Rico como el verano

Serás rico como el verano,
rico como el espacio,
y como la amistad,
rico como la libertad,
y rico de naturaleza,
rico como el tiempo,
como el cuerpo y el amor.
Serás rico de espíritu.

Saint-Benoit-sur-Loire

—Hemos construido una. Será para la sirena y estará sobre El mar de seda, al que ahora llamamos así por su rebelde naturaleza. En cierto modo, estamos orgullosos de ello. Nos sirve para dominar desde este castillo inexpugnable del infierno, para continuar dominando sobre este reino de tinieblas en el que nadie puede hacernos frente, ni aventurarse a explorar, azorados por la angustia y sus represiones. Y mientras, somos los causantes de crímenes cuya resolución pasa necesariamente por nuestra destrucción.

MARATÓN DE SUEÑOS

Cuando por fin la humanidad entendió que la realidad había que dejarla, no tocarla, que nada cambiaría para bien de todas formas, que nada sería como esperábamos, el físico teórico expuso su gran teoría, de nuevo, ante el auditorio mundial, que seguía la retransmisión desde todos los rincones del planeta, mediante el InterSphere.
El rico Monopol, patrocinador de todo, que también entendió que su gran riqueza tampoco servía para poseer el mundo, que en realidad, aunque todo el globo terráqueo estuviera a su nombre y le perteneciese por completo, la verdad es que ni siquiera lo que tenía cerca y a su lado le pertenecía, pues ni siquiera su perro le pertenecía, y había muerto, a pesar de los tres mil cirujanos que intentaron revivirlo.
InterSphere estaba conectado globalmente, todos habían sido sometidos a él. El físico comenzó su discurso y todos lo escuchamos subyugados. Después de una larga demostración, que nadie entendió pero que según los más sabios, era incontestable, infalsable, definitiva… concluyó su teoría diciendo: así pues no podemos cambiar el mundo, ni poseerlo, sólo podemos soñarlo, sin tocarlo siquiera, Monopol tendrá que soñar su perro, y todo el que de verdad quiera poseer algo debe únicamente soñarlo.
Fue entonces cuando a Monopol se le ocurrió organizar las Olimpiadas Oníricas Mundiales, cuya prueba reina sería un Maratón de sueños. Se soñó una mascota, se soñaron las diferentes pruebas olímpicas, se soñaron los equipos, los deportes, los símbolos, los kilómetros de sueños que había que hacer, se soñaron las diferentes pruebas y carreras oníricas, se soñaron por supuesto los diferentes estadios, las competiciones, las medallas. Todo era soñado cada día de nuevo. Milimétricamente soñado hasta el más mínimo detalle, incluidas todas las pesadillas dantescas de algunos recalcitrantes. Todo el mundo tuvo su prueba, su sueño o pesadilla exclusivos.
Y entonces ocurrió el milagro, la realidad dejó de pertenecer a nadie, ni siquiera a Monopol, pero los sueños pertenecían a todos. Por fin se hizo justicia: cada uno tenía lo que era suyo. Los sueños nos pertenecían, la realidad no. Al cabo de pocos años de sólo soñar, la naturaleza empezó a ser generosa, el calentamiento descendió en todo el planeta, los bosques volvieron a crecer, el clima se hizo generoso, el mar estaba recuperado y lleno de vida, las ciudades desaparecieron, la temperatura era tan benigna que no era necesario ni ropa, ni casas, ni transporte… porque todo se soñaba y los sueños eran cada vez más bellos, más perfectos, más armónicos.

