Primeras noticias de Trhea

Hola, soy Alexa Smith McAll, nací en Cambridge el día de año nuevo de 2002, aunque casi recién nacida mis padres se trasladaron a Granada en el sur de la Península Ibérica. Descubrí Trhea el 31 de diciembre del año 2002, justo un año después de mi nacimiento. Desde entonces se ha convertido en una obsesión. He viajado infinidad de veces allí. Cada vez que lo hago descubro nuevas e increíbles cosas que quiero contarles aquí. Voy a intentar ser sistemática aunque no se si lo conseguiré, pues es un mundo inclasificable a cuyos lugares y personajes he tenido que etiquetar de alguna forma que fuera memorable para mi. En la “Geografía de Trhea” haré la descripción de los lugares que he podido observar y en “Historias de Trhea”, lo que he vivido en mis viajes.

AIN
Llamo así a todo lo que no es Trhea, es decir, a este lado del universo que todos conocemos. Probablemente de este lado sepáis mucho más que yo.

AIN SOPH
Este es el límite o la frontera de nuestro mundo con Trhea. Saltándolo entras en ella y recorriendo esta especie de piel que la rodea puedes llegar a cualquier parte de nuestro universo en muy poco tiempo, en milisegundos. Es sencillo y no duele.

La Excusa

La excusa

es azul y transparente

como la tragedia

de una nube.

Y al fondo está el mar

invertebrado.

El Pirata

Ítaca le regaló un hermoso barco llamado El Invencible. Con el corazón inflamado, cuando cumplió catorce, se despidió de Ítaca. Partío el pirata joven buscando su fortuna. De su bajel pirata, por su osadía, los viejos bucaneros se mofaban. Duro fue el viaje entre tormentas, calmachichas, encallando entre arenas, rocas y bajíos, peleando por múltiples tesoros, baratijas y miserias… Más el grande, el único tesoro, no era el barco, no lo fué la fortuna, no fue la gloria, ni la fama. El grande, el único tesoro, era llegar a Ítaca, tras largas aventuras y periplos.

Homenaje a Konstantino Kavafis, cuya vida se enmarca entre dos 29 de abril.

Ten siempre a Ítaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Más no apresures el viaje.

 

AHASVERO

En la muerte da tiempo de hacer todo lo que no hicimos en vida.
Toda la energía y materia oscura nos pertenece, es una simple ecuación.
Nuestra materia o energía oscura pasará por todos los espacios y tiempos que no pasamos en vida. En este momento, todos mis otros NO pasan delante de mí.

