7 respuestas a “Nunca se está tan hundido como para tocar…”

  1. Depende mucho del estado de ánimo, en que te encuentres cuando has de tocar fondo! no sé si me explicado bien
    saludos a todos

  2. ¡Pero qué obsesión con el Titanic tiene este hombre!

  3. Más vale caer bajo que caer de una azotea

  4. Pues yo quiero caer hacia arriba y no volver jamás.

  5. Puede haber un momento para caer, para tocar de puntillas un abismo pero, sobre todo, tenemos que darnos permiso para aprovecharlo e impulsarnos, con fuerza y, una vez, en la superfice: ¡pegar un buen berrido y saltar cual resorte!

  6. Si te caes una vez, te levantas;
    otra diez, otras cien, otras quinientas;
    no han de ser tus caídas tan violentas;
    ni tampoco, por ley, han de ser tantas.

Comentarios cerrados.