Ya tengo las medidas de Dios 90-60-90 180…

— Ya tengo las medidas de Dios: 90-60-90, 180 y 200 de C.I.
— ¡Eso es imposible, oiga!
— Para usted, desde luego…
— ¿Era rubia?
— No
— Entonces era una virgen
— ¿Usted cree…?

+