80 años sin Antonio Machado

Murió el poeta lejos del hogar.

Le cubre el polvo de un país vecino.

Al alejarse le vieron llorar.

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.

Anuncios

Marzo

¿Destino? ¿Almas gemelas? ¿Amor verdadero? ¿Aún vives en la Edad Media?
Se llenó el cosmos de preguntas y quisimos responderlas a todas. No hay respuestas. Sólo preguntas. Sólo el vacío nos inunda.
El problema es que no hay tiempo para todos los “Tú”. Y no todos los versos son de mármol, ni todos los pensamientos son pájaros.
El roce de tu piel es como brisa fresca de verano. El brillo de tus ojos como el amanecer de un niño. Eres todo poesía en mi recuerdo.
El goteo de luz de su mirada. Los profundos mares de su ausencia. La limosna de la yema de sus dedos. Los silencios oscuros de sus labios.
Rozar tu piel y no alcanzarte es espejismo de locura. Y respirar el aire que respiras es como el fuego del desierto que me abrasa.
Las penas flotan por ti en el mar de la distancia incomprensible y en el oscuro bosque de la ausencia como infinita niebla.
Si amas la rosa en su frescura, aprenderás a amarla ya seca y marchita.
Moriré de pena sin tu amor.
Ese oscuro objeto de tuiteo eres tú.
Inalcanzable como una estrella, tan distante como el fondo del mar, invisible como el aire, prácticamente nada…
El esperpento de un esperpento es la realidad.
Son fríos los cuchillos del amor como frío es el viento de esta tarde.
No me sigas, no. No me sigas si no has venido a quedarte. Sólo el que se queda puede llenar el vacío… …para siempre.
Qué bello el infinito abismo, oscuro y limpio como la muerte…
Y el final del día es la ruina solitaria, la que queda tirada por el suelo, entre olvidados páramos y lágrimas de rocío en la hierba.
HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos.
Los amores se van como los días y la muerte no llega tan deprisa para olvidarlos a todos de repente.
Cuando el pétalo de mi rostro se marchite, quiero morir escribiendo como la espina de quien muere matando.
Vosotros que admiráis la belleza en el rostro, obviando el dolor de los desahucios interiores ¿Qué sabéis de belleza y de dolor?
Se apagó el cigarro del día y para siempre será el cadáver y las cenizas de un poema. (A Leopoldo María Panero)
Quiero besar la luna en tus labios.
Tus labios tienen hoy brillo de luna.
La melancolía es el arpa del corazón acorazado.
Ama. Todo lo demás es etcétera.
Mi destino es ser quien soy. ¿Se ha terminado el camino?
Se llenó de tristeza el ojo enamorado, se llenó de amor el ojo triste.

Noche sin ojos

Acaríciame, noche sin ojos
Bacante surgida de mi sombra
¿Cómo puedes reparar un corazón roto?
Así en el amor me entrego, querida
Nada, amor, significa mucho
Si no tiene ese sombreado swing
No tiene que ser una gran estrella
Mi chica está en el dulce paraíso
Algún día estaremos latiendo al unísono
En el oscuro camino del sol

Últimos golpes

Tres razones, principalmente, os pueden sacar de casa y acercaros al teatro a ver la obra que os sugiero. Si os interesan las propuestas sobre temas sociales candentes y que os ayuden a la reflexión más allá de las meras y crudas noticias. Si os gusta compartir experiencias que no os dejen impasibles y, tercera pero esencial, si disfrutáis con puestas en escena sencillas y con garra, de las que no te dejan indiferente.
La obra es Últimos golpes, dirigida por Fernando Calatrava, en la que la actriz Beatriz Grimaldos interpreta a una mujer, víctima de la violencia de género, que decide armarse de valor para poner fin a un largo camino de violencia y humillación.
Se representará en el Teatro Galileo durante todo el mes de abril dentro del proyecto dramatúrgico Los martes fronterizos que dirige Sanchís Sinisterra y que también es el autor del texto de esta obra.

Del Octavo Pasajero, una aproximación más

La Teniente Ellen Ripley (desconfiada, valiente y arrebatadora Sigourney Weaver,
en su primera encarnación del papel antes de devenir secuela) viaja con otros
seis tripulantes a bordo de la nave Nostromo. La travesía es larga y lleva un
cargamento mineral de alto valor. A través del espacio una señal que al
principio parece una petición de ayuda es en realidad un aviso para navegantes:
Alejados de este lugar o abandonad toda esperanza…voi ch’entrate. El cefalópodo
que surge de un huevo casi fósil (apenas una protuberancia desovada sobre aquel
planeta donde aterrizan) inocula a Kane (John Hurt) la simiente del octavo
pasajero. El misterio se quiebra y la criatura deja de ser una abstracción
embrionaria: contra todo pronóstico se abre camino a través del pecho de Hurt.
Simplemente ha nacido el horror, la bestia alumbrada gracias a un androide a
quien todos creían humano: El oficial científico, Dr. Ash (Ian Holm). Ha sido
abortada la cuarentena, no hay un solo refugio en la nave. Cualquier recoveco
podría ser la madriguera donde acecha la criatura que crece día a día. Sombras
opresivas, ocres, claroscuros verdes y crepusculares dominan la pantalla. Ripley
debe reiniciar la secuencia de autodestrucción del Nostromo cuando ya sólo
quedan el gato Jones, el alienígena y ella misma en medio del vacío sideral.
Heroína forzada a serlo con la voluntad de quien debe sobrevivir al depredador
de depredadores. La criatura ha de ser expulsada de la nave, arrojada al espacio
interestelar que lo engulla en su noche eterna. Luego el sueño inducido que
durará años… hasta regresar a La Tierra que es el hogar de todas las Ítacas. Tan
sólo queda hibernar. Cumplir la misión.

Del Octavo Pasajero, una aproximación más

La Teniente Ellen Ripley (desconfiada, valiente y arrebatadora Sigourney Weaver, en su primera encarnación del papel antes de devenir secuela) viaja con otros seis tripulantes a bordo de la nave Nostromo. La travesía es larga y lleva un cargamento mineral de alto valor. A través del espacio una señal que al principio parece una petición de ayuda es en realidad un aviso para navegantes: Alejados de este lugar o abandonad toda esperanza…voi ch’entrate. El cefalópodo que surge de un huevo casi fósil (apenas una protuberancia desovada sobre aquel planeta donde aterrizan) inocula a Kane (John Hurt) la simiente del octavo pasajero. El misterio se quiebra y la criatura deja de ser una abstracción embrionaria: contra todo pronóstico se abre camino a través del pecho de Hurt. Simplemente ha nacido el horror, la bestia alumbrada gracias a un androide a quien todos creían humano: El oficial científico, Dr. Ash (Ian Holm). Ha sido abortada la cuarentena, no hay un solo refugio en la nave. Cualquier recoveco podría ser la madriguera donde acecha la criatura que crece día a día. Sombras opresivas, ocres, claroscuros verdes y crepusculares dominan la pantalla. Ripley debe reiniciar la secuencia de autodestrucción del Nostromo cuando ya sólo quedan el gato Jones, el alienígena y ella misma en medio del vacío sideral. Heroína forzada a serlo con la voluntad de quien debe sobrevivir al depredador de depredadores. La criatura ha de ser expulsada de la nave, arrojada al espacio interestelar que lo engulla en su noche eterna. Luego el sueño inducido que durará años… hasta regresar a La Tierra que es el hogar de todas las Ítacas. Tan sólo queda hibernar. Cumplir la misión.

A mi Quinta del 55

En un lugar de la Mancha,
que yo acordarme sí quiero,
hay un pueblo muy bonito
Villamanrique, por cierto.

Está al pie de la sierra,
tiene una iglesia bonita
y la plaza con su fuente
donde sube la vaquilla.

La Casa Grande, por cierto
que vivió Jorge Manrique,
allí también nací yo,
pasé años muy felices.

Todos los chicos del pueblo
también allí se metían
cuando llovía y a jugar
a las bolas y la pícula.

Esta poesía que he sacado
va dedicada a mí “quinta”,
quinta del cincuenta y cinco,
pues toda ella muy linda.

Nacimos noventa y tres,
todos hechos con amor,
aunque algunos ya se fueron
a la vera del Señor.

Por ellos pedimos todos
que Dios los tenga en la Gloria
y nosotros todos juntos
hoy honramos su memoria.

Fuimos niños muy felices,
aunque fueron tiempos duros
y desde muy pequeñitos
pasamos algún apuro.

