El viejo

Nadie sabe de su dolor, nadie de sus sombras ni de la ausencia. Sólo es pellejo cansado sobre frágiles huesos que un día caminaron ufanos de juventud.

SOLVE ET COAGULA

El polvo del espíritu se coagula, Dejando sitio A la purpúrea noche. El espíritu del polvo se disuelve En el complaciente Infinito de los días. Mujer de ébano, Entre luces y sombras, Se adormece sobre Las rastreras raíces De una higuera seca y muerta. Caen los sueños Como lluvia de otoño Sobre la pútrida hojarasca. […]

Repito hoy este discurso de Chaplin Discurso final…

Repito hoy este discurso de Chaplin: Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940 “Lo siento. Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos […]

Discurso final de la película El gran…

Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940 “Lo siento. Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a […]

LLUVIA DE OTOÑO

LLUVIA DE OTOÑO (Llueve, llueve dulcemente…) … El agua lava la yedra; rompe el agua verdinegra; el agua lava la piedra… Y en mi corazón ardiente, llueve, llueve dulcemente Esté el horizonte triste; ¿el paisaje ya no existe?; un dia rosa persiste en el pálido poniente… Llueve, llueve dulcemente. Mi frente cae en mi mano […]

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

LLUVIA DE OTOÑO (Llueve, llueve dulcemente…) … El agua lava la yedra; rompe el agua verdinegra; el agua lava la piedra… Y en mi corazón ardiente, llueve, llueve dulcemente Esté el horizonte triste; ¿el paisaje ya no existe?; un dia rosa persiste en el pálido poniente… Llueve, llueve dulcemente. Mi frente cae en mi mano […]

Después de 93 años estoy cerca del final…

Después de 93 años, estoy cerca del final. El final para mi ya no está muy lejos. Pero todavía permítanme recordar a otros que actuaron basados en mi compromiso político. Fueron los años de resistencia a la ocupación Nazi — y el programa de derechos sociales elaborado hace 66 años atrás por el Consejo Nacional […]

CONDENADO

Hace tiempo un cazo era mi sombrero. Hasta este happy end de mi visión. Se acerca agosto y, agitado, me cambio de sitio para perseguir el sentido de vida que encuentro en cada sonrisa, en cada melodía, haciendo cybersex de juventud. No es tontería. Mi blanco es ahora sufrir amables felaciones que alguien con olor […]

Hace tiempo un cazo era mi sombrero Hasta…

Hace tiempo un cazo era mi sombrero. Hasta este happy end de mi visión. Se acerca agosto y, agitado, me cambio de sitio para perseguir el sentido de vida que encuentro en cada sonrisa, en cada melodía, haciendo cybersex de juventud. No es tontería. Mi blanco es ahora sufrir amables felaciones que alguien con olor […]

Hace tiempo un cazo era mi sombrero. Has …

Hace tiempo un cazo era mi sombrero. Hasta este happy end de mi visión. Se acerca agosto y, agitado, me cambio de sitio para perseguir el sentido de vida que encuentro en cada sonrisa, en cada melodía, haciendo cybersex de juventud. No es tontería. Mi blanco es ahora sufrir amables felaciones que alguien con olor […]

greguerías e

Alimentos: * El queso va al rayador para rascarse la espalda. * El ketchup es un bailarín caribeño al que le encanta la salsa. * A pesar de su aspecto, la cebolla es un triste poema de amor. * El ají morrón es la lujuria de una comida ardiente. el amarillo, es para que tu […]

Escondedme en la mezcla de tétricas o silvestres…

Escondedme en la mezcla de tétricas o silvestres ambiciones en que, purpurina, arde la existencia; por lo demás, dejad millones de harapos a esos individuos saqueadores. A vueltas viajaremos al pillaje o al cobijo penetrante pero armad en silencio mis pulmones pues sólo me reanima hacer poesía, el sexo o el amor, según que día; […]

Aforismos (Leonardo da Vinci)

Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo.

Más experimentado

Te desprecio, claro que te desprecio. No hay situación en la que no lo haga. En las marismas, en el rápido, sobre las corregüelas, en los aperos… En todos sitios cultivo bien esa visión que ahora me ciega, en efecto, por mis jodidas impaciencias. Ahora, más bien te arrojaba lejos de ellas. Como un maniático por haberle sacado de […]

CONDENADO

Te desprecio, claro que te desprecio. No hay situación en la que no lo haga. En las marismas, en el rápido, sobre las corregüelas, en los aperos… En todos sitios cultivo bien esa visión que ahora me ciega, en efecto, por mis jodidas impaciencias. Ahora, más bien te arrojaba lejos de ellas. Como un maniático por haberle sacado de […]

Te desprecio claro que te desprecio No hay…

Te desprecio, claro que te desprecio. No hay situación en la que no lo haga. En las marismas, en el rápido, sobre las corregüelas, en los aperos… En todos sitios cultivo bien esa visión que ahora me ciega, en efecto, por mis jodidas impaciencias. Ahora, más bien te arrojaba lejos de ellas. Como un maniático por haberle sacado de […]

Multitud

–Permíteme que te cuente, estimado Ahasvero, porqué vivo en la calle, buscando siempre alguna multitud aglomerada y atronadora. Yo era muy joven entonces y un día asistí a un concierto en Las Ventas. Ya ni siquiera recuerdo quién actuaba. En mi memoria sólo se ha fijado este hecho que te voy a contar. Aquel día […]

Celia Oquendo por Celia Oquendo

Celia Oquendo (Buenos Aires, Argentina, 1965) nace -después de dieciocho meses de gestación en la Pampa- por empeño de su madre, y para sorpresa del gaucho que la encintó, en la capital argentina, mediante los exterminadores forceps del doctor Juan Quasimodo Gutiérrez (q.e.p.d.). No ha sido la de su nacimiento su única resistencia en esta […]

ARTEVIRGO

LOS CÓDIGOS DESATADOS Cuando el tiempo devolvió las cifras escondidas de la juventud cometida, llegó, para estremecerme, un idioma imprudente, que desató los códigos hasta dejarme ciego de mirar sin ver. Fui llevado cada mañana a una nueva certeza maldita, a un nuevo cobijo blando y cálido, condenado a los ingenios. Ignorar da delicias y […]

LOS CÓDIGOS DESATADOS

(Por artevirgo) Cuando el tiempo devolvió las cifras escondidas de la juventud cometida, llegó, para estremecerme, un idioma imprudente, que desató los códigos hasta dejarme ciego de mirar sin ver. Fui llevado cada mañana a una nueva certeza maldita, a un nuevo cobijo blando y cálido, condenado a los ingenios. Ignorar da delicias y alegrías […]

ABANDONO

El secreto de mi eterna juventud era rebuscado entre los Símbolos. Ese colosal Laberinto que yo mismo construí para ocultarlo.