La Ciencia ya no te pregunta a ti…

La Ciencia ya no te pregunta a ti cómo te sientes porque lo que tú digas no importa. Tú eres imperfecto. Tú no sabes lo que es mejor para ti porque tienes unos sentidos imperfectos que te hacen sufrir cuando no hay por qué. Nosotros vamos a decirte «lo que hay», porque lo que hay tú no eres capaz de captarlo. Para decirte a ti lo que hay, lo percibiremos a través de un robot y verás tú cuánto te equivocabas en tu apreciación.