DESTINO

Aunque las golondrinas construyan, los vencejos ponen el grito en el cielo.

+