García Lorca. Yerma

Escrita entre 1933 y 1934 y estrenada en Madrid en diciembre de este último año, Yerma sintetiza la riqueza del universo lorquiano. Poesía, música, escenografía y plástica se conjugan en una obra que, a caballo entre la tradición y la innovación, representa una de las cimas del teatro español contemporáneo. El autor definió su obra […]

Diario olímpico de Zeus

Le gusta estar sin hacer nada. Pero nada en absoluto. Recostada en el sofá se ha pasado los tres últimos meses. Sin parar. ¿Respira? Si no fuera porque no huele a muerto, no lo sabría decir. El aire llega a su nariz, el agua a sus labios, la poca comida que necesita cae directa a […]

Os acompaño un soneto de Juan Gutiérrez Padial…

Os acompaño un soneto de Juan Gutiérrez Padial. Os recomiendo al poeta, aunque es difícil de hallar. Se titula “Río anónimo”, y va encabezado por una leyenda que dice “Lanjarón tiene un río, que de verme llorar anda salobre”. Ahí va el soneto: Río mío de nieve, río de prisa arcana y musical en tu […]

Disyuntiva

¿Esta fragancia llora el melancólico aroma de una tristeza primaveral, desveladora y ocre —al tiempo que se aleja la magia en un caballo sin honor y sin sombra— y sigue aquí callada el ave, antes cantante, o su compás es solamente el brazo crepuscular, el péndulo monótono de un reloj de pared trastavillado?

Sagitario

Tanto da la mentira O mirarse al espejo, aterrado… El aborto del vivo, la ficción del que piensa, que se acabe la vida, que vengan a pie o a caballo, que la náusea crepite… Si todo parte, remoto, al fragor del olvido, tanto da el cielo, inmenso, tanto da la belleza.

Tanto da la mentira O mirarse al espejo…

Tanto da la mentira O mirarse al espejo, aterrado… El aborto del vivo, la ficción del que piensa, que se acabe la vida, que vengan a pie o a caballo, que la náusea crepite… Si todo parte, remoto, al fragor del olvido, tanto da el cielo, inmenso, tanto da la belleza.

greguerías e

Alimentos: * El queso va al rayador para rascarse la espalda. * El ketchup es un bailarín caribeño al que le encanta la salsa. * A pesar de su aspecto, la cebolla es un triste poema de amor. * El ají morrón es la lujuria de una comida ardiente. el amarillo, es para que tu […]

Aforismos (Leonardo da Vinci)

Atención: fichero muy grande, pulse en el título para verlo.

Salvaje

Encelado como un potro salvaje te acercas con la lanza del caballo enamorado y travieso y en la pradera de la cama hacemos de jinetes desbocados. Me cubres de pétalos de rosa. Me cubres y descubres… Me descubres de ropa y de pesares… Y me cubres.

PANDEMONIA

Encelado como un potro salvaje te acercas con la lanza del caballo enamorado y travieso y en la pradera de la cama hacemos de jinetes desbocados. Me cubres de pétalos de rosa. Me cubres y descubres… Me descubres de ropa y de pesares… Y me cubres.

Walter Abell

Visitaba el jardín de los Monstruos; no era él, ahora, el bendito, sino su caballo cojitranco, que babeaba las más bellas flores con lengua de oso hormiguero. Venganza de los monstruos: Han dejado a su caballo cojituerto y cojitranco, pero han premiado su silencio sagrado con una montura de oro: ¡Cómo disfrutaba la yegua!

El Quijote en Spanglish

In un placete de La Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para el chase. A cazuela with más beef than mutón, carne choppeada para la dinner, un omelet […]

SÍMBOLOS

Adonis Plantas Afrodita Dioses planetarios Agathodaemon Serpiente Agrippa de Nettesheim Hombre, Quinario Agua Fuente, Huracán, la Templanza Agua inferior y superior Aguas, Dragón, Letras, Neptuno, Nubes Inmersión en agua Baño Agua primordial Arquitectura, Océano superior e inferior Águila Animales, Bandera, Letras, Lucha de animales, Procesión, Rey Águila bicéfala Águila, Géminis, Montaña Cabeza del águila Cabeza, […]

ANTI BELLUM

Mientras crecen enfurecidos los fusiles, bien disfrazados de sonoros sauces, resurgen, cantando himnos patrióticos, esos mártires y poderosos pelotones que aman la beatitud del condenado y encantan a las ortigas del pillaje sobre el incienso impuro y sacro que reavivan caritativos cerdos -como alimañas aldeanas y crueles- y marchan tras violentas quimeras, desembarcando en tierra […]