Empezamos en la escuela
con cinco o seis añitos,
Íbamos con uniforme
todos requetebonitos.

Nos lo hacían nuestras madres,
pues todas eran geniales,
y cada una al suyo
le ponía las iniciales.

En párvulos empezamos
con esos pocos añitos,
teníamos Doña Pepita
que no daba muchos mimos.

Al contrario, algunas veces
nos daba algunos cachetes,
y si rompías un geranio
te daba una buena “leche”.

Por cierto, hablando de leche,
la que nos daban en polvo,
la “hermana Antonia”, la pobre,
que nos aguantaba a todos.

Era una mujer genial,
la recuerdo con cariño
cuando en el comedor
estábamos de servicio.

Con Doña Pruden tuvimos
una etapa muy cortita,
aunque nos dio tiempo a todo
pues era muy jovencita.

Nos enseñó a coser,
bordados en panamá,
hicimos un “tú y yo”
y alguna cosilla más.

Cuando se iba a casar
nos invitó a chocolate
todos decíamos contentos:
“lo podía haber hecho antes”

En las clases separados,
los chicos con Don Ricardo,
les pegaba con la goma
si hacían algo malo.

Si te daban un cachete
no te podías quejar,
pues te decían tus padres
“algo habrás hecho mal”.

Luego vino Don Marino,
y ya la cosa cambió,
los chicos hoy lo recuerdan
con toda la admiración.

Las chicas con Doña Juana,
aprendimos a restar,
multiplicar, dividir,
el catecismo y rezar.

Con Doña Julia aprendimos
raíz cuadrada, quebrados,
Geografía, Historia y Lengua,
y al final examinarnos.

Y por las tardes teníamos
clases de canto y teatro
para el día de San Juan
todos poder festejarlo.

Salíamos al recreo,
todos muy desenfrenados,
las chicas todas a un patio,
los chicos al otro lado.

Los chicos juegan al fútbol
y todos descontrolados,
a las canicas, la roma,
a la trompa y al pillado.

Las chicas también jugamos
a la comba y a la liga,
al pillado, al escondite,
qué forma más divertida.

Un día en el recreo
nos ocurrió lo siguiente:
corriendo tras las palomas
todas bajamos al puente.

Después cuando regresamos
no sabíamos la hora que era,
y nos castigó a todas
a casa sin la cartera.

Hacíamos la gimnasia
todas muy bien alineadas,
nos la daba Doña Pruden,
y que bien que nos quedaba.

Eso sí, no había chándal,
todas pololos y faldas,
y si alguna no llevaba
se quedaba a retaguardia.

Los sábados había cole,
aunque era muy distinto,
había que fregar los bancos
y frotar con mucho ahínco.

Con asperón y moliz,
con estropajo de esparto,
y también con la cuchilla
para quitar lo pintado.

También izamos bandera,
cantamos el caralsol,
todos éramos felices
y bailábamos al son.

En mayo todos al patio,
celebrábamos las flores,
y ofrecíamos a la Virgen
ramilletes de colores.

Los chicos iban a un lado,
Las chicas al lado opuesto,
ahora la cosa ha cambiado,
estamos todos revueltos.

Compartíamos diccionarios
en el cuarto “el portalillo”,
y cuando venían los chicos
pasábamos apurillos.

Nos mandaba Doña Julia,
a la que había de servicio,
a darles lo que pedían
los chicos de Don Marino.

No teníamos ni servicio
dónde hacer necesidades,
íbamos detrás del cine
a pasar calamidades.

Dónde la hermana Socorro
también solíamos ir,
a beber un vaso de agua
y también “hacer pipí”.
También la hermana Felisa
nos solía socorrer
cuando le pedíamos agua
y llegábamos con sed.

Eran años de posguerra
y también de dictadura,
hubo gente que emigró,
era una vida muy dura.

Se fueron a Barcelona,
a Madrid, San Sebastián,
Bilbao, Valencia, Palma
y alguna que otra ciudad.

Ésta es la historia del cole,
aunque hay mucho que contar,
si me he olvidado de algo
me tenéis que perdonar.

Vamos al día de hoy
que es lo que nos ha reunido,
lo planeamos hace un año
y que bien nos ha salido.

Empezamos con el “facebook”
y después con el “whatsApp”,
éramos unos poquitos
y ahora somos muchos más.

Hemos tenido reuniones,
alguna que otra vez,
hablamos, nos divertimos
y tomamos un café.

Les mandábamos las fotos
a los que estaban ausentes,
nos contestaban al pronto:
“largos nos ponéis los dientes”.

Estamos todos deseando
de que llegue San Miguel
para poder reencontrarnos
y pasárnoslo muy bien.

En una de las reuniones
se planeó ir a Santiago,
hacer juntos el Camino,
y al final tres quedamos.

Santiago nos ayudó
a que llegáramos bien,
y al llegar al casco viejo,
allí empezó a llover.

Que si nos llueve en Santiago,
decían que era lo normal,
así que prisa nos damos
a entrar en la catedral.

Al dar el abrazo al Santo
me vino mucha emoción,
al pedirle por “mi quinta”,
que nos dé su protección.

El que está enfermo lo cure,
el que está sano no enferme,
así que Apóstol bendito
protege a toda mi gente.

Llegamos a San Miguel,
nuestras fiestas más sonadas,
son de interés regional,
recientemente nombradas.

A celebrar los sesenta
esta quinta se ha juntado,
muchos han hecho un esfuerzo
para que al fin nos veamos.

Hacemos una comida
para poder celebrar
que cumplimos los sesenta
y lo pasamos genial.

Los recibimos a todos
con ilusión y entusiasmo
y deseamos, a la vez,
que no pasen tantos años.

En estas sesenta estrofas,
cada una por un año,
va dedicada a “mi quinta”
al cumplir sesenta años.

Protégenos Santo Arcángel
a todos en general,
y a los que corren la vaca
líbralos de todo mal.

Dios nos dé salud a todos
para volver a encontrarnos
y si no podemos vernos
que sigamos conectados.

(27 de septiembre de 2015)

A mi Quinta del 55

En un lugar de la Mancha,
que yo acordarme sí quiero,
hay un pueblo muy bonito
Villamanrique, por cierto.

Está al pie de la sierra,
tiene una iglesia bonita
y la plaza con su fuente
donde sube la vaquilla.

La Casa Grande, por cierto
que vivió Jorge Manrique,
allí también nací yo,
pasé años muy felices.

Todos los chicos del pueblo
también allí se metían
cuando llovía y a jugar
a las bolas y la pícula.

Esta poesía que he sacado
va dedicada a mí “quinta”,
quinta del cincuenta y cinco,
pues toda ella muy linda.

Nacimos noventa y tres,
todos hechos con amor,
aunque algunos ya se fueron
a la vera del Señor.

Por ellos pedimos todos
que Dios los tenga en la Gloria
y nosotros todos juntos
hoy honramos su memoria.

Fuimos niños muy felices,
aunque fueron tiempos duros
y desde muy pequeñitos
pasamos algún apuro.

Empezamos en la escuela
con cinco o seis añitos,
Íbamos con uniforme
todos requetebonitos.

Nos lo hacían nuestras madres,
pues todas eran geniales,
y cada una al suyo
le ponía las iniciales.

En párvulos empezamos
con esos pocos añitos,
teníamos Doña Pepita
que no daba muchos mimos.

Al contrario, algunas veces
nos daba algunos cachetes,
y si rompías un geranio
te daba una buena “leche”.

Por cierto, hablando de leche,
la que nos daban en polvo,
la “hermana Antonia”, la pobre,
que nos aguantaba a todos.

Era una mujer genial,
la recuerdo con cariño
cuando en el comedor
estábamos de servicio.

Con Doña Pruden tuvimos
una etapa muy cortita,
aunque nos dio tiempo a todo
pues era muy jovencita.

Nos enseñó a coser,
bordados en panamá,
hicimos un “tú y yo”
y alguna cosilla más.

Cuando se iba a casar
nos invitó a chocolate
todos decíamos contentos:
“lo podía haber hecho antes”

En las clases separados,
los chicos con Don Ricardo,
les pegaba con la goma
si hacían algo malo.

Si te daban un cachete
no te podías quejar,
pues te decían tus padres
“algo habrás hecho mal”.

Luego vino Don Marino,
y ya la cosa cambió,
los chicos hoy lo recuerdan
con toda la admiración.

Las chicas con Doña Juana,
aprendimos a restar,
multiplicar, dividir,
el catecismo y rezar.

Con Doña Julia aprendimos
raíz cuadrada, quebrados,
Geografía, Historia y Lengua,
y al final examinarnos.

