2 respuestas a “No permitas que la mano que cojas sea…”

  1. Ése era el lema del Titanic, si no estoy equivocado.

Comentarios cerrados.