El invierno convierte a las lágrimas en cuchillos de punta

Saludos a los amigos que comentan, siento tener tan poco tiempo para escribir. En el título de esta entrada os dejo una greguería fugaz de mi fugaz paso por el blog. ¡Apurar cielos pretendo, oh cielo abandonado! ¡Jajaja! En fin, algún día vendrán mejores tiempos en que uno no tenga que ser un puto tecnócrata para ganarse la vida y dedicarse en cuerpo y alma a la literatura y la diletancia. Besos a todos/as.

11 Replies to “El invierno convierte a las lágrimas en cuchillos de punta”

  1. Hola, primo: nada lo de ahora es una simple travesía del desierto. Algún día nos veremos libres y absolutos en las soleadas cimas del Parnaso entregados a las siestas, las letras y las mujeres a tiempo total. Un abrazo inmenso.

  2. Vendrán tiempos mejores… si, tiempos en los que podrémos vivir de lo que nada nos cuesta, como dijo el Gran, Grandísimo Chinaski;

    “Es tan facil ser poeta y tan dificil ser hombre”

    un Saludo.

  3. Ey Ahasvero! Que de tiempo ^^
    Lás lágrimas son cálidas, imaginar lágrimas heladas por mi rostro… sería curioso sentirlo.

  4. Ya habrá tiempos en los que puedas escribir más cosas para nuestro deleite.

Comments are closed.