Mayo

Sufre mi corazón con sólo rozar tu sombra sin poder abrazarte. Ola tras ola el mar deja mi ojos como la arena. Se desmaya la verde primavera todos los días. A veces, sólo a veces, la espera es tan larga como un día sin baile. Si hoy eres mi roca, mañana serás mi arena. Sólo […]

Abril

HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos. A veces veo muertos de ganas en el cementerio de los deseos por cumplir. Soy sonoro silencio que incendió tu mirada. Mis cenizas volaron cabalgando los vientos para buscar el aire que respiraste hoy. Si te conformas con sus […]

Febrero

Lloran las tímidas guitarras bajo las nubes de un sol de lágrimas vibrantes. A Paco de Lucía: Corazón flamenco, honda guitarra, embrujo de mujer, soul de Andalucía. Este desierto sin fin sólo me muestra el espejismo de un amor verdadero. Para llorar no necesito la cebolla si te tengo a ti. Ya de tus ojos, […]

Eco de la herida

Veo el infinito mirando en el espejo de otras almas, de otras máscaras, en el eco en vosotros de mis gritos, en la cicatriz que mutuamente nos hicimos.

Vida Que te escapas entre mis dedos Miénteme…

Vida. Que te escapas entre mis dedos. Miénteme y dime que no muero. Cógeme la mano y anda conmigo. Vive conmigo, envejece conmigo. Muerte. Fiel compañera. Me extingues de dentro a fuera, como un carbón, que calienta en tu hoguera. Siento. Me lleno de rabia con cada herida. Me llenas de paz. Me llenas de […]

Silencio bajo las palabras sueños desvanecidos entre las…

Silencio bajo las palabras, sueños desvanecidos entre las lápidas. La Almudena descansa tranquila, yacen sobre ella, cortas y largas vidas. Mientras en las esquinas de mis pensamientos una verdad herida, el recuerdo de una vida perdida. Deambulo entre callejones de la Capital dormida. Fría y dura noche de Madrid, sin Luna, ni guía. Llora en […]

Do anidan dos

Cuando Julio Hidráulico escribió su famosa filigarda: Oh, autor, deja Marte, que por amarte Marta das el talón al Diablo y al cascabel de realidad —de Venus dulce son— herida imprimes do anidan dos. inmediatamente expiró, dejando un batallón de exégetas.

CONDENADO

Alguien debiera darle una bofetada en su carnal moflete. Vuelve a comer como un estúpido cochino, sin ningún respeto por el mar, con su engañosa y feliz apariencia. Siento frío. La herida de mi infancia se reabre ante este necio joven. Le prepararé un lugar en el laberinto de la muerte, me digo. No le […]

Alguien debiera darle una bofetada en su carnal…

Alguien debiera darle una bofetada en su carnal moflete. Vuelve a comer como un estúpido cochino, sin ningún respeto por el mar, con su engañosa y feliz apariencia. Siento frío. La herida de mi infancia se reabre ante este necio joven. Le prepararé un lugar en el laberinto de la muerte, me digo. No le […]

Alguien debiera darle una bofetada en su …

Alguien debiera darle una bofetada en su carnal moflete. Vuelve a comer como un estúpido cochino, sin ningún respeto por el mar, con su engañosa y feliz apariencia. Siento frío. La herida de mi infancia se reabre ante este necio joven. Le prepararé un lugar en el laberinto de la muerte, me digo. No le […]

CONDENADO

Alguien debiera darle una bofetada en su carnal moflete. Vuelve a comer como un estúpido cochino, sin ningún respeto por el mar, con su engañosa y feliz apariencia. Siento frío. La herida de mi infancia se reabre ante este necio joven. Le prepararé un lugar en el laberinto de la muerte, me digo. No le […]

No es feliz Es manifiesto Sin embargo mientras…

No es feliz. Es manifiesto. Sin embargo, mientras hurga en el laberinto carnal de su herida, no ha dejado de comer. Oigo el ritmo al que engulle. Esa visión me transporta a una engañosa melodía de mi infancia en clave de sonora bofetada. De principio, un té rojo, dice. Abro la puerta y él pierde […]

CONDENADO

No es feliz. Es manifiesto. Sin embargo, mientras hurga en el laberinto carnal de su herida, no ha dejado de comer. Oigo el ritmo al que engulle. Esa visión me transporta a una engañosa melodía de mi infancia en clave de sonora bofetada. De principio, un té rojo, dice. Abro la puerta y él pierde […]

CONDENADO

No es feliz. Es manifiesto. Sin embargo, mientras hurga en el laberinto carnal de su herida, no ha dejado de comer. Oigo el ritmo al que engulle. Esa visión me transporta a una engañosa melodía de mi infancia en clave de sonora bofetada. De principio, un té rojo, dice. Abro la puerta y él pierde […]

No es feliz. Es manifiesto. Sin embargo, …

No es feliz. Es manifiesto. Sin embargo, mientras hurga en el laberinto carnal de su herida, no ha dejado de comer. Oigo el ritmo al que engulle. Esa visión me transporta a una engañosa melodía de mi infancia en clave de sonora bofetada. De principio, un té rojo, dice. Abro la puerta y él pierde […]

No hay poética para el rey en el…

No hay poética para el rey en el horizonte de esta isla en que trascurre mi vida. La cabeza se parece al ombligo, mientras dormir con un buen autor es cada vez más difícil en Madrid. En la lucha, mentiroso y engañosa son lo mismo. El black paréntesis se escribe en el cristal rayándolo con […]

CONDENADO

No hay poética para el rey en el horizonte de esta isla en que trascurre mi vida. La cabeza se parece al ombligo, mientras dormir con un buen autor es cada vez más difícil en la matriz. En la lucha, mentiroso y engañosa son lo mismo. El black paréntesis se escribe en el cristal rayándolo […]

No hay poética para el rey en el horizo …

No hay poética para el rey en el horizonte de esta isla en que trascurre mi vida. La cabeza se parece al ombligo, mientras dormir con un buen autor es cada vez más difícil en Madrid. En la lucha, mentiroso y engañosa son lo mismo. El black paréntesis se escribe en el cristal rayándolo con […]

Silencio

Hace tiempo que dejé de pensar, no obedecía a nada, empecé a mover piedras, a morder el polvo. Me sangraban las manos, me ardía el cuerpo, porque el odio tiene esa textura… ¿Resignarme a lo mas evidente? ¿que te fuiste sin despedirte?, no, ahora no se oía ni un llanto, ni el mas leve sollozo. […]

Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas…

Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado. Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los […]

Skarmenti

Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado. Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los […]

Julio Skarmenti

Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado. Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los […]

Aforismos (Leonardo da Vinci)

Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo.

TAROT

La fuerza del Tarot reside no tanto en su capacidad de explicar y predecir, cuanto en su capacidad para crear combinaciones de historias y universos. En ese sentido es más parecido a un complejo mecano infantil, un juguete para construir mundos, objetos e interpretaciones que un sistema de explicación universal -como muchos de sus estudiosos […]