3 Replies to “Ya la gorda alemana cedió”

  1. No le costó mucho, ya venía cediendo con el Apfelstrudel, el Brötchen, el Gebratene Fleisch y el Beerenauslese. Ojalá tuviese yo esa incontinencia.

Comments are closed.