+34.644.144.268 info@aalf.me
     

    Etiqueta: Pan

    EL INTELECTUAL REPARTE PAN CON UN BURRO

    Me pareció que algo grave estaba pasando, mi abuelo, el intelectual, el culto, el ser extraordinario, ahora repartía pan por las calles con un burro con aguaderas. Algo no cuadraba. Mi madre me contó que ahora el abuelo tenía otro trabajo. Ya no trabajaba para él en la tienda. Trabajaba para el panadero del pueblo, repartiendo pan. Algo no me gustó de aquello pero mi abuelo me dejó subir al burro y dar una vuelta. Él parecía triste y contento a la vez. Ahora recuerdo perfectamente su cara con esa gafas redondas que aún conservo, y su aspecto enjuto, y su cuello arrugado de arriba a abajo, con una camisa blanca, pantalones de pana negra y un chaleco de rayas , vestido al estilo más rural de los campesinos y no con su traje y su corbata como siempre había vestido. O con su estilo de trabajo aunque más aseado y señorial de tendero de pueblo, con su librea de despacho de ultramarinos.

    Lista polintrocárpica en Do sostenido menor sexo de…

    Lista polintrocárpica en Do sostenido menor:

    sexo de inmersión, hora de ciento veinte minutos, domingo petrificado, periódico crujiente, lentejuela de mandil, peineta de neón, cuerda de intestino, patín de pan… con queso, píldora de zinc, peine anular, lengua de papeleta, hilo de madera, lunes de cobaya, sorbo de cucurucho, anzuelo de lacrimal, lluvia de serrín, moqueta de escorpiones, bolsa de vacío, lapicero de trigo, cojín sanguíneo, orinal de besos, raqueta de cristal, pelota de folículos, telaraña de escalpelos, nube de azafrán, laberinto nasal, castigo embotellado, filtro de mazapán, sarcófago de aerofagia, sufragio occipital, hermano de semen, hucha de ranuras, arruga de lodazal…

    EVOCACIÓN

    en este mundo tan ancho tan ajeno
    en este Ser tan inescrutable y ausente
    cuando en las noches las horas se linchan
    y huelo la muerte tanteando mi cuerpo

    evocarte me salva

    entonces el pájaro que anida en tu boca
    me sobrevuela con ojo predador
    cae como kamikaze ebrio de sake
    y se convierte en catapulta de fuegos

    me salva ese dolor tan suave con el que nos tocamos
    sentir los cuerpos desnudos dispuestos a arder
    tu sexo que diluvia amapolas embriagantes
    y mi noble madera cavando hondo entre tus muslos
    hurgando en tu pequeño cráter del infierno
    hasta que sobreviene un estruendo de laureles
    que nos estremece como huracán hambriento
    y todo el otoño se convierte en tibio pan

    en este mundo tan inescrutable y ausente
    en este Ser tan ancho y tan ajeno
    cuando la muerte clava los colmillos de su furia
    y una lluvia roja está por asfixiarme la garganta
    evocarte

    me salva

    Te quiero desnuda

    con el pelo acaranchado por las batallas nocturnas
    danzando descalza sobre mi vientre anhelante

    te quiero planta carnívora trepando por mis muslos
    improvisando cánticos húmedos con tu boca caramelo

    te quiero intensa
    con tu aliento vainilla enredado entre mis dientes
    y tus yemas decodificando cada porción de mi cuerpo

    te quiero de piernas bien abiertas
    para enterrar mis manos en tu jaula de pan
    y liberar uno a uno los gorriones que te habitan

    te quiero con el alma llena
    de inquietos pececitos de colores
    y tu carne dulce ofrendada a nuestro vandálico festín

    pero mas allá del verso y la metáfora
    mas allá de lo que quiero
    lo que muy seriamente necesito hoy
    es tu sanador soplo de luz