59 PRE-TEXTOS FORMALES PARA ESCRIBIR

  1. Testimonio. Escribir un testimonio para que aparezca en la página de Testimonios.
  2. Cintas fúnebres para citas célebres. Recopilar citas de autores que te gustan y ponerles una cinta fúnebre (enterrarlas simbólicamente).
  3. Guión multimedia. Escribir un guión multimedia, aventura gráfica o juego para internet.
  4. Entrevista personal y capotiana. Escribir y/o contestar una entrevista personal o bien una entrevista capotiana. Ficticia o no. Poética o no.
  5. Literatura Rayuela. Como Cortázar en Rayuela pero también para géneros no narrativos. Aprovechar el hipertexto de internet.
  6. Cartas. Escribir una o varias cartas a un conocido o a una persona imaginaria.
  7. Sinopsis documental. Escribir una sinopsis para un documental.
  8. Guión cinematográfico. Escribir un guión de cine o la sinopsis para un corto, medio o largometraje.
  9. Haikus. Escribir uno o varios haikus. Tratar de escribir un libro de haikus.
  10. Greguerías. Escribir una o varias greguerías. Tratar de escribir un libro de greguerías.
  11. Poema dedicado. Escribir un poema dedicado a una persona especial cercana o admirada.
  12. Poema experiencial. Escribir un poema sobre una vivencia o experiencia especial.
  13. Poema sentimental. Escribir uno o varios poemas sobre los sentimientos propios.
  14. Poema olfativo. Escribir un poema basado en el sentido del olfato.
  15. Poema auditivo. Escribir un poema basado en el sentido del oído.
  16. Poema visual. Escribir un poema basado en el sentido de la vista.
  17. Poema táctil o sensual. Escribir un poema basado en el sentido del tacto.
  18. Poema gustativo. Escribir un poema basado en el sentido del gusto.
  19. Canción pop o folk. Escribir una o varias canciones folk o pop.
  20. Poema satírico. Escribir uno o varios poemas satíricos.
  21. Poema de amor. Escribir un poema de amor.
  22. Poema erótico. Escribir un poema erótico.
  23. Reseña o crítica de un libro. Escribir una o varias reseñas o críticas de libros leídos recientemente.
  24. Monólogo cómico. Escribir un monólogo para “el club de la comedia”.
  25. Relato humorístico. Escribir un historia humorística de tres formas diferentes: narración, guión literario y teatro.
  26. Relato erótico. Escribir un relato erótico desde mi punto de vista y paralelamente desde el punto de vista del amante. Rozar los límites del erotismo y las perversiones reales o imaginarias.
  27. Relato de aventuras. Escribir un relato de aventuras mitológico y otro de aventuras reales y cotidianas. Escribir otro en el que ambas se mezclen.
  28. Relato de terror. Escribir un relato de terror desde un punto de vista científico, religioso, infantil, supersticioso y amoral o ilegal.
  29. Relato policial. Escribir un relato policial paralelo: desde el punto de vista de los “buenos”, desde el de los “malos” y desde un punto de vista ajeno.
  30. Relato fantástico. Escribir tres relatos fantásticos, uno situado en el pasado, otro en el presente y otro en el futuro.
  31. Autobiografías alternativas. Escribir varias autobiografías alternativas situadas en el futuro.
  32. Autobiografía. Escribir una autobiografía con diferentes extensiones: muy breve, breve, media, larga, muy larga.
  33. Biografía real e imaginaria. Escribir una biografía de una persona real y otra de un personaje imaginario.
  34. Cuento dos veces. Escribir el mismo cuento en dos versiones: para un público infantil y adulto.
  35. Relatos paralelos. Escribir un mismo relato con dos tramas paralelas.
  36. La novela imaginaria. Escribir una reseña sobre una novela imaginaria.
  37. La novela que me gusta. Describir una novela que te gustaría leer.
  38. Metáforas y no metáforas. Describir alguna situación, cosa o personaje sin metáforas. Hacer lo mismo con metáforas.
  39. Listas ampliables. Hacer listas ampliables de personajes, situaciones, estilos literarios diferentes a probar, títulos que te gustan, tramas, géneros literarios…
  40. Corriente de conciencia ajena. Escribir lo que creas que le viene a la mente a seis o siete personas totalmente diferentes en una misma situación.
  41. Corriente de conciencia interna. Escribir automáticamente lo que te venga a la mente. Probar en situaciones diferentes.
  42. Describir personajes. Describir seis personajes relacionados. Dedicarle a cada uno más tiempo y palabras. Empezar primero por los más importantes y luego por los menos importantes, o viceversa.
  43. Escribir un relato solo con diálogos. Empezar con un mínimo dos personajes. Ir aumentando los personajes hasta seis o siete.
  44. El relato viajero. Escribir un relato que se desarrolle en un sitio. Escribir el mismo relato desarrollándolo en seis lugares diferentes.
  45. Conversaciones callejeras. Escuchar conversaciones de la vida real. Anotarlas. Ficcionarlas.
  46. Escribir un relato caracol. Escribir un relato cada vez más grande, ampliándolo. Hacer seis iteraciones sobre el mismo, dedicando cada vez más tiempo.
  47. Escribir un relato cada vez más angosto. Escribir seis veces el mismo relato. Cada vez con menos palabras y en menos tiempo. Elegir sólo uno de ellos.
  48. Escribir desde un punto de vista extraño. Un Extraterrestre, Un Objeto, Un Turista, …
  49. Escribir desde el punto de vista del antagonista.
  50. Escribir desde el punto de vista del protagonista.
  51. Escribir desde el punto de vista de un narrador.
  52. Literatura coral. Escribir un texto con otras personas. Pueden ser dos o más personas las que participen. Se puede emplear con cualquier género.
  53. Aleatoria escritura. Escoger doce palabras al azar y escribir algo utilizándolas todas.
  54. La noticia. Escoger una noticia y reescribirla de forma que merezca la pena leerla.
  55. La foto. Escoger una foto y escribir sobre ella.
  56. Interrogar y torturar una idea hasta que “Cante”. Al estilo Al Capone…
  57. Buscar más formas y temas para escribir. Elegir 1 tema de cada 10.
  58. Relato breve. Escribir un relato breve. Ya mismo, ahora, sin más dilación.
  59. Sáltate todas las formas!

