Mezclándose en tus venas

Existencia ciega,
tan fugaz como puta de esquina.
De ofensa se contagian los borrachos
y yo, intrigado, me pregunto,
¿nuestros sueños deciden,
mezclándose en tus venas?
¿Acaso es el primero?