Y por las tardes teníamos
clases de canto y teatro
para el día de San Juan
todos poder festejarlo.

Salíamos al recreo,
todos muy desenfrenados,
las chicas todas a un patio,
los chicos al otro lado.

Los chicos juegan al fútbol
y todos descontrolados,
a las canicas, la roma,
a la trompa y al pillado.

Las chicas también jugamos
a la comba y a la liga,
al pillado, al escondite,
qué forma más divertida.

Un día en el recreo
nos ocurrió lo siguiente:
corriendo tras las palomas
todas bajamos al puente.

Después cuando regresamos
no sabíamos la hora que era,
y nos castigó a todas
a casa sin la cartera.

Hacíamos la gimnasia
todas muy bien alineadas,
nos la daba Doña Pruden,
y que bien que nos quedaba.

Eso sí, no había chándal,
todas pololos y faldas,
y si alguna no llevaba
se quedaba a retaguardia.

Los sábados había cole,
aunque era muy distinto,
había que fregar los bancos
y frotar con mucho ahínco.

Con asperón y moliz,
con estropajo de esparto,
y también con la cuchilla
para quitar lo pintado.

También izamos bandera,
cantamos el caralsol,
todos éramos felices
y bailábamos al son.

En mayo todos al patio,
celebrábamos las flores,
y ofrecíamos a la Virgen
ramilletes de colores.

Los chicos iban a un lado,
Las chicas al lado opuesto,
ahora la cosa ha cambiado,
estamos todos revueltos.

Compartíamos diccionarios
en el cuarto “el portalillo”,
y cuando venían los chicos
pasábamos apurillos.

Nos mandaba Doña Julia,
a la que había de servicio,
a darles lo que pedían
los chicos de Don Marino.

No teníamos ni servicio
dónde hacer necesidades,
íbamos detrás del cine
a pasar calamidades.

Dónde la hermana Socorro
también solíamos ir,
a beber un vaso de agua
y también “hacer pipí”.
También la hermana Felisa
nos solía socorrer
cuando le pedíamos agua
y llegábamos con sed.

Eran años de posguerra
y también de dictadura,
hubo gente que emigró,
era una vida muy dura.

Se fueron a Barcelona,
a Madrid, San Sebastián,
Bilbao, Valencia, Palma
y alguna que otra ciudad.

Ésta es la historia del cole,
aunque hay mucho que contar,
si me he olvidado de algo
me tenéis que perdonar.

Vamos al día de hoy
que es lo que nos ha reunido,
lo planeamos hace un año
y que bien nos ha salido.

Empezamos con el “facebook”
y después con el “whatsApp”,
éramos unos poquitos
y ahora somos muchos más.

Hemos tenido reuniones,
alguna que otra vez,
hablamos, nos divertimos
y tomamos un café.

Les mandábamos las fotos
a los que estaban ausentes,
nos contestaban al pronto:
“largos nos ponéis los dientes”.

Estamos todos deseando
de que llegue San Miguel
para poder reencontrarnos
y pasárnoslo muy bien.

En una de las reuniones
se planeó ir a Santiago,
hacer juntos el Camino,
y al final tres quedamos.

Santiago nos ayudó
a que llegáramos bien,
y al llegar al casco viejo,
allí empezó a llover.

Que si nos llueve en Santiago,
decían que era lo normal,
así que prisa nos damos
a entrar en la catedral.

Al dar el abrazo al Santo
me vino mucha emoción,
al pedirle por “mi quinta”,
que nos dé su protección.

El que está enfermo lo cure,
el que está sano no enferme,
así que Apóstol bendito
protege a toda mi gente.

Llegamos a San Miguel,
nuestras fiestas más sonadas,
son de interés regional,
recientemente nombradas.

A celebrar los sesenta
esta quinta se ha juntado,
muchos han hecho un esfuerzo
para que al fin nos veamos.

Hacemos una comida
para poder celebrar
que cumplimos los sesenta
y lo pasamos genial.

Los recibimos a todos
con ilusión y entusiasmo
y deseamos, a la vez,
que no pasen tantos años.

En estas sesenta estrofas,
cada una por un año,
va dedicada a “mi quinta”
al cumplir sesenta años.

Protégenos Santo Arcángel
a todos en general,
y a los que corren la vaca
líbralos de todo mal.

Dios nos dé salud a todos
para volver a encontrarnos
y si no podemos vernos
que sigamos conectados.

(27 de septiembre de 2015)

EXT. PARQUE DEL RETIRO. DÍA

Flota un cisne negro buscando en el estanque un pedazo de algo que llevarse al rojo pico. Nadan los ánades en el agua de verdín mientras en la orilla alimentan y espulgan a sus crías. Pelean las palomas con los cuervos. Ladran los perros. Un paseante solitario está ajeno a todo bajo la lluvia. Camino solitario entre estanques cenagosos, cuevas de helechos retorcidos, palacios de cristal heridos y vuelvo a mirar la estatua de un ángel caído.

SOLVE ET COAGULA

Oh, exclama, como nunca,
mientras este demonio lleve miseria
sin razón, que a otra ciudad o
tiempo marche con deseo ingrato
entre la bruma para
cuajar lágrimas deshechas
pero súbitamente
maraville su riqueza.
Por ti, cada caída en el fango,
la fuerza del camino, tu amante
despojada de vestimenta,
mas pronto todo el aguardiente
de satán, que causa esa visión,
querrá este tiempo
de pillaje, no santo.
Adorar la miseria de occidente
La novela que enciende
Su última hoguera y
cultiva la domesticidad
al solicitar mi abominio,
que alguien tiene ya dorado,
por enternecidos estados.
Mi desenfreno llora, pero
Sigue adelante su alegría,
asumiendo que está condenada,
y continúa haciendo oler al pueblo
con el sauce de las multitudes.

VIVA

¿Dónde están los atajos de un camino sin fin?

Repito hoy este discurso de Chaplin Discurso final…

Repito hoy este discurso de Chaplin:

Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940
“Lo siento.
Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
Soldados:
No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
Soldados:
No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
Luchemos por el mundo de la razón.
Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

Eramos un desastre Sin embargo eras mi desastre…

Eramos un desastre. Sin embargo, eras mi desastre, mi hermoso caos, eras mío y ese camino a tu lado lo llevé con dignidad, honestidad, entrega y amor. Eramos como la noche y el día, como el cazador y el lobo, en franca rebeldía de este amor que nos construía y nos daba miedo, una clase de miedo distinta a la de los demás. A veces la perfección atemoriza, porque no quieres perderla.

Discurso final de la película El gran…

Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940
“Lo siento.
Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
Soldados:
No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
Soldados:
No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
Luchemos por el mundo de la razón.
Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

Somos todo lo que dejamos de ser cuando…

Somos todo lo que dejamos de ser cuando actuamos para satisfacer nuestro ego.
Si ya conozco el camino para que voy a andar al costado, si la libertad me gusta para que voy a vivir de esclavo. ¡Elegir…! yo siempre elijo más que por mí, por mi hermano.

?

Lo peor de cierto método en la adjudicación…

Lo peor de cierto método en la adjudicación de algunos despachos, es que luego ni siquiera se molestan en preguntar por el camino a seguir ante los problemas a quienes sí están capacitados para esos despachos. Mis condolencias a todas las víctimas, por ejemplo a los profesionales que se la juegan cada mañana cuando van a trabajar al hospital (no me refiero a quienes no salen de su despacho en el hospital).

El único camino para estar junt@s toda la…

El único camino para estar junt@s toda la vida es: que parte de un@ se convierta en el otr@, y el otr@ en un@. Así que cuidado de quién te enamoras para siempre; elije bien, sí, elije, porque el amor se elije: conviértete a quien buscas; ámate como quisieras que te amaran; mírate en el espejo de sus ojos; no tengas citas, realiza entrevistas. La atracción y el orgasmo vive en tus neuronas, dómalas. No busques a tu media naranja; encuentra a tu imagen especular; como dos manos, iguales, distintas, complementarias, opuestas… Mira tus manos, ahora, junta palma con palma, entrelaza tus dedos… ¿lo ves? Ahora lo ves.

