos los miembros
    de los justos juntaría,
    que son cuerpo de la esposa 55
    a la qual Él tomaría
    en sus braços tiernamente
    y allí su amor le daría,
    y que assí juntos en uno
    el Padre la llevaría 60
    donde del mismo deleite
    que Dios goza gozaría,
    que como el Padre y el Hijo
    y el que de ellos procedía
    el uno vive en el otro; 65
    assí la esposa sería
    que dentro de Dios absorta
    vida de Dios viviría.

    Prosigue
    5.º
    Con esta buena esperança
    que de arriva les venía
    el tedio de sus trabajos
    más leve se les hazía,
    pero la esperança larga 5
    y el deseo que crecía
    de gozarse con su Esposo
    contino les affligía.
    Por lo qual con oraciones
    con suspiros y agonía 10
    con lágrimas y gemidos
    le rogavan noche y día
    que ya se determinase
    a les dar su compañía.
    Unos dezían: ¡O si fuesse 15
    en mi tiempo la alegría!
    Otros: Acava, Señor,
    al que as de embiar embía.
    Otros: ¡O si ya rompiese
    essos cielos y vería 20
    con mis ojos que baxases
    y mi llanto cessaría!
    Regat nuves de lo alto
    que la tierra lo pedía,
    y ábrase ya la tierra 25
    que espinas nos produzía,
    y produzga aquella flor
    con que ella florecía.
    Otros dezían: ¡O dichoso
    el que en tal tiempo sería 30
    que merezca beer a Dios
    con los ojos que tenía,
    y tratarle con sus manos
    y andar en su compañía
    y gozar de los misterios 35
    que entonces ordenaría!

    Prosigue
    6.º
    En aquestos y otros ruegos
    gran tiempo pasado avía
    pero en los postreros años
    el fervor mucho crecía,
    quando el viejo Simeón 5
    en deseo se encendía
    rogando a Dios que quisiese
    dexalle ver este día.
    Y assí el Espíritu Sancto
    al buen viejo respondía 10
    que le dava su palabra
    que la muerte no vería
    hasta que la vida viesse
    que de arriva descendía,
    y que él en sus mismas manos 15
    al mismo Dios tomaría
    y le tendría en sus braços
    y consigo abraçaría.

    Prosigue la Encarnación
    7.º
    Ya que el tiempo era llegado
    en que hazerse convenía
    el rescate de la esposa
    que en duro yugo servía,
    debaxo de aquella ley 5
    que Moysés dado le avía
    el Padre con amor tierno
    desta manera dezía:
    -Ya ves, Hijo, que a tu esposa
    a tu ymagen hecho avía 10
    y en lo que a ti se parece
    contigo bien convenía,
    pero diffiere en la carne
    que en tu simple ser no avía.
    En los amores perfectos 15
    esta ley se requería,
    que se haga semejante
    el amante a quien quería
    que la mayor semejança
    más deleite contenía; 20
    el qual sin duda en tu esposa
    grandemente crecería
    si te viere semejante
    en la carne que tenía.
    -Mi voluntad es la tuya 25
    -el Hijo le respondía-,
    y la gloria que yo tengo
    es tu voluntad ser mía,
    y a mí me conviene, Padre,
    lo que tu Alteza dezía 30
    porque por esta manera
    tu vondad más se vería;
    veráse tu gran potencia
    justicia y sabiduría
    yrélo a dezir al mundo 35
    y noticia les daría
    de tu belleza y dulçura
    y de tu soberanía;
    yré a buscar a mi esposa
    y sobre mí tomaría 40
    sus fatigas y trabajos
    en que tanto padecía;
    y porque ella vida tenga,
    yo por ella moriría
    y sacándola del lago 45
    a ti te la bolvería.