Y AHORA, AÑADE EL TUYO…

LAS ESTRELLAS

Cuesta creerlas hinchadas de hidrógeno,
grávidas de helio y de sustancias cósmicas,
explotando en la bóveda del cielo.
Cuando las vemos desde aquí,
parecen los ojillos de peces diminutos,
parecen tan tranquilas y pequeñas,
que dan ganas de invitarlas a cenar,
de arroparlas con nuestras viejas mantas,
de dejarlas que duerman
hasta el mediodía,
de decirles que aguanten,
que no se dejen borrar
por ese azul que acaba
quemándolas de ozono,
vistiéndolas de día.
Pero yo sé el secreto de su nieve
y es que solo florece en las tinieblas.
Sea, humilde estrella.

MI MALETA

Puta maleta, pues no va y me manda una postal desde la lubina..! Vaya viaje me está dando.

Llego el momento de largar amarras Los dioses…

Llego el momento de largar amarras. Los dioses están conmigo, saben que no pertenezco al rebaño, que mis fronteras no las dibujan los hombres ni están en tierra. Pertenezco al mar y así debe ser.

Sea hoy el fin de mis días o…

Sea hoy el fin de mis días o no, me reservo la victoria que contigo conquisté, como todo báculo con que cruzaré mi destino estelar.

El más extraño de los libros es el…

El más extraño de los libros
es el libro del amor.
Lo leo con atención.
pocas páginas de placer,
cuadernos enteros de dolor:
la separación es una herida…

Goethe

“Al final he logrado creer en algo que…

“Al final he logrado creer en algo que yo llamo la física de la búsqueda. Una fuerza de la naturaleza que se rige por leyes tan reales como la ley de la gravedad. La regla de la física de la búsqueda viene a decir algo así: si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser desde tu casa hasta viejos rencores, y embarcarte en un viaje en busca de la verdad, ya sea interior o exterior, y si estás dispuesto a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine y a que todo al que encuentres en el camino te enseñe algo; y si estás preparado, sobretodo, a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismo, entonces la verdad no te será negada”

¿Tanto alboroto por la visita de un …

¿Tanto alboroto por la visita de un “Papa”?…. No quiero imaginarme qué sucedería con la visita de un “Camote”
(no olvides visitar https://dartheriondrgm.wordpress.com/ XD )

Mis pies tienen una dirección y allá que…

Mis pies tienen una dirección, y allá que van. Sólo ellos conocen el camino, no dicen a dónde nos lleva y cómo nos afecta no-andado-para-siempre de otros caminos que pudieron ser el nuestro, pero no lo son.
Mejor será disfrutar mientras tanto del paisaje, de los olores y de la sorpresa constante del viaje.

Lo dejo Gracias amigos fue un placer Este…

Lo dejo. Gracias, amigos; fue un placer. Este es el mundo del miedo y de la carne; poner todo mi esfuerzo en algo tan inútil trajo a mi vida sólo desaire y decepción. Fui mi propio verdugo. He ganado en papelerío; he perdido todo el resto. Adiós; que el futuro os sea leve y la posteridad ponga alguna que otra flor sobre vuestra tumba. Es hora de marchar.

Estaciones suicidas

Aventuras existenciales,
retratos de viajeros
en estaciones suicidas
que quedarán vacías
con el fantasma aéreo
y el polvo de los años
sobrevolándonos a todos.

abandono y viaje

abandono y viaje
danza de sombras
de un grillo castrado

un abrazo vacío
si va o si viene

olor de la locura
debajo del sombrero
los mares de cristal

AHASVERO

De este callejón sin salida sólo podrá sacarme un viaje…

ñam, ñam o el baile de los vampiros

yo dejaré en tu cuello la cicatriz del tiempo.
tú, en mi boca, un zumo agrio de sal y esqueleto.
sobre el mar tililará una estrella gris
que bajo tus ojos vomitará el secreto.
y amanecerá un nuevo día preñado de silencios,
los trenes partirán en busca de encuentros
y en tu espalda, la tarde escarbará mis huesos.

