Irse en una estrella fugaz y volver en…

Irse en una estrella fugaz y volver en moto…

10 Replies to “Irse en una estrella fugaz y volver en…”

  1. Y ahora, borgeano, propongo un premio para el primero que consiga salir en la sección ‘Quién enlaza aquí?’

  2. Viva, usted es una viva, promete premios que luego nunca entrega. Pero estoy tan feliz de tenerla por aquí que le perdono todo. Y prometo que es la última vez que hago un juego de palabras con su nombre. ¿Le sirve de consuelo?

  3. Y ahora que lo pienso viva, se fue en una estrella fugaz y volvió en moto… espero que eso no signifique que se fue poética y volvió prosaica ¿no?

  4. Yo entrego siempre lo prometido. usted se lo perdió.

  5. Me hinco de rodillas y suplico su perdón, mi suma sacerdotisa. Pero como usted podrá comprobar, el día 22, fue el único día en que yo no anduve por aquí. Ya sé que no es su problema, sino el mío, pero bueno…
    Además el poema de Alvaro se lo merecía por sí mismo.
    Me hizo recordar a este otro (Su Alteza, se lo dejo a usted como humilde presente):
    Gratitud
    Gracias aroma
    azul,
    fogata
    encelo.
    Gracias pelo
    caballo
    mandarino.
    Gracias pudor
    turquesa
    embrujo
    vela,
    llamarada
    quietud
    azar
    delirio.
    Gracias a los racimos
    a la tarde,
    a la sed
    al fervor
    a las arrugas,
    al silencio
    a los senos
    a la noche,
    a la danza
    a la lumbre
    a la espesura.
    Muchas gracias al humo
    a los microbios,
    al despertar
    al cuerno
    a la belleza,
    a la esponja
    a la duda
    a la semilla
    a la sangre
    a los toros
    a la siesta.
    Gracias por la ebriedad,
    por la vagancia,
    por el aire
    la piel
    las alamedas,
    por el absurdo de hoy
    y de mañana,
    desazón
    avidez
    calma
    alegría,
    nostalgia
    desamor
    ceniza
    llanto.
    Gracias a lo que nace,
    a lo que muere,
    a las uñas
    las alas
    las hormigas,
    los reflejos
    el viento
    la rompiente,
    el olvido
    los granos
    la locura.
    Muchas gracias gusano.
    Gracias huevo.
    Gracias fango,
    sonido.
    Gracias piedra.
    Muchas gracias por todo.
    Muchas gracias.
    Oliverio Girondo,
    agradecido

  6. No, es que me gusta volver despacio y largarme deprisa.

+