    Prosigue
    8.º
    Entonces llamó un archángel
    que Sant Gabriel se dezía,
    y embiólo a una donzella
    que se llamava María,
    de cuyo consentimiento 5
    el misterio se hazía,
    en el qual la Trinidad
    de carne al Verbo vestía.
    Y aunque tres hazen la obra
    en el uno se hazía, 10
    y quedó el Verbo encarnado
    en el bientre de María.
    Y el que tiene sólo Padre
    ya también madre tenía
    aunque no como qualquiera 15
    que de varón concevía,
    que de las entrañas de ella
    él su carne recevía,
    por lo qual Hijo de Dios
    y del hombre se dezía. 20

    Del nacimiento
    9.º
    Ya que era llegado el tiempo
    en que de nacer avía,
    assí como desposado
    de su tálamo salía,
    abraçado con su esposa 5
    que en sus braços la traýa,
    al qual la graciosa madre
    en un pesebre ponía
    entre unos animales
    que a la sazón allí avía. 10
    Los hombres dezían cantares
    los ángeles melodía
    festejando el desposorio
    que entre tales dos avía;
    pero Dios en el pesebre 15
    allí llorava y gimía
    que eran joyas que la esposa
    al desposorio traýa;
    y la madre estava en pasmo
    de que tal trueque veýa, 20
    el llanto del hombre en Dios
    y en el hombre el alegría,
    lo qual del uno y del otro
    tan ajeno ser solía.

    Finis

    Otro del mismo que va por «Super flumina Babilonis»

    Encima de las corrientes
    que en Babilonia hallava,
    allí me senté llorando
    allí la tierra regava,
    acordándome de ti 5
    ¡o Sión!, a quien amava.
    Era dulce tu memoria
    y con ella más llorava.
    Dexé los traxes de fiesta
    los de trabaxo tomava, 10
    y colgué en los verdes sauzes
    la música que llevaba
    puniéndola en esperança
    de aquello que en ti esperava.
    Allí me hyrió el amor 15
    y el coraçón me sacava.
    Díxele que me matase
    pues de tal suerte llagava;
    yo me metía en su fuego
    sabiendo que me abrasava, 20
    desculpando al avezica
    que en el fuego se acababa;
    estávame en mí muriendo
    y en ti solo respirava;
    en mí por ti me moría 25
    y por ti resucitava,
    que la memoria de ti
    daba vida y la quitava.
    Gozábanse los estraños
    entre quien cautivo estava. 30
    Preguntávanme cantares
    de lo que en Sión cantava:
    -Canta de Sión un hynno,
    veamos cómo sonava.
    -Dezid, ¿cómo en tierra ajena 35
    donde por Sión llorava
    cantaré yo la alegría
    que en Sión se me quedava?
    Echaríala en olbido
    si en la ajena me gozava. 40
    Con mi paladar se junte
    la lengua con que hablava
    si de ti yo me olbidare
    en la tierra do morava.
    Sión, por los verdes ramos 45
    que Babilonia me dava,
    de mí se olbide mi diestra
    que es lo que en ti más amava,
    si de ti no me acordare
    en lo que más me gozava, 50
    y si yo tuviere fiesta
    y sin ti la festejava.
    ¡O hija de Babilonia
    mísera y desventurada!
    Bienaventurado era 55
    aquel en quien confiava,
    que te a de dar el castigo
    que de tu mano llevava,
    y juntará sus pequeños
    y a mí, porque en ti esperava, 60
    a la piedra que era Christo
    por el qual yo te dexava.

    Debetur, soli gloria vera Deo.

    San Juan de la Cruz

     
  • viva el Thu2Nov06 Permalink
    Etiquetas: , carne, , , , , , , , , , , , ,   

    Ad Maiorem Dies Gloriam 

    Sonaba la atávica música de John Paul Young Love is in the air e inmediatamente un largo timbrazo se aseguraba de despertarnos. Los intentos de abstinencia de la carne provocaban como compensación unos dulces y eróticos sueños que siempre se interrumpían con un estridente altavoz en el que sonaba una canción y un prolongado timbrazo al que jamás conseguí acostumbrarme y que, una vez terminaba, me permitía volver a rememorar, entre las sábanas calientes, las imágenes inconscientes e inmaculadamente concebidas durante el sueño, sin sentir el remordimiento de los pecados carnales. Era como una licencia, una bula personal a los pequeños placeres prohibidos y onanistas de la erección matinal, un abandono complaciente a la cálida sensación de un vigor adolescente difícil de amaestrar. La excitante sensación de despertarme empalmado mezclada con el ritmo acelerado del corazón producido por el estrepitoso ruido del timbre era quizás el auténtico bromuro, del que tanto se hablaba entre los seminaristas. Uno, confuso y medio aturdido, no sabía a que sensación abandonarse o atenerse o mejor dicho a cual de ellas dejar condicionar su conducta: el placer, el miedo y la ansiedad se alternaban alborotadamente entre el pecho y la entrepierna.