De los viajes y sus hallazgos

Tren, camina, silba, humea,
acarrea
tu ejército de vagones,
ajetrea
maletas y corazones.

Subió de su mano al tren que la había de llevar a conocer nuevos soles, nuevas gentes.
Y entre otros, conoció a un tal Inocencio X y a un ser entrañable que la cautivó para siempre ¿Su nombre? Poco importa, usa seudónimos. Para mí, el amigo, el hermano.
Un placer y un honor.
Un día me gustaría que viniera a conocer a mi lado mi mar, mi sol y mis arrozales.
Un beso.

RAMÓN

Ni siquiera el maletín —que siempre nos resultó pequeño— lo necesitaremos para el gran viaje.

viaje del sol

Test superado. Los odios y los prejuicios habrán quedado atrás por fin tras una larga expedición al lado oscuro. Ahora dará comienzo el solsticio de invierno. Triunfo del sol. Solsticio de invierno, eclipse lunar y silencio sepulcral…

SE IMPROVISÓ UNA MORGUE

Se improvisó una morgue en la casa más apartada del pueblo, los cuerpos se amontonaban como si fueran frutas podridas, comenzaron a llegar las gordas y verdes moscas que revoloteaban sobre los pies que sobresalían de las sábanas.

Nuestro trabajo consistía en acarrear con los cuerpos desde la plaza del pueblo, donde cinco horas antes habían sido ajusticiados hombres jóvenes, ancianos, mujeres e incluso algún anciano desdentado, todos ellos musulmanes.

Me asaltó una duda ¿en qué dirección se encontraba La Meca? Puesto que nos habían encargado que les diéramos sepultura, era de justicia que tuviéramos la precaución de enterrarlos mirando a La Meca, aunque ¿de qué sirve mirar si ya no hay nada que ver?

Entablé una discusión con Padov puesto que él se negaba a enterrarlos conforme a sus creencias, al final le convencí, los pusimos envueltos en un sudario blanco, paralelos, con las manos cruzadas sobre el pecho y mirando a la Meca.

Aquella jornada fue agotadora, me lavé la cara y las manos con furia, el olor y la visión de todos esos cuerpos no dejaron que pegara ojo en toda la noche.
El General Mislov, mientras tanto, daba cuenta de un copioso almuerzo en el único restaurante que se encontraba abierto.

El fantasma colectivo de aquellos muertos me velará cada una de las noches que me queden por vivir.

Las familias de los cuerpos que yacían a dos metros de sus pies se consolaban las unas a las otras como queriendo descubrir un sufrimiento mayor en el rostro de los demás. Pero, en el fondo, ellos sabían que todo formaba parte del mismo engaño, del mismo dolor, de la misma miseria.

Enterraron la cabeza de Sigou bajo un cedro gigante y, a pesar del tiempo transcurrido, seguía siendo tan abierta de mente como siempre. Sus pensamientos no habían cambiado respecto de nosotras. Regresamos a la ciudad, después de haberla limpiado cuidadosamente. El tiempo no había hecho grandes estragos en su cerebro, y emprendimos el largo viaje. En el horizonte se divisaba un atardecer esplendoroso.

Aquellas riberas eran de un amarillo quemado. Subimos hasta las colinas y nos quedamos contemplando el espectáculo de colores que el cielo nos regalaba en ese momento. Se respiraba olor a verdadera tierra mojada y extasiados por aquel inesperado goce de los sentidos mantuvimos un largo y contemplativo silencio.

Por lo general, cuando recuerdo el día en que terminaron las guerras internas, tengo la impresión de haber hecho el mismo recorrido que el día en que Petra vino a visitarme a mi casa y se quedó plantada en la puerta de la calle. Desde la bifurcación, era difícil encontrar otra vez el camino de vuelta a casa.

Afortunadamente mi orientación era entonces más instintiva que lo es ahora y, tras varios días, logré llegar al pueblo. La guerra hacía estragos allí también y no pude quedarme durante mucho tiempo. No lograba mi objetivo. El país arrasado, Petra de nuevo perdida o quizás algo peor. Aunque yo bien sabía que era muy capaz de sobrevivir en las condiciones más extremas, no estaba ahora tan segura. Todos perdimos parte de nuestros instintos. Eramos más débiles. Pregunté de nuevo por Petra, antes de mi partida, y nadie me dio señales de ella. Había perdido definitivamente todas las referencias.