Arriesgarnos

[…] Porque si no os arriesgáis para conseguir algo nuevo y diferente, difícilmente conseguiréis nunca nada nuevo o diferente. […] Tener esperanzas es arriesgarse a perderlas; amar es arriesgarse a no ser correspondido; invertir es arriesgarse a perder: comprometerse es arriesgarse a no lograrlo… En definitiva, vivir es arriesgarse a morir. Si no arriesgamos nada, es probable que evitemos sufrimientos y preocupaciones, pero no aprenderemos, no sentiremos, no cambiaremos, no amaremos, no creceremos, no prepararemos ni viviremos. ¡Sin arriesgarnos, nos encadenamos a nuestro propio miedo al fracaso! Es así como nos convertimos en esclavos de nuestra falsa seguridad y perdemos la verdadera libertad. […] La vida es un camino basado en la confianza. Sin ella, no podríamos seguir andando.

Álex Rovira Celma – Los 7 poderes

Cuando vuelvo a la realidad a mi realidad…

Cuando vuelvo a la realidad, a mi realidad, descubro junto a mi un sinfín de malas elecciones, oportunidades perdidas, de horas desperdiciadas y de un camino por el cual ya no hay vuelta atrás…y allí me refugio en los libros y en ese mar de palabras que distraen mi mente de la tormenta que me espera la próxima vez que abra los ojos…

Valentía es sinceridad espontaneidad transparencia… ¡es tornarte…

“Valentía es sinceridad, espontaneidad, transparencia… ¡es tornarte pura Verdad! Valentía es dejar de especular, abandonar las estrategias, las caretas y mostrarte tal cual eres. Cuando ya no dependes de lo que piensen otros y te regocijas ser tu mismo, de seguir tu corazón. Así siempre estás protegido, alegre, pues todo sale a la luz y la vida te muestra el verdadero camino”

Tierra tus pulmones arrasados por las fábricas que…

Tierra tus pulmones arrasados
por las fábricas que te suplantan
para acabar tu mirada al sol
dejando rastros de vergüenza
y hambre, oprobio entre opulencia de otros
revolcándose en la miseria humana.

Al fin del camino, del tiempo y del lugar
todo pasará
pasará la vida y el color fenecerá
muerta el alma solo quedará el amor
por todos tus confornos, Tierra,
como único resto de verdad.

MARIE ALNAV

Sr. Watson sus labores de contrainteligencia van por buen camino, espero que consiga el opio que añora para pasar una semana grandiosa.

Silencio bajo las palabras sueños desvanecidos entre las…

Silencio bajo las palabras,
sueños desvanecidos entre las lápidas.
La Almudena descansa tranquila,
yacen sobre ella, cortas y largas vidas.

Mientras en las esquinas de mis pensamientos
una verdad herida, el recuerdo de una vida perdida.
Deambulo entre callejones de la Capital dormida.
Fría y dura noche de Madrid, sin Luna, ni guía.

Llora en las alturas tinta,
negra, como este cielo sin estrellas,
negra, como la noche sin su día,
pero aún más negra, como estos versos sin tu compañía.

Tinta etérea que se derrama en el Manzanares,
a lo largo de sus bastas orillas,
y recorre de vuelta el camino a mis mejillas.

Triste en la noche, el viento silba
ante el imponente Palacio de Oriente,
y callejea, sin meta, ni fin
por el Madrid de los Austrias.

Triste se esconde en el Cerro de los Locos,
busca y vuelve a buscar,
desde lo alto de su explanada
a la Luna, en ese infinito y negro mar.

Y llora, porque se ha ido,
porque la ha dejado marchar,
Y tiembla, porque no quiere dejar de verla,
ni perder los versos que la llevaron a ella.

Y entonces corre raudo como lo que es,
Viento en la agitada gran ciudad.
Y se detiene, hincando las rodillas, en la fría arena,
ante la estatua del último Ángel que cayó al mundo.

Y Maldice su Reino.

No tendrás mi Alma, ni hoy, ni mañana,
porque mi Alma, la protege la Luna.
No tendrás mis versos, ni mis palabras, ni mis sueños,
pues yo soy, el último Ángel que a ella protejo.

Madrid sin Luna, Henry J. White.

Buenas noches Viva, y Feliz Año con retraso…. hacia mucho que no volvía por estos lares. Sonrisas desde la nocturna capital.

EXT. TORRE. NOCHE

Nocturno azul de cobalto
a la clara luz de la luna,
caminando entre las piedras,
nocturno azul de cobalto,
camino de blancas luces,
desde lo alto de la torre,
nocturno azul de cobalto.

Seguía mi camino sin apreciar lo que me…

Seguía mi camino sin apreciar lo que me rodeaba; sin observar cómo el viento me susurraba, sin observar cómo el Sol me enviaba su energía, sin observar cómo la noche me acurrucaba.

Seguía mi camino sin pararme, sin prestar atención a nada, ni a nadie. Pero…en un solo instante, te encontré. Tus miradas, tus abrazos, tus besos, tus caricias, tus dudas, tus sonrisas, tu felicidad…
Ahora eres tú mi viento, mi Sol y mi noche.

Estoico Ha de vivir el dévil entre fuertes…

Estoico

Ha de vivir el dévil entre fuertes,
como lo hace la flor con las ortigas,
cual pasa entre la araña y las hormigas,
nutriendo va su vida con sus muertes;

asi camina el débil con sus suertes,
sufriendo del camino las intrigas,
contando en el reposo sus fatigas,
quedando asi sus músculos inertes;

mas pasa aquel que es frágil estrecheces,
que avivan a su ingenio y su cordura,
alimentan su ánimo escaseces,

y corre por sus venas sangre pura.
Navega el poderoso entre embriagueces
y triunfa el impasible en su aventura.

el 7/12/12 J.LL.Folch

Recorro el camino a contracorriente el viento me…

Recorro el camino a contracorriente, el viento me da en el cara, oponiéndose a mí, sin querer que llegue al final. Pero no me rindo, sigo adelante, sin detenerme.

Sigo y sigo, ya queda poco, solo queda un último esfuerzo. ¡Vamos!
Ya te veo, corro un poco más y… te alcanzo.

Ahora, ya tendré tus besos, tus abrazos, tus caricias, tus miradas, tus palabras, tus sonrisas…
Hasta el infinito.

¡Hola viva La vida es como el viento…

¡Hola viva!

La vida es como el viento, nos dejamos llevar siguiendo nuestra propia corriente hasta que nos empotramos contra algún obstáculo, pero siempre sabemos afrontarlo y seguir nuestro camino.

“Al final he logrado creer en algo que…

“Al final he logrado creer en algo que yo llamo la física de la búsqueda. Una fuerza de la naturaleza que se rige por leyes tan reales como la ley de la gravedad. La regla de la física de la búsqueda viene a decir algo así: si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser desde tu casa hasta viejos rencores, y embarcarte en un viaje en busca de la verdad, ya sea interior o exterior, y si estás dispuesto a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine y a que todo al que encuentres en el camino te enseñe algo; y si estás preparado, sobretodo, a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismo, entonces la verdad no te será negada”

UFINDER

Sólo he sido el acantilado de tus besos, y ahora que no soy más que arena…
me dispersas, me abandonas…
Desde la orilla recuerdo tu alta presencia, y camino perdido
entre un mar de olas incandescentes y la amargura de una tierra rota y yerma.
No me queda nada, y después como un vago recuerdo un murmullo,
un hilo rojo y extraño del pasado que me ata a todo,
esa espina que penetra en mis llagas para dejarme sin nada,
esa extraña voz olvidada que salpica el aire y que me recuerda a ti.
Solo, perdido, exangüe
me dispersas, me abandonas.
El mar, la tierra, el aire, el fuego y tú;
todo eres tú y nada.
Porque no soy nada. No somos nada. Y tú.
He sentido golpes tan fuertes con tu sola presencia
que respirar tu recuerdo me quema y me desgarra,
el roce de tu risa lejana, como alas de acero cortando y lacerando
cada partícula elemental de mi ser,
elimina luz de mi camino.
Sólo he sido el acantilado de tus besos, y ahora que no soy nada
me dispersas por un universo vacío y olvidado.