    La música estaba unida a ciertos momentos y rememora en mí muchas de las escenas que entonces viví. Cesareo Gabarain sonaba en el momento de la oración, que era el siguiente al de levantarse y asearse. Sabiamente elegida, la hora de ir a la capilla, en la que había que estar en menos de un cuarto de hora lavado, vestido y peinado, era el momento propicio para socavar nuestra psique adolescente, adormilada y sensual, llena aún de sensaciones agradables pero que, para bien de nuestra ascética educación, había que cortar por lo sano con sutiles reflexiones oratorias.

    El prefecto Esculano con su perenne chaquetilla gris de lana sobre los hombros, su aspecto de caballo percherón y sus oscuras y gruesas gafas fue nuestro primer guía espiritual en nuestras primerizas austeridades y ascésis. La más pura y ortodoxa liturgia de todos los prefectos del seminario era la escenificada por él. Ni siquiera las celebradas por el obispo se ajustaban con tal rigor y pausado ritmo. Las del obispo Gabriel tenían más pompa y boato, como correspondía a su rango, pero carecían de la necesaria austeridad en los gestos, la milimétrica sucesión de ritos, las pausas, los silencios, las flexiones, genuflexiones, bendiciones, fórmulas, invocaciones, preces, alabanzas, meaculpas, imprecaciones y amenes entonados con la humilde exactitud repetida en todas y cada una de las celebraciones. El prefecto Esculano era la viva transustanciación del rito eucarístico, la liturgia hecha carne y habitada entre nosotros. Su forma de levantar las manos a los alto, la colocación exacta de los dedos, la apertura de los mismos en el ángulo preciso, con el meñique levemente arqueado como en las estampas del Sagrado Corazón de Jesús bendiciendo al mundo urbi et orbe.

    Con tal máquina litúrgica despertaban y transportaban nuestros cuerpos infantiles o adolescentes a una reflexión oratoria que surgía de la reciente calidez del prejuicio. Una liturgia utilizada como criba de los elegidos para la otra Gloria.

     
  • viva el Thu28Sep06 Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , carne, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    EL RUISEÑOR Y LA ROSA 