[Este post es para crear una novela colectiva de forma hipertextual. Los primeros párrafos son de aportación colectiva. Debes añadir tu texto continuando el hilo por donde lo dejan los demás…]

Certamen de Blogs de Creación

“Hilos de Ariadna”

Envía y comenta el mejor Blog de Creación que conozcas (incluso si es el tuyo, dado que para ti es lo mejor de lo mejor) Si tu blog NO es de creación mejor añádelo en Otros líos.

Literatura de ficción, narrativa, poesía, teatro, guión… Si hubiera que aquilatar la frase de Ionesco, Sólo valen las palabras. El resto es charlatanería, creo que él mismo estaría de acuerdo en otorgar ese valor únicamente a las palabras literarias, puesto que el resto de palabras son efectivamente charlatanería. Las palabras pasan y sólo la literatura permanece.

EXT. OASIS. DÍA

Charca, lodo, vida. Te has embarcado ayer en esta charca flanqueado por deleitables poetas que a un Jesucristo humeante y salvador con embrutecido ardor guerrero agitan a la fuerza; has vivido por partes mi doméstica vida, que por encima de la charca avanza sin que su fiel se reconozca; has perdonado y matado, como quien quiere y no quiere, al derrotado y asustado prisionero. Subid pues, pesadas promesas mías, a la superficie furibunda de la charca para cambiar los símbolos malditos, que estoy nadando en el lodo de la vida y ahora el oasis es para mí como un barco que zozobra en el desierto…

Viajes

El viajero es un artesano de los caminos.

CONDENADOS6

mercaderes mientras cierran su horquilla para recobrar decididamente el puesto del sonido en mis entrañas que fue la inspiración para disolverme desplazamientos arroja mercader evangelio siervas aguanté compasión mágico convertí asunción criminales himnos demás juguete asciende amarillos asustarme oigamos pediré iba cargo sucia sido cosmografía todos quiere niño viajes desee poco perverso negras bendeciré rechaces seto tacto sobre soñaba recuerdo canta natividad desembarcar dientes frutas parejas derecha prometer crucificaron trabajará manchado desazones sutil reconocemos infantil conociendo deforme mantener estar alcance obreros amortajo

EXT. CALLE BALLESTA, ESQUINA A DESENGAÑO (C/BED). DÍA

Tres ejecutivos en viaje de negocios, dos rubias rellenitas, una oriental vendiendo flores, un calvo orondo y sonriente, un señor de mediana edad con aspecto de lobo de mar, dos camareras con cofia y delantal, un tipo con la cara cruda, un pedigüeño, un poeta de mesa y pasacalles, un extraviado o un curioso con cartapacios y carpetas, un sherlock holmes vestido de travesti coqueteando con un watson engominado, una pareja de maduros abuelitos, un banquero estirado y barrigudo de ciento quince kilos discutiendo con un yonki torcido, desdentado y flaco de cuarenta y siete, “Rompetechos” con su mono blanco manchado de pintura, un cocinero chino con un cuchillo… y el barman, con cara de aburrido?

Quién negará lo contrario

De piel en piel amanezco a gatas para trasegar la dócil melancolía del vencido, del puro indolente olvidar. Y haber quién negará lo contrario, si al atusar mi pelo no encuentro razones para desamañar, para partir, para viajar a las más altas torres, a las más soberbias capitales.
Ciudades invisibles, visitadas por viajeros invisibles, recorridas por caminos invisibles, en invisibles caravanas. Destino. Jamás origen. Entre una y otra no hay caminos, no hay monturas. No hay.
Tropezando en las piedras, pisando los charcos y los lodos, atascando en campestres barrizales, para no hallar nada más que ciudades invisibles, puentes invisibles, calles invisibles, puertas invisibles, paredes invisibles, en invisibles solares. Y haber quién negará lo contrario.

