Sin infidelidad

Sin infidelidad la vida sería como comer hamburguesas todos los días.