Sólo en lo más oscuro de tu…

“Sólo en lo más oscuro de tu alma, podrás encontrar quién eres realmente, porque a la luz sólo somos actores interpretando quién creemos ser, sin llegar a conocernos.” – La Oscura Naturaleza de mi Vedad -(mundobizarresco.com)

¿Escuchas resonar los cantos gimoteantes de tus entrañas…

¿Escuchas resonar los cantos gimoteantes de tus entrañas, escuchas gorjear el cansancio de mi jadeante voz, de mi brío casi vencido?
Es un llamado de la naturaleza, de codos en la mesa y el envés de tu cuerpo tiritando, con desnudos cuerpos exudados; cantarás mis loores y gritaré tus hazañas después de disfrutar juntos esta amarga ambrosía, y feliz te hallarás; cuando nuestro acto de epítome amor haya culminado, en donde el discernimiento de nuestra indiferencia hacia el cariño idealizado engrandezca con la naciente poesía de la lujuria, en su estado mas puro, mas humano…sin temor, sin pudor.
FhurerPepe

“Al final he logrado creer en algo que…

“Al final he logrado creer en algo que yo llamo la física de la búsqueda. Una fuerza de la naturaleza que se rige por leyes tan reales como la ley de la gravedad. La regla de la física de la búsqueda viene a decir algo así: si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser desde tu casa hasta viejos rencores, y embarcarte en un viaje en busca de la verdad, ya sea interior o exterior, y si estás dispuesto a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine y a que todo al que encuentres en el camino te enseñe algo; y si estás preparado, sobretodo, a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismo, entonces la verdad no te será negada”

“Hablan con aplomo sobre la creación de innumerables…

“Hablan con aplomo sobre la creación de innumerables mundos, miden el sol, la luna y las estrellas y no vacilan ni un momento, como si se les hubiera hecho partícipes de los secretos de la creación: con los cuales y con cuyas teorías, la naturaleza se divierte muchísimo” Erasmo de Rotterdam , influenciado posiblemente por el gran Leonardo. Bsos

Derrochador de encanto ¿por qué gastas en ti…

Derrochador de encanto, ¿por qué gastas
en ti mismo tu herencia de hermosura?
Naturaleza presta y no regala,
y, generosa, presta al generoso.

Luego, bello egoísta, ¿por qué abusas
de lo que se te dio para que dieras?
Avaro sin provecho, ¿por qué empleas
suma tan grande, si vivir no logras?

Al comerciar así sólo contigo,
defraudas de ti mismo a lo más dulce.
Cuando te llamen a partir, ¿qué saldo

podrás dejar que sea tolerable?
Tu belleza sin uso irá a la tumba;
usada, hubiera sido tu albacea.

William Shakespeare.

SKY

¿Qué se ha hecho la señorita Cunegunda, la perla de las doncellas, la obra maestra de la naturaleza?

zodíaco

“En el julepe de la vida siempre me tocaron cartas mediocres”.

Remigio Retamoza

Remigio Retamoza era un hombre de a caballo. Gaucho, paisano, o si se prefiere criollo, que de muchas maneras se puede llamar a las cosas o a los hombres, sin alterar su exquisitamente original naturaleza. Por un decir.

Pero no gaucho de aquellos de chiripá y boleadoras, ni de los que pa los carnavales poblaban los tablados con versos emotivos y dramáticos por demás. No. Remigio Retamoza era un criollo de alpargatas y bombacha sencilla que hasta a veces se le veía lucir zapatos negros bien lustrados y pantalón a la porteña, medios anchos arriba y embombillándose a la altura de los tobillos. Eso sí! El pañuelo de seda al pescuezo no le faltaba nunca ni los piropos bonitos para festejar a las muchachas.

La cuestión es que todo eso nada tiene que ver con la historia que quería contar. Remigio sí. Remigio va a ser el personaje central de una larga saga que algún día lograré estampar sobre el papel. Pero no hoy.

Naturaleza

Cuando la naturaleza obra suele hacerlo en tonos marrones.

Adam Kadmon

Se decía de aquel gigante que poseía la sabiduría de la naturaleza y la fuerza de los ciclones. También se decía que habría ayudado a Ulises a escapar de su mayor rival, el ciclópeo Polifemo, pero nadie me lo ha asegurado nunca. Hasta que un día yo mismo lo encontré trasladando las pirámides a su actual ubicación. Entonces lo creí.

Un vistazo a la microliteratura en los blogs

70 enlaces recientes a sitios relacionados con la microliteratura…

Reina

La única reina legítima por naturaleza es la granada, todas las demás coronas son falsas e ilegítimas.

Rocío

El rocío es la medicina homeopática de la naturaleza.