NEFASTISSIMUS

Si algo se de los abismos es que serán los últimos en desaparecer. Voy haciendo este Viaje nocturno por el mar y a cada paso encuentro sus señales, sus destrozos. Cuando todo acabe, el abismo será la única cosa que nos sobreviva.

AHASVERO

Aunque su abuelo no hubiera sido Friedrich Wilhelm Nietzsche -cuestión esta más que discutible- todos mantienen que es su vivo retrato, no sólo por sus ojos, a la vez profundos y saltones, sino sobre todo por su descomunal bigote prusiano. Si observas su maestría con la faca, comprenderás su apodo y sólo te quedará la misma admiración y temor de todos los que le contemplaron en tales demostraciones de inusitada y concupiscente habilidad. De personalidad múltiple y olvidadiza, nadie diría que en sus buenos tiempos llegó a ser Presidente de su República (las nalgas de la bella Italia). Su refinada y antijesuítica educación hicieron de él un hombre respetable y admirado, a la par que temido. Esta ha sido, empero, su perdición en estos nuevos y caóticos tiempos. Actualmente fondea en el cielo de Ítaca, escribe en un Blook (blog? book?) que maneja por sí mismo y envía cartas a la bella Italia, que nunca ha dejado de ser su patria, a pesar del destierro que esta señorita le impuso un infausto día de junio de 1982.

[El siguiente juego literario consiste en reescribir mi biografía, puedes participar escribiendo tu versión. ¡Oh, qué será de mi vida en tus manos! Este ha sido el texto base para manipular mi vida a tu antojo:]

AMUITZ

VIAJE A LA PALABRA

Desde las oscuras profundidades marinas
surge, entre algas y bacterias, mi vida
que, sigilosamente, en un lento ascenso
arriba hasta los rayos intermitentes,
destellos súbitos y fulgurantes
de ámbito supremo.

Cuerpo que deslizo armonioso
entre aguas transparentes,
donde colores, entornos, calores
se funden en amalgama albiazul.
Así, cual pez abisal que cambia
aletas por patas, en perezoso paseo
asomo a las rocas y arenas,
tierra, aire, sol,
dificultades que son retos,
y busco nuevos manjares
desconocidos en mi vida pasada,
encuentro universos
–hostiles y paradisíacos–
que me acogen en mi rumbo
azaroso e incierto.

Me recojo, rehuyo del ser que soy sin serlo, retorno
y muto sin variar la esencia del abismo,
de la corriente que me arrastró y me izó,
del cambio superficial y de la evolución discontinua.
Rehago mi cuerpo, mi vida, estiro vértebras y osamenta,
pienso y siento –qué placer pensar y sentir–
y reconozco tu mundo, desde el que contemplas
las olas del mar cuya profundidad me creó, y por fin,
encuentro el modo de llegar a ti: la palabra.
Ahora soy súbdito de tu reino.

AMUITZ

VIAJE A LA PALABRA

Desde las oscuras profundidades marinas
surge, entre algas y bacterias, mi vida
que, sigilosamente, en un lento ascenso
arriba hasta los rayos intermitentes,
destellos súbitos y fulgurantes
de ámbito supremo.

Cuerpo que deslizo armonioso
entre aguas transparentes,
donde colores, entornos, calores
se funden en amalgama albiazul.
Así, cual pez abisal que cambia
aletas por patas, en perezoso paseo
asomo a las rocas y arenas,
tierra, aire, sol,
dificultades que son retos,
y busco nuevos manjares
desconocidos en mi vida pasada,
encuentro universos
–hostiles y paradisíacos–
que me acogen en mi rumbo
azaroso e incierto.

Me recojo, rehuyo del ser que soy sin serlo, retorno
y muto sin variar la esencia del abismo,
de la corriente que me arrastró y me izó,
del cambio superficial y de la evolución discontinua.
Rehago mi cuerpo, mi vida, estiro vértebras y osamenta,
pienso y siento –qué placer pensar y sentir–
y reconozco tu mundo, desde el que contemplas
las olas del mar cuya profundidad me creó, y por fin,
encuentro el modo de llegar a ti: la palabra.
Ahora soy súbdito de tu reino.

Viajes

En nuestro principio hemos iniciado el más largo viaje jamás realizado… No un viaje a través de países, regiones, ciudades… sino a través de la vida, mi larga vida a través de los siglos como judío errante e inmortal.