    —Ella me prometió que bailaría conmigo si le llevaba rosas rojas —murmuró el Estudiante—; pero en todo el jardín no queda ni una sola rosa roja.
    El Ruiseñor le estaba escuchando desde su nido en la encina, y lo miraba a través de las hojas; al oír esto último, se sintió asombrado.
    —¡Ni una sola rosa roja en todo el jardín! —repitió el Estudiante con sus ojos llenos de lágrimas—. ¡Ay, es que la felicidad depende hasta de cosas tan pequeñas! Ya he estudiado todo lo que los sabios han escrito, conozco los secretos de la filosofía y sin embargo, soy desdichado por no tener una rosa roja.
    —Por fin tenemos aquí a un enamorado auténtico —se dijo el ruiseñor—. He estado cantándole noche tras noche, aunque no lo conozco; y noche tras noche le he contado su historia a las estrellas; y por fin lo veo ahora. Su cabello es oscuro como la flor del jacinto, y sus labios son tan rojos como la rosa que desea; pero la pasión ha hecho palidecer su rostro hasta dejarlo del color del marfil, y la tristeza ya le puso su marca en la frente.
    —El Príncipe da el baile mañana por la noche —seguía quejándose el Estudiante—, y allí estará mi amada. Si le llevo una rosa roja bailará conmigo hasta el amanecer. Si le llevo una rosa roja la estrecharé entre mis brazos, y ella apoyará su cabeza sobre mi hombro, y apoyará su mano en la mía. Pero como no hay ni una sola rosa roja en mi jardín, tendré que sentarme solo, y ella pasará bailando delante mío, sin siquiera mirarme y se me romperá el corazón.
    —Este sí que es un auténtico enamorado verdadero —seguía pensando el Ruiseñor—. Yo canto y él sufre; lo que para mí es alegría, para él es dolor. No cabe duda que el amor es una cosa admirable, más preciosa que las esmeraldas y más rara que los ópalos blancos. Ni con perlas ni con ungüentos se lo puede comprar, porque no se vende en los mercados. No se puede adquirir en el comercio ni pesar en las balanzas del oro.
    —Los músicos estarán sentados en su estrado —decía el Estudiante—, y harán surgir la música de sus instrumentos, y mi amada bailará al son del arpa y el violín. Ella bailará tan levemente, que sus pies casi no tocarán el suelo, y los cortesanos, con sus trajes fastuosos, formarán corro en torno suyo para admirarla. Pero conmigo no bailará, porque no tengo una rosa roja para darle.
    Y se arrojó sobre la hierba, y ocultando su rostro entre las manos, se puso a llorar amargamente.
    —¿Por qué está llorando? —preguntó una lagartija verde que pasaba frente a él con la cola al aire.
    —¿Sí, por qué? —murmuraba una margarita a su vecina, con voz dulce y tenue.
    —Está llorando por una rosa roja —explicó el Ruiseñor.
    —¿Por una rosa roja? —exclamaron las otras en coro. ¡Qué ridiculez!
    La lagartija, que era un poco cínica, se puso a reír a carcajadas. Sólo el Ruiseñor comprendía el secreto de la pena del Estudiante y, posado silenciosamente en la encina, meditaba sobre el misterio del amor.
    Por último, desplegó sus alas oscuras y se elevó en el aire. Cruzó como una sombra a través de la avenida, y como una sombra se deslizó por el jardín.
    En medio del prado había un magnífico rosal, y el Ruiseñor voló hasta posársele en una de sus ramas.
    —Necesito una rosa roja —le dijo. Dámela y yo te cantaré mi canción más dulce.
    Pero el rosal negó sacudiendo su ramaje.
    —Mis rosas son blancas —le contestó—, como la espuma del mar y más blancas que la nieve de la montaña. Pero ve donde mi hermana que crece al lado del viejo reloj de sol, y puede ser que ella te proporcione la flor que necesitas.
    El Ruiseñor voló hacia el gran rosal que crecía junto al viejo reloj de sol.
    —Dame una rosa roja —le dijo—, y te cantaré mi canción más dulce.
    Pero el rosal negó sacudiendo su follaje.
    —Mis rosas son amarillas —contestó—, tan amarillas como el cabello de la sirena que se sienta en un trono de ámbar, y más amarillas que el Narciso que florece en el prado. Pero anda a ver a mi hermano, que crece al pie de la ventana del Estudiante, y quizás él pueda darte la flor que necesitas.
    El Ruiseñor voló entonces hasta el viejo rosal que crecía al pie de la ventana del Estudiante.
    —Dame una rosa roja —le dijo—, y yo te cantaré mi canción más dulce.
    Pero el rosal negó sacudiendo su follaje.
