Hasta los pelos

He guillotinado a las uñas de los pies por revolucionarias y a las de las manos por monárquicas. A ver que pasa con la clase media de los que están en el pubis.

+