ANDRÉS PERTUSATO

Lo malo de dejar la ventana abierta para que entre el fresco es que siempre hay un fresco que acaba entrando.

+