    —Rojas son, en efecto, mis rosas —contestó—; tan rojas como las patas de las palomas, y más rojas que los abanicos de coral que relumbran en las cavernas del océano. Pero el invierno heló mis venas, y la escarcha marchitó mis capullos, y la tormenta rompió mis ramas y durante todo este año no tendré rosas rojas.
    —Una rosa roja es todo lo que necesito —exclamó el Ruiseñor—; ¡sólo una rosa roja! ¿No hay manera alguna de que la pueda obtener?
    —Hay una manera —contestó el rosal—, pero es tan terrible que no me atrevo a decírtela.
    —Dímela —repuso el Ruiseñor—. Yo no me asustaré.
    —Si quieres una rosa roja —dijo el rosal—, tienes que construirla con tu música, a la luz de la luna, y teñirla con la sangre de tu corazón. Debes cantar con tu pecho apoyado sobre una de mis espinas. Debes cantar toda la noche, hasta que la espina atraviese tu corazón y la sangre de tu vida fluirá en mis venas y se hará mía…
    —La propia muerte es un precio muy alto por una rosa roja —murmuró el Ruiseñor—, y la vida es dulce para todos. Es agradable detenerse en el bosque verde y ver al sol viajando en su carroza de oro y a la luna en su carroza de perlas. Es muy dulce el aroma del espino, y también son dulces las campanillas azules que crecen en el valle y los brezos que florecen en el collado. Sin embargo, el Amor es mejor que la vida, y, por último, ¿qué es el corazón de un ruiseñor comparado con el corazón de un hombre enamorado?
    Y, desplegando sus alas oscuras, el ruiseñor se elevó en el aire, cruzó por el jardín como una sombra, y como una sombra se deslizó a través de la avenida.
    El Estudiante seguía echado en la hierba, como lo había dejado; y las lágrimas no se secaban en sus anchos ojos.
    —¡Alégrate! —le gritó el Ruiseñor—. ¡Siéntete dichoso, porque tendrás tu rosa roja! Yo la construiré con mi música, a la luz de la luna, y la teñiré con la sangre de mi corazón. Lo único que pido en cambio, es que seas un verdadero amante, porque el Amor es más sabio que la Filosofía, por muy sabia que ésta sea, y es más poderoso que la Fuerza, por muy fuerte que ella sea. Las alas del Amor son llamas de mil tonalidades, y su cuerpo es del color del fuego. Sus labios son dulces como la miel, y su aliento es como la mirra silvestre.
    El Estudiante levantó la vista de la hierba y escuchó, pero no comprendió lo que decía el Ruiseñor, porque él sólo podía entender lo que estaba escrito en los libros.
    En cambio, la encina comprendió y se puso a balancear muy tristemente, porque sentía un hondo cariño por el pequeño Ruiseñor que había construido el nido en sus ramajes.
    —Cántame, por favor, una última canción —le susurró la encina—, porque voy a sentirme muy sola cuando te hayas ido.
    Y el Ruiseñor cantó para la encina, y su voz era como el agua que cae de una jarra de plata.
    Cuando terminó la canción del Ruiseñor, se levantó el Estudiante y sacó del bolsillo un cuadernito y un lápiz.
    —He de admitir que ese pájaro tiene estilo —se dijo a sí mismo caminando por la alameda—, eso no puede negarse; pero ¿acaso siente lo que canta? Temo que no, debe ser como tantos artistas, puro estilo y nada de sinceridad. Jamás se sacrificaría por alguien, piensa solamente en música y ya se sabe que el arte es egoísta. Sin embargo, debo reconocer que su voz da notas muy bellas. ¡Lástima que no signifiquen nada, o que no signifiquen nada importante para nadie!
    Luego entró en su alcoba, y, echándose sobre su cama, comenzó de nuevo a pensar en su amor. Después de unos momentos se quedó dormido.
    Cuando la luna alumbró en los cielos, el Ruiseñor voló hacia el rosal, y apoyó su pecho sobre la mayor de las espinas. Toda la noche estuvo cantando con el pecho contra la espina, y la luna fría y cristalina se inclinó para escuchar. Toda la noche estuvo cantando así apoyado, y la espina se hundía más y más en su carne y la sangre de su vida se derramaba en el rosal.
    Cantó primero al nacimiento del Amor en el corazón de los adolescentes. Entonces, en la rama más alta del rosal floreció una rosa maravillosa, pétalo tras pétalo como canción tras canción. Al principio era pálida, como la niebla que flota sobre el río; pálida como los pies de la mañana y plateada como las alas de la aurora. La rosa que floreció en la rama más alta del rosal era como el reflejo de una rosa en un cáliz de plata, era como el reflejo de una rosa en espejo de agua.
