Otros ritmos, otras lágrimas

Siendo inmensa la importancia de los astros,
hoy prefiero la niebla quejumbrosa de una flauta
y me sobran las tiernas perversiones de las lenguas.
Otros colmados mares de intuiciones azules,
por campesinos y gitanos, aspiro en mis palabras;
otros ritmos columpian los arietes de mi pluma
y en mis tareas se agolpan otras lágrimas.

4 Replies to “Otros ritmos, otras lágrimas”

  1. mejor si se dejan salir en una incombustible carcajada… porque ya se sabe, no siempre se llora por pena.

  2. Simbólicamente muy hermoso primo. Veo que las Musas te hacen cosquillas…

Comments are closed.