Sólo he sido el acantilado de tus besos…

Sólo he sido el acantilado de tus besos, y ahora que no soy más que arena…
me dispersas, me abandonas…
Desde la orilla recuerdo tu alta presencia, y camino perdido
entre un mar de olas incandescentes y la amargura de una tierra rota y yerma.
No me queda nada, y después como un vago recuerdo un murmullo,
un hilo rojo y extraño del pasado que me ata a todo,
esa espina que penetra en mis llagas para dejarme sin nada,
esa extraña voz olvidada que salpica el aire y que me recuerda a ti.
Solo, perdido, exangüe
me dispersas, me abandonas.
El mar, la tierra, el aire, el fuego y tú;
todo eres tú y nada.
Porque no soy nada. No somos nada. Y tú.
He sentido golpes tan fuertes con tu sola presencia
que respirar tu recuerdo me quema y me desgarra,
el roce de tu risa lejana, como alas de acero cortando y lacerando
cada partícula elemental de mi ser,
elimina luz de mi camino.
Sólo he sido el acantilado de tus besos, y ahora que no soy nada
me dispersas por un universo vacío y olvidado.
Poema completo – https://guaridadelpensamiento.wordpress.com/

Cuando mas oscuro y negro esta todo cuando…

Cuando mas oscuro y negro esta todo
cuando mas desesperado se esta
ahi es cuando has de cerrar los ojos
respirar hondo, y una vez hecho eso
encontraras una luz que te guie
el camino para un fin puede ser recto…o lleno de curvas…lo importante es seguirlo hasta el final

Ideas Palabras Relatos Sueños Retroceso Esplendor Magia Literatura…

Ideas. Palabras. Relatos. Sueños. Retroceso. Esplendor. Magia. Literatura. Historias. Mi historia. La nuestra. Senda. Camino. Carretera. Curvas. Desvíos. Sorpresas. Oscuridad. Luces. Acción. Silencio. Calma. Nubes. Agua. Acción. Toma 21510. Perfección. Estado permanente de bienestar. Perdón. Felicidad. Serenidad. Caída. Dolor. Pasado. Pretérito imperfecto. Reset. Hard reset. Trabajar en presente. Construir un futuro. Miscelánea. Suerte. Personas. Tú. Sin ti. CONTIGO. Pelota(s). Fútbol. Pasión. CARIño. Sentido. Vida. Amor. PITUQUISMO. https://csmateos.wordpress.com/2012/03/14/mi-vida-en-65-palabras/

Mis pies tienen una dirección y allá que…

Mis pies tienen una dirección, y allá que van. Sólo ellos conocen el camino, no dicen a dónde nos lleva y cómo nos afecta no-andado-para-siempre de otros caminos que pudieron ser el nuestro, pero no lo son.
Mejor será disfrutar mientras tanto del paisaje, de los olores y de la sorpresa constante del viaje.

ANTONIO MACHADO

Yo voy soñando caminos, de la tarde… las colinas doradas, los verdes pinos y las encinas…. A dónde el camino irá… a dónde el camino irá…

MIGUEL ÁNGEL CASAS BENÍTEZ

El caminar no consiste solo en ir,
también hay que saber llegar.
Así que de vez en cuando descansa un rato
que no por largo el camino tengas que anticiparlo.

Los sueños a veces entran sin llamar a…

Los sueños, a veces entran sin llamar, a veces hay que empujarlos para que entren y la mayoría de las veces hay que dejarse prendas en el camino para poder acariciarlo con las manos. Y con todo, hay veces que ni esta posibilidad entra.
Ellos son la antesala de la realidad.
La perseverancia y el estímulo hacen que los sueños dejen de ser sólo sueños dormidos y el desaliento y la desidia ayudan a que sigan siendo dormidos sueños.

Miguel Ángel Casas Benítez

Hoy he tomado una decisión definitiva y absoluta…

Hoy he tomado una decisión definitiva, y absoluta creí que podría esperar un tiempo más pero las circunstancias y situaciones del momento aceleran esta infértil y necesario cambio lo siento mucho por ti nono eh tratado de alargar esto con la esperanza de poder irnos juntos pero no puedo; aun cuando realmente es mi gran deseo; tú sabes cuánto te amo y te quiero, sabes realmente que no puedo hacer distinción entre ninguno de ustedes; creo que tendrás que alcanzarnos en el camino iremos despacio a fin de poder estar todos unidos.
Con cariño tu padre.

Hoy He dejado de amarte he tomado de…

Hoy… He dejado de amarte, he tomado de nuevo mi camino y no caminaré de tu mano ni a tu lado. Hoy volverán mis días normales, Quedarán atrás los de dolor y tristeza Que solo eran míos. Hoy no me aferraré a tu recuerdo Y no veré mi vida a través de tus ojos, Ni escucharé tu voz ni tus olvidos. Hoy no veré más tus palabras Y no oiré lo que dicen tus ojos, Voy a olvidar mis sueños que pensé eran nuestros. Hoy no soñaré despierto contigo Ni viviré contigo en sueños, hoy dormiré Sólo aunque nunca te tuve conmigo. Hoy al despertar no invocaré tu nombre con mis suspiros Ni pretenderé que los tuyos son míos. Hoy, después de tanto esperar No tengo más que hacerlo He comprendido que nunca a mi llegarás. Hoy… He dejado de amarte Y no es porque ya no te ame, Hoy al fin vuelo sin ti. Hoy dejare de llorar por ti. Con mis lamentos. Ya no te mirare, simplemente. Ya no existes para mi. eh comprendido que estoy muerto en vida, si tu me odias no te culpare por hacerlo.. sin embargo, ten presente … que con cada briza te besare

Después de 93 años estoy cerca del final…

Después de 93 años, estoy cerca del final. El final para mi ya no está muy lejos. Pero todavía permítanme recordar a otros que actuaron basados en mi compromiso político. Fueron los años de resistencia a la ocupación Nazi — y el programa de derechos sociales elaborado hace 66 años atrás por el Consejo Nacional de la Resistencia.

Es a Jean Moulin [miembro asesinado del Consejo] a quien le debemos como parte de este Consejo, la unidad de todos los elementos de la Francia ocupada — los movimientos, los partidos, los sindicatos — para proclamar su membresía en la Francia combatiente, y le debemos esto al único líder que lo reconoció, el general Charles de Gaulle. Desde Londres donde me uní a de Gaulle en Marzo de 1941, aprendí que este Consejo había completado un programa lo adoptó el 15 de Marzo de 1944, que ofrece para la Francia liberada un grupo de principios y valores en los que descansaría la moderna democracia de nuestro país.

Estos principios y valores los necesitamos más que nunca. Es hasta que nosotras lo veamos, todas juntas, que nuestra sociedad se vuelva una de la que estemos orgullosos, no esta sociedad de inmigrantes sin papeles — expulsiones, sospechas respecto a los inmigrantes. No esta sociedad donde se cuestiona la seguridad social y los planes de pensiones y salud nacionales. No esta sociedad donde los medios masivos están en manos de los ricos. Son cosas en las que nos habríamos negado a ceder si fuesemos los herederos verdaderos del Consejo Nacional de la Resistencia.

Desde 1945, después de un horroroso drama [La 2ª Guerra] hubo una ambiciosa resurrección de la sociedad a la que el mismo remanente del contingente del Consejo de la Resistencia se dedicó. Recordemosles mientrsa creaban un programa de salud nacional y de pensiones tal como la Resistencia quería, como su programa estipulaba, “un plan completo de salud nacional y seguridad social, apuntado a asegurar a todos los ciudadanos y ciudadanas los medios de subsistencia cuando sea que estén incapacitados para encontrar un trabajo; una jubilación que permita a los viejos trabajadores terminar sus días con dignidad.

Las fuentes de energía, electricidad, y gas, minas, los grandes bancos, fueron nacionalizados. Ahora esto fue como el programa recomendaba: “… el retorno a la nación de los monopoilizados medios de producción, frutos del trabajo común, fuentes de energía, riqueza de las minas, de compañías de seguros y de los grandes bancos; la institución de una verdadera democracia económica y social involucra la salida de los grandes feudos económicos y financieros de la dirección de la economía.”

El interés general debe dominar sobre los intereses especiales. El hombre justo cree que la riqueza creada en la esfera del trabajo debe dominar sobre el poder del dinero.

La Resistencia propuso, “una organización racional de la economía asegurando la subordinación de los intereses especiales a los intereses generales, y la emancipación de los “esclavos” de la dictadura profesional que fue instituída en los estados facistas,” que había usado el gobierno interino [por dos años después de la guerra] de la república como un agente.

Una verdadera democracia necesita una prensa independiente, y la Resistencia lo sabía, lo demandaba, defendiendo “la libertad de prensa, su honor y su independencia del Estado, el poder del dinero y la influencia extranjera.” Esto es lo que alivió las restricciones a la prensa desde 1944. Y la libertad de prensa está definitivamente en peligro hoy.

La Resistenica solicitó una “real posibilidad para que todos los niños y niñas franceses se beneficien de la más avanzada educación” sin discriminación. Las reformas ofrecidas en el 2008 van contra este plan. Jóvenes profesores y profesoras, cuyas acciones apoyo, llegaron al extremo de negarse a aplicarlas, y vieron sus salarios reducidos como forma de castigo. Se indignaron, “desobedecieron”, juzgando esas reformas demasiado alejadas del ideal de una escuela democrática, muy al servicio de una sociedad de comercio y no desarrollando la mente inventiva ni crítica suficiente.