    El rosal le gritó al Ruiseñor para que apretara más su pecho contra la espina.
    —¡Aprétate más, pequeño Ruiseñor —gritó el rosal—, o el día llegará antes de haber terminado de fabricar la rosa!
    Y el Ruiseñor se apretó más contra la espina, y más y más creció su canto porque ahora cantaba el nacimiento de la pasión en el alma de un joven y de una virgen.
    Y un delicado rubor comenzó a cubrir las hojas de la rosa, como el rubor que cubre las mejillas del novio cuando besa los labios de su prometida.
    Pero la espina no llegaba todavía al corazón del corazón, y el corazón de la rosa permanecía blanco, porque sólo la sangre de un ruiseñor puede enrojecer el corazón de una rosa.
    Y el rosal le gritó al Ruiseñor para que se apretara más aún contra la espina.
    —¡Aprétate más, pequeño Ruiseñor —gritó el rosal—, o llegará el día antes de haber terminado de fabricar la rosa!
    Y el Ruiseñor se apretó más aún contra la espina, y la espina al fin le alcanzó el corazón. Un terrible dolor lo traspasó. Más y más amargo era el dolor, y más y más impetuosa se hacía su canción, porque ahora cantaba el Amor sublimado por la muerte, el Amor que no puede aprisionar la tumba.
    Y la rosa del rosal se puso camersí como la rosa del cielo del Oriente. Su corona de pétalos era púrpura como es purpúreo el corazón de un rubí.
    La voz del Ruiseñor ya desmayaba, sus alitas comenzaron a agitarse, y una nube le cayó sobre sus ojos. Su canto desmayaba más y más, y sentía que algo le obstruía la garganta.
    Entonces tuvo una última explosión de música. Al oírla la luna blanca se olvidó del alba y se demoró en el horizonte. Al oírla la rosa roja tembló de éxtasis y abrió sus pétalos al frescor de la mañana. El eco llevó la canción a la caverna de las montañas, y despertó a los pastores dormidos. Luego navegó entre los juncos del río que llevaron el mensaje hasta el mar.
    —¡Mira, mira —gritó el rosal—, la rosa ya está terminada!
    Pero el Ruiseñor no contestó, porque estaba muerto con la espina clavada en su corazón.
    Ya era eso del mediodía cuando despertó el Estudiante; abrió la ventana y miró hacia afuera.
    —¡Caramba, qué maravillosa visión! —exclamó—. ¡Una rosa roja! En mi vida he visto una rosa semejante. Es tan hermosa que estoy seguro que tiene un nombre muy largo en latín.
    Se inclinó por el balcón y la cortó.
    En seguida se caló el sombrero, y con la rosa en la mano, corrió a la casa del profesor.
    La hija del profesor estaba sentada cerca de la puerta, devanando una madeja de seda azul, con su perrito a los pies.
    —Dijiste que bailarías conmigo si te traía una rosa roja —exclamó el Estudiante—. Aquí tienes la rosa más roja de todo el mundo. Esta noche la prenderás sobre tu corazón y como bailaremos juntos podré decirte cuánto te amo.
    Pero la jovencita frunció el ceño.
    —Me temo que no va a hacer juego con mi vestido nuevo —repuso—, Y, además el sobrino del Chambelán me envió unas joyas de verdad, y todo el mundo sabe que las joyas son más caras que las flores.
    —Eres una ingrata incorregible —dijo agriamente el Estudiante, y tiró con ira la rosa al arroyo donde un carro la aplastó al pasar.
    —¿Ingrata? —dijo la muchacha—. Yo te digo que eres un grosero. ¿Qué eres tú, después de todo? Sólo un estudiante, y ni siquiera creo que lleves hebillas de plata en los zapatos, como lo hace el sobrino del Chambelán.
    Y muy altanera se metió en su casa.
    —¡Qué cosa más estúpida es el Amor! —se dijo el Estudiante mientras caminaba—. No es ni la mitad de útil que la Lógica, porque no demuestra nada y le habla a uno siempre de cosas que no suceden nunca, y hace creer verdades que no son ciertas. En realidad no es nada práctico, y como en estos tiempos ser práctico es serlo todo, volveré a la Filosofía y al estudio de la Metafísica.
    Y al llegar a su casa, abrió un libro lleno de polvo, y se puso a leer.

    Oscar Wilde

     
  • viva el Mon24Jul06 Permalink
    Etiquetas: carne, , ,   

    Crueldad cristiana 

    La resurrección de la carne es una crueldad, yo siempre quise ser el polvo de las estrellas y una estrella del polvo.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar