El sistema de protección de víctimas potenciales acaba de dar su primer fallo. De nuevo el simbolismo fonético.

+