Todas las fundaciones de la conquista social de la Resistencia están amenazadas hoy.

El motivo de la Resistencia: Indignación.

Alguno se atreverá a decirnos que el Estado no puede afrontar los gastos de estas medidas para ciudadanos nunca más. ¿Pero cómo puede existir hoy una falta de fondos para apoyar y extender estas conquistas si la producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde el periodo de la Liberación cuando Europa estaba en ruinas? Al contrario, el problema es el poder del dinero, tan opuesto por la Resistencia y el gran hombre egoísta, con sus propios sirvientes en las altas esferas del Estado.

Los bancos privatizados de nuevo, han probado estar más preocupados de sus dividendos y de los altos sueldos de sus líderes que del interés general. Esta disparidad entre los más pobres y los más ricos nunca había sido tan grande, ni amasar fortunas y la competición tan incentivado.

¡El motivo básico de la Resistencia fue la indignación!

Nosotros, los veteranos de los movimientos de resistencia y de las fuerzas de combate de la Francia Libre, llamamos a la generación joven a vivir, transmitir, el legado de la Resistencia y sus ideales. Les decimos: Tomen nuestro lugar, ¡Indígnense!

Los líderes políticos, económicos e intelectuales y la sociedad no tienen que ceder ni permitir la opresión de una dictadura internacional real o de los mercados financieros que amenazan la paz y la democracia.

Deseo para todas las personas, para cada una que tengan sus propios motivos de indignación. Es invaluable. Cuando alguien te atropella como era atropellado por el Nazismo, la gente se vuelve militante, fuerte y comprometida. Ellos se unen a este momento histórico y los grandes momentos de la historia deben continuar gracias a cada individuo. Y este momento conduce a más justicia, más libertad, pero no a esa libertad ilimitada del zorro en el gallinero. Los derechos contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 son justamente eso, universales.

Si te encuentras con un desfavorecido, siente pena por él pero ayúdale a ganar sus derechos.

Dos visiones de la historia

Cuando trato de entender qué causó el fascismo, lo que lo hizo que tantos fueran dominados por Hitler y el régimen de Vichy, me digo a mi mismo que los propietarios, con sus egoísmos estaban tremendamente asustados con la revolución Bolchevique. Se les permitió liderar con sus miedos.

Pero si, hoy como entonces una activa minoría se levanta, será suficiente; debemos ser la levadura que hace que el pan suba. Ciertamente, la experiencia de una persona muy vieja como yo, nacida en 1917, es diferente a la experiencia de la gente joven de hoy en día. Yo a menudo le pido a profesores la oportunidad de interactuar con sus estudiantes y les digo: No tienen las mismas obvias razones para comprometerse. Para nosotros resistir era no aceptar la ocupación alemana, vencer. Esto fue relativamente sencillo. Simple como lo que siguió la descolonización. Entonces vino la guerra en Argelia.

Era necesario que Argelia fuese independiente, era obvio. En cuanto a Stalin, aplaudimos la victoria del Ejército Rojo contra los Nazis en 1943. Pero ya sabíamos de las atrocidades stalinistas de 1935, e incluso si era necesario mantener los oídos abiertos hacia el comunismo para compensar el capitalismo estadounidense, la necesidad de oponernos a esta insoportable forma de totalitarismo se había establecido como una perogrullada. En mi larga vida presencié una sucesión de motivos para indignarme.

Estas razones nacieron menos de una emoción que de un compromiso deliberado. Como estudiante de una escuela normal [una escuela de magisterio] fui muy influenciado por Sartre, un compañero de estudios. Su “La náusea” [Una novela], “El Muro” [Un drama] y “El Ser y la Nada” [un ensayo] fueron muy importantes en el entrenamiento de mi pensamiento. Sartre nos enseñó “Ustedes son responsables como individuos”. Ese fue un mensaje libertario. La responsabilidad de una persona no puede ser asignada por el poder o una autoridad. Al contrario, es necesario estar involucrado en el nombre de la responsabilidad de uno como ser humano.

Cuando entré en la French Ècole Normale Superieure, en la calle Ulm en París en 1939, entré como un ferviente adherente del filósofo Hegel, y adherí al pensamiento de Maurice Merleau-Ponty. Su enseñanza explora la experiencia concreta, la del cuerpo y sus relaciones con los sentidos, una gran sensación singular enfrentada con una pluralidad de sensaciones. Pero mi optimismo natural que busca que todo lo deseable sea posible, me llevó más bien a Hegel. El Hegelismo interpreta la larga historia de la humanidad como teniendo un significado: Es la libertad del hombre progresando paso a paso. La historia se hace de sucesivos choques y la toma en consideración de los desafíos. La historia de las sociedades y por lo tanto, de los avances, y al final el hombre ha alcanzado su plena libertad, tenemos en el estado democrático su forma ideal.

Este es ciertamente otro entendimiento de la historia. Dice que el progreso está hecho de “libertad”, luchando por “siempre más”; esto puede ser como si viviésemos en un huracán devastador. Así es como se lo representaba a un amigo de mi padre, el hombre que compartió conmigo un esfuerzo por traducir al alemán “En busca del tiempo perdido” [novela] de Marcel Proust.

Él era el filósofo alemán Walter Benjamin. Había elaborado una visión pesimista de una pintura de Paul Klee, un pintor suizo, el “Angelus Novus”, donde la cara del ángel abre los brazos para contener y empujar una tempestad, que él identifica con el progreso. Para Benjamin, que se suicidaría en Septiembre de 1940 para escapar del Nazismo, el sentido de la historia es la progresiva dominación de un desastre tras otro.

Indiferencia: La peor de las actitudes.

Es verdad que las razones para estar indignadas pueden verse hoy menos claramente relacionadas o el mundo se ha vuelto demasiado complejo. ¿Quién está haciendo el ordenamiento, quién lo decide? No es siempre sencillo diferenciar entre todas las corrientes que nos gobiernan. No estamos lidiando con una pequeña elite cuyas actividades pueden ser fácilmente visibles. Este es un mundo vasto, en el cual tenemos una sensación de interdependencia. Vivimos en una interconectividad como nunca antes. Pero en este mundo todavía hay cosas intolerables. Para verlas, es bueno y necesario mirar, buscar. Le digo a los jóvenes, busquen poco y eso es lo que van a encontrar. La peor de las actitudes es la indiferencia, decir “No puedo hacer nada contra eso. Ya me las arreglaré para salir adelante.” Por incluirte a ti mismo en esto, pierdes uno de los elementos que hacen al ser humano: la facultad de indignarse y el compromiso que es una consecuencia de lo primero.

Ellos y ellas [las personas jóvenes] pueden desde ya identificar dos grandes desafíos nuevos:

  1. La gran brecha que existe entre los más pobres y los m?a ricos y que no cesa de crecer. Es una innovación de los siglos 20 y 21. Los más pobres en el mundo de hoy ganan apenas dos dólares al día. Las nuevas generaciones no pueden dejar que esta brecha se vuelva mayor. Los reportes oficiales por sí solos deberían provocar un compromiso.
  2. Derechos humanos y estado del planeta: Tuve la oportunidad después de la Liberación de participar en la escritura de la Declaración UNiversal de los Derechos Humanos, adoptada por la Organización de las Naciones Unidas, el 10 de Diciembre de 1948 en París en el Palacio de Chaillot. Fue como secretario privado principal de Henry Laugier, el Secretario General adjunto de la ONU, y como secretario de la Comisión sobre Derechos Humanos que yo con otros participamos en la redacción de esta declaración. No sabría cómo olvidar el rol en su elaboración de René Cassin, quien fue comisionado nacional de justicia y educación en el gobierno de la Francia Libre en Londres en 1941 y ganó el Premio Nobel en 1968, ni el de Pierre Mendès-France en el Consejo Económico y Social a quien le enviábamos los borradores que producíamos antes de ser considerados por el Tercer Comité (Social, Humanitario y Cultural) de la Asamblea General. Fue ratificado por los 54 estados miembros en sesión de las Naciones Unidas y yo lo certifiqué como secretario.

Es a René Cassin a quien le debemos el concepto de “derechos universales” en vez de “derechos internacionales” como lo planteaban nuestros amigos estadounidenses y británicos. Esto [universal en vez de internacional] fue clave porque, al final de la Segunda Guerra mundial, lo que estaba en juego era lo que iba a ser emancipado de las amenazas del totalitarismo que había pesado sobre la humanidad.

