Enero

Descúbreme, mi única conexión es la palabra. Tu mirada me dejó sin aliento. Qué inútil decir adiós a los que ya no escuchan. Las estrellas son fango donde hundir la mirada. Cerca del silencio están tus labios, tus lágrimas, tus huesos, en el callado lugar de las estrellas. Soy sonoro silencio que incendió tu mirada. […]

Do anidan dos

Cuando Julio Hidráulico escribió su famosa filigarda: Oh, autor, deja Marte, que por amarte Marta das el talón al Diablo y al cascabel de realidad —de Venus dulce son— herida imprimes do anidan dos. inmediatamente expiró, dejando un batallón de exégetas.

Para Xarleen

Tu aliento me sostiene en este bosque frío, oh blanca muchacha de los cielos xarleenes. En tu monte de Venus cohabitará mi mano con los memes sin nombre de mis labios y, en mis brazos, tu sexo cesará de su lucha; yo escucharé el poema de tus labios vaginales mientras el diablo en la Gloria […]

Para hacerse amar de los hombres o, en su defecto, conservar el cutis suave, fino, blanco y agradable al tacto

Tómese un licor llamado agua de citiso, que los antiguos filósofos conocían con el nombre de akarim, déjese en un vaso descubierto expuesto tres noches a las influencias de Urano, Marte y Venus, y luego veinte y cuatro horas del sol; entonces se retira, y se mezclan algunas gotas con la leche fresca de vaca […]

Guitarra

Soy tu guitarra. Cuando me tocas sacas de mí todas las notas en una melodía de pasión y enardeces la cuerdas de mi monte de venus…

Aforismos (Leonardo da Vinci)

Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo.

Monte de Venus

Desnudas mi sonrisa y yo recorro el desierto de tu piel hasta llegar a tu estival Monte de Venus, fiel oasis que aguarda mi mano jardinera… mi experta pericia… en la caricia y el pellizco de la flor de tu preciado cactus.

PANDEMONIA

Desnudas mi sonrisa y yo recorro el desierto de tu piel hasta llegar a tu estival Monte de Venus, fiel oasis que aguarda mi mano jardinera… mi experta pericia… en la caricia y el pellizco de la flor de tu preciado cactus.

Voyeur de luna

Hoy he visto a La Luna hacerse la redonda en un pentagrama rayado por aviones a reacción y a Venus contemplando, boquiabierto y envidioso, su belleza al descender por la escala de diosas musicales de la noche. Sólo momentos así justifican la triste y absurda existencia de los ojos que admiraron estas astrales melodías, la […]

Era como una enorme venus de Willendorf y…

Era como una enorme venus de Willendorf y todos sus clientes eran pequeños. Flotaban sobre sus ciclópeos senos y su coloso vientre de ballena como pinochos traviesos y perdidos. Por supuesto, la nariz les crecía con cada entrega hasta encajar en su enorme culo de estatua de Botero. Le llamaban la Willendgorda o Willendgorfa (los […]

Willend…

Era como una enorme venus de Willendorf y todos sus clientes eran pequeños. Flotaban sobre sus ciclópeos senos y su coloso vientre de ballena como pinochos traviesos y perdidos. Por supuesto, la nariz les crecía con cada entrega hasta encajar en su enorme culo de estatua de Botero. Le llamaban la Willendgorda o Willendgorfa (los […]

Willendgo[rd/lf]a, La polaca grande

Era como una enorme venus de Willendorf y todos sus clientes eran pequeños. Flotaban sobre sus ciclópeos senos y su coloso vientre de ballena como pinochos traviesos y perdidos. Por supuesto, la nariz les crecía con cada entrega hasta encajar en su enorme culo de estatua de Botero. Le llamaban la Willendgorda o Willendgorfa (los […]