Autocrítica

Lo malo del escritor aficionado es casi todo. ¿He dicho “casi”? Sin “casi”.

+