Para llegar a ser emancipado era necesario obtener de los estados miembros de la ONU una promesa de respetar estos derechos universales. Esto fue una forma de tratar de burlar el argumento de “soberanía total” que cada nación enfatiza mientras se dedica a provocar violaciones contra la humanidad en su propio suelo. Tal sería el caso de Hitler quien se sentía con un poder supremo y autorizó a provocar un genocidio. Esta declaración universal le debe mucho a la repulsión universal hacia el Nazismo, el fascismo y el totalitarismo — y le debe un montón, en nuestras mentes al espíritu de la Resistencia.

Tenía la sensación de que era necesario moverse rápidamente para no ser engañados por la hipocresía que había en la composición de la ONU, algunos que reclamaban que esos valores ya estaban ganados no tenían intención alguna de promoverlos fielmente — afirmaban que nosotros tratábamos de imponerles valores en la declaración.

No puedo resistirme al deseo de citar el artículo 15 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948): “Toda persona tiene el derecho a una nacionalidad.” El artículo 22 dice: “Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.” Y si bien esta afirmación tiene un alcance declarativo y no legal, ha jugado un papel muy importante desde 1948. Esto llevó al pueblo colonizado a pelear por su independencia; esto sembró en sus mentes una batalla por la libertad.

Noto con satisfacción que en el curso de las últimas décadas ha habido un aumento en las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y en movimientos sociales como ATTAC (Asociación por una Tasa a las Transacciones financieras especulativas y la Acción Ciudadana) o como la FIDH (Federación Internacional de Derechos Humanos) y Amnistía Internacional que son activos y competitivos. Es obvio que para ser efectivos hoy es necesario actuar en red, usar todos los medios de comunicación modernos.

A la gente joven le digo: Miren alrededor, encontrarán temas que justifiquen su indignación — hechos acerca del tratamiento de inmigrantes, de inmigrantes “ilegales”, de gitanos. Encontrarán situaciones concretas que les llevan a fortalecer su acción ciudadana. ¡Busquen y encontrarán!

Mi indignación por lo que ocurre en Palestina.

Hoy mi mayor indignación tiene que ver con Palestina, la Franja de Gaza y Cisjordania. Este conflicto es indignante. Es absolutamente esencial leer el reporte de Richard Goldstone, de Septiembre del 2009, en Gaza, en que un juez sudafricano y judío que afirmaba aun ser un sionista, acusó al ejército israelí de haber cometido “actos comparables a crímenes de guerra y quizás en determinadas circunstancias, crímenes contra la humanidad” durante su “Operación Plomo Fundido” que duró 3 semanas.

Volví a Gaza en 2009 cuando pude entrar con mi esposa gracias a nuestros pasaportes diplomáticos, para estudiar de primera mano lo que el reporte decía. La gente que nos acompañaba no fue autorizada a entrar en la franja. Allí y en Cisjordania. También visitamos el refugio de palestinos establecido por la UNRWA desde 1948, donde más de 3 millones de palestinos fueron expulsados desde sus tierras en Israel, esperando todavía un cada vez más problemático retorno.

En cuanto a Gaza, esto es como una cárcel sin techo para un millón y medio de palestinos. Una prisión donde la gente se organiza para sobrevivir. A pesar de la destrucción material como la del Hospital de la Media Luna Roja por la Operación Plomo Fundido, esta el comportamiento de sus habitantes, su patriotismo, su amor por el mar y las playas, su constante preocupación por el bienestar de sus niños, que son innumerables y alegres, que permanecen en mi memoria. Estábamos impresionados con cuán ingeniosamente ellos enfrentaban todas las carencias que les han sido impuestas. Les vimos hacer ladrillos, por falta de cemento, para reconstruir las miles de casas destruídas por los tanques. Ellos nos confirmaron que hubieron 1.400 muertos — incluyendo mujeres, niños y ancianos en el campo palestino — durante esta “Operación Plomo Fundido” llevada a cabo por el ejército israelí, comparada con tan sólo 50 personas heridas en el lado israelí. Comparto las conclusiones del juez sudafricano. Que estos judíos puedan, ellos mismos, perpetrar crímenes de guerra es insoportable. Ay, la historia no nos da ejemplos suficientes de gente que extrae lecciones desde su propia historia.

¿Terrorismo o exasperación?

Sé que Hamas [partido de los luchadores de la libertad palestinos], que ha ganado las últimas elecciones legislativas, puede no ayudarlos que cohetes sean lanzados sobre ciudades israelíes en respuesta a la situación de aislamiento y bloqueo en que los gazanos viven. Pienso naturalmente que el terrorismo es inaceptable; pero es neceario admitir (desde la experiencia en Francia) que cuando el pueblo está ocupado por fuerzas inmensamente superiores a ellos mismos, la reacción popular no puede ser totalmente pacífica.

¿Le es útil a Hamas lanzar cohetes hacia Sdérot [pueblo israelí al otro lado de la frontera con la franja de Gaza]?

La respuesta es no. Esto no sirve a sus propósitos pero ello puede explicar esto como una muestra de la exasperación de los gazanos. Bajo la noción de exasperación, es necesario entender la violencia como la lamentable conclusión de situaciones inaceptables a las cuales han sido sometidos.

Por lo tanto, ellos pueden llamarlo, terrorismo como una forma de exasperación. Y este llamado “terrorismo” es un nombre inapropiado. Uno no debería tener que recurrir a esta exasperación, pero hay que tener esperanza. La exasperación es una negación de la esperanza. Es comprensible, diría que es casi natural, pero aún es inaceptable. Porque esto no permite a adquirir resultados que la esperanza posiblemente puede eventualmente producir.

No violencia: El caminio que debemos aprender a seguir.

Estoy persuadido a que el futuro le pertenece a los no violentos, la reconciliación de diferentes culturas. Es por esta vía que la humanidad entrará a su siguiente etapa. Pero en esto estoy de acuerdo con Sartre: No podemos excusar a los terroristas que lanzan bombas, pero podemos entenderlos. Sartre escribió en 1947: “Reconozco que la violencia en cualquier forma que pueda manifestarse es un revés. Pero es un revés inevitable porque estamos en un mundo de violencia. Y si bien es cierto que el riesgo de recurrir a la violencia es permanente, es también cierto que es el medio seguro para hacerla detenerse.”

A esto añadiría que la no-violencia es una segura forma de hacer que la violencia se detenga. Uno no puede tolerar el terrorismo, usando a Sartre o en el nombre de este principio, durante la guerra de Argelia ni durante los juegos olímpicos de Munich en 1972, en el intento de asesinato contra los atletas israelíes. El terrorismo no es productivo y Sartre mismo se preguntaría al final de su vida sobre el sentido de la violencia y dudar de su razón de ser.

Sin embargo, proclamar “la violencia no es efectiva” es más imporante que saber si uno debe condenar o no a quienes se dedican a esto. El terrorismo no es efectivo. En la noción de la efectividad, una esperanza no sangrienta es necesaria. Si hay una esperanza violenta, está en el poema de William Appollinaire “la esperanza es violenta” y no en la política.

Sartre, en Marzo de 1980, a tres semanas de su muerte declaró: “Es necesario tratar de explicar por qué el mundo de hoy, que es horrible, es sólo un instante en un largo desarrollo histórico, que la esperanza siempre ha sido una de las fuerzas dominantes en revoluciones e insurrecciones y cómo todavía siento esperanza como mi concepción de futuro.

Es necesario entender que la violencia se opone a la esperanza. Es necesario preferir la esperanza, esperanza por sobre la violencia. La no-violencia es el camino que debemos aprender a seguir. También los opresores.

Es necesario llegar a negociaciones para quitar la opresión; esto es lo que permitirá no tener más violencia terrorista. Por lo tanto no debemos permitir que se acumule demasiado odio.

El mensaje de Mandela y Martin Luther King encuentra toda su pertinencia en el mundo que ha superado la confrontación de ideología [p.e. Nazismo] y el totalitarismo conquistador [p.e. Hitler]. Esto es también un mensaje de esperanza en la capacidad de las sociedades modernas de sobreponerse a conflictos por medio del mutuo entendimiento y una paciente vigilancia. Para alcanzar este punto es necesario basarse en derechos, en vez de violaciones, quien sea el autor, debe causar nuestra indignación. No hay que transar estos derechos.

Por una insurrección pacífica.

He apreciado, y no soy el único, la reacción del gobierno israelí cuando por la forma en que cada viernes los ciudadanos de Bil’in protestaban sin usar piedras ni la fuerza hasta el muro de separación. Las autoridades israelíes calificaron esto como un “terrorismo no sangriento”. Esto es algo bueno… Es necesario ser israelí para calificar la no violencia como terrorista. Es especialmente necesario para ser incómodos [como le resultaba a los israelíes] por la eficacia de la no-violencia, que se encuentra para provocar apoyo, entendimiento — el apoyo de todas las personas que en el mundo son adversarias de la opresión.

El pensamiento productivista, impulsado por Occidente condujo al mundo a una crisis de la que debe salir a través de una radical ruptura con el concepto de “crecer” no solo en el campo financiero sino también en el dominio de las ciencias y la tecnología. Ya es el momento de que las preocupaciones acerca de la ética, la justicia y el equilibrio duradero (económico y medio ambiental) prevalezcan. Porque son los riesgos más serios que nos amenazan. Ellos pueden poner fin a la aventura humana en el planeta, que puede llegar a ser inhabitable para los humanos.

Pero sigue siendo cierto que el progreso más importante fue hecho después de 1948 [año de la fundación de la ONU y la declaración de los Derechos Humanos]: descolonización, el fin del apartheid, la destrucción del imperio soviético, la caída del muro de Berlín. Por otro lado, los diez primeros años del siglo XXI fueron un periodo de degeneración. Esta degeneración es explicada en parte por la presidencia de George Bush, los eventos del 11 de Septiembre y desastrosas consecuencias que involucran a los Estados Unidos, tales como la intervención militar en Iraq.

Tenemos esta crisis económica, pero todavía no iniciamos una nueva política de desarrollo. Del mismo modo, la cumbre de Copenhagen contra el cambio climático no produjo una política real para la preservación del planeta.

Estamos en el umbral entre el terror de la primera década y las posibilidades de las décadas que siguen. Pero es encesario tener esperanza, es siempre necesario. La década anterior, la de los noventa, ha sido un tiempo de gran progreso. Las Naciones Unidas tuvieron la sabiduría de llamar a conferencias como la de Río sobre medio ambiente, en 1992, y la de Beijing sobre la mujer en 1995. En Septiembre del 2000, por iniciativa del secretario general de la ONU, Kofi Annan, los 191 miembros adoptaron una declaración con “8 objetivos del milenio para el desarrollo” de la que notablemente prometieron reducir la pobreza en el mundo a la mitad para el 2015.

Mi pesar está en que ni Obama ni la UE se han comprometido a lo que debiera ser su aportación por una fase constructiva, basada en valores fundamentales.

Conclusión.

¿Cómo concluir este llamado a la indignación? Diciendo todavía lo que, en ocasión del sexagésimo aniversario del programa del Consejo Nacional de la Resistencia dijimos el 8 de Marzo del 2004 — somos veteranos de los movimientos de resistencia y fuerzas de combate de la Francia Libre (1940-1945) — que ciertamente “El nazismo fue derrotado, gracias al sacrificio de nuestros hermanos y hermanas de la Resistencia y a las Naciones Unidas contra la barbarie fascista. Pero esta amenaza no ha desaparecido y nuestra ira contra la injusticia sigue intacta”. No, esta amenaza no ha desaparecido por completo. Convoquemos una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no propongan como horizonte para nuestra juventud otras cosas que no sean el consumo en masa, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición excesiva de todos contra todos.”

A todas las personas que harán el siglo XXI, les decimos con afecto:

CREAR ES RESISTIR; RESISTIR ES CREAR.

Stéphane Hessel

SKY

volando voy, volando vengo… y por el camino yo me entretengo…

Vivo…

Vivo en la horizontal ladera del olvido,
del camino bebo el polvo para atajar mi sed
y, en la crepuscular visión, volveré a perder
el azulado cielo, como siempre…

San Miguel de Aiguilhe de Puy

No sé cómo pero decidimos salir a comer al campo. Desde luego, el tiempo acompañaba y era grata la compañía. Tortilla preparada, bocatas hechos, cervezas frías y un magnífico sol… El camino era largo y mantuvimos una tendida conversación aunque nada profunda. Al llegar al lugar, extrañamente presidido por la estatua de una sirena, había comenzado ya una riña muy acalorada que amenazaba en convertirse en una gran contienda. Ajenos al comienzo de la misma, poco nos incumbía ni la causa, ni los contrincantes, ni los resultados y, alejándonos de la refriega, nos dispusimos a extender nuestro mantel de campo y nuestras frescas y apetecibles meriendas. Sólo para saciar nuestra curiosidad, más hambrienta, si cabe, que nuestros estómagos, nos acomodamos a pocos metros de la arena en que los rivales se batían. Y desde luego le dimos merienda para deglutir a ambas gazuzas. Al parecer un asunto de cuernos. Una mujer morena, generosa y apasionada ha quedado embarazada y el marido, sabedor exclusivo de su propia impotencia, arroja sus cuernos contra todo aquel que mira con agrado a su mujer. Una vez situados en la escena, ninguno de nosotros logra apartar la vista de los generosos pechos de aquella morena, esperando a ser retados en duelo pues, como boxeadores que somos, necesitamos un “saco” para nuestro entrenamiento vespertino y un seno que nos consuele tras la lucha.

Wiki?

Quería evitar herirle en los ojos e instintivamente me dirigí a la TommeO.Tal como le había dicho a NoNakis, prosiguió mi amiga, TraD pensaba proseguir los trabajos que le habían mantenido hasta ese momento.Durante esos diez años no sólo se desarrolló la nueva construcción del templo… Sigue leyendo “Wiki?”

surrealismo

No sé hasta qué punto abordar esta investigación desde un punto de vista tan uniforme y una metodología tan atomizada es el camino más adecuado. ¿Hay imposibles? No en los objetos, me atrevería a adelantar… pero siempre podemos pensar con surrealismo.

Temístocles

Juego en el camino
de un árbol sombrío,
con resaca de orgías,
suelto el cabello.
Me quedo sola,
si me adormece.

toro

Monté en mi cabalgadura. El camino era largo. Paciencia. Sabré llegar a mi destino. El camino estaba plagado de monstruos. Los ríos eran de sangre.

Trinidad

Muerto en la curva del camino estaba Pedro. Su asno lamía las heridas de basilisco que le mataron junto al trébol de cuatro hojas que su burro comió.

Hacía ya muchos años que no nos veíamos…

Hacía ya muchos años que no nos veíamos. Me enteré de tu muerte por un amigo al que también hacía mucho que no veía, como si el tiempo necesitase escribir en los pentagramas de la ausencia. Anoche nos volvimos a encontrar entre las extrañas ruinas de un sueño. Tú me aseguraste que estabas vivo y que nos esperabas allí a todos los demás. El sol caminaba lentamente desde el crepúsculo al alba con paso cansino, escupiendo una luz culpable. Nos dimos un abrazo y supe que aquel gesto era la despedida que teníamos pendiente como una deuda envejecida. “Adiós y buena suerte, buena suerte…” me dijiste cuando ya me iba camino de la vigilia.

Los sueños son siempre tristes despedidas ( a V.R. in memoriam)

Hacía ya muchos años que no nos veíamos. Me enteré de tu muerte por un amigo al que también hacía mucho que no veía, como si el tiempo necesitase escribir en los pentagramas de la ausencia. Anoche nos volvimos a encontrar entre las extrañas ruinas de un sueño. Tú me aseguraste que estabas vivo y que nos esperabas allí a todos los demás. El sol caminaba lentamente desde el crepúsculo al alba con paso cansino, escupiendo una luz culpable. Nos dimos un abrazo y supe que aquel gesto era la despedida que teníamos pendiente como una cuenta envejecida. “Adiós y buena suerte, buena suerte…” me dijiste cuando ya me iba camino de la vigilia.

Sonrisa de payaso

No quiero que el Sol derrame mi sombra
No quiero que la Luna llore por mí
Quiero liberar mi alma de esa botella de cristal

No consigo entender el por qué de este malestar
Día tras día mi sonrisa se torna convexa
Reflejando el dolor que no puede salir de ella

Mis ojos, ahogados en llanto
No consiguen encontrar el cómo
Cómo es posible que no quiera libertad
Que sólo sueñe con mantener esta jodida rutina
Que me encadena a una maldita soledad

Alas rotas, ya no vuelan
Ya no sirven más que para quitar una a una sus plumas
Tirarlas al viento y ver como dibujan un camino a recorrer
Un camino en el que hace ya me perdí

xarleen