10 respuestas a “No conozco la clave del éxito pero se…”

  1. Pero bueno…………… tu tampoco duermes o tienes una alarma para avisar de las entradas????? es una frase de Woody Allen. Me ha encantado. Mil gracias

  2. Me complace estar de acuerdo con usted.

  3. Pues trabajo de noche. Ésa es la razón y la causa. Y más me complace saber que compartimos el amor por el Señor Allen. Mil de nadas.

  4. ¿Y usted Latidos? ¿Es un americano vampírico como yo o un europeo madrugador o insomne? (Descarto, no sé por qué, la tercera opción, la del asiático adelantado).

  5. Jajjajajajajajajajaj, soy una europea madrugadora, muy madrugadora. Me apasiona la soledad y el silencio de la mdrugada. El olor a café, el amanecer. A solas con el mundo, sin máscara de pestañas o tacones. Natural, como soy. Rodeada de libros, palabras, imágenes y, sobretodo, sueños por realizar.

  6. ¡Eres la mujer de mi vida! Ahora el problema es que no se pueden unir dos soledades porque dejarían de serlo en ese mismo instante. Paradojas de la vida. Comparto tu visión de las cosas (con la excepción de la máscara de pestañas y los tacones, obviamente).
    Mi último proyecto es irme a vivir a una casa vacía (la mía), solo, con algunos libros y algo de ropa, y construir mis propios muebles con lo que encuentre por ahí. No pienso comprar nada. Incluso he pensado en ir fotografiando el paso a paso y posteándolo en mi blog (eso sí: siempre que el resultado vaya quedando bien, para dar lástima mejor dejo todo como está). me mudo la semana entrante. ¡deséame suerte!

  7. La tienes. Allí donde ponemos nuestros sueños y nuestro trabajo se obtienen resultados. Empezar de cero, construir tu vida, cumplir tu sueño……… Si yo pudiera……… Tienes todas mis fuerzas y mis oraciones. te sale bien seguro. Tepido un favor, cuéntame como te va, quiero formar parte de aventura desde mi soledad. Gracias.

  8. Mil gracias latidos. Pero hoy acaban de posponerme la ilusión por un par de meses. Un familiar necesita urgente un lugar donde vivir y le presté mi sitio… Espero que sólo sean dos meses… ¡Y yo que me sentía tan cerca! El lunes ya me mudaba!

Comentarios cerrados.