18 respuestas a “La luna es la perla del caribe más codiciada por los filibusteros de la noche”

  1. anoche leí algo y me acorde de ti:

    El hambriento vio la luna como una rodaja de pan…

    (supongo que se la comió) besitos y buenos dias

  2. Es que los filibusteros son unos embusteros. Por mucho que hablen de poesía al mirar la luna y digan que quieren atraparla para ella, la quieren para sí.

    Saludos

  3. q va, es del libro, elogios del alcanfor de Ahmad Yacoub…

    persiooooooooo besitosssssssssssssss

  4. por cierto ¿tanto hablar de la luna?? vale que todos tenémos nuestra luna, pero alguien sabe realmente porque todos le aullan a la luna??

  5. #Memnoch: No es un aullido, sino un soplido… Lo que pasa es que la pelotita no se mueve ;)

    Suuuu!!!

  6. Do Ramon Gómez de la Serna, te hubiera felicitado.
    Fue un placer leerte.

  7. todo el mundo sabe que la luna por dentro es el escenario del show de truman.

    un saludo!

  8. umm mas lectura, y más pensando en las cosas q escribes…aquí va:

    La luna se puede tomar a cucharadas
    o como una cápsula cada dos horas.
    Es buena como hipnótico y sedante
    y también alivia a los que se han intoxicado de filosofía.
    Un pedazo de luna en el bolsillo
    es el mejor amuleto que la pata de conejo:
    sirve para encontrar a quien se ama,
    y para alejar a los médicos y las clínicas.
    Se puede dar de postre a los niños
    cuando no se han dormido,
    y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
    ayudan a bien morir.
    Pon una hoja tierna de la luna
    debajo de tu almohada
    y mirarás lo que quieras ver.
    Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
    para cuando te ahogues,
    y dale la llave de la luna
    a los presos y a los desencantados.
    Para los condenados a muerte
    y para los condenados a vida
    no hay mejor estimulante que la luna
    en dosis precisas y controladas…

  9. “la luna eres tú, bella, inalcansable, brillante y lejana, que aparece en mis noches mas oscuras y me acompaña en mi viaje de naufrago sideral”

  10. VIII

    Hambre

    1.

    El hambriento vio la luna como una rodaja de pan

    o como una naranja…!
    Con la saliva de sus amantes hambrientos
    lanzó con tirachinas y partió?

    Sólo y embabado de salivas,
    lo derramaron los cuervos, diciendo:
    – Un monstruo intentó matar la luna….-

    2. Voz

    Tu voz es alegría,
    si la escuchara la oscuridad,
    se habría resignado al reino de los colores
    y de la electricidad acaso

    ¿No se avergüenzan los cables?

    Elogios del alcanfor. Ahmad Yacoub